El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Entradas etiquetadas como ‘perfiles de inmigrantes’

¿De qué me sirvió ser poeta?


¿De qué me sirvió ser poeta?

si igual, tuve que venir a España,

a Madrid, a forjarme como inmigrante.

En un lecho vacío y solo

sin el abrazo indecible de mi mujer

sin el desarrollo vital de mis dos hijos

sin la humedad salubre de mi tierra

Heber Ocaña Granados

Allí fue poeta y profesor. ¿Y su ocupación en España? “Obrero de cualquier trabajo”, responde Heber Ocaña Granados, un peruano que emigró de su natal Huarmey y que un día empezó a escribir sus Cartas desde Madrid -nombre del libro de poemas que narra la vida del autor como inmigrante-.

¿Cómo surge el libro? “Quería retratar a través de los versos todo mi sentimiento, la lejanía de mis seres queridos, de mi tierra, de mis costumbres y contar a través de los poemas la impresión que tenía en ese momento de nostalgia, cómo veía a Madrid. Una ciudad desolada sin mis hijos, sin mi esposa, sin nada que era mío”.

Los poemas fueron escritos entre el 2005 y el 2006 y se publicaron en Lima-Perú, en junio del 2007. Heber repartió los ejemplares entre sus familiares y amigos más cercanos, quienes tras leer su prosa le pidieron volver. “Un dia llamé a mi padre y mientras conversábamos me dijo: vente ya hijo, ya es mucho tiempo que estas lejos de tus hijos… nosotros también te necesitamos, ¿cuándo te vas a venir?”. Heber no supo qué decir, porque uno nunca sabe cómo responder a esa pregunta, pero más tarde se enteró de que todo surgió porque una profesora del pueblo, que había leído el libro de poemas, había pasado por su casa y le había comentado a su padre de que es una pena que Heber se haya tenido que ir tan lejos para sufrir.

Y es que la soledad que siente el inmigrante no se cura fácilmente, aunque la poesía puede ayudar. ” La poesía me sirve como desfogue en mi soledad, es mi forma de deshacerme de muchos sentimientos encontrados”, dice Heber y se siente feliz de haber fijado una fecha para finalmente volver. Lo hará en enero o febrero del próximo año, cuando haya cumplido su meta de juntar el dinero que necesitaba, solo entonces volverá a Huarmey, volverá a ser profesor y poeta y le dedicará sus versos a su “bella warmy”, que en correcto castellano significa bella mujer.

Si quieren escuchar el resto del poema con el que empezamos este post, les recomiendo ver el siguiente video.