BLOGS
Ciencia para llevar Ciencia para llevar

CURIOSIDADES CIENTÍFICAS PARA COMPARTIR

Astrología: ¿verdadero o falso?

M. VillarPor Montserrat Villar (CSIC)*

La creencia en la astrología sigue muy arraigada en la sociedad. Aún hoy de vez en cuando saltan a los titulares instituciones educativas de prestigio que deciden acoger u organizar cursos y congresos dedicados a la astrología, no desde un punto de vista histórico y crítico, sino para la promoción de sus prácticas supuestamente adivinatorias. Quizás el secreto de su popularidad está en esa componente psicológica que apela a las emociones de la gente y su necesidad de aferrarse a algo tangible que dé respuestas y arroje luz sobre un destino incierto. De hecho, es notable la reacción que despierta entre sus numerosos seguidores cualquier argumento que se presente en contra de la astrología. Esto a menudo va seguido de virulentas acusaciones de dogmatismo infundado, inquisición al amparo de la ciencia, censura intelectual, etc.

Según esta pseudociencia, a partir de la observación e interpretación de la posición y el movimiento de los astros, es posible conocer y predecir el destino de los seres humanos y pronosticar los sucesos terrestres. Sostiene, además, que dicha posición en el momento del nacimiento de un individuo influye en su carácter.

Desmontemos la astrología sometiéndola a una serie de pruebas.

Zodiaco

Foto: Chris Lexow

Prueba nº 1. ¿Son estas afirmaciones coherentes con el conocimiento científico?

La respuesta es no.

Si realmente los astros influyen en nuestra personalidad y destino, debe explicarse cómo y por qué sucede esto respetando el conocimiento científico universalmente aceptado. En caso de cuestionarlo, debe aportarse una explicación válida alternativa.

Todos los fenómenos de la naturaleza son consecuencia de cuatro fuerzas o interacciones fundamentales: la gravitatoria, la electromagnética, la débil y la fuerte. La supuesta interacción astrológica entre los planetas y los seres humanos debe por tanto realizarse por medio de una de estas fuerzas. Sin embargo, ninguna puede explicarla. Dado que la Luna ejerce una atracción gravitatoria obvia sobre la Tierra (claramente manifiesta en el fenómeno de la mareas), cabría pensar que esta es la fuerza responsable. Sin embargo, unos cálculos muy sencillos contradicen esta hipótesis, pues las fuerzas ejercidas por los planetas del Sistema Solar sobre el bebé recién nacido son despreciables.

Viéndolo desde otro ángulo, podría ser que los planetas emitieran algún tipo de radiación a través de la cual ejercerían su influencia. Sin embargo, estamos inundados de radiaciones de origen terrestre (artificial o natural) incomparablemente más intensas que cualquier emisión planetaria que pueda alcanzarnos.

FirmamentoNo existe una explicación satisfactoria dentro del conocimiento científico acumulado a lo largo de los siglos. Los defensores de la astrología aducen entonces que hay muchos fenómenos que no se comprenden y esto no significa que no sean reales. ¿Puede la ciencia afirmar que no existe una fuerza o radiación capaz de ejercer esa influencia astrológica? Es decir, ¿puede demostrarse la no-existencia de estas? Siendo totalmente estrictos, y por improbable que pudiera resultar, la respuesta es no.

Bien… Asumamos por un momento que existe una fuerza y/o radiación misteriosa, aún por descubrir, cuya única manifestación conocida es la de la influencia de los astros en el carácter y destino de las personas y los sucesos terrestres; una fuerza o radiación que ha escapado a la detección de los aparatos y experimentos más sensibles, pero que, sorprendentemente, tiene efectos extraordinarios sobre los seres humanos.

Pasemos entonces a la prueba nº 2. ¿Ha sido demostrada la capacidad predictiva de la astrología?

De nuevo la respuesta es negativa. Siempre que se han sometido a tests de diversa naturaleza los supuestos aciertos de la astrología se ha demostrado que son el resultado esperado del simple azar, o de una predicción totalmente obvia o de una interpretación (incluso ejecución) sesgada y errónea de los experimentos realizados. A pesar de los numerosos intentos, nunca se han confirmado las correlaciones esperadas partiendo de las hipótesis astrológicas (por ejemplo, signo zodiacal versus actividad profesional, versus un rasgo particular de la personalidad, etc). Es decir, todos los estudios realizados bajo el escrutinio implacablemente escéptico del rigor científico han mostrado que no hay relación alguna entre la posición de los astros en el momento del nacimiento y la personalidad y el destino de los individuos.

Guercino_Astrologia

Personificación de la astrología / Archer M. Huntington Museum Fund, 1984

Finalicemos con la prueba nº 3. ¿Se ha adaptado la astrología al avance del conocimiento científico?

Tampoco. Las doctrinas astrológicas no se han actualizado, salvo algunos burdos intentos que a través de un lenguaje farragoso y ambiguo pretenden transmitir una imagen de modernidad y rigor científico que poco tiene de veraz. Por ejemplo, desde sus comienzos hace varios miles de años, las predicciones astrológicas se basaban en los planetas conocidos entonces, es decir, los que se pueden observar a simple vista: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. ¿Qué ocurre con Neptuno y Urano, descubiertos en los siglos XVIII y XIX respectivamente? ¿Qué ocurre con los grandes satélites de los planetas exteriores como Júpiter o Saturno? ¿O con los muchos miles (probablemente millones) de asteroides situados entre las órbitas de Marte y Júpiter?

