Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘aguirre’

El PP, sin el caimán, asusta menos

Se fue el caimán. Dicen que, en Valencia, se fue el caimán. Casi no me lo creo.

¿Se fue el caimán o, simplemente, está mal enterrado?

De todo lo que se ha dicho en el Congreso que el PP clausura hoy en Valencia me quedo con una frase clave de Mariano Rajoy:

“No quiero que nadie vote al PSOE para que no gane el PP”

Si esa frase refleja la voluntad política de Rajoy, y se traduce en hechos, es muy posible que el PP vuelva a gobernar España en 2012 con Rajoy, Gallardón o Cospedal a la cabeza. Ojalá muchos españoles le perdamos el miedo al PP miserable y mentiroso del trío Pinocho del 11-M (Aznar-Acebes-Zaplana).

¿Qué buena es la alternancia en el poder si no te asusta el caimán?

Estoy tan de enhorabuena que no me lo creo. Casi me dan ganas de votar al nuevo Rajoy desaznarizado.

Aznarismo” sin Aznar es prácticamente algo tan imposible como lo fue el franquismo sin Franco.

El titular del artículo de opinión de mi admirada Sol Gallego -¡qué gran directora perdió El País– es arriesgado, aunque prometedor:

Rajoy entierra el “aznarismo”.

Me recuerda aquellos tiempos predemocráticos en los que los más jóvenes queríamos creer que Adolfo Suárez, ex ministro secretario general del Movimiento, iba a enterrar el franquismo. Y lo enterró. Ya lo creo. Y abrió la puerta a la recuperación de la libertad y de la dignidad del ser humano, pisoteadas por el dictador durante 40 ominosos años.

Y así entró Suárez en la Historia de España por la puerta grande, mientras el cruel dictador militar salió por la gatera, descolgado de calles y plazas, para quedar como una mancha indigna en los libros de texto de nuestros hijos, como Pinochet o el rey felón, Fernando VII. Y así está saliendo también por la gatera de la Historia el miserable Aznar que nos mintió a sabiendas del 11 al 14 M para conservar el poder sin respetar la sangre de casi 200 muertos. Su nombre –José María Aznar– quedará escrito en un nota al pie de página en los libros de historia.

Aunque rojo pálido, socialdemócrata sin partido, yo creí en las promesas democráticas de Suárez y me sumé a su equipo, con entusiasmo y lealtad, como ayudante del vicepresidente Abril Martorell.. Si yo fuera Zapatero, estaría hoy muy atento y preocupado por la eventual pérdida en 2012 del voto del miedo al caimán que tanto le ayudó, por dos veces, a llegar a La Moncloa.

Si nos fijamos en los sujetos que cada diario ha elegido para su portada de hoy, veremos que ninguno defrauda a su afición.

El País concede el honor de sujeto pr¡ncipal a Rajoy frente a Aznar:

Rajoy choca con Aznar…

En cambio, El Mundo prefiere como sujeto a Aznar frente a Rajoy:

Aznar fustiga a Rajoy

Los verbos también resultan muy expresivos: “choca” y “fustiga

Público, contra todo pronóstico, lleva hoy un títular más equilibrado que los demás:

Rajoy y Aguirre ajustan cuentas

¿El PP, enfrentado a la Iglesia por una mujer?

Si no lo veo no lo creo. Adiós Esperanza, Gallardón, Rajoy, etc., al Palacio de la Moncloa. Podéis despediros de ese puesto. Una mujer, según El País, “enfrentada a la Iglesia”, puede ser la sucesora de Zapatero en la Presidencia del Gobierno. Esto de Cospe (Dolores de Cospedal) es una auténtica “revolución desde arriba” en la derecha española. Y me alegro.

Ni Maura ni Dato ni Primo de Rivera ni Gil Robles ni Franco ni Fraga ni Aznar pudieron imaginarlo. Una mujer, madre soltera, puede llevar desde mañana las riendas de la derecha española.

¡Este no es mi Rajoy! Me lo han cambiado y a mejor. Ya lo creo.

Con el nombramiento de Cospe empiezo a creerme la vieja historia de que Rajoy fue prisionero de la guardia pretoriana de Aznar (Zaplana, Acebes, etc.) hasta el dia en que perdió las pasadas elecciones. Ricardo es bastante explícito en el diario aznarista-esperancista de Pedro Jota. Por si no se lee bien lo que dice Rajoy en el chiste de El Mundo, éste es el texto:

…EL SÁBADO

PARA UN DISCURSO

EL TIPO BAJITO ESE…

¿CÓMO SE LLAMA, HOMBRE…?

