BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Los popes de la prensa y su futuro

La semana pasada asistí a la charla de Juan Luis Cebrián en el Hotel Ritz, uno de esos interesantes desayunos que organiza el Foro de la Nueva Comunicación que dirige José Luis Rodríguez y patrocina Vodafone.

Justo esa misma semana pude leer en Jotdown, una publicación que cada vez me gusta más, una entrevista en profundidad a Gumersindo Lafuente.

A los pocos días ví también en El Mundo un artículo de Pedro J Ramírez sobre el futuro de la prensa y los nuevos dispositivos. Pedro J dio también una charla en el CEU en la que tocaba temas muy similares.

No hay duda de que el futuro de la prensa es preocupante.

Lo de menos es si el papel sobrevivirá o no. Nadie llora ya por el final de las tabletas de barro con escritura cuneiforme (por cierto, la tableta vuelve, aunque sea en otra forma) y muy pocos por la desaparición del pergamino y los copistas medievales.

Es el propio concepto de la prensa lo que está en peligro. Cada vez más personas declaran no leer diarios (y no se refieren a diarios en papel, sino a cualquier tipo de transmisores de información) por su enfoque exclusivo en las malas noticias o por su sesgo partidista. Ahora es muy difícil saber qué está pasando si no se confrontan varias fuentes (y casi siempre es complicado encontrar la verdad entre opiniones tan dispares).

El otro problema es el sesgo  de la prensa digital hacia lo frívolo : pocas veces un análisis profundo figura entre los artículos más leídos; en cambio es muy fácil situar en esa lista un  artículo si se utiliza una adecuada combinación de sexo y famosos en el titular. El artículo Sexyperiodismo, de David Jiménez, también en Jotdown, es muy esclarecedor.

Mientras tanto, la inversión publicitaria en Diarios sigue descendiendo a marchas forzadas y terminará este año en cifras similares a las de 1993 si se cumplen las previsiones de mi estudio Vigía. ¡Retrocede casi 20 años! Si uno escucha a Juan Luis Cebrián, esto no debe preocupar demasiado, porque la publicidad ya sólo representa un 20% de los ingresos de su grupo (en mi opinión, unas cuentas saneadas se sitúan en el entorno del 50/50, mejor si la publicidad tiene algo más de peso). Supongo que sería menos preocupante si durante ese tiempo hubiera aumentado la venta de ejemplares, pero justo se produce la situación contraria.

A lo largo de esta misma semana se han seguido publicando noticias sobre EREs y despidos que afectan prácticamente a todos los grupos editoriales. Han sido muy comentadas las declaraciones de Cebrián en el sentido de que los mayores de 50 años no tienen sitio en los medios de su grupo porque no han sido capaces de reciclarse y adaptarse a las nuevas tecnologías. Curioso en alguien que supera por mucho esa edad y que presume de haber previsto hace ya quince años en su libro La red hacia dónde iban a ir los cambios en los medios de comunicación.

Sindo Lafuente habla de la actual contradicción: disponemos de las mejores heramientas para contar la realidad, pero esas mismas herramientas han puesto a los medios contra las cuerdas. Y no hay soluciones mágicas: el iPad (sea Orbyt o Kioskoymás) no lo es. Los dinosaurios que dirigen ahora los grupos editoriales no pueden renovar el periodismo.

Las estructuras de los nuevos medios tienen que ser más ligeras, ardillas en palabras de Sindo. Él es contrario a introducir, al menos de momento, el pago en los diarios on line y cree que el futuro está en hacer un periodismo de comunidades de audiencia y establecer diálogo con ellas. También defiende la marca personal del periodista, como un valor que suma a la marca del diario en el que publica.

