Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘autismo’

Necesitamos ayuda para evitar el cierre de un colegio para niños con autismo

Por Mª Paz Jiménez Cáceres

Un niño pintando un dibujo en un colegio de Madrid (Jorge París).

Un niño pintando un dibujo en un colegio de Madrid (Jorge París).

Soy madre de un niño discapacitado con autismo que está recibiendo una educación específica, adecuada a sus necesidades, en el colegio Juan Martos situado en Aravaca (Madrid). Mi hijo, con una grave discapacidad tanto intelectual como social (no tiene lenguaje), al igual que muchos de sus compañeros/as, necesita una intervención pedagógica especializada.

 Hace diez años unos profesionales que llevan en la sangre la educación especial, con mucho esfuerzo y dedicación completa, decidieron formar un equipo polivalente para crear este colegio especializado en la atención de niños/as con este trastorno tan complicado. En estos momentos la continuidad de este proyecto peligra, ya que el propietario del local donde se encuentra el Juan Martos no renueva el contrato de alquiler.
Ante esta situación, todo el equipo así como muchos padres, hemos comenzado la búsqueda de otro local llamando a innumerables puertas, pero sin éxito.
Existen colegios cerrados, locales en desuso, etcétera, que podrían permitir la continuidad de la educación de nuestros hijos en un entorno educativo especializado.
Por favor, a quien competa, necesitamos ayuda. Peligra el cierre de un colegio, la educación de nuestros hijos y el puesto de trabajo de unos grandes profesionales.  Los discapacitados también deberían importarnos.

 

No quiero lastimar a nadie

Por un joven de 19 años con autismo (*)

Tal vez pienses que soy raro,
Pero no lo soy.

No me tomes por un tonto,
soy más inteligente de lo que piensas.

Mi mente se acelera dentro de mí,
solo quiero hacer lo correcto.

No quiero lastimar a nadie,
yo también tengo sentimientos.

En el mundo son todos amigos míos,
por eso mismo deja de discriminar.

Tú podrás herir mi dignidad,
pero nunca tocarás mi moralidad.

Aun cuando tomo la decisión equivocada,
mi moralidad seguirá intacta.

Tal vez trates de provocarme,
pero yo siempre seguiré adelante.

(*) Carta enviada por Lorena, madre del autor.

Sobre la cura del autismo

Por Christian Loste (*)

Nos ponemos en contacto en referencia a un anuncio que salió publicado en la edición del 4 de noviembre de este diario. Informa acerca de unas conferencias gratuitas que proponen un método para la recuperación del autismo.

A partir de la publicación, muchas familias, medios de comunicación, asociaciones, etc. se han puesto en contacto con la Federación Autismo Madrid pidiendo referencias acerca de la posible veracidad de ese método que “cura” el autismo. Desde la Federación Autismo Madrid, plataforma de entidades que trabajan por la mejora de la calidad de vida de las personas con TEA y sus familias, hemos advertido en diversas ocasiones acerca de terapias “milagrosas” y de la debida precaución que debe observarse ante cualquiera que prometa avances radicalmente rápidos y sorprendentes (“mágicos”, llegan a decir) en la evolución de este trastorno. AutismoEl autismo es un complejo trastorno que abarca dificultades en diversas áreas del desarrollo de la persona y cuyo tratamiento requiere rigor científico basado en investigaciones bien fundamentadas.

No es una enfermedad sino un trastorno neurobiológico presente desde el desarrollo embrionario y que acompaña a lo largo del periodo vital. No es una afectación que se pueda “curar” ni es posible “recuperarse”, pues siempre va a estar presente. Lo que sí es posible, mediante el uso de intervenciones y terapias contrastadas por las autoridades científicas y sanitarias, es conseguir avances muy notables, aumentar al máximo las capacidades de autonomía personal y conseguir una adecuada inclusión social y desarrollo personal tendente a la felicidad, que es, en suma, lo que todos los seres humanos buscamos y deseamos.

