Trofeos, copas y medallas. El burro de la Kuurne-Bruselas-Kuurne

El burrito que sirve de trofeo de la Kuurne-Bruselas-Kuurne (YOUTUBE).

El ciclismo es uno de los deportes donde más variedad y originalidad de trofeos existe. Hoy vamos a hablar de uno de esos peculiares trofeos, de una competición igual no tan conocida por el gran público como es la Kuurne-Bruselas-Kuurne, en la que el premio es un burro.

La Kuurne-Bruselas-Kuurne es una clásica de un día que se disputa en Bélgica desde 1946 a finales de febrero o principios de marzo y que recientemente han ganado ciclistas como Tom Boonen, Mark Cavendish o Pater Sagan, entre otros.

Como os decía, el ganador de la prueba se lleva de premio un burro de peluche. El motivo es que los naturales de la localidad de Kuurne son llamados cariñosamente ‘burros’. El mote procede de hace muchos atrás, cuando los agricultores de la localidad acudían a la vecina localidad de Kortrijk llevando su género cargado en burros. Solían llegar a la ciudad muy temprano, despertando a todos, y se popularizó la expresión: “¡Ya están aquí los burros de Kuurne!”. Por ello, los vecinos de este pueblo fueron bautizados como los ‘burros’.

Espero que os haya interesado la historia. Hasta mañana.

1 comentario

  1. Dice ser ruomalg

    En Bélgica no deben de referirse a los pollinos de forma despectiva; eso o el conocimiento de su propia historia explicaría que los vecinos de Kuurne no se ofendan con este apelativo. Por conseguir un peluche de estos y no un maillot yo me haría ciclista.

    28 noviembre 2019 | 10:48

Los comentarios están cerrados.