Continuaremos a la espera de que los astrólogos expliquen qué influencia tienen (o no) y por qué todos estos elementos del Sistema Solar son sistemáticamente ignorados. O por qué se ignoran constelaciones como Ofiuco, que el Sol también atraviesa en su recorrido aparente por la bóveda celeste, además de las del Zodíaco tradicional. Seguiremos a la espera de una explicación de por qué gemelos univitelinos tienen destinos totalmente dispares, o por qué miles de personas de diferente signo zodiacal fallecen el mismo día como consecuencia de una catástrofe natural o por qué… en fin, podríamos seguir hasta el infinito con la lista de incongruencias.

Por tanto:

  • No hay ninguna explicación conocida que pueda sustentar los principios astrológicos.
  • No ha sido demostrado que los planetas influyan en el carácter y el devenir de los seres humanos. Por el contrario, se ha demostrado que la astrología no tiene capacidad predictiva.
  • La astrología continúa estancada en ideas obsoletas que no se han actualizado de acuerdo con los conocimientos científicos adquiridos a lo largo de los siglos, lo cual da lugar a inconsistencias insalvables.

Astrología: ¿verdadero o falso?

Falso.

 

* Montserrat Villar es investigadora en el Centro de Astrobiología (INTA/CSIC) en el grupo de Astrofísica extragaláctica. 

26 comentarios

  1. Nos habremos inventado tantas historias los seres humanos desde el origen de los tiempos…

    15 octubre 2015 | 09:58

  2. Dice ser yomismo

    Pues yo sí creo que en algún momento la astrología pudo tener sentido.

    Por supuesto, la posición de los planetas, no tiene efecto ninguno sobre una persona que habite la Tierra.

    Ahora, de la misma forma que hay ciertos patrones de nuestra infancia que se repiten (los hermanos mayores tienden a ser mejores estudiantes son diferentes a los hermanos menores que suelen tener mejores habiilidades sociales), me parece razonable que nacer en verano o en invierno, implica que has empezado a andar en la calle o en casa, e implica muchas diferencias en la crianza.

    Por poner un ejemplo, en España hay más deportistas de élite del primer trimestre del año. En Inglaterra tiende a haber más del primer trimestre. Evidentemente eso descarta motivos astrológicos. Es porque las categorías de infantiles van por años naturales, y eso hace que los mayores jueguen mejor, lo cual hace que jueguen más y ello implica que juegan mejor. En Inglaterra las categorías son por cursos escolares, de septiembre a septiembre, eso implica que los mayores de las categorías son del último trimestre.

    Casulamente, los que nacen en enero-febrero son acuario, y los de diciembre son sagitario. Y aunque el signo del zodiaco no tenga nada que ver,

    Correlación no implica casualidad, pero hace mucho tiempo no lo tenían tan claro, y esa correlación se pudo establecer con las estrellas en vez de con las estaciones.

    Por supuesto, estamos hablando de sociedades rurales, donde no hay mucho movimiento de personas, y, por supuesto no viajan de un hemisferio a otro.

    Respecto a otras chorradas como los planetas, o el ascendente, quizá el efecto pigmalión pueda explicar algo así (vivir en una sociedad donde todo el mundo cree que eres de una forma, quizá te convierta en ello como una profecía autocumplida).

    15 octubre 2015 | 10:03

  3. Dice ser skalo75

    Siendo críticos pensaba que sólo mentes muy débiles o gentes muy ignorantes son capaces de pensar que la posición del Sol y la Luna con respecto a constelaciones arbitrariamente definidas (sin sentido por otro lado), en el momento de tu nacimiento definía tu personalidad o tu caracter. Sin embargo compruebo como la mayoría de las personas creen que en el zodiaco.
    No entiendo cómo en el mundo actual vuelve a campar el misticismo barato.
    No entiendo cómo la gente cree cosas que se demuestran científicamente que no funcionan.
    No entiendo cómo la gente cree en el zodiaco o en la homeopatía o en la videncia o en la grafología o en los zahoríes o en el tarot ….

    Señores hay un tipo que, como yo, está harto de afirmaciones sin bases científicas, está harto de que se time a la gente está harto de que el verdadero conocimiento sea alterado. Ese señor se llama James Randi y era un reputado ilusionista en las décadas de los 50 y 60. Ese señor os lo pone bien fácil … otorga un premio de 1 millón de dolares a cualquier persona que demuestre que cualquiera de las paridas que he mencionado funcionan bajo condiciones científicamente controladas. A día de hoy el millón de dolares sigue ahí.
    El Astrologo que dijo que era capaz de adivinar el signo del zodiaco de 10 personas entre 12 no acerto ni una.
    Los Zahoríes que dijeron que eran capaces de “sentir” el agua pasando por una tubería entre 10 posibilidades acertaron el puto 10%.
    El grafologo que dijo que era capaz de adivinar la profesión de 3 personas entre 4 mirando su escritura falló.
    Y por supuesto la carrera de Jacques Benveniste que publico eso tan bonito de “la memoria del agua”, y que en teoría sustentaba la homeopatia fue hundida de un plumazo al comprobarse los errores que cometió en la metodología de sus experimentos.

