Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘infancia’

La agonía de nuestros pueblos

Por Pedro Serrano

Un pueblo de Málaga (Europa Press).

Un pueblo de Málaga (Europa Press).

Los pueblos se nos mueren poco a poco. Los pueblos pequeños son entes moribundos que solo reviven en verano con la llegada de algunos de sus hijos pródigos. Los pueblos se secan porque no hay sabia nueva, porque no hay vástagos que ocupen el lugar de aquellos que se mueren de esa enfermedad incurable que es la vejez.

Yo, que viví mi infancia y adolescencia en el pueblo, cuando acudo a él y paseo por sus calles, a veces, no puedo evitar un escalofrío al contemplar sus casas tan muertas como sus antiguos dueños. Cuando camino por sus calles, un chorro de emociones y recuerdos emergen de lo más profundo de mi memoria y, por unos instantes, en mi mente vuelve a bullir aquella vida que un día lo habitaba.

Pero, al salir de mis ensoñaciones, de nuevo me digo: “¡Cuántas casas vacías! ¡Cuántas sepulturas llenas!” Las campanas están mudas; ya no hay campaneros ni motivos para tañerlas. Solo la cigüeña, fiel a su pueblo y a su torre, se atreve a romper el silencio con su sonoro y monótono crotoreo. Solo a las cigüeñas y a nuestros políticos parece no importarles la agonía de nuestros pueblos.

Tauromaquia, ONU e infancia

Por Julio Ortega

Fran Rivera, toreando una vaquilla con su hija en brazos (Fran Rivera/Instagram).

Fran Rivera, toreando una vaquilla con su hija en brazos (Fran Rivera/Instagram).

¿Creemos como nación en los Organismos Internacionales con los que rubricamos tratados de adhesión? ¿Cree, el gobierno de turno, en los compromisos adquiridos ante los ciudadanos y en los principios declarados en leyes de diferente rango?

Porque si es así no se comprende que el Comité de Derechos del Niño de la ONU haya demostrado que exponer a la infancia a la tauromaquia es una forma de violencia para ella y esté instando a los países a apartarlos de la misma, que España asegure en su legislación la suprema importancia de la defensa del menor y que, una vez más, estemos asistiendo al despliegue de estrategias del lobby taurino para introducirlos en ese mundo con absoluta impunidad.

En esta ocasión es la de la empresa Tauroemoción, que anuncia la invitación a dos festejos en la Plaza de Vista Alegre de Madrid a 3000 escolares de la zona. ¿Creemos en lo que juramos y firmamos o aquí se trata de darle capotazos a los principios, a las promesas y a la evolución?

 

 

 

Ahora manda el niño y el adulto obedece

Por Marta

En una sociedad como la nuestra hace 25 o 30 años si te regañaban en el colegio en casa te decían: ‘Algo habrás hecho’. Ahora en muchos casos si al niño/a le regañan en la escuela al que se le cae el pelo es al profesor, porque el papá o la mamá de turno van al colegio indignados a reclamar los ‘derechos’ de sus hijos.

Una niña de Primaria en una clase. (ARCHIVO)

Una niña de Primaria en una clase. (ARCHIVO)

¿A qué estamos jugando? En mi opinión estamos creando verdaderos tiranos para el futuro, por supuesto que un profesor nunca debe pegar a un niño ni gritarle, pero si enmendarle y corregir sus aptitudes negativas, a la vez que debe fomentar y aplaudir las positivas.

En cuanto a otro ámbito, el jurídico, tenemos una ley del menor ‘estupenda’ que exime a los menores de cualquier responsabilidad penal hasta los 18 años.

Hay un cambio de papeles que se sienta delante de un juez a un padre por darle una colleja a un hijo pero que exime a un chico de 13 años por matar a un profesor. Un cambio de papeles completamente absurdo en el que en muchos casos manda el niño y el adulto obedece.

Las noticias no mueren, se silencian

Por Ángel Alonso Pachón

¿Se fue el Ébola? ¿Se acabó el secuestro de niñas en Nigeria? ¿Dónde están los cristianos perseguidos? ¿Dónde los niños de la guerra? ¿Dónde la hambruna de África? ¿Dónde los niños obreros sin años? No, los hemos silenciados por falta de rentabilidad.

Eneko: medios de comunicación

Eneko: medios de comunicación

Lloremos todos, cristianos, musulmanes, judíos, los de izquierdas, los de derechas, comunistas o capitalistas; lloremos todos por nuestros silencios interesados y pidamos perdón al hambre, a la enfermedad, a la pobreza, a los perseguidos, a los degollados, a los secuestrados, a los niños sin futuro, a todos porque nos hemos acostumbrados a silenciar el mundo: La ética no es rentable.

