BLOGS

El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Vivir el tiempo judicial

Ya no recordaba yo que viví un episodio de esos donde interviene la irracionalidad, los empellones, los insultos, los vigilantes de seguridad y sus guantes negros. Ocurrió en 2006 y lo volví a vivir esta semana porque mi compañero fotógrafo y yo volvimos a los juzgados de Plaza Castilla para escuchar las alegaciones de los supuestos agresores.

Para resumir la historia les contaré que el 15 de octubre de 2006, un grupo de vigilantes nos sacó a empujones del Palacio de Deportes de Madrid. Estábamos cubriendo las elecciones presidenciales de Ecuador, en Madrid, en las que participaban los inmigrantes asentados en esta ciudad. Nosotros nos quejamos por el trato violento y de repente nos vimos envueltos en un escándalo; recuerdo que los vigilantes nos querían quitar las cámaras fotográficas y en esa lucha encarnizada mi compañero fue sometido por tres hombres, con guantes negros, que le arrebataron la cámara, le rompieron uno de sus lentes y lo tiraron al suelo. Yo, bueno, salí corriendo el hombre que me quitó la cámara y cuando le pedí que me la devolviera porque le pertenecía al periódico para el que trabajaba me dijo: “¿Quieres la cámara?”, se paró delante de mi y la dejó caer al suelo. “Ahí la tienes”, me dijo.

Así contamos la historia en la comisaría y a continuación se inició un juicio por faltas. Luego empezamos a vivir el tiempo judicial. Recuerdo que alguna vez fuimos citados a una audiencia y que la juez nos dio la razón, y ordenó que los agresores nos compensaran.

El dinero de la indemnización no llegó y yo sinceramente me había olvidado de todo hasta esta semana, cuando mi compañero me recordó que teníamos que volver al juzgado. Resulta que los acusados habían apelado al fallo judicial y la juez debía escuchar a las partes nuevamente.

Por eso volvimos a Plaza Castilla el pasado miércoles, hicimos la fila para entrar, pasamos el filtro tipo aeropuerto que hay allí y a las diez en punto nos llamaron para entrar a escuchar la versión del vigilante. El hombre reconoció que hubo una agresión, pero negó su participación. La juez nos pidió identificarlo y así lo hicimos, y volvimos a contar la historia, aunque fue imposible recordar algunos detalles y este olvido fue la oportunidad de oro para el abogado del acusado, que sugirió que nos estábamos inventando todo. Yo sé que no es así, porque lo viví, pero han pasado dos años del largo tiempo judicial y mi memoria simplemente archivó aquel capítulo humillante y seguí adelante. Y lo mismo hizo mi compañero fotógrafo.

Los juicios por faltas ocupan buena parte del tiempo judicial. Les dejo el video de un dominicano que decidió, al igual que nosotros, empezar a vivir ese tiempo y que espera que se haga justicia por la agresión que denuncia.

12 comentarios

  1. Dice ser edream

    ¡la represion policial es abominable¡..

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Apike

    No quiero iniciar polémica alguna, pero como conocedor del sistema judicial español, los recursos de apelación no consisten en “repetir” el juicio, sino en revisar la prueba ya practicada en el juicio. Las partes, denunciados y denunciantes, no deben ir, solo comparecen defensa y fiscal, y el trámite es de puro alegato, en el sentido de razonar sobre la prueba “ya” practicada y su valoración.Solo se aceptan practicar pruebas denegadas indebidamente en la primera instancia (esto es, el juicio oral) y lo que según la bloguera fué “escuchar la versión del vigilante. El hombre reconoció que hubo una agresión, pero negó su participación. La juez nos pidió identificarlo” sería repetir la prueba de declaración del denunciado y su reconocimiento, cosa imposible porque en ningún juicio penal, sea por delito o falta, se deniega el “interrogatorio” del denunciado o acusado, por aplicación de la Constitución.O no lo explicas bien o estas confundiendo el sistema judicial español.