    Basta ya de misticismo barato!!!

    Pd. Se que ahora vienen los comentarios de gente que le molestará la verdad precisamente porque es verdad.
    Reproducibilidad
    Falsabilidad
    NO PIDO MÁS

    15 octubre 2015 | 10:05

  4. Dice ser yomismo

    @skalo75

    pese a que en una lectura rápida de mi comentario anterior pueda pasar por defensor de la astrología, nada más lejos de mi intención, 100% de acuerdo contigo.

    15 octubre 2015 | 10:21

  5. Dice ser skalo75

    @yomismo

    No había leído tu comentario cuando publiqué el mío, pero ahora que lo he leido …

    > pese a que en una lectura rápida de mi comentario anterior pueda pasar por defensor de la astrología
    Todo lo contrario macho … intentas dar explicaciones RACIONALES ante ciertos hechos comprobados o no. Las explicaciones astrológicas son IRRACIONALES y totalmente MÍSTICAS.

    15 octubre 2015 | 10:26

  6. Dice ser gorrion

    “¿No es curioso? Los mismos que se ríen de los ASTRÓLOGOS y ADIVINOS, son los mismos que toman en serio a los ECONOMISTAS.”
    Así nos luce el pelo.

    15 octubre 2015 | 10:49

  7. Dice ser JAv

    Pues aunque no tenga ninguna logica segun los conocimientos que tenemos actualmente, yo si creo que en algunos casos el signo de zodiaco influye en los rasgos de personalidad . Curiosamente es en la unica cosa que tengo fe (con fe quiero decir creer en algo de lo que no se tengas pruebas empiricas que lo demuestre). De hecho varias veces e intuido que alguien era capricornio por su forma de comportarse y despues he descubierto que asi era.

    15 octubre 2015 | 10:56

  8. Dice ser Pelagatos

    Por supuesto que la alineación de los astros influye en las personas! Cada vez que el Sol se alinea con el horizonte, todo el mundo se despierta y sale de sus casas. Y cuando vuelve a alinearse con el horizonte por la tarde, la gente regresa al hogar y se duerme. Si eso no es influir en la vida de las personas… 🙂

    15 octubre 2015 | 11:02

  9. Dice ser albmik

    “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.” Abraham Lincoln. Es decir, ‘algo’ como la Astrlogía, que ha podido perdurar durante miles de años, en culturas totalmente diferentes, no puede tratarse simplemente de una patraña o un engaño.

    Montserrat Villar, Plantea Ud. ¿Se ha adaptado la astrología al avance del conocimiento científico? Y yo me permito preguntarle ¿acaso debe hacerlo? La Astrología se ha manejado históricamente en sus propios conceptos difícilmente extrapolables a otros planteamientos. No olvide Ud. que, en parte, gracias a la Astrología el Ser Humano empezó a ‘mirar sobre sus cabezas’ buscando ‘respuestas’ dando pié y sólo en parte, muchísimo más tarde, a lo que hoy consideramos Ciencia, o parte de ella; como en su día, la Alquimia, fué percusora, en sus ancestros, de ésta misma Ciencia actual. Mal que les pese reconocerlo.

    Un error muy común de los detractores de la Astrología es asimilar ésta como un ‘arte adivinatorio’ o ‘magíco’, más propio de caseta de feria o charlatanes o embaucadores. Nada más lejos de la realidad intrínseca de la Astrología (no de su mal uso o interpretación). Hay una máxima en Astrología que casi núnca se menciona (y esto ocurre malintencionadamente) y es la que dice: ” La Astrología influencia, pero núnca determina”, es decir, en Astrología no existe ‘causa/efecto’, al menos, no directamente.

    15 octubre 2015 | 11:02

  10. Dice ser skalo75

    @gorrion

    > Los mismos que se ríen de los ASTRÓLOGOS
    Yo no me río, nadie aquí lo ha hecho, solo digo lo que es estrictamente cierto.
    No hay base científica para la Astrología funciona.
    Sí hay base científica para decir que la Astrología es un fraude y un engaño.

    > son los mismos que toman en serio a los ECONOMISTAS
    Debe ser mejor consultar a un medium o a un Astrologo qué decisiones tomar.

    > Así nos luce el pelo
    Ni que lo digas.

    @JAv

    > yo si creo que en algunos casos el signo de zodiaco influye en los rasgos de personalidad
    > Curiosamente es en la unica cosa que tengo fe
    Curiosa forma de conocimiento basar las afirmaciones en intuiciones no evidenciables.

    15 octubre 2015 | 11:07

  11. Dice ser skalo75

    @albmik

    > Es decir, ‘algo’ como la Astrlogía, que ha podido perdurar durante miles de años, en culturas totalmente diferentes, no puede tratarse simplemente de una patraña o un engaño.
    Si te fijas en la religión católica, el hecho de nacer de una mujer virgen es un engaño perpetuado durante más de 2mil años.
    Hay miles de engaños perpetuados durante miles de años.

    > Astrología se ha manejado históricamente en sus propios conceptos difícilmente extrapolables a otros planteamientos.
    Y no es extrapolable a nada porque la lógica más aplastante dice que la posición de los planetas en el momento de tu nacimiento y el caracter de una persona no tienen nada que ver. ¿Cómo coño se explica que dos gemelos univitelinos nacidos a la misma hora sean tan diferentes?