Para presumir… basta con ser feliz

Por Pedro Pablo Pellón

Facua exige la retirada de un biquini con relleno para niñas. (Facua)

Facua exige la retirada de un biquini con relleno para niñas. (Facua)

Recientemente, una cadena de hipermercados ha tenido la ‘genial’ idea de poner a la venta unos biquinis para niñas de entre nueve y catorce años. Hasta ahí todo normal. El problema viene cuando vemos que esos biquinis llevan relleno en su parte superior. Como bien dice la organización de consumidores Facua, este producto potencia una peligrosa erotización de la infancia. Sin duda es todo un despropósito, alguien en esta empresa no ha hecho bien su trabajo y no se ha parado a pensar en lo peligrosas que pueden llegar a ser estas “tendencias”.

Imagino que tarde o temprano la empresa comercializadora retirará el producto puesto que no le merece la pena el desprestigio y el desgaste de su marca a cambio de los cuatro euros que puede ganar de la venta de semejante engendro de biquini.

Los consumidores —y especial las consumidoras— deberíamos preguntarnos qué problema tienen los diseñadores de moda femenina. No sé, quizá sea que la mayoría de los diseñadores son misóginos, pues de otra forma no se me ocurre explicación que justifique patrones de belleza que casi potencian la anorexia, la exigencia de modelos hiperdelgadas que quepan en prendas de tallas inferiores a la 38 o el diseño y la fabricación de zapatos que teóricamente son para andar pero parecen objetos de tortura para pies y espalda.

Las mujeres deben abrir los ojos, sentirse bien por sí mismas, sin necesidad de rodearse de una ‘moda’ que las obligue a sufrir. Lo de “para estar guapa hay que sufrir” es una estupidez digna de algún diseñador de moda misógino. Para que una mujer esté guapa basta con que sea/esté feliz y se vista con ropa cómoda —o al menos no dañina— para su cuerpo y bonita a sus ojos. Las mujeres —las personas— son bellas por sí mismas, todo lo demás son rellenos superfluos.

No quiero lastimar a nadie

Por un joven de 19 años con autismo (*)

Tal vez pienses que soy raro,
Pero no lo soy.

No me tomes por un tonto,
soy más inteligente de lo que piensas.

Mi mente se acelera dentro de mí,
solo quiero hacer lo correcto.

No quiero lastimar a nadie,
yo también tengo sentimientos.

En el mundo son todos amigos míos,
por eso mismo deja de discriminar.

Tú podrás herir mi dignidad,
pero nunca tocarás mi moralidad.

Aun cuando tomo la decisión equivocada,
mi moralidad seguirá intacta.

Tal vez trates de provocarme,
pero yo siempre seguiré adelante.

(*) Carta enviada por Lorena, madre del autor.

Si hubiera justicia, no haría falta caridad

Por Ángel Villegas

Lo he oído recientemente en un programa deportivo de radio: a los oídos de un futbolista que está entre los más grandes del mundo llegó la noticia de que un niño de diez u once meses sufre una grave enfermedad. Alguien se lo dijo y él entregó, inmediatamente, un par de botas y una camiseta para el chaval.

Un hombre pide limosna. (REUTERS)

Un hombre pide limosna. (REUTERS)

Pero no se quedó ahí y, después de informarse, se comprometió a entregar una importante cantidad de dinero para que el niño fuera intervenido quirúrgicamente, porque de la rapidez con que se efectuara la operación dependía mucho la curación. En el sistema de salud español se le intervenía pero esperando un año, o quizá más, por lo que había que acudir a la sanidad privada.

Al parecer, hay una lista de espera que hace “imposible” que se le opere antes. Este crío no es el único caso y supongo que, con otras dolencias, habrá muchos en las mismas circunstancias. Lo he escuchado con una mezcla de alegría e indignación. Alegría porque esos privilegiados deportistas, admirados y, en ocasiones, aparentemente distantes, tienen nobles sentimientos que hacen que, al menos yo, les admire mucho más por ello que por lo que me deleitan con su talento deportivo. Indignación porque en un país como España, donde tanto sinvergüenza desvalija las arcas públicas, hay enfermos graves que tienen que esperar años para ser intervenidos, aun sabiendo que esa demora puede ocasionarles gravísimas consecuencias e, incluso, la muerte.

Bien está, y en lo que a mí respecta se lo agradezco en el alma, que haya gestos tan nobles como el del futbolista en cuestión. Pero, si hubiera justicia, si no se diera el hecho vergonzoso de una espera injustificable para acceder a un tratamiento médico, no sería necesaria la caridad de nadie.

Carta a Sor María

Por Paloma Alcorlo Pagés

No existe justificación alguna para quitarle un bebé sano recién parido a una madre que lo quiere tener. Me pongo en el lugar de estas madres robadas, en cómo se debieron sentir cuando Sor María les decía que su niño se había muerto y es que se siente un dolor tan intenso que cuesta hasta respirar.

