Entradas etiquetadas como ‘francisco javier sánchez jara’

Qué fue de… Sánchez Jara: el último bigote del fútbol español

Cromo de Sánchez Jara en su época del Barça (Ed. Este).

Cromo de Sánchez Jara en su época del Barça (Ed. Este).

Tenía ganas de hablar yo de este futbolista, por la época que representa y por el recuerdo que tenemos todos de él. Tuve el gusto de charlar un rato con él y os aseguro que es un tipo majísimo. Es Javi Sánchez Jara.

¿Quién era?: Un lateral derecho español de los 90 y principios de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser un canterano del Barça que, como tantos otros, tuvo que salir del club culé para buscarse los minutos y porque estamos hablando, ni más ni menos, del último y reconocible bigote de nuestro fútbol.

¿Qué fue de él?: Cuando colgó las botas, puso en marcha una tienda de decoración de la firma Casa en Lleida. En esas estaba cuando su amigo Albert Ferrer, un buen día, le llamó. Ferrer acababa de llegar de Holanda, donde había entrenado al Vitesse, y tenía una vacante en su equipo técnico. Fue así como Sánchez Jara se unió al equipo del Chapi, con quien estuvo entre febrero y octubre de 2014 dirigiendo al Córdoba CF. En la actualidad, ambos están a la espera de ofertas, mientras Sánchez Jara sigue al frente de su tienda.

¿Sabías qué…?: Empecemos por el bigote. Dice Sánchez Jara que lo lleva desde adolescente, “porque mi hermano mayor también lo llevaba”. No quiso desprenderse de él hasta que su hija se lo pidió.

– Pese a que la temporada pasada acabó de forma abrupta para él y para Ferrer, guarda un buen recuero de su paso por el Córdoba, donde dice que “no nos dieron tiempo”. Lo mejor, para él, es la afición cordobesista, de la que dice que es “espectacular”.

– Él es un claro ejemplo de jugador que sale de la cantera del Barça pero que luego tiene dificultades para triunfar. “Es complicado”, afirma. “El Barça tiene una forma diferente de jugar, antes eran inexistentes los equipos con su estilo”. Por ello, cree que muchos productos de la cantera culé tienen dificultades fuera de Can Barça. Además, admite que una categoría como la Segunda División tiene muchas dificultades. “Cada año entran ocho o nueve chicos nuevos, es una categoría donde es difícil jugar al fútbol, hay mucho empate. Cuesta adaptarse”.

– Sánchez Jara valora muy positivamente la cesión por dos años que protagonizó entre 1992 y 1994 con destino al Osasuna. “Fue espectacular, fue cuando empecé a sentirme futbolista”, dice. Fueron dos temporadas en las que “me hice fuerte”.

– Regresó al Barça en 1994, para jugar en el primer equipo, de la mano de Cruyff. Pero apenas jugó seis partidos (precisamente, su amigo Albert Ferrer era titular indiscutible). Sánchez Jara fue “realista. Me gustaba jugar y sentirme importante”. Por eso, decidió irse.

Cromo de Sánchez Jara con el Betis (Ed. Este).

Cromo de Sánchez Jara con el Betis (Ed. Este).

– Una temporada con el Betis y cuatro con el Racing en Primera y dos con el Sporting en Segunda fueron su bagaje posterior. Con 31 años dejó la élite: “Llevaba desde los 13 años fuera de casa”, explica como una de las causas.

– Sánchez Jara nuncua fue internacional con la selección española, pero sí jugó en una ocasión con la selección autonómica de Cataluña.

– Durante su carrera, fue expulsado cuatro veces y marcó un total de siete goles.

– Ha jugado, con los veteranos del FC Barcelona, en la liga indoor.

Biografía, palmarés, estadísticas: Francisco Javier Sánchez Jara nació en Almacelles, Lleida, el 16 de septiembre de 1969. Formado en la cantera del FC Barcelona, entró en el B en 1989 y estuvo en él hasta 1992. Ese año se fue al Osasuna, donde pasó dos temporadas, tras las que regresó al primer equipo. Tras un año con pocas oportunidades, se marchó al Betis. Tras un año en el equipo andaluz, firmó por el Racing de Santander. Pasó dos años en Cantabria y luego se fue al Sporting de Gijón, donde estuvo hasta 2001. Ese año se fue al Balaguer de su provicia natal y de Tercera, donde dejó el fútbol en 2003. En su palmarés tiene una Supercopa de España.

Hasta mañana.