    > Un error muy común de los detractores de la Astrología es asimilar ésta como un ‘arte adivinatorio’ o ‘magíco’, más propio de caseta de feria o charlatanes o embaucadores.
    En realidad es exactamente la misma cosa porque se basan en estupideces místicas que no tienen sentido en una mente racional.

    > es decir, en Astrología no existe ‘causa/efecto’
    Es decir, no sirve para precedir nada.

    > al menos, no directamente.
    Vale, no sirve para predecir nada directamente … ¿Indirectamente sí?

    DEMOSTRACIÓN EMPÍRICA N1
    En mi familia 4 miembros son del mismo signo del zodiaco y el carácter de todos ellos se parece como un huevo a una castaña.

    DEMOSTRACIÓN EMPÍRICA N2
    Conozco dos gemelos univitelinos nacidos con segundos de diferencia cuyo caracter no tiene nada que ver ni con el otro ni con su supuesto signo del zodiaco.

    Pd. Demostraciones empíricas de que la Astrología es incapaz de predecir lo más mínimo de una persona hay miles, si quieres te voy pegando todas ellas.

    15 octubre 2015 | 11:23

  12. Dice ser skalo75

    Añadir el tremendo experimento de James Randi sobre la Astrología …

    El tipo cogió a un grupo de 50 personas. Les pidió a todos ellos que escribiesen su fecha de nacimiento porque un reputadísimo astrólogo iba a precedir su caracter solo sabiendo la fecha de su nacimiento elaborando lo que se vienen llamando carta Astral.
    Así repartió a las 50 personas lo que el Astrologo había dicho sobre ellos.
    Después de leerlo pregunto cúantos estaba bastante o muy de acuerdo con que lo que leían iba con ellos. Al menos el 90% de la clase alzó la mano.
    Posteriormente pidió a todas las personas que deslizaran la “predicción” a su compañero de detrás (obviamente el último al primero de la fila).
    Las caras de asombro al constatar que todos tenían la misma predicción es digna de ser recordada.

    15 octubre 2015 | 11:29

  13. Dice ser albmik

    La Astrología NO es una Ciencia (son conceptos y planteamientos totalmente diferentes), por lo tanto difícilmente (la Astrología) puede ser compararada, equiparada o analizada bajo los parámetrios de ésta última (la Ciencia, o lo que entendemos como ésta).

    La Astrlología no es una panacea o tiene todas las respuestas (ni lo pretende); la Ciencia tampoco tiene todas las respuestas (aunque arrogantamente sí lo pretende).

    La Astrología (seria) no ha pretendido jamás negar sus propias limitaciones, algo que la Ciencia núnca hará (o en todo caso se justificará con algún subterfugio).

    15 octubre 2015 | 11:34

  14. Dice ser skalo75

    > La Astrología NO es una Ciencia
    Vamos bien.

    > La Astrlología no es una panacea o tiene todas las respuestas (ni lo pretende)
    En mi opinión no tiene ni una sola respuesta puesto que se ha demostrado científicamente que no predice nada, ni es capaz de establecer una sola afirmación correcta sobre algo o alguien.

    > la Ciencia tampoco tiene todas las respuestas (aunque arrogantamente sí lo pretende).
    Creo que no comprendes el método científico.

    > algo que la Ciencia núnca hará (o en todo caso se justificará con algún subterfugio).
    Falsabilidad, reproducibilidad. No se pide más!
    Todo en ciencia es susceptible de ser falseado.
    Todo en ciencia es succeptible de ser reproducido.

    Arrogancia, o pretender tener todas las respuestas, es algo que no tiene nada que ver con la ciencia.
    Razón, conocimiento o verdad si son cosas que tengan que ver con la ciencia. Ya sabes, esa razón, ese conocimiento o esa verdad que te permiten usar un ordenador para comentar en Internet.

    15 octubre 2015 | 11:48

  15. Dice ser albmik

    @skalo75 Pretender ‘rebatir’ mis explicaciones con sus argumentos/críticas ciencio/racionales, es una tarea inútil por su parte, simplemente no tiene recorrido. Ya he comentado que Astrología y Ciencia son dos cosas que nada tienen que ver, si eso remueve de algún modo sus planteamientos racionales, bueno, ya es otra cuestión y debate del cual no pretendo participar (por no llevar a ningún sitio, núnca lo ha llevado).

    Por cierto, efectivamente, como Ud. ha dicho “Hay miles de engaños perpetuados durante miles de años” como también han existido “miles de certezas” que no han perdurado en la Historia.

    15 octubre 2015 | 11:58

  16. Dice ser skalo75

    > Pretender ‘rebatir’ mis explicaciones con sus argumentos/críticas ciencio/racionales, es una tarea inútil por su parte
    No pretendo rebatir nada.
    Estoy dando mi opinión de por qué la Astrología me parece un fraude, una mentira y una estafa.

    > si eso remueve de algún modo sus planteamientos racionales
    Me suele gustar usar la razón para saber lo que es verdad o mentira.
    Usted puede usar el misticismo sin ninguna base científica si gusta.
    No pretenda que los demás aplaudamos unas prácticas sin sentido y totalmente irracionales.