Sabemos que se trata de un anuncio publicitario, pero desde la Federación les estaríamos tremendamente agradecidos si ejercieran un debido control. No todo vale para lograr ingresos, y un medio de comunicación riguroso y serio como el suyo debería establecer adecuados filtros y contrastes incluso con la publicidad que inserta.

(*) Director de la Federación Autismo Madrid.

Uso y abuso del término “autismo”

Por Anabel Cornago Gómez, mamá de Erik

A pesar de los esfuerzos que muchísimas personas y entidades estamos realizando para erradicar la asociación de autismo con “ausencia de interacción social”, “aislamiento en su propio mundo” o “incapacidad de sentir”, entre otros mitos y falsedades, cada vez son más los periodistas, políticos o líderes de opinión los que con ligereza se suman al uso abusivo del término “autista” para descalificar.

Entendemos que no hay mala intención sino desconocimiento. ¿Por qué hace falta recurrir –y herir con ello la dignidad- a un colectivo de personas para atacar y descalificar a otra persona o colectivo? Agradeceríamos utilizaran la amplia adjetivación existente para expresar los conceptos que se pretenden transmitir sin acudir al uso de la palabra “autismo”.

Autismo no es sinónimo de personas indiferentes que viven aisladas en su mundo. Las personas con autismo sienten, interactúan, se comunican –con o sin lenguaje-, comparten, son luchadores natos que se esfuerzan a diario y les es difícil entender la ironía, los juegos de palabras o la mentira –pero hasta eso aprenden en muchos casos con la estimulación adecuada-. Si se conociera la realidad del autismo, a nadie se le ocurriría más que asociar autismo con “superación”, “esfuerzo”, “nobleza” o “sensibilidad”.

La prevalencia del autismo hoy en día es lo suficientemente significativa como para promover acciones de información y sensibilización, con afirmaciones que se apoyen en evidencias científicas y ajustadas a la realidad. Según el Instituto de Salud Carlos III, uno de cada 150 niños presenta algún trastorno dentro del espectro. Hay más de 300.000 afectados en España y 67 millones en todo el mundo.

Por esta razón, celebramos cualquier intento de comprensión del autismo desde los medios de comunicación y la sociedad en general. No es una enfermedad, sino un síndrome que afecta de manera diferente a cada persona. Hoy en día, los avances se producen siempre y, muchas veces, a pasos de gigante. Con una estimulación adecuada, cuanto más intensa mejor, evolucionan hacia metas impensables hace unos años. Por eso, deberíamos luchar todos juntos para favorecer la inclusión.

De hecho, incluso la Real Academia de la Lengua acaba de modificar la definición de autismo que hasta ahora figura en su diccionario, y está previsto que aparezca en la edición impresa de 2014. Queremos proponer que nos ayude a acabar con los prejuicios, los mitos o los usos peyorativos que a nosotros nos duelen, además de ser un obstáculo terrible para los afectados y su inclusión.

Más información en el Grupo de Facebook Contra los Mitos del Autismo y en los blogs Autismo sin mitos y El sonido de la hierba al crecer.

Cuando los gobiernos están armados y los ciudadanos indefensos

Por Francisco Urbistondo

Me levanto y leo vuestro titular “El ministerio de Defensa paga 10.000 millones más por armas que apenas puede usar. El precio de los grandes contratos ya firmados se ha inflado desde los 20.964 hasta los 30.121 millones”. A continuación llego al trabajo y recibo un email de José, un padre que me escribe para contarme sobre una lucha personal que está llevando a cabo: En Madrid hay 500 niños afectados con autismo, sus familias se están rebelando contra el IMMF (Instituto Madrileño del Menor y la Familia) porque los recortes dejan afuera la estimulación en atención temprana que reciben sus niños. Señores políticos: ¿Cuándo perdieron el norte? ¿Qué estábamos haciendo nosotros mientras tanto? ¿Cómo podemos refundar la corporación política para que esté a favor de los ciudadanos y no de sus propios intereses?