Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘futbolista’

Si hubiera justicia, no haría falta caridad

Por Ángel Villegas

Lo he oído recientemente en un programa deportivo de radio: a los oídos de un futbolista que está entre los más grandes del mundo llegó la noticia de que un niño de diez u once meses sufre una grave enfermedad. Alguien se lo dijo y él entregó, inmediatamente, un par de botas y una camiseta para el chaval.

Un hombre pide limosna. (REUTERS)

Un hombre pide limosna. (REUTERS)

Pero no se quedó ahí y, después de informarse, se comprometió a entregar una importante cantidad de dinero para que el niño fuera intervenido quirúrgicamente, porque de la rapidez con que se efectuara la operación dependía mucho la curación. En el sistema de salud español se le intervenía pero esperando un año, o quizá más, por lo que había que acudir a la sanidad privada.

Al parecer, hay una lista de espera que hace “imposible” que se le opere antes. Este crío no es el único caso y supongo que, con otras dolencias, habrá muchos en las mismas circunstancias. Lo he escuchado con una mezcla de alegría e indignación. Alegría porque esos privilegiados deportistas, admirados y, en ocasiones, aparentemente distantes, tienen nobles sentimientos que hacen que, al menos yo, les admire mucho más por ello que por lo que me deleitan con su talento deportivo. Indignación porque en un país como España, donde tanto sinvergüenza desvalija las arcas públicas, hay enfermos graves que tienen que esperar años para ser intervenidos, aun sabiendo que esa demora puede ocasionarles gravísimas consecuencias e, incluso, la muerte.

Bien está, y en lo que a mí respecta se lo agradezco en el alma, que haya gestos tan nobles como el del futbolista en cuestión. Pero, si hubiera justicia, si no se diera el hecho vergonzoso de una espera injustificable para acceder a un tratamiento médico, no sería necesaria la caridad de nadie.

La burbuja del fútbol

Por J. Mit Pau

Por fin se empieza a tomar conciencia de verdad y, por tanto, a pinchar, la burbuja del fútbol. Acabamos de ver cómo el ayuntamiento de Barcelona se niega a prolongar las horas de metro por un partido que empieza a las once de la noche. Los amos del fútbol creían que podían sustituir con su espectáculo aquel otro sagrado de la “adoración nocturna”, o del “rosario de la aurora”, más concurrido aún a esta última por poder jorobar también el sueño de los demás.futbol

También un directivo acaba de estallar y declarar lo obvio: que le parece una salvajada pagar cien millones de euros (1.660 millones de pesetas) por un futbolista; y más cuando se está despidiendo a grandes médicos o científicos por no pagarles cien o quinientas veces menos. Se va destapando ese maquiavélico truco político de distraer al pueblo de sus verdaderos intereses, incluso en tiempos de crisis, por medio de peles con individuos forrados de oro, imitando el ostentoso baño de oro que se daba antes (¿antes?) a los objetos, imágenes de culto e incluso a enteros edificios para valorizar su significado contra todo lo que predicó Jesús.