BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de diciembre, 2016

Santa Claus no lleva regalos ni comida a los niños del café

Fernando Morales de la Cruz, fundador de Cafe for change, ha escrito una mensaje de Navidad a los CEOs de las multinacionales del cacao, café y té, a los directores generales de las mal llamadas “certificadoras” “justas” o “éticas” y funcionarios y políticos clave de los gobiernos de los principales países importadores, para llamar su atención sobre la triste realidad de los niños en las comunidades que producen el café, el té y el cacao.

“La mayoría de estos niños –señala- no recibirán ni regalos ni comida de Santa