Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘igualdad de género’

¿El orden de los nombres en los buzones es una señal de machismo?

Por Alejandro Prieto

Que las chicas hagan labores de limpieza mejor que los chicos por una cuestión de genética, tal como le espetó un niño a una niña en un programa televisivo, es algo llamativo y decepcionante.

Un buzón de viviendas (ARCHIVO)

Un buzón de viviendas (ARCHIVO)

Un claro ejemplo de que, en materia de igualdad de género, las leyes en España sacan ventaja a la realidad social.

Aunque pase desapercibido y actualmente sea más un producto de la inercia costumbrista que una señal identificativa de subordinación, dominio o maltrato, un detalle significativo al respecto —que se encuentra presente de manera predominante en nuestros pueblos y ciudades— es el orden de  los nombres en los buzones de las viviendas, situando en la parte superior de la placa el del hombre y  en la inferior el de la mujer.

Lo que sí parece tener relación con la genética cultural es el machismo, una semilla que germina y se reproduce con más o menos vigor en los diferentes ecosistemas humanos repartidos por el planeta. ¡Y cuánto tiempo, esfuerzo y herbicida educativo va a ser necesario para reducir semejante lacra mundial!  Soy consciente de que es un tema tratado y abordado con insistencia en los medios de comunicación, pero bastante menos que el relativo a la información meteorológica.

Discriminación en la ‘261 women’s marathon’

Por Jorge Skibinsky (*)

Reivindicar los derechos de la igualdad entre hombres y mujeres con un maratón es en principio una buena idea. Sin embargo, y aquí viene el problema, hacerlo organizando una carrera sólo para mujeres es un error.

La corredora Kathrine Switzer . (EFE)

La corredora Kathrine Switzer . (EFE)

Kathrine Switzer participó en la maratón de Boston (EE UU) de 1967 en la que sólo se inscribían hombres. Entonces se hizo visible una discriminación por sexos en aquella disciplina, pero ¿no pasa lo mismo ahora con la carrera 261 women’s marathon, sólo para mujeres, celebrada en Palma de Mallorca el 30 de abril? ¿No se cae en la misma discriminación contra los hombres al no dejarlos participar en ella? Y si un hombre cualquiera hubiera decidido participar ¿los jueces lo habrían echado de la competición como hicieron en su día con Kathrine Switzer? Y si ese hombre hubiera ganado la competición, ¿lo habrían acusado de machista o de usar tal vez su condición física para mostrar la superioridad de los hombres frente a las mujeres?

En cualquier caso, el feminismo está cayendo bajo al asumir las ideologías radicales de rechazo a los hombres que tanto daño les han hecho cuando ellas se sentían discriminadas. No se puede luchar contra una discriminación creando otra de sentido contrario. Se trata del nuevo hembrismo de género radical, sexista y masculinófobo. No pretenden una sociedad igualitaria, ni siquiera luchan por las mujeres, sino por obtener los beneficios propios de los grupos de poder: el control institucional y el acceso al dinero público. Aprendan a distinguirlas y a combatirlas.

(*) Presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados de las Islas Baleares (APFSIB)

Poco tengo que celebrar en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Por Silvina Calvo

Día Internacional de la Mujer. (PARLAMENTO EUROPEO)

Día Internacional de la Mujer. (PARLAMENTO EUROPEO)

Igualdad para las mujeres: progreso para tod@s“, es el lema propuesto por la ONU para 2014. Por la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Sin embargo, como mujer poco tengo que celebrar en este día y eso que se supone que soy una privilegiada. He podido estudiar, doctorarme, formar una familia, trabajar en el primer mundo y luchar por los derechos humanos desde mi labor. Además, creo firmemente que otro mundo es posible, si cada uno aporta su granito de arena, con alegría y pensando en el bien común. Como profesional, reflexiono por el esfuerzo de tantas y tantas mujeres anónimas que, a lo largo de la historia, lucharon para que hoy tengamos derechos, pero no la igualdad (ni salarial, ni de poder conciliar la vida laboral con la familiar, ni en puestos de poder, ni en derechos). Se ha avanzado mucho, pero todavía falta.

En lo personal, me pregunto: ¿qué igualdad y qué empoderamiento puede tener una mujer que deja su vida laboral por dedicarse exclusivamente al cuidado y educación de sus hijos? ¿Y si además su boda se celebró con un contrato pre-nupcial de capitulación de bienes y luego se divorcia, qué derechos tiene? ¿Y si los hijos ya adolescentes “deciden” (abducidos por un padre manipulador, violento y muy poderoso económicamente) vivir con él (pese a la Justicia), qué derechos de madre tiene… además de sufrir alienación parental y morir lentamente de pena?

Como mamá y después de tanta lucha, dolor e injusticia, y desde mi “privilegiada” y paradójica situación (comparada con otras millones de mujeres del tercer mundo), poco tengo que celebrar. Sólo lloro y lloro de indignación. Mis hijos son víctimas y trofeos de guerra. Viven con su depredador que quiere eliminarme definitivamente de sus vidas y a ellos privarlos de mamá.

Para alcanzar la igualdad de género, que decantará en un “progreso para tod@s”, aún queda un muy largo camino por recorrer…