BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Jack Johnson: el primer campeón de raza negra de los pesos pesados

Jack Johnson (WIKIPEDIA).

Jack Johnson (WIKIPEDIA).

Cerramos la semana con boxeo, y con boxeo de principios del siglo XX. Os traigo la apasionante historia de Jack Johnson.

El 31 de marzo de 1878 nace en Galveston, Texas, John Arthur Johnson. Es el tercero de los nueve hijos que tendrían Henry y Tina Johnson, dos antiguos esclavos que trabajaban de conserje y friegaplatos, respectivamente. Desde muy niño se vio obligado a trabajar para ayudar en casa. Cuando tenía 12 años, un niño le pegó. Su madre le alentó para que se defendiera y le devolvió el golpe al pequeño. Fue un momento clave para su futuro como boxeador.

En su juventud tuvo numerosos empleos. Siendo ayudante de un pintor muy aficionado al boxeo, descubrió los secretos de este deporte, que empezó a atraerle. Con 16 años, se trasladó a Nueva York, donde encontró trabajo de conserje en un gimnasio. Fue ahí donde consiguió ahorrar para comprarse unos guantes y empezar a pelear. De regreso a casa, convertido en todo un hombre, tuvo sus primeras experiencias en combates ilegales. Le fue bien y decidió centrarse en el boxeo.

El 1 de noviembre de 1898 debutó en Galveston, derrotando por KO en el segundo asalto a un tal Charley Brooks. Johnson ya había establecido su estilo: era un boxeador defensivo. Dejaba que el rival se fatigara y cuando veía su oportunidad, atacaba de manera efectiva. En sus primeros años disputó muchas peleas y en febrero de 1903 logró el título de los pesos pesados en categoría de hombres de raza negra al derrotar a Ed Martin. Sí, el boxeo estaba segregado, al menos en combates en los que estaba en juego el título. Johnson quería saltarse esa norma y desafió al campeón James Jeffries, pero este rechazó enfrentarse a un negro.

No sería hasta 1908 cuando Jack Johnson logró disputar el título de los pesos pesados contra un blanco. Fue el 26 de diciembre de aquel año, en Sydney, Australia, ante el canadiense Tommy Burns. Johnson llevaba dos años ‘persiguiendo’ a Burns y provocándole en los medios para enfrentarse a él. Cuando lo logró, no desaprovechó su oportunidad y 20.000 personas presenciaron en directo cómo un negro se convertía, por primera vez, en campeón de los pesados.

Una imagen del mítico combate entre Johnson y Jeffries en Reno en 1910 (WIKIPEDIA).

Una imagen del mítico combate entre Johnson y Jeffries en Reno en 1910 (WIKIPEDIA).

La mentalidad racista de aquella época no aceptó muy buen la victoria de Johnson, al que criticaban por su estilo. El popular escritor americano Jack London llegó a reclamar públicamente que surgiera una ‘Gran Esperanza Blanca’ (he aquí el origen del término) para que un negro no fuera el campeón. Mientras, Jack Johnson se convertía en el afroamericano más famoso del mundo. Se dice que, en su época, era tan famoso como lo sería después Mohamed Alí.

Muchos quisieron ver en James Jeffries en único que podía derrotar a Johnson. Jeffries estaba retirado y vivía como granjero, pero sus fans fueron muy efusivos para convencerlo. Sus fans y, todo hay que decirlo, una bolsa de 120.000 dólares que se llevaría. Así, tras seis años de retiro y un estricto entrenamiento, Jeffries volvía para devolverle a la raza blanca su orgullo. El combate se celebró el 4 de julio de 1910 en Reno, Nevada. La tensión racial era muy alta y las autoridades decidieron prohibir las armas de fuego y el consumo de alcohol durante la pelea. Las apuestas estaban a favor de Jeffries y 20.000 personas se citaron para presenciar el que se llamó ‘Combate del Siglo’. El dominio de Johnson fue tremendo. Jeffries besó la lona dos veces (las primeras en toda su carrera), y su esquina acabó tirando la toalla, para evitar que el veterano boxeador acabara su carrera con un KO. Johnson se embolsó 65.000 dólares.

Para que os hagáis una idea de la importancia de aquella pelea, os contaré lo que pasó después: por todo Estados Unidos, muchos ciudadanos negros salieron a las calles a celebrar la victoria de Johnson. Muchos blancos, escocidos, quisieron atajar esas celebraciones y, en ocasiones con la ayuda de la Policía, se produjeron graves disturbios en más de 50 ciudades americanas. Hubo 20 muertos y cientos de heridos.

La actitud de Johnson tras su victoria no gustaba a muchos racistas. Recibió amenazas del Ku Klux Klan, mientras él disfrutaba de sus dos aficiones, los coches y la ópera. La vida sentimental de Johnson, además, fue bastante turbulenta. En 1911 se casó con Etta Duryea, una neoyorquina blanca a la que conoció en una carrera de coches. Su relación acabó mal, debido entre otras cosas a los malos tratos. En septiembre de 1912, Duryea se suicidió con un revólver.

Medio plano de Johnson (WIKIPEDIA).

Medio plano de Johnson (WIKIPEDIA).

Poco después, Johnson se casó con otra mujer blanca, Lucille Cameron. En algunas iglesias del sur se hizo un llamamiento al linchamiento de Johnson por casarse con una blanca. Fue entonces cuando sus numerosos detractores vieron su gran oportunidad. Fue detenido por violar la llamada Ley Mann, en concreto, por cruzar la frontera de un estado con una mujer “con propósitos inmorales”. Un jurado conpuesto exclusivamente por blancos lo condenó a un año de cárcel, pero huyó y pasó cinco años en el exilio, boxeando. Fue por esa época cuando Jack Johnson peleó en España. En concreto, lo hizo tres veces en Madrid y una en Barcelona. Las cuatro se saldaron con victorias.