EL DEL BIGOTE QUE NOS METIÓ EN IRAK

Desde luego, así se escribe la historia. Son los milagros de cierta forma de hacer política.

Rajoy se presenta ante el Congreso del PP con lo que él mismo llama “un equipo propio”.

¿De quién era el equipo que ha tenido Rajoy en la dirección del PP, a su lado, durante los cuatro últimos terroríficos años?

Todo apunta hoy a que el equipo directivo anterior del PP no era, como digo, “el suyo propio” sino el que heredó de Aznar.

¿No era el mismo Rajoy una herencia directa y digital del tipo bajito ese… que nos metió en Irak?

Y ahora viene el más dificil todavía. He leido el gran titular de El País de hoy y me he quedado turulato:

Rajoy designa “número dos” del PP a una mujer enfrentada a la Iglesia

Hay que seguir de cerca este presunto milagro de la derecha española en trance de civilizarse.

El cardenal Rouco guarda silencio sobre esta madre soltera por inseminación artificial (¡Olé tu coraje, Cospe!).

Mejor así porque, a estas alturas, el líder purpurado de los ultras estará soñando con una escisión dentro del PP para que le acompañen en sus manis contra el Gobierno laico de Zapatero “que lleva a España por caminos de perdición”. (El entrecomillado no es mío sino del terrible Papa Pio VI contra Jovellanos y otros ilustrados españoles).

Se acabó el silencio de los obispos sobre el “delincuente” provisional (hasta que se vea su recurso) de la COPE.

Los tres diarios dedican hoy un página a los obipos con relación a su actitud sobre el caso del locutor de la COPE condenado por injurias.

El sujeto es el mismo para los tres: Los obispos

El verbo ya es otra cosa.

Según El Mundo Los obispos velarán” por la COPE.

Según El País, “Los obispos renuncian” a intervenir en la COPE.

Según Público, Los obispos admiten… y anuncian más control de la COPE.

Zaplana “planta” a Rajoy o Telefónica “ficha”…

Para El País el sujeto de su primera noticia, a cuatro y mandando arriba, es Zaplana y el verbo (plantar o dejar plantado) es bastante fuerte:

Zaplana planta a Rajoy y se va a Telefónica por un millón al año

Dos sumarios, a cuatro columnas:

Alierta contrata al ex portavoz por sus contactos con Berlusconi

El líder del PP fue uno de los últimos en conocer el abandono

El Mundo prefiere titular a dos columnas, al fondo de la página, y con foto centrada de Zaplana por abajo. Pero el sujeto de la noticia (ojo) no es Zaplana sino Telefónica y el verbo (fichar) es bastante blando:

Telefónica ficha a Zaplana como su delegado ante la UE y los gobiernos europeos

Y un sumario, cargado de intención contra Rajoy:

Esperanza Aguirre considera “muy mala noticia” que deje el escaño porque “España no está sobrada de personas de su valía”

¿Qué tiene de malo que Espe nos quiera gobernar?

No acabo de dar crédito a lo que leo, en titulares y entre líneas, sobre las previsiones sucesorias al frente del PP. Tengo la impresión de una parte del Partido Popular tiene alergia al debate público y a la elección democrática de sus líderes.

Y tiene razón, a mi juicio, Esperanza Aguirre cuando se queja de la que le han armado algunos correligionarios (y la “Brunete” mediática, que está a su favor) por decir que no tiene pensado presentarse contra Rajoy en el próximo Congreso del PP.

¿Qué le dirán cuando anuncie en serio su candidatura?

¿Qué tiene de malo querer presentarse libremente a unas elecciones internas del PP para presidir ese partido?

A mi me parece lo más natural del mundo.

El mismo día de la investidura, hablaron en Las Cortes tres personas que había competido libremente por digirir el Partido Socialista: Zapatero, Bono y Roza Díez.. Uno ganó y dos perdieron. Y no pasó nada grave en el PSOE. Al revés, ganaron las siguientes elecciones.

¿A qué viene esa alergia a disentir, a debatir y, en definitiva, a votar en la derecha española?

¿Será falta de costumbre a la hora de elegir a su líder sin acudir al dedo del jefe anterior, llámese Gil Robles, Fraga o Aznar?

Me gustaría que Esperanza Aguirre, Alberto Ruiz Gallardón, Alvarez Cascos, Mariano Rajoy y alguno más presentaran su candidatura a la presidencia del PP.

Sería un chorro de aire fresco y limpio para ese vetusto partido que merece poder gobernar de nuevo España si logra convencer a la mayoría de los españoles.

Tengo la impresión de que algunos conservadores no quieren un presidente elegido democráticamente para el PP sino un caudillo ungido por el líder anterior y elegido, sin competidores, por aclamación.

¡Qué lástima!

