Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘cec’

Guillermo del Toro y Peter Jackson se cuecen algo

Como os adelanté el otro día, el lunes asistí a la entrega de los premios del Círculo de Escritores Cinematográficos (CEC), unos galardones que han ido ganando en prestigio con los años y que suelen coinciden en sus nominaciones con los Goya. El acto (y no digo gala, porque se trata de una entrega de premios muy sencilla, con un guión mínimo que se limita a enunciar el nombre de los nominados y los premiados) estuvo presentada por Paula Echevarría (que disimulaba su tripilla con un traje plisado y con mucho vuelo) y Fernando Cayo.

Lo bueno de estos premios que no tienen tanto tirón como los Goya es que los artistas suelen acudir porque saben que tienen solera, pero el ambiente es mucho más relajado y sencillo. No hay trajes emperifollados, ni recauchutados/as de adorno. La gente se saluda con normalidad a la entrada y se crean corrillos en los pasillos.

En uno de ellos estaba Icíar Bollaín, hasta hace poco columnista de 20 minutos, que acababa de ganar el premio al mejor guión original, junto a Tatiana Rodríguez por ‘Mataharis’. Dice que no se lo esperaba, y parecía verdad. Estaba sorprendida, contenta y tan simpática como siempre.

En otro corrillo, rodeada por el equipo de ‘El orfanato’, estaba su director, Juan Antonio Bayona, que acaba de recoger el Premio Revelación. Bayona es un tipo sencillo, un apasionado del cine, que parece estar tomándose todo lo que le está pasando con mucha tranquilidad. Cuando ha estado en EE UU presentado su película ha recibido muchas ofertas para quedarse allí a hacer cine “casi cada día me ofrecían algo”, pero no tiene prisa. Con una sonrisa de oreja a oreja, con cierta timidez, confesó que le había hecho mucha ilusión saber que a Peter Jackson, el gran gurú del cine fantástico y de efectos especiales, le había gustado mucho ‘El orfanato’.

Lo curioso es que se enteró de esto, a través de un amigo común, Guillermo del Toro. Y yo me pregunto, si como parece Guillermo del Toro y Peter Jackson mantienen una relación tan estrecha que incluso se hacen confidencias cinéfilas, no querrá eso decir que quizá Guillermo Del Toro sea la persona que Jackson ha elegido para dirigir ‘The hobbit’, la película que él produce sobre el libro de Tolkien. Hasta ahora las apuestas daban por favorito a San Raimi, pero quizá del Toro haya cogido la delantera. Ojalá.

Javier Bardem hasta en la sopa

Hoy me había hecho el firme propósito de ignorar las nominaciones a los Oscar y hablaros de la ceremonia de entrega de los premios del Círculo de Escritores Cinematográficos (CEC), a la que asistí anoche, pero el torbellino generado por la nominación de Bardem me arrastra con fuerza. Va a ser inevitable hablar de él durante las próximas semanas. Analizaremos su vida y milagros, daremos cuenta de todas las anécdotas y noticias que nos lleguen de él y si estornuda, lo convertiremos en el tema del día (aunque también podría ser noticia precisamente lo contrario. ¡En fin!).

Estoy segura de que a estas alturas hasta Javier Bardem está harto de oír hablar de Javier Bardem. Pero él es el rey estos días, y si consigue el Oscar, se convertirá en emperador. Dicho esto, le deseo suerte, realmente me gustaría que ganara, y creo que lo va a hacer, como también me gustaría que lo hiciera Alberto Iglesias, un gran compositor, todavía poco conocido fuera del mundillo del cine, que volverá a optar al Oscar (ya lo hizo por ‘El jardinero fiel’), esta vez por la polémica ‘Cometas en el cielo’.

Del resto de las nominaciones, me llama la atención la doble nominación de Cate Blanchett (es una gran actriz, pero ¿es tan buena como para que acumule las nominaciones a pares? ¿no hay nadie más por ahí que haya hecho un buen trabajo durante el pasado año?) y el logro de Johnny Depp. No es fácil colarse en la categoría de mejor actor interpretando a un vengador sanguinario en un musical. Lo tendrá muy difícil porque competirá con Daniel Day-Lewis, que le tiene ya reservado sitio a la estatuilla en su mansión de las montañas Wicklow (supongo). Aunque a mí a quien realmente me gustaría que se lo dieran, lo siento George, es a Viggo Mortensen. Porque está genial en Promesas del Este, porque es un gran actor que muchas veces pasa inadvertido y porque es todo un caballero. Sé de lo que hablo, pero eso quedará para otro día.

Como quedará para mañana el resumen que había pensado haceros de los premios CEC.

Os adelanto que estuve hablando Juan Antonio Bayona , el director de El orfanato, y me hizo una pequeña confesión. Otro que parece un buen tipo.

Y a ti ¿quién te gustaría que ganara el Oscar?