    > “Hay miles de engaños perpetuados durante miles de años” como también han existido “miles de certezas” que no han perdurado en la Historia.
    Por eso funciona tan bien la ciencia que es tan arrogante para revisar constantemente todo lo que dice con evidencias reproducibles por cualquiera en cualquier marco.
    Por eso funciona tan mal la Astrología, porque durante dosmil años e independientemente de nuevos descubrimientos no han cambiado una sola coma en lo que dicen.

    15 octubre 2015 | 12:07

  17. Dice ser albmik

    @skalo75 Por eso funciona tan mal la Astrología, porque durante dosmil años e independientemente de nuevos descubrimientos no han cambiado una sola coma en lo que dicen. ¿Qué entiende Ud. por “funcionar?

    Por cierto, se me olvidó manifestarle mi admiración por su excepcional habilidad en llevar la cuenta de esos “miles de engaños perpetuados durante miles de años”. Asombrosa su capacidad! Ni decenas, ni centenares … miles! Los lleva usted contados? En formato Excel quizás? O sólo fué ‘un modo de hablar’, porque en ese caso creo que sería un argumento, por subjetivo, muy poco racional y objetivo por su parte. Si al menos esa expresión suya la hubiera entrecomillado….

    “Por eso funciona tan bien la ciencia que es tan arrogante para revisar constantemente todo lo que dice con evidencias reproducibles por cualquiera en cualquier marco”. La ciencia funciona cuando funciona, y la Historia Científica está plagada de ejemplos de sus propias “autocorrecciones” posteriores, cuando no, simplemente, reconoce que no tiene respuestas.

    Usted pretende discutir sobre “el sexo de los ángeles”, yo no.

    15 octubre 2015 | 12:33

  18. Dice ser skalo75

    > ¿Qué entiende Ud. por “funcionar?
    Hacer lo que se supone que hace que es predecir el caracter y el destino de las personas por la posición de los Astros en el momento del nacimiento.
    Como se ha demostrado que la Astrología es incapaz de hacer eso no creeré en ella.
    Es lo mismo que la religión Católica; cuando vea nacer a un niño de una mujer virgen igual empiezo a considerarla.
    Falsabilidad y reproducibilidad!

    > La ciencia funciona cuando funciona
    Que es siempre … aún cuando se equivoca! Falsabilidad y reproducibilidad!

    > Por cierto, se me olvidó manifestarle mi admiración por su excepcional habilidad en llevar la cuenta de esos “miles de engaños perpetuados durante miles de años”. Asombrosa su capacidad! Ni decenas, ni centenares … miles! Los lleva usted contados? En formato Excel quizás? O sólo fué ‘un modo de hablar’, porque en ese caso creo que sería un argumento, por subjetivo, muy poco racional y objetivo por su parte. Si al menos esa expresión suya la hubiera entrecomillado….
    La verdad desconozco el número, pero en cada pseudociencia (como lo es la Astrología), en cada religión (especialmente las Abramhaicas), y en cada secta (qué son las religiones sino sectas adoptadas por muchos) tiene usted muchas mentiras perpetuadas donde escoger.
    Si hay miles, cientos o decenas de miles me importa un pimiento. No es cuestión de contabilizar los engaños históricos sino de constatar que existen y muchos. ¿No está usted de acuerdo?

    > y la Historia Científica está plagada de ejemplos de sus propias “autocorrecciones” posteriores
    De ahí que la falsabilidad sea imprescindible en cienca. Todo se revisa. Nada es absoluto.
    Tenía razón cuando dije que usted no comprende lo que es el método científico.
    Por otro lado la Astrología NUNCA se autocorrige, nunca avanza, nunca evoluciona, es un conocimiento arcáico e irracional basado en suposiciones incorrectas hechas hace miles de años.

    > cuando no, simplemente, reconoce que no tiene respuestas.
    Qué raro, juraría que hace dos comentarios y de manera arrogante la ciencia pretendía explicarlo todo.
    Aclarese!
    La ciencia nunca pretende dar todas las respuestas, la ciencia solo pretende el CONOCIMIENTO.
    ÉXITOS DE LA CIENCIA: Los coches, la medicina moderna, los ordenadores, las comunicaciones etc.
    ÉXITOS DE LA ASTROLOGÍA: . . . (Aún espero que mencione usted alguno).

    > Usted pretende discutir sobre “el sexo de los ángeles”, yo no.
    Eso es cierto, usted no da un solo argumento que respalde la veracidad Astrología. No ha dicho nada sobre ella.
    Se limita usted a intentar descalificar la ciencia (y a mí) … y eso amigo es lo que viene siendo un acto más irracional que creer en la Astrología.

    15 octubre 2015 | 12:46

  19. Dice ser uno mas

    @skalo75
    puedes insistir todo lo que quieras, porque no lleva a ninguna parte.

    No se puede rebatir una superstición con razonamientos, porque las supersticiones no atienden a razones. Puedes presentar 100001 demostraciones, estudios, razones… que dará igual. A los que creen en una superstición no les interesa eso. Quieren creer, y con eso les basta.

    Pongo un enlace a una cancioncilla muy divertida del programa “Órbita Laika”, precisamente sobre eso.

    https://www.youtube.com/watch?v=UJPnbXBlvZI

    saludos

    15 octubre 2015 | 14:09

  20. Dice ser skalo75

    > Quieren creer, y con eso les basta.
    La fe frente a la razón. Nada nuevo bajo el sol.