En julio de 1920 regresó a Estados Unidos y se entregó en la frontera con México. Ingresó en la prisión de Leavensworth, Kansas, donde curiosamente siguió peleando. Salió de la cárcel el 9 de julio de 1921. Siguió peleando durante toda su vida, como medio de subsistencia, llegando a pelear hasta con 60 años de edad. El 10 de junio de 1946, cuando se encontraba en Raleigh, Carolina del Norte, en un restaurante se negaron a darle de cenar. Jack Johnson montó en cólera, cogió el coche y a los pocos minutos, tuvo un accidente que acabó con su vida. Tenía 68 años y fue enterrado en Chicago.

La figura de Jack Johnson es una de esas fundamentales para entender la historia del colectivo afroamericano. Mohamed Alí declaró que Johnson fue una de sus principales inspiraciones. Recientemente, se han puesto en marcha campañas para limpiar su nombre. Tanto George W. Bush como Barack Obama han recibido solicitudes para que se le conceda un perdón póstumo por su encarcelamiento, pero aún no se ha producido. Detrás de estas peticiones hay figuras como la de Mike Tyson o la de una sobrina nieta del campeón. Antes o después, lo lograrán.

Os dejo con un fantástico vídeo con imágenes de Johnson:

Buen fin de semana.

9 comentarios

  1. Dice ser AreaEstudiantis

    Muy buena la historia de hoy, una vida cuanto menos bastante azarosa!

    http://areaestudiantis.com

    23 enero 2015 | 09:04

  2. Dice ser igesar75

    Ya conocía la historia de Jack Johnson y tarde o temprano tenía que caer en el blog, un personaje fundamental para entender la historia (no solo del deporte) en EE.UU., en lo que se refiere a la segregación racial. Está bien que hayas matizado que fue el primer campeón negro “de los pesos pesados” porque el primer campeón negro en cualquier peso fue el canadiense Goerge Dixon en peso pluma, todavía en el siglo XIX.

    Un dato curioso de su biografía y que no aparece en el post, es que preparó o más bien “asesoró” a Max Schmelling (blanco, alemán, y supuestamente protegido por el régimen nazi) en su sorprendente victoria contra Joe Louis (negro, estadounidense, y un ídolo tanto para negros como para blancos), lo que tampoco ayudó a granjearse las simpatías de sus propios compatriotas.

    Una pequeña “matizacioncilla” jejeje, es que cuando un boxeador se retira o su esquina “tira la toalla”, que fue lo que hizo este James Jeffries, es K.O. igualmente, lo que se conoce como K.O. técnico. Aunque no sé cuál sería la reglamentación exactamente en aquella época, todo hay que decirlo. Otro ejemplo de K.O. técnico muy habitual, mucho más habitual que un K.O “a secas” si me apuran, es cuando el árbitro para la pelea porque uno de los contendientes está en mal estado. Más habitual aún en la actualidad por las grandes medidas de seguridad que la reglamentación impone, y para evitar que haya males mayores.

    Gran post del viernes como siempre.

    23 enero 2015 | 09:26

  3. Dice ser Probamos

    Es increible comprobar lo poco que vanzamos, por lo menos en algunas zonas del mundo.
    En parte de los USA aún quedan actitudes raciastas muy marcadas, en Europa también, pero es diferente… no es con el color, sino más bién una predisposición cultural…

    En fin, esperemos que lo podamos superar

    http://www.probamos.com/como-comprar-en-la-web-de-decathlon/

    23 enero 2015 | 09:36

  4. Dice ser Bender the ofender

    Yo prefiero a John Jakson.

    23 enero 2015 | 10:24

  5. Dice ser Nadie

    ¿Pero no habíamos quedado en que las razas no existen?. Si las razas no existen, los negros no existen. Aaaaah ya lo pillo que hay una doble vara de medir!!. Cuando se habla de la raza aria o de los blancos, es cuando hay que correr a cerrarle la boca al “nazi” de turno diciéndole que las razas no existen, y que como todos somos iguales, debemos permanecer impasibles mientras colonizan Europa y claro como no existimos, tenemos que desaparecer como pueblo y aceptar la inquisición del mestizaje (otra paradoja, ¿mestizar? ,si las razas no existen).

    23 enero 2015 | 10:29

  6. Dice ser cross

    @Dice ser Nadie: te he dicho muchas veces que no desayunes con whisky, que luego escribes tonterías.

    23 enero 2015 | 10:46

  7. Dice ser Loshovic

    Muy interesante historia, de la que ya conocía algunos detalles, no obstante.
    Es sorprendente lo mucho que ha cambiado “la cosa racial” en los United en un periodo de tiempo tan corto, en términos históricos.

    23 enero 2015 | 11:26

  8. Es con placer que me veo en su sitio; es genial .I pronto ochenta primavera y me paso el tiempo muy agradable de leer su agradable compartir .Continuez bien y gracias de nuevo.

    24 enero 2015 | 12:12

  9. Dice ser ruomalg

    Gran historia la de este post. Leyendo todo esto uno se hace una idea de cuán grave era el tema del racismo en los USA de la época. Eso de montar disturbios por un combate de boxeo es para hacérselo mirar a los inductores. Una pena que el protagonista de este Quién fue falleciera de este modo, después de una afrenta.

    Mira que estaba por hacer una referencia a Futurama, pero se me han adelantado ya. Si es que…

    27 enero 2015 | 13:13

Los comentarios están cerrados.