Pedro J reconoce en su artículo su perplejidad por el hecho de que sus muchos millones de usuarios únicos de elmundo.es no le compensen en ingresos publicitarios las pérdidas que sufre su edición en papel. La crisis de la publicidad se superpone a la crisis del papel y ambas se realimentan. Pierden miles de lectores de pago en papel y los millones de lectores on line son gratuitos y, en su opinión, de paso. Al contrario que Lafuente, Ramírez confía en que los dispositivos de tipo tableta y las aplicaciones de pago como Orbyt serán la solución para el sector. Por el momento ya han conseguido 65.000 suscriptores de pago para su diario y ahora se dispone a afrontar nuevos retos.

Veremos quién de todos ellos tiene razón. Lo que está claro es que los diarios, y con ellos el periodismo, están atravesando una profunda crisis: cada vez se venden menos ejemplares y los ingresos por publicidad se han hundido.

En esas condiciones es muy difícil que se puedan mantener los altísimos costes estructurales y de distribución de la prensa tradicional. Lo más probable es que la mayor parte de los diarios reduzcan radicalmente sus plantillas, que las ediciones en papel desaparezcan o se dediquen sólo a análisis en profundidad de algunos temas, con tiradas mucho menores. Creo que en un mundo en el que la información es un bien excepcionalmente abundante será muy complicado introducir el pago, que perdió su oportunidad con los errores de los primeros tiempos de internet.

No sé si en esa situación estaremos mejor informados. Tendremos toda la información al alcance de nuestra mano, la buena y la mala, la seria y la frívola, la verdadera y la falsa, la sesgada hacia un lado y la sesgada hacia el otro, pero no sé si todos seremos capaces de encontrar lo que nos interesa y en la versión que más se ajuste a la realidad.

Ese debería ser el momento para los diarios rigurosos y de prestigio. Pero ¿quedará alguno?

8 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Siempre intento vislumbrar alguna solución a los problemas que me plantean pero en esta ocasión no lo encuentro . La única solución es que los ordenadores costaran lo que deberian valer , varios millones de pesetas (AÚN PIENSO EN PESETAS) Pero para eso se tendrian que mentalizar los precios chinos o cerrarles las puestas con gravosos impuestos.
    En fin ¡A grandes males grandes remedios ! pero quien le pone las normas al gato chino?

    Clica sobre mi nombre

    07 octubre 2012 | 14:13

  2. Dice ser Carla

    Quizás estén en peligro las actuales empresas y sus cuerpos de gestión pero no los periodistas, ni la profesión de periodista.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    07 octubre 2012 | 22:05

  3. masquemedios

    Otro interesante punto de vista en Bloggin Zenith; es importante ver el vídeo que incluye: http://blogginzenith.zenithmedia.es/actualidad/pagas-luego-existo-los-usuarios-estan-dispuestos-a-pagar-por-contenidos-online-de-calidad/

    10 octubre 2012 | 13:54

  4. masquemedios

    Un artículo interesante sobre el pago por la información de calidad en internet. Manuel Moreno Capa en Media.tics: http://www.media-tics.com/noticia/2471/Blogs/cobrar-informaci%C3%B3n-online-doce-a%C3%B1os-retraso.html

    11 octubre 2012 | 14:17

  5. masquemedios

    Y aquí el Informe del Instituto Reuters sobre los diez últimos años en la prensa en el mundo: http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2012/10/11/actualidad/1349950243_636207.html

    11 octubre 2012 | 15:54

  6. masquemedios

    Un magnífico análisis de la crisis de la prensa (centrado en este caso en El País) de Miguel Ormaetxea en Media-tics.com: http://www.media-tics.com/noticia/2499/Blogs/hunde-pa%C3%ADs.html

    18 octubre 2012 | 13:32

  7. masquemedios

    La interesante visión de Gustavo Entrala, con soluciones para la crisis de la prensa, aquí: post.ly/9cbpI

    22 octubre 2012 | 00:10

  8. masquemedios

    Las soluciones que se van intentando hasta ahora, con poco éxito, en este artículo de El País: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/10/20/actualidad/1350763542_608982.html

    22 octubre 2012 | 10:31

Los comentarios están cerrados.