    15 octubre 2015 | 14:34

  21. Dice ser Juan

    ¿No formaría parte del cumulo de falsas concepciones astrológicas, que en el instante mismo del nacimiento la posición de las estrellas y los planetas determinasen el carácter y la personalidad del individuo?

    ¿Como puede el hecho de nacer, dar como resultado una influencia permanente de las posiciones de estrellas y planetas?

    ¿Y porqué esta “impronta” permanente ocurriria en el nacimiento, en lugar de la concepción por ejemplo, o en cualquier otro momento importante de la vida?

    !Estas son muy buenas preguntas!

    Yo recomendaría a cualquiera, que primero buscase a través de su rama de ciencias favorita, u otro sistema de creencias, la respuesta que estas puedan ofrecerle al respecto.
    Pero, si por casualidad su curiosidad no quedase plenamente satisfecha…enhorabuena.

    Quizás sea el buen momento de redirigir sus indagaciones hacia la astrología misma.

    Lo primero sería distinguir entre el esceptico y el “no-creyente”.
    Hoy en dia es un pasatiempos para el “no-creyente en la astrología”, llamarse a si mismo…Esceptico. Pero en la misma medida que hay personas “pretendiendo” ser astrologos,… cuando no lo son, igualmente hay muchisima gente que se disfraza de escepticos…cuando no lo son.

    Y eso es porque para ser un esceptico uno primero tiene que estudiar el objeto de investigación en profundidad.
    Y muchos -asi llamados- escepticos son en realidad simples ignorantes que están intentando parecer inteligentes y cultivados.
    Pero hay supuestos astrólogos que también están pretendiendo aparentar ser muy sabios.

    Así que, !cuidado!.
    Hay una diferencia entre el ateo que simplemente “no cree en”, y el agnostico que simplemente…”no conoce la respuesta”.
    ¿Cual es la diferencia entre un “creyente ciego” y un “no-creyente ciego”? Ninguna.
    Es encantador observar el modo en que los opuestos se reflejan uno en el otro.

    Por lo tanto, siendo yo un astrólogo, y teniendo en cuenta que comparto muchas inquietudes con los escepticos serios de la astrología, intentaré responder en la medida que me sea posible a las preguntas anteriores, así que:

    Lo que es a menudo descrito como “falsas concepciones astrológicas”, son de hecho los falsos conceptos que el “pretendido esceptico” tiene de las que él cree que son las concepciones de la astrología.

    El hecho de que algunos “Analisis Cientificos sobre la Astrología” no le encuentran sentido a los principios de la Astrología no demuestra necesariamente la invalidez de esta, sino que podría ser la prueba del fracaso de los criterios usados en tales “supuestos analisis cientificos”.

    Sabemos hoy en dia que la mayoria de las caracteristicas de nuestro temperamento están influenciadas por la herencia genetica. Lo que es un condicionamiento pre-natal.
    La otra gran fuente de “influencia” viene a través del entorno en el que el niño ha nacido y al interior del cual se desarrolla. Las circunstancias medioambientales, familiares, culturales, socioeconomicas, a las que el niño tendrá que sobrevivir.

    Por lo tanto, el niño es, precisamente el resultado final de un larguisimo proceso de evolución biologica, y se halla a la merced de las circunstancias ambientales.
    Perfecto. Esto parecería cancelar la relevancia de cualquier “influencia planetária”.

    Pero estos procesos biologicos y ambientales son el resultado de la posición del planeta Tierra, -un cuerpo celestial el también-, como parte del engranaje del Sistema Solar, y del universo circunstancial en el que habitamos.
    La VIDA en la Tierra se ha desarrollado de un modo especifico como resultado del proceso de evolución de todo el sístema solar en su conjunto.

    Porque no veríamos el universo reflejado en los rostros de sus criaturas?

    El instante del nacimiento, es el momento en que la criatura alcanza su estado de estructura organica diferenciada y separada, que es el estado en el cual está sometido, destinado, a permanecer el resto de su vida.
    Es muy sencillo, y también lógico comprender la astrología…pero solamente desde donde “comprendemos” que siempre hemos formado parte de un todo.

    Muchos de los argumentos “escepticos” están basados en una muy estrecha visión del mundo, y de la Tierra, como un elemento desconectado o aislado del universo que lo rodea.

    Es la función de la Astronomia, hermosa ciencia donde las haya, estudiar el universo objetivo y exterior.

    La Astrologia Natal, como herramienta de estudio, investiga el modo en que opera la percepción subjetiva del individuo, al interior de la “burbuja” de su propio universo personal.

    Y eso es lo que, -en mi opinión,- implica la Carta Natal.

    17 octubre 2015 | 02:50

  22. Dice ser Warp

    @albmik:

    Es una perogrullada decir que como la astrología no sigue el método científico, no se la puede comparar con la ciencia.

    Lo que estás diciendo es que la astrología es una creencia supersticiosa, es decir, una religión. Pero luego dices que hay una astrología “seria”. ¿Qué es esa astrología “seria”? ¿Una que tiene razón? ¿Que acierta? Y ¿cómo funciona, si es “seria”?

