BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… David Showell: no le dejaron jugar un partido por ser negro y su caso provocó una protesta estudiantil

David Showell en su foto del anuario en la Universidad de Lafayette (WIKIPEDIA).

Cuántas historias de racismo, por desgracia, hemos conocido en este blog, ¿verdad? Qué duros fueron (y ojo, siguen siendo) para muchos deportistas el inicio de sus carreras debido al color de su piel. Hoy vamos a hablar de un deportista que lo sufrio en sus carnes pero que vio cómo las cosas estaban cambiando. Es la historia de David Showell.

El 14 de octubre de 1924 nacía en Prospect Park, Pennsylvania, David Showell, en una familia de 9 hijos. De niño practicó béisbol y fútbol americano, especializándose en este útimo deporte. Al acabar el instituto, en 1943, se enroló en el ejército, en concreto en los Tuskegee Airmen, una división de pilotos afroamericanos. Curiosamente, apenas entraron en combate, precisamente por su color de piel. En 1945, fue licenciado del Ejército.

En 1947 entró en Lafayette College, en Pennsylvania, donde entró en el equipo de fútbol, los Leopards. En noviembre de 1948, la Universidad de Texas Western invitó al equipo de Lafayette a jugar en El Paso la Sun Bowl, uno de los torneos de postemporada que se juegan en Estados Unidos. Pero el equipo local puso una condición: David Showell no podía viajar ni jugar. ¿El motivo? Que era negro. En Texas había todavía severas leyes discriminatorias.

Los jugadores votaron si aceptaban la invitación o no. Showell les dijo que no pasaba nada, que él llevaba toda la vida viviendo situaciones así. Aún así, se fue del vestuario para la votación y les pidió que aceptaran la oferta de la universidad texana, habida cuenta de que jugar la Sun Bowl era una gran oportunidad para el equipo. Hay dos versiones sobre lo que se votó. Una, que la mayoría de los jugadores votó por rechazar la invitación. Otra, que hicieron caso a Showell y aceptaron la propuesta. Sea como fuere, la votación no tuvo ninguna influencia, porque la propia universidad fue quien rechazó mandar al equipo de fútbol.

Ralph Cooper Hutchison, presidente de la Universidad de Lafayette (WIKIPEDIA).

El claustro de la universidad se reunió el 23 de noviembre de 1948 y decidió responder con una negativa a la propuesta de la Universidad de Texas Western. Al principio, los estudiantes no sabían el motivo por el que se había rechazado la oferta y un millar de ellos acudieron indignados a ver a Ralph Cooper Hutchison, presidente de la Universidad, para pedirle explicaciones. Hutchison les dijo lo que ocurría. Al mismo tiempo, el director de deportes de la Universidad, Bill Anderson, llamó por teléfono al presidente del comité de la Sun Bowl para intentar convencerle de que dejaran jugar a Showell, aludiendo a su pasado como piloto de las fuerzas aéreas. Pero los texanos no se movieron de su posición inicial.

Con toda la información, el millar de estudiantes que acudió a pedir explicaciones decidió manifestarse… en contra de la segregación racial. Los estudiantes llegaron a enviar telegramas a diferentes medios de comunicación y personalidades para relatar el caso, enviando uno al mismísimo presidente Truman.

La prensa recogió con entusiasmo la noticia y el The New York Times llevó a sus páginas la polémica. El revuelo llegó a la propia ciudad de El Paso, donde los vecinos protestaron por las leyes segregacionistas que impedían a negros jugar partidos de fútbol americano. Dos años después, en octubre de 1950, la prohibición se levantó y jugadores negros pudieron participar en la Sun Bowl.

¿Y qué pasó con Showell? Se graduó en 1951 en Empresariales e inició estudios de posgrado en la Universidad de Wisconsin. Desgraciadamente, murió en un accidente de tráfico el 23 de diciembre de 1955, con apenas 31 años de edad.

Pese a su prematura muerte, el nombre de David Showell quedará para siempre ligado a la lucha contra la segregación racial en Estados Unidos.

Hasta el próximo miércoles.

2 comentarios

  1. Dice ser ISB

    Cualquier discriminación de una persona por sus circunstancias individuales o sociales es repugnante. Todos los seres humanos somos iguales en dignidad.
    Necesitamos aprender a celebrar el respeto y la convivencia: entre distintos https://dametresminutos.wordpress.com/2017/06/29/celebrar-el-respeto-y-la-convivencia-entre-distintos/

    18 febrero 2018 | 14:03

  2. Dice ser ruomalg

    La historia (especialmente la de los USA) está llena de casos de discriminación como este. Lo bueno que se puede sacar de esto fue la movilización de masas que contribuyó a cambiar las cosas. Admirable la implicación del equipo con Showell. Supongo que para muchos hubiera sido preferible que rechazaran la invitación de entrada en lugar de someterlo a votación, pero esto último siempre será mejor que la posibilidad de aceptar la invitación sin más y apartarle.

    08 marzo 2018 | 14:01

Los comentarios están cerrados.