La guerra del agua (a una columna), papel mojado

Forges lo ha visto muy bien: los garrotazos de Goya, pero con cubos de agua.

¡Qué imagen tan española!

Si algo excita las bajas pasiones del ser humano es la lucha por un cacho de tierra o por un chorro de agua. Es más, detrás de casi todas las guerras conocidas se esconden la tierra y/o el agua.

No me extraña que los del PP se hayan reenganchado al batallón de los agravios interterritoriales haciendo alarde de tanta desmesura.

Les puede salir el tiro por la culata. Cuando remueves las tripas a base de demagogia, no sabes cómo recuperar la calma.

El griterío de los conservadores de Valencia y Murcia puede provocar las iras de los castellanos-manchegos que llevan décadas enviándoles agua del Tajo para regar las huertas de Levante.

Estoy notando la falta de una declaración clara y firme del Gobierno de España diciendo que cuando exista el peligro de emergencia para consumo humano a valencianos y/o murcianos (como ocurre ahora en Barcelona) tampoco les faltará el agua de boca a Valencia ni a Murcia.

¿Somos o no somos iguales ante el agua?

Hoy escuché en la tele al alcalde de Barcelona y explicó el conficto con claridad meridiana. Habló de evitar una situación de emergencia en otoño para dar de beber a una población de 5-6 millones de personas. El mini trasvase temporal previsto de las perdidas de agua del Ebro al consumo humano de Barcelona aportará 40 hm3/año (el 10 por ciento de las necesidades). En cambio, el travase permanente del Ebro previsto por el Gobierno de Aznar preveía 1.050 hm3/año.

El del PSOE para beber costará 170 millones de euros. El del PP para beber y regar hubiera costado 3.777 millones de euros. Hay trasvases, trasvasines y trasvasazos.

Los dos grandes diarios de pago han reducido la guerra del agua a un titulín de una columna casi irrelevante en sus portadas. Veremos lo que da de sí esta guerra del agua (tan recuerrente desde Caín y Abel) en los próximos días.

Para abrir boca, es la primera pregunta parlamentaria con la que se estrena el PP (aún de Rajoy), tras perder las elecciones generales.

No hay general que pueda con una mujer embarazada

En el pie de foto me aseguran que esta imagen de López Garrido (PSOE) y Martínez Pujalte (PP), bromeando y sin cuchillos en sus manos (el del PP sólo agarra un bastón o un paraguas), es de ayer y que fue tomada en España, concretamente en el Congreso de los Diputados.

No me lo puedo creer. Aquí pasa algo. O sea: Pujalte ya no muerde ni vocifera insultos. Y descubrimos que sabía sonreir. Parece otro. El titular de esta foto-noticia lo aclara todo:

SIN BIGOTE, PARA LA NUEVA ETAPA

Si el bigotito, las gafas oscuras y el peinado con raya y “arriba españa” ya no se llevan en la nueva etapa del PP de Mariano Rajoy (despegado de Aznar, ahora sí, hasta el Congreso del PP en junio) es que, sencillamente, estamos ante una revolución en la derecha española.

—-

Aún no he digerido del todo mi reciente viaje por tierras maravillosas de México (una España exagerada, a lo bestia) y por otros lugares y me encuentro con que ésta ya no es mi prensa. Me la han cambiado.

¿Habrá cambiado, quizás, la realidad y, por eso, la prensa de pago me parece tan distinta?

Como sigan así, España va a parecer Versalles (antes de la guillotina) y este blog que compara portadas y titulares perderá todo su sentido. ¡Ojalá!. Pero voy a mirar los grandes diarios nacionales unos cuantos días más no vaya a ser que se trate de un espejismo y que pronto volvamos a las andadas… y a los garrotazos, tal como nos fue en la anterior legislatura.

– Lo que digo: El Mundo y El País coinciden hoy en sus portadas dedicando el gran titular al mismo sujeto: Chacón.

El País, a cinco columnas y con gran foto familiar de la nueva ministra, embarazada y llevando de la mano a sus sobrinos:

Chacón, primera mujer al frente de Defensa

El Mundo, a cuatro columnas y con gran foto de Zapatero y Rajoy dándose la mano y (¡atención!) ambos sonriendo:

La “ecopacifista” Chacón a Defensa y Bibiana Aido, de 31 años, a Igualdad

Cuando escribí el titular de esta nota:

No hay general que pueda con una mujer embarazada

estaba pensado en el adjetivo “ecopacifista” con el que Pedro Jota (genio y figura) califica a la nueva ministra de Defensa, Carme Chacón, jefa de los ejércitos de Tierra, Mar y Aire.

