BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Elementos para la historia. El gorro de natación: nacido para proteger la permanente

Phelps, en acción en los Juegos de Río (GTRES).

Phelps, en acción en los Juegos de Río (GTRES).

Ya sabéis que me gusta repasar en esta sección del blog los elementos que usan los deportistas a diario, y conocer un poco su origen. Hoy es el turno del gorro de natación.

El gorro de natación nace en los años 20, fabricado de goma. Con la llegada de la II Guerra Mundial, la necesidad de este material lo hace desaparecer, pero después del conflicto es cuando se populariza, y lo hace gracias a las mujeres.

En concreto, se empieza a popularizar para proteger las permanentes de las chicas de la época. Por aquel entonces, hacerse la permante era caro y si el pelo se mojaba se arruinaba el peinado, por lo que los gorros de piscina, adornados con flores en muchas ocasiones, se convirtieron en casi obligatorios.

Conforme las modas hicieron que los hombres abandonaran el pelo muy corto, en la mayoría de piscinas se decidió que debía ser obligatorio su uso, para proteger los filtros de las piscinas. No obstante, en los 70 pasaron de moda y así, Mark Spitz logró su hazaña en Múnich 1972 sin gorro.

Pero a partir de los 80, con nuevos materiales como la silicona y la mejora de los rendimientos en competición volvieron a convertir el gorro en un imprescindible en la piscina.

Los gorros sirven también mejorar la penetración del nadador en el agua, para que el cabello no le molesta, para que se le pueda identificar (en competición internacional suelen llevar la bandera de cada país y el nombre) y son muchos los que usan uno doble: el motivo suele ser sujetar mejor la goma de las gafas, que queda entre los dos gorros. Por supuesto, sigue habiendo excepciones, como la del nadador húngaro László Cseh, que al llevar la cabeza afeitada prescinde del gorro.

Os dejo con un simpático vídeo sobre los gorros de natación en los 60:

Hasta mañana.

3 comentarios

  1. Dice ser PEDRALBES

    Hola a todos

    Esos gorros adornados con flores me recuerdan a las películas de Esther Williams, y eran los que veía llevar a las señoras mayores cuando yo era pequeño. No tenía ni idea de su origen.

    Respecto a la competición, sí había oído decir que era más por una cuestión “hidrodinámica”, pero pensaba que el doble gorro era para reforzar ese aspecto, no para sujetar la goma de las gafas.

    Saludos

    13 octubre 2016 | 09:32

  2. Dice ser PEDRALBES

    Saludos… y muchas felicidades, Edu!

    13 octubre 2016 | 09:36

  3. Dice ser ruomalg

    Y yo que pensaba que lo del gorro era para no dejar pelos en el agua de la piscina (que también), pero no sabía las utilidades que tenía en un principio. Mucho se debían de utilizar en los 80 con tanta laca que se usaba.

    16 octubre 2016 | 23:39

Los comentarios están cerrados.