Entradas etiquetadas como ‘exclusión’

Mujeres sin hogar, la exclusión más severa

Por Sandra del Valle y Encarna Bomcho
Nosotras queremos que se nos me oiga y por eso levantamos la voz y hacemos público este Manifiesto en nombre de las personas sin hogar. Queremos decir que no tener hogar es más que no tener un techo, es una vulneración de los Derechos Humanos, es un no tener intimidad, seguridad, relaciones… es vivir en la más absoluta inseguridad. Somos unas 40.000 personas las personas que vivimos en España con un contrato indefinido de “Persona Sin Hogar”.

Cartel de la campaña de las Personas Sin Hogar con el que se pretende visibilizar la realidad las personas que viven en esa situación.

Lee el resto de la entrada »

Una mujer en la calle

Gema Castilla

Por Gema Castilla

María disfruta con la música, siempre está con sus cascos puestos y tarareando. La veo cada día por una conocida plaza madrileña. Tiene la voz grave, profunda, pero es en sus ojos donde podrías perderte. Se puede leer en su mirada su ajada vida. María vive en la calle, es una mujer sin hogar.

Según los datos del INE, en la Encuesta de Personas Sin Hogar del año 2012, cerca de 23.000 personas no tienen hogar en España, pero esta cifra sólo corresponde a aquellos que acudían a los centros (albergues y otros servicios públicos). A quienes están en situación de calle no se les cuenta, que es una forma de decir que se les tiene poco en cuenta.

Tacones lejanos. Imagen de @gemacastilla

Tacones lejanos. Imagen de @gemacastilla

Entre esas personas cada vez hay un mayor porcentaje de españoles, y de mujeres. El número de mujeres se ha incrementado en un 19%, pasando de las 3.790 que se plasmaban en 2005 a un total de 4.513 en 2012. Eso supone el 19,7% de las personas sin hogar, cuando hace siete años representaban el 17,3%. Ese porcentaje duele con más rabia aún si a las cifras le ponemos caras. En total, en España por cada 100.000 habitantes hay 71,3 personas sin hogar. Y son muchas ‘Marías’ repartidas por todos los rincones de nuestra geografía.

Las personas sin hogar son incomprendidas y rechazadas, pero yo os invitaría a ampliar vuestra mirada hacia ellas. A abrir los ojos de la aceptación y entender que María está en la calle como resultado de una sucesión de hechos traumáticos en un periodo corto de tiempo. Es lo que llaman sucesos vitales estresantes: la muerte de un ser querido, la separación matrimonial, un desahucio, una encarcelación, la pérdida de empleo… que pueden sumarse a la falta de apoyo familiar y afectivo. Quizá cerca de nosotros tenemos a alguien que también ha sufrido o sufre la combinación de varios de estos sucesos, la mayoría de ellos de forma casual o involuntaria. Podemos pensar en cómo afectan a su vida. Es como asomarse al abismo.

Muchas de estas personas sufren trastornos de salud mental, discapacidades, adicciones, problemas de salud con dolor crónico, complicaciones administrativas, falta de intimidad, miedo a las agresiones o robos de sus pocas posesiones… Y además el dormir en la calle suele agravar estos problemas, porque, ¿qué harías tú para poder soportar esa realidad?. Sus vidas están en un desequilibrio que se mantiene a lo largo del tiempo, y pasan los días, las semanas y los meses y veo como María lleva su vida a cuestas. Y le cuesta.

Cada noche el suelo es el colchón de miles de personas en toda España. Están a la intemperie. Por eso antes de que tus tacones vuelvan a alejarse al paso de una persona sin hogar, mírala, reconsidera su situación y reconoce en ella la dignidad inherente que tenemos todas las personas. Porque María podrías ser tú mañana.

 

 

A vueltas con el mundo

Por Gema Castilla Gema Castilla

El mundo está del revés. Y en muchas de sus acepciones semánticas: como infortunio, como golpe con la mano vuelta, como parte opuesta de algo… pero a los problemas se les puede dar un giro. Y así, convertir la enfermedad, en salud. La desigualdad, en integración. Los conflictos, en paz. El analfabetismo, en educación. La pobreza, en bienestar.

Soy testigo del dolor en la mirada de las personas más gravemente excluidas que pasan cada día por @RAISfundacion. Si esa mirada calase, seguro que el giro sería más contundente. Porque cada euro invertido en solidaridad tiene un impacto real sobre el futuro de millones de personas tanto en nuestro país como en todo el planeta. Cabe destacar que, según un estudio de la Asociación Española de Fundraising y Bain & Company, los fondos donados a las ONG tienen una repercusión en la sociedad nueve veces superior a su valor, es decir, por cada euro recibido, las organizaciones pueden llegar a generar una media de nueve euros de impacto económico a largo plazo.

Por eso, quiero agradecer a la ciudadanía sus donaciones, y en especial a las contribuciones de sus socios regulares, que en los últimos dos años han crecido un 10%, alcanzando los 3,5 millones. Una cifra que representa el mayor colectivo de personas que colaboran con una aportación económica al sostenimiento de su organización, por delante de sindicatos, partidos políticos o clubes de fútbol. Porque en un momento en el que la economía es el ojo del huracán y los fondos públicos se han visto cercenados contundentemente, es cuando más valor tiene la participación ciudadana y su compromiso con los más vulnerables. Así que por pequeña que sea la aportación, sin lugar a dudas, todo suma.

7,5 millones de personas colaboraron con las organizaciones sociales españolas en 2012

Infografía de la campaña SOMOS sobre el apoyo económico a las ONG en España

El seleccionador nacional Vicente del Bosque, el campeón del Mundo de moto GP Jorge Lorenzo, el deportista Juanma López Iturriaga, la periodista Ana Pastor, los presentadores Christian Gálvez, Carlos Sobera, Sandra Sabatés y Anne Igartiburu, las actrices Marta Etura y Macarena Gómez o los músicos Antonio Carmona y Carlos Jean son algunos de los ciudadanos que han querido demostrar su compromiso. Pero tú también puedes hacerlo. El próximo 24 de mayo todos podemos salir a la calle con una prenda del revés para celebrar el Día SOMOS o bien participar en las quedadas a las 12 de la mañana de ciudades como Badajoz, Guadalajara, Huesca, Madrid, Palma de Mallorca o Pamplona.

Gracias en nombre de los beneficiarios de programas de empleo para personas en riesgo de exclusión, gracias por contribuir a la investigación en la leucemia, gracias por dar asistencia a personas con discapacidad, gracias por contribuir a aquella catástrofe del otro lado del océano, gracias por dar acceso a la educación a cientos de niños. GRACIAS eterno y en mayúsculas. Porque estoy convencida que unidos podemos cambiar el mundo, entre todos vamos a darle la vuelta a los problemas y hacer de este planeta un lugar mejor para vivir.