Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘Ley mordaza’

Señora vicepresidenta, ¿quiénes son los radicales?

Por Juan M. Muñoz

Resulta chocante escuchar a Soraya Saenz de Santamaría llamara radicales a los nuevos Ayuntamientos, elegidos legal y democráticamente por los ciudadanos, cuando el verdaderamente radical, como hemos podido ver por sus actos, es el gobierno que ella preside de hecho.

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. (EFE)

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. (EFE)

O es que a Soraya Saenz de Santamaría no le parece radical la Ley mordaza, no le parece radical acabar con la Ley de dependencia o poner la religión como asignatura obligatoria, no le parece radical la Reforma Laboral, no es radical quitar la tarjeta sanitaria a novecientas mil personas o no facilitar la curación a los enfermos de Hepatitis C, no le parece radical eliminar plantas enteras de los hospitales públicos, no es radical llevar mas de 3 años sin solucionar y ni siquiera intentar solucionar la situación de millón y medio de familias que no reciben ningún ingreso.

Podríamos seguir pero la lista sería interminable. Señora, le ruego tenga a bien respetar a los ciudadanos y las decisiones de los ciudadanos. Gracias.

Reflexiones sobre las declaraciones de Aguirre acerca de los ‘sin techo’

Por José Antonio Pozo Maqueda

La dama de hierro

La candidata popular a la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre y Gil de Biedma, condesa consorte de Bornos y grande de España, quiere desalojar de la vía pública de la capital  a las personas sin hogar.

Una vez más, la pretendida ‘dama de hierro’ del PP, hace gala del espíritu compasivo que la caracteriza con los más débiles y todo por una cuestión de imagen. Los ‘sin techo’ dan una muy mala imagen de la ciudad a los turistas que nos visitan. La idea de Aguirre incluso ha sido criticada por compañeros —sin duda mucho más compasivos que ella— de su propio partido.

—————————————————————————————————————-

Por Juan José Fuente Hidalgo

El colmo del cinismo

El colmo del cinismo es subir ahora al púlpito de una Iglesia, buscando votos, y decir que los derechos humanos se basan en la herencia cristiana, y al día siguiente querer barrer a los ‘sin techo’ que duermen en la calle porque ‘viven muy bien’. Así, mientras ella, presidenta de Madrid y condesa, se queja de no llegar a veces a fin de mes.

'Sin techo' en Madrid (JORGE PARÍS)

‘Sin techo’ en Madrid. (JORGE PARÍS)

Lo es exaltar la educación cristiana mientras dificulta el acceso a la educación, y hasta a la sanidad, de los más necesitados. Lo es proclamarse liberal e intentar a renglón seguido amordazar las manifestaciones contra su saqueo de la población. Lo es declarar la guerra sin cuartel a la corrupción cuando sus principales colaboradores en el Gobierno y en el partido están ya en la cárcel o en el juzgado. Lo es rodearse de un costosísimo cuerpo policial para defenderse y acusar a los agentes cuando no se pliegan a sus abusos.

El colmo del cinismo, hoy en esto más Grande de España que nadie, es Esperanza Aguirre y Gil de Biedma.

—————————————————————————————————————-

Por Ángel Villegas Bravo

Una vergüenza para Madrid

Esperanza Aguirre, candidata a la Alcaldía de Madrid por el Partido Popular, aboga por ‘limpiar’ las calles de Madrid (las del centro, fundamentalmente) de personas que duermen en las calles porque estas personas, ‘que no sobreviven, sino que tiene un buen vivir y que pueden pertenecer a mafias de extranjeros, dan una mala imagen y perjudican al turismo’. Quiere, también, ‘regular’ las manifestaciones en esas calles ‘porque dan mala imagen‘.

Sepa la señora Aguirre que no todos los madrileños tenemos la misma ‘sensibilidad’ que ella. Sepa que la mitad, aproximadamente, de esas personas son españoles, y haga algo por informarse con organizaciones, como Cáritas, por ejemplo, de por qué esas personas duermen en la calle.

Sepa, también, que ya tenemos una Ley Mordaza y diga, claramente, si es que quiere amordazar, aún más, a la ciudadanía. Y entérese, de una vez, que muchos consideramos que ella, Esperanza Aguirre, es una vergüenza para Madrid.