Ecologista y pacifista son dos bellos adjetivos pero ese “ecopacifista“, que precede a Chacón en el gran titular de El Mundo, me parece una calificación intencionada que pretende destacar cierta blandenguería o incapacidad de esta señora para mandar a los tres ejércitos.

Inmediatamente, me vino también la imagen del Pacto del Pardo entre Cánovas y Sagasta, basado en una alternancia conservadora-liberal en el poder que duró décadas.

Hay leyendas que atribuyen al rey Alfonso XII, bisabuelo de Juan Carlos I, el diseño del Pacto de Pardo poco antes de expirar. Dicen que, en su lecho de muerte, el Rey se dirigió a su segunda esposa, la reina María Cristina (la que “me quiere gobernar”) y le dijo:

“Óyeme, Cristinita, tú guarda bien el coño y, ya sabes, de Cánovas a Sagasta y de Sagasta a Cánovas”.

A continuación, el rey Alfonso XII murió en El Pardo y dejó como Reina Regente a su viuda, una princesa extranjera, de apariencia frágil, que tocaba el piano… y (¡atención!) estaba (como nuestra Carme Chacón) embarazada.

Cuentan que el pobre Sagasta , líder del partido liberal, se echó las manos a la cabeza y le vino a decir a Cánovas, líder del partido conservador, algo así como que la Monarquía, en manos de esta pobre mujer, estaba perdida y que ya no tendría ningún futuro en España.

No hace falta recordar que hablamos de finales del siglo XIX y que, entre los generales y espadones de los dos ejércitos (entonces no había aún aeroplanos), estaba muy de moda el golpe de Estado, llamado finamente “pronunciamiento“. Sólo el general Prim dió siete golpes de Estado en un abrir y cerrar de ojos.

¿Cómo podría una frágil mujer viuda hacer frente a tantos generales y almirantes con ansias desmedidas de salvapatrias?

Cánovas fue clarividente cuando dicen que le dijo a Sagasta:

“No se preocupe usted, don Práxedes, que no hay trono más fuerte y sólido en el mundo que aquel que está sostenido por una mujer embarazada o con un niño en sus brazos”.

Y así fue. Aquella Reina Regente embarazada cuidó hábilmente del trono que debía heredar el feto que llevaba en sus entrañas. Parió a un bebé que reinaría más de tres décadas con el nombre de Alfonso XIII.

Sorpresas te da la vida. Por eso, creo que se van enterar nuestros generales y almirantes de la fuerza interior y la decisión que tiene una mujer embarazada. Como diría el poeta. “Quien lo probó lo sabe”.

No conozco de nada a la nueva ministra de Defensa, pese a que veranea en Almería, cerca de mi casa, pero estoy seguro de que, hoy por hoy, es el personaje más fuerte del nuevo Gobierno de Zapatero. Y, si no, al tiempo.

Estoy con el líder conservador malagueño: “No hay general que pueda con una mujer embarazada”.

¡Enhorabuena por ese nombramiento, presidente!

Vaya por Dios. Los dos grandes diarios coinciden con el sujeto principal de sus portada. Sin embargo, en páginas interiores vuelven a disentir y además, (en lo peor) en el uso del verbo.

Pasen y vean el caso de la alcadesa de ANV en Mondragón

En El Mundo:

Los partidos no acuerdan…

En El País:

Los partidos encargan…

No voy a tener más remedio que mantener vivo este blog, para seguir comparando titulares que nos alerten de que cada uno arrima el ascua a su sardina. Ni siquiera en esta nueva etapa de “pax marianista” (provisional mientras duren las divertidas puñaladas entre los aspirantes Aguirre y Gallardón) podemos bajar la guardia.

En cuanto te descuidas, te cuelan un titular que dice lo contrario que la letra pequeña. Como en las hipotecas.

Confirmado: Aznar no vuelve; nunca se fue

Lo que me temía. Aznar no vuelve porque nunca se marchó. El ex presidente Aznar no vuelve a controlar el Partido Popular ni a aspirar a La Moncloa, en tercera ronda, como dicen algunos finos analistas políticos. Nunca dejó de hacerlo.

En mi opinión, ese verbo (volver) está mal empleado.

En estos días, con su apuesta personal por Pizarro, como número dos del PP por Madrid, y por su esposa, Ana Botella, como futura alcaldesa de la capital, tras la eventual espantá de Gallardón, José María Aznar ha salido del armario y se ha mostrado, ya sin disimulo, como el “jefe” en activo del PP.

Como no tengo mucho tiempo para leer hoy los largos análisis de los comentaristas de la prensa y/o de los tertulianos, voy a copiar y pegar los chistes que, en estos casos, suelen interpretar la realidad con bastante tino.