    Cuando tú te montas en un avión o enciendes un ordenador ¿esperas que los duendes que están en el motor o en los botones o en el monitor funcionen? No hay que rezarles, ni hay que creer en ellos, porque no existen, ni se necesitan. El mundo físico es el que es y la ciencia explica cómo vuela un avión y cómo funciona un ordenador. ¿Por qué, entonces, debería “creer” que la astrología funciona? Si algo funciona es porque hay una explicación coherente más allá de las creencias supersticiosas delirantes, hay unas relaciones causa-efecto.

    La astrología, sea seria o cómica, es un cúmulo de supersticiones incoherentes, sin sentido, que puedes tirar fácilmente por los suelos no sólo con la ciencia, sino con el sentido común (como dice @Juan, por qué sólo afecta en el nacimiento y no en el resto de la vida), que no se sostiene ni con andamiaje, igual que el tarot, la bola de cristal o la lectura de los poso del té. Es un montón de chorradas que la gente cree para culpar a otras fuerzas de sus desgracias personales y no tener dos dedos de frente para entender algo tan simple y sencillo resulta en gente timorata, pusilánime y fácilmente manipulable, cosa que a los que venden estas supercherías les viene muy bien para hacer su agosto a costa de la idiotez ajena.

    19 octubre 2015 | 11:46

  23. Dice ser Juan

    Subscribo en parte el comentario de @Warp.
    Como conozco el tema del que hablo, ratifico que el estado lamentable en el que se halla la astrología de cara a la opinión pública y medios de comunicación, que la reducen a caricatura, es inevitable que se convierta en foco de atención de personas de poco seso que intentan compensar su intrascendencia personal a través de sistemas de creencias que les hagan sentir que sus pequeñas miserias son cosas importantes o trascendentes.

    De hecho, el atractivo que para mucha gente tiene eso de leer en el periódico o revista acerca de su signo astrológico, se debe a que precisamente desde la intrascendencia personal, les complace que en el periódico “se hable de ellos”.
    Y precisamente como hay un cierto mercado de gente manipulable, no es de extrañar que aparezcan también personas manipuladoras que se aprovechan de ello para vender talismanes y chorradas de feria.

    Hasta ahí totalmente de acuerdo.
    De hecho, en un comentario anterior alguien mencionó el test de James Randi. Y cierto es, que James Randi vino exactamente a demostrar eso: que un manipulador puede usar lo que sea para manipular a gentes manipulables.
    El test de James Randi es absolutamente genial. El tipo es un manipulador disfrazado de científico. Reune a 50 jóvenes estudiantes, les pide de antemano sus datos de nacimiento (lugar, fecha y hora) y les engaña diciendo que un “reputado astrólogo” ha escrito un informe personalizado para cada uno con una descripción de su personalidad basada en el estudio de sus cartas natales; (mapa geocéntrico del entramado planetario del sistema solar) Lo que es mentira.
    El informe es un único y cuidadosamente redactado cúmulo de generalidades diseñado para que cualquier joven que confunde generalidades con particularidades caiga en el embrujo de identificarse con esa descripción halagadora. Rubricado por un “supuesto astrólogo reputado”, la trampa está hecha. Y muchos caen.
    El truco es fácil, y la técnica es la habitual de los timadores que suplantan la identidad de alguien para hacerte creer que son lo que no son.
    Lo que el test de Randi demuestra es que “en nombre de la astrología” se puede engañar a las personas.

    Pero la genialidad de la maniobra de Randi no es esa. Esto que hace es un vulgar timo. De hecho, si en vez de haber dicho que el informe venía hecho por un reputado astrólogo, hubiera dicho que el reputado astrólogo era Fulano de Tal, -un astrólogo reputado de verdad-, James Randi se habría visto seguramente condenado por un juez por difamación y suplantación de identidad. Porque lo que el hace es un fraude.

    La genialidad de Randi consiste en utilizar este fraude a modo de supuesto test científico para engañar a los mismos crédulos, afirmando que su “test científico” demuestra que la astrología es un fraude.
    Es hilarante.

    Un verdadero test científico habría consistido en coger a esos mismos 50 estudiantes con sus datos de nacimiento y haber redactado 50 informes diferentes realizados en serio por un astrólogo reputado de verdad.
    El grupo de 50 lo divides por ejemplo en dos grupos aislados (A y B) de 25 cada uno.
    A las personas del grupo A le das los informes correctos que corresponden a cada cual.
    A cada persona del grupo B le das un informe que no le corresponde.

    Si los resultados estadísticos fueran similares eso si demostraría que ese astrólogo no acertó.
    Pero si los resultados estadísticos mostrasen que en el grupo A hubo un significativo indice de identificación positiva, superior a los resultados del grupo B, eso dejaría un caso abierto.

    En cualquiera de los dos casos, esto si sería un test de verdad, no la fantochada de Randi.

    La ironía de todo esto es que su test es estupendo para demostrar la facilidad con la que la gente es engañada. Solo eso. Pero su test es solo una estafa.
    Decir que el test de James Randi es la demostración de que la astrología no funciona es igual de absurdo que decir que la inaplicabilidad científica del test de Randi es la demostración de que la astrología si funciona.

    En ningún caso la astrología fue puesta a prueba, por lo tanto…no hay prueba, y sentenciar a la astrología con este ejemplo es intelectualmente deshonesto.