    31 Enero 2009 | 16:44

  3. Dice ser Helike

    ¡¡NO ME CREO NADA DE NADA!! Que casualidad, siempre somos los malos

    31 Enero 2009 | 17:26

  4. Dice ser lamotta

    Yo soy español y también he vivido abusos de poder. En cuanto alguien tiene una porra, por lo visto, se sienta en obligación de usarla. Por todos los comentarios de esta gente no os preocupéis demasiado, no ven el bosque tras el árbol, ni lo verán. España en su momento fue vista como la última mierda en Europa, y de eso hace bien poco, lo que pasa es que a algunos se les olvida el drama del marginado.Un saludo, y suerte, que me parece que bastante falta os hará, dado el sistema judicial español.fdo: otro jurista

    31 Enero 2009 | 18:11

  5. Dice ser Apike

    A: fdo: otro jurista:Si de verdad eres jurista verás que la historia que cuenta la blogera no puede encardinarse en nuestro sistema judicial, la revisión de una sentencia en 2º instancia, en España, nunca supone repetir el juicio, salvo practicar prueba denegada indebidamente, admitida como tal por el tribunal al que recurres y revisar la valoración de las practicadas por el Juzgado de instancia… No?… O no eres “otro jurista”?

    31 Enero 2009 | 18:25

  6. Dice ser se os " huele ." desde lejos

    A mi los que empiezan diciendo ” soy español” y despues repiten las mismas coletillas que repiten todos los sudamericanos , pues me los creo igual que al que se hacia pasar el otro dia por canadiense , o sea , NADA .

    31 Enero 2009 | 18:55

  7. Dice ser Fernando

    Soy “sudaca”y a mucha honra

    01 Febrero 2009 | 02:45

  8. Dice ser Marcos

    Si es cierto lo que le paso a este hombre me uno a su impotencia y a sus ansias de justicia.Pero no se olviden tampoco, de las noticias que se ven en los periodicos y demas sobre inmigrantes que protagonizan incidentes en el metro, trenes de cercanias etc.Los vigilantes nunca lo han tenido mas dificil, puesto que normalmente estas personas van en grupos y protagonizan actos delictivos, en ocasiones muy violentos, poniendo la seguridad de los demas usuarios en grave peligro.Y tambien me gustaria decir que tristemente muchos inmigrantes vienen de paises y sociedades donde la violencia, agresividad y falta de normas de convivencia es el dia a dia, crecen en tales ambientes y como es normal, cuando emigran se llevan tales actitudes consigo.

    01 Febrero 2009 | 04:41

  9. Dice ser Patricia

    Como siempre muchos españoles poniendo el grito en el cielo porque se comenta algo malo que pasa en su país!!!. Pero por Dios, que manía de sentirse atacados al primer comentario contando que en España también pasan cosas malas y que el abuso de poder existe.Lo que no hacen es entender que somos concientes de que no todo es malo en su país, que no tienen por que ser la excepción a la regla y alcanzar la perfección en todo. Hacer público un abuso de esta índole es justo y no tienen por qué afirmar que es un invento.En todas las ciudades ocurren las mismas cosas, en menor o en mayor grado pero suceden.La diferencia está en querer ocultarlo, en simular que no suceden aunque las pruebas estén a la vista. No es bueno para su sociedad “querer creer” que todo está bien y que lo malo solo se relaciona con lo extranjero. Patricia.-

    01 Febrero 2009 | 20:54

  10. Dice ser Patricia

    Continúan metiendo en la misma bolsa a todo el mundo. Qué pasaría si nosotros hicieramos lo mismo y consideráramos que todos los españoles cometen atropellos abusando de la autoridad?.No todos los sudamericanos son faltos de educación y civismo, lo mismo debe suceder en la sociedad española.El racismo existe, solo que mal utilizar la palabra lleva a confusiones. Quejarse por un abuso de autoridad no es querer dar a conocer un acto racista, es denunciar al delincuente español que lo causó. Patricia.-

    01 Febrero 2009 | 22:09

  11. Dice ser Lo justo es justo

    Para ser justo, en este blog también se tendrían que contar muchos atropellos que cometen algunos inmigrantes.Hasta entonces, este blog me parecerá imparcial e injusto con los españoles, digaís lo que digaís.

    02 Febrero 2009 | 13:02

  12. Dice ser No me lo creo

    No me lo creo, es una historia que no me creo de ninguna manera. A ver, los vigilantes son trabajadores, hay que ver las maneras y lo que pasó ahí para que fuera DETENIDO por resistencia y desobediencia. La policía llegó más tarde y proceden a la detención, claro, es un complot entre todas las fuerzas del órden contra este perfecto desconocido, vengaaaaaaaaaaaaaaaa

    02 Febrero 2009 | 22:06

Los comentarios están cerrados.