92910 Lo digo porque yo perdí a mi primer hijo en un parto vaginal normal donde el bebé estaba muerto por una vuelta de cordón, y lo sabía porque en uno de los chequeos realizados por la matrona durante el trabajo del parto no se sentía el latido cardíaco de mi niño. Hace seis años de esto y a menudo revivo esa situación, aunque he aprendido a vivir con ello y a reinventarme como persona, que no reconstruirme porque ya nunca he vuelto a ser como era antes. Se toca fondo, se acaba todo, no se tienen ganas de nada, vivir es un suplicio y hay que aprender a aceptar la situación para comenzar de nuevo. Han sido nueve meses generando hormonas, acondicionando el cuerpo para albergar una nueva vida querida y deseada, familia y amigos esperando ansiosos el momento de celebrar la llegada de la nueva personita. Reseteo de una vida. Cuesta mucho recuperar la ilusión y poco a poco vas comenzando un nuevo capítulo de tu vida, nuevo, sin guión ni orientación. Afortunadamente mi compañero y yo hemos tenido dos hijos que son la alegría de nuestras vidas.

Y me pregunto ¿qué tipo de mujer puede arrancar a un recién nacido de los brazos de su madre para dárselo a otra? Un monstruo. ¿Cómo pueden los “provida” defender y justificar la actuación de la monja? Quiero desde estas líneas mandar todo mi apoyo a estas madres robadas y solicitar a las autoridades competentes que se haga justicia, que se siga investigando la trama donde estaba involucrada la monja y se depuren responsabilidades. Un enorme abrazo compañeras. Sor María, vete al infierno.

Niños en la pobreza y comida a la basura

Por Verónica Martín López

Hoy en día, en un país desarrollado como es España, más de dos millones de niños viven bajo el umbral de la pobreza; imagínense que es su caso, o quizás sea realmente su caso, ¿Cuál sería su desesperación por darle a vuestros hijos un plato de comida? ¿Qué hacer al respecto? Que su hijo o hija le pida comer porque tiene hambre y no poder resolverle esa necesidad tan básica y necesaria para el ser humano. Supermercados que tiran toneladas de alimentos al día y se niegan a donar esos alimentos, los tiran sin piedad en buen estado solo porque la fecha de caducidad se aproxima; les importa más lo que es la estética de su comercio que aprovechar estos alimentos y poder entregárselos a asociaciones que los ofrecen y poder dar de comer a niños que no tienen ninguna culpa de la crisis económica. A los que realmente tienen parte de culpa no les falta ninguna de las cinco comidas al día, ni tampoco su sueldo al final de mes. Es intolerable que se arrojen cada año nueve millones de toneladas de comida a la basura y mientras tanto sigamos viendo cómo empeora la situación en este país.

Educación, la oportunidad para una vida digna

Por Albert Tarradellas  (Director de Cooperación de Intervida)

Con el propósito de promover mayor conciencia sobre la necesidad de erradicar la pobreza y la indigencia en todos los países, el 17 de octubre se conmemoró el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, declarado en 1993 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Esta necesidad se ha convertido en una de las prioridades del desarrollo y es por lo que trabajamos las ONG como Intervida, que aspiramos a contribuir a que se produzcan cambios positivos en las vidas de las personas.

Cierto es que por primera vez desde que el Banco Mundial comenzó a analizar los niveles de pobreza, esta ha disminuido en muchas de las regiones denominadas en desarrollo. Sin embargo, las estimaciones indican que cerca de mil millones de personas -un 16% de la población-, seguirán viviendo con menos de 1,25 dólares al día en 2015. Es lo que llamamos vivir en extrema pobreza.

La erradicación de la pobreza y la desigualdad son imperativos morales de todas las sociedades del mundo. Debería ser una lucha prioritaria porque, entendida como el resultado de la falta de oportunidades, puede cambiar si se diseñan las políticas necesarias para reducir los obstáculos que limitan la participación de todos en el desarrollo. Así, tener acceso a una educación de calidad y a oportunidades laborales dignas es fundamental para romper con el círculo de la pobreza. Si las personas tienen las mismas oportunidades, la falta de recursos económicos pasa a un segundo plano y las capacidades individuales adquieren el protagonismo. La capacidad de superación, de romper con el orden establecido, de tener el valor y la fuerza para cambiar las cosas y de demostrar lo que se quiera demostrar… todas estas habilidades toman sentido si la persona no es excluida por sistema de los beneficios que otros tienen por el simple hecho de haber nacido en un lugar o en otro.

Está demostrado que las sociedades que ofrecen un mínimo de oportunidades a todos sus individuos son las que logran avanzar en la erradicación de la pobreza. Las ONG que apostamos por la educación como uno de los principales motores de desarrollo, lo hacemos con el objetivo de ofrecer más oportunidades que permitan a los niños y a las niñas optar a una vida más digna.