    Como pueden ver, estoy defendiendo una postura agnóstica. Y el agnosticismo es el verdadero criterio del escéptico.

    Cualquier debate entre creyentes y no creyentes es un diálogo de sordos porque lo único que se enfrenta en debate es la irracionalidad emotiva, y carente de juicio, que a lo largo de la historia humana solo nos ha conducido a la miseria de persecuciones y crímenes en nombre de verdades únicas.

    ¿O acaso no es “la ciencia racional”, algo que crédulos ignorantes no puedan tomar como caballo de batalla, bandera, o fé, para quizás precisamente… -al igual que los crédulos que creen en la astrología sin conocerla-, “intentar compensar su intrascendencia personal a través de sistemas de creencias que les hagan sentir que son más inteligentes que los demás?

    Para ser un escéptico de verdad, uno debe conocer la materia sobre la cual aplica su escepticismo.
    En el caso de la astrología eso conlleva un cierto esfuerzo, pues su cuerpo de conocimiento es denso, sutil y profundo. Lo se porque yo la he estudiado. Y de hecho comparto con el escéptico de verdad (no los perezosos mentales de chapita en la solapa), que la astrología requiere constante revisión de axiomas anticuados que la contaminan y lastran.
    Pero el caso está abierto.

    21 octubre 2015 | 09:34

  24. Dice ser Juan

    Y un último comentario dirigido a la autora del artículo, la Sra Monserrat Villar, investigadora en astrobiología.

    La astrobiología es la rama de la ciencia que estudia la relación existente entre las condiciones ambientales planetarias, y las posibilidades de que la vida aparezca o se desarrolle en esas condiciones ambientales. Es decir, que básicamente se podría catalogar a los astrobiologos como “creyentes en los extraterrestres” pues ¿que motivación tendría alguien para estudiar la astrobiología si no creyese en la posibilidad de la vida extraterrestre?.

    Osea que Vd cree en los “marcianos”. Muy bien, perfecto.

    Ahora voy yo y me voy a poner mi sombrero de esceptico que sin saber nada de astrobiología, voy y le exijo a Vd que me demuestre que la astrobiología funciona; ¿Y como?

    Pues exigiendole a Vd que me enseñe un marciano verde de ojos saltones, con antenas y orejas de trompetilla.

    Enséñeme Vd un marciano verde que yo lo vea y eso será la demonstración “científica” de que la astrobiología funciona.

    Ah ¿No puede enseñarme un marciano? Pues entonces eso demuestra que la astrobiología no funciona y que es solamente una chorrada que se inventan unos cuantos con bata blanca para vivir cómodamente de las subvenciones del estado.

    ¿Verdad que esto que acabo de decirle es una tontería como un piano? Pues lo que acabo de hacer es exactamente lo mismo que hacen Vds los ignorantes de la astrología al sentenciar contra ella sin conocerla y solamente porque desde su ignorancia creen que la astrología debería demostrar lo que Vds creen que debería poder demostrar… “el marciano verde”.

    Les estoy haciendo de espejo. Y me apuesto el bigote de que el próximo comentario que aparezca tras el mio será de algún lobotomizado ignorante que volverá a repetir como un mantra algún “argumento-cliché” contra algo que ni siquiera conoce.

    La ciencia, cuando se convierte en dogma de fe, atrae a los credulos imbéciles igual que los milagros de la virgen, las pastillas de la eterna juventud, o la astrología prostituida de los charlatanes que la explotan.

    Los escepticos ignorantes lo único que haceis es “adoptar posturas”, nada más. Vanas posturas arrogantes.

    Atentamente,

    Juan

    06 noviembre 2015 | 11:10

  25. Dice ser Click

    Desde luego, es obvio que la astrología no tiene ningún tipo de sustento científico. Ahora bien, quiero romper desde aquí una lanza por el valor HISTÓRICO de esta “ciencia”, con orígenes muy arraigados en las más antiguas civilizaciones. El hombre siempre se ha interesado por las estrellas y la astrología es fruto de esta visión del mundo.

    Un saludo.

    19 noviembre 2015 | 11:56

  26. Dice ser Juan

    El comentario anterior de CLICK es ya otra cosa.
    En él, se esboza una opinión muy razonable y justa hacia el valor histórico de la astrología.
    Simplemente el hecho de respetar la astrología aunque sea solamente por su valor histórico ya demuestra lo sosegadamente cabal que puede ser el ciudadano occidental.

    Bien distinto del exacerbado fundamentalista que echando espumarajos por la boca y en nombre de la Santa Yihad Cientifista estaría dispuesto a demoler a cañonazos las viejas ruinas y templos de la antiguedad para borrarlas de la historia.

    Solo hace falta leer comentarios como los que mas arriba hacia un tal SKALO 75 (nombre muy adecuado para un sicario o matarife) para percibir esa…sombra.

    Me gustaría sin embargo sugerir al contertulio CLICK, que el valor no solamente es histórico, pues su cuerpo de conocimiento continua siendo actual, y en buenas manos, el uso de la Carta Natal puede tener un gran valor pedagójico y terapeutico desde el punto de vista psicológico.

    Me alegro igualmente de su comentario, y se lo agradezco.

    24 noviembre 2015 | 09:33

Los comentarios están cerrados.