Entradas etiquetadas como ‘gary oldman’

10 cameos de ‘Friends’ que no te puedes perder, parte II

Hace un tiempo hice una pequeña lista de 10 cameos de Friends que no te puedes perder, y entonces fuisteis muchos los que me escribisteis para contarme cuáles habían sido vuestros cameos favoritos, y que no aparecían en aquella lista. Ciertamente, a lo largo de las 10 temporadas que duró la serie hubo muchos, muchísimos y muy buenos cameos (demasiados, seguramente para un solo post) y os prometí que habría, al menos, una segunda parte de aquel post 🙂

Susan-Sarandon-Friends

¡Pues lo prometido es deuda! Sin más dilación, hoy, os traigo la segunda parte de Cameos de Friends que no te puedes perder. ¡Espero que lo disfrutéis!

Y, como siempre, ¡si echáis de menos a alguien no dejéis de decírmelo! 😉 Lee el resto de la entrada »

Cuando Gary Oldman era un adolescente perdonavidas

Sabéis cuando veis vuestras fotos del instituto y pensáis… ¿Pero cómo podía ir yo por ahí con esta cara de perdonavidas? Pues eso es un poco lo que le pasa a Gary con sus papeles.

Gary Leonard Oldman, galardonado recientemente con una estatuilla en los premios del Sindicato de Actores, es un señor actorazo que, a puntito de cumplir 60 primaveras (concretamente, el primer día de primavera), lleva treinta y seis años en la industria del cine, no solo como actor, sino también como director, productor, guionista y hasta músico.

Entre sus últimos trabajos donde lo encontramos reconocible está, por ejemplo, El otro guardaespaldas (que os recomiendo, si no habéis visto, porque es de lo más entretenido que se ha hecho últimamente), en la que hace de malo malísimo y comparte protagonismo con Ryan ReynoldsSalma Hayek y, claro, Samuel L. Jackson, que está en todas partes (aunque no siempre fue así).

gary-oldman-el-otro-guardaespaldas

Y digo que está aquí reconocible porque Oldman es camaleónico como pocos. Que ya sé que me diréis que es cuestión de aguantar horas de maquillaje, y no os quitaré la razón, pero el maquillaje sin talento no sirve de nada, you know, además de que Gary es famoso por su capacidad para modificar y modular su propia voz. Y para muestra un botón: no hay más que verlo en su papel de Winston Churchill en El instante más oscuro, también de 2017.

gary-oldman-la-hora-mas-oscura

Si buscamos entre sus títulos más rimbombantes, seguro que no tardamos en llegar a encontrarlo interpretando al comisario Gordon en El caballero oscuro, a Dreyfus en El amanecer del Planeta de los Simios, a Sirius Black en qué-sé-yo-cuántas de Harry Potter y, evidentemente, al temible Dracula en Dracula, de Bram Stoker.

Aunque también puede presumir de currículum con otras tantas como El topo (que le valió una nominación al Oscar), El quinto elemento, León, JFK: Caso abierto, El poder del dinero, Amor a quemarropa o La letra escarlata,(que sí que ya sé que faltan, que si las pongo todas esto parece el rosario de la Aurora), que fueron bombas de taquilla y público. Y si en todas ellas tiene algo en común, aparte de que en su estado natural se da un siniestro aire a Bryan Cranston en Malcolm, es que sus ojillos azules se reconocen detrás de cualquier caracterización posible (siempre que no le pongan lentillas).

Pero esto no siempre fue así, amigos. Porque cuando este londinense empezó a actuar tenía veinticuatro añitos y, ni de lejos, ni con todos los ojillos azules del mundo, se le reconocía como lo podemos hacer ahora. Lee el resto de la entrada »