Reflexiones de la manifestación en París por la libertad de expresión

París, en la calle (EFE)

París, en la calle (EFE)

Por Javier Ortíz López

Las pancartas y carteles de manifestantes musulmanes en Madrid y en otras ciudades españolas afirmaban que el islam es igual a paz, convivencia y tolerancia.

Es importante que lo manifiesten para que nadie caiga en el error de identificarlos con los terroristas islámistas, y que las propias comunidades, con los imanes a la cabeza, rechacen con fuerza los atisbos de fanáticos.

Las fuerzas de seguridad y el ejército han cumplido su misión y los ciudadanos les deben estar agradecidos, porque han defendido sus vidas y la convivencia frente a la barbarie paleolítica de los islamistas.

Hace bien la comunidad islámica normal, no fanatizada, en condenar y perseguir desde dentro esa perversión inhumana bajo la sombra de Alá y su profeta Mahoma.

El principio de defensa debe servir de ejemplo por encima de lo políticamente correcto. Esa unidad en París de todos los credos, razas, y tendencias políticas es una lección para todos y también para los españoles.

_________________________________________________

Por Javier Cobo Antón

Le Monde ha publicado la foto del engaño: los 50 dirigentes mundiales no estaban con el pueblo que pedía libertad en París. El diario muestra la reveladora foto que se hicieron con cien personas al fondo en una calle vecina a la manifestación.

Manifestación en París contra la masacre del 'Charlie Hebdo' (SEBASTIEN NOGIER / EFE)

Manifestación en París contra la masacre del ‘Charlie Hebdo’ (SEBASTIEN NOGIER / EFE)

Podían haber alegado razones de seguridad, o su miedo, si se pueden distinguir ahí ambas cosas. Pero prefirieron, como casi siempre, intentar engañarnos, burlarse de nosotros.

Y cómo reprimen con dureza la libertad que proclamaban en París los dirigentes de Jordania, Turquía, Israel, Egipto o Mali.

No seamos también nosotros hipócritas citando sólo ejemplos lejanos. La OSCE ha condenado la falta de libertad de un país que expulsó a sus inspectores para que no pudieran observar una manifestación contra la monarquía y que ahora tramita una ley mordaza contraria a los derechos reconocidos por las Naciones Unidas. Un país cuyo presidente, prestándose encantado a ese engaño, tuvo la barba de ir a defender en París la libertad… de los franceses.

Disculpe, ¿no habrá encontrado mi derecho a expresarme libremente?

Por María Gijón

Se busca (y se da recompensa) a mi derecho a manifestarme pacíficamente. Era de la raza de los derechos y deberes fundamentales, en concreto de pedigrí de los derechos fundamentales y de las libertades públicas. Se llamaba Artículo 21.

Manifestantes contra "La Ley Mordaza", (D. SIRVENT)

Manifestantes contra “La Ley Mordaza”, (D. SIRVENT)

Era obediente y siempre respondía a mi llamada. De hecho, estuvo en los momentos más difíciles, sobre todo cuando perdí mi chaqueta y mi bandera (y eso que yo siempre bien orgullosa luciéndolas). Es difícil describirla, sobre todo, por que en los últimos años ha sido maltratada y cada vez costaba más reconocerla.

Respondía a la llamada de “Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa”. Pese a que sospecho que no ha ido muy lejos, creo que tiene que haber sido secuestrada por alguien… ¡Qué le ha puesto un bozal! Las vecinas dicen que han escuchado que hay una especie de Ley de Mordaza Ciudadana (o algo así) suelta por la zona. Espero que no sea demasiado tarde.

La efectividad de la ‘Ley Mordaza’

Por Manuel Norguera Tamargo

Protesta contra la “ley Mordaza” (YULY JARA)

La Ley Mordaza (Ley de Seguridad Ciudadana), que preparó el Gobierno con su mayoría absoluta para evitar que la ciudadanía se manifestara a favor de sus derechos, está dando sus frutos.

La ciudadanía ya no se manifiesta para exigir responsabilidades al Gobierno.

La ciudadanía ha cambiado sus voces en la calle por las del silencio, porque la ciudadanía sabe que con mordaza o sin mordaza su silencio está en las urnas.