BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Camisetas para la historia. Cuando Argentina vistió de amarillo en un Mundial

El capitán argentino intercambia banderines con el capitán alemán (YOUTUBE).

El capitán argentino intercambia banderines con el capitán alemán (YOUTUBE).

Llevo unas semanas recapitulando momentos en los que selecciones de fútbol se vieron obligadas a llevar uniformes nada habituales. Hoy traigo otro episodio: cuando Argentina vistió de amarillo.

Ocurrio en el Mundial de Suecia de 1958, en la primera jornada. Argentina estaba encuadrada en el grupo 1, con la República Federal de Alemania (vigentes campeones entonces -y ahora-), Irlanda del Norte y Checoslovaquia.

El 8 de junio se enfrentaban Argentina y Alemania en el partido que abría el grupo. El encuentro se disputaba en Malmö. Los sudamericanos se presentaron con su vestimenta habitual (camiseta albiceleste y medias y pantalón negro) y Alemania con la suya (camiseta blanca y pantalón y medias negras). El árbitro inglés Leafe puso pegas porque era difícil diferenciar a los contrincantes.

Como los argentinos no llevaban traje de repuesto, tuvieron que recurrir a los uniformes del IFK Malmö, uno de los equipos locales (no confundir con el Malmö FF, el que juega Champions). Este equipo juega con camiseta amarilla, así que por primera y única vez en la historia, Argentina jugó con los colores de su eterna rival, Brasil.

A Argentina, por otro lado, le trajo muy mala suerte. Perdieron ese partido por 3-1 y pese a que derrotaron a Irlanda del Norte por el mismo resultado, cayeron con estrépito ante Checoslovaquia por 6-1 y quedaron eliminados en la primer fase.

Os dejo con un resumen de aquel partido:

Hasta mañana.

1 comentario

  1. Dice ser ruomalg

    Argentina vistiendo de amarillo, quién lo diría. Está visto que ese color no les resultó muy fructífero. Ahora, con las grandes firmas deportivas decidiendo los colores de clubs y selecciones, uno puede esperarse cualquier cosa.

    11 septiembre 2015 | 09:45

Los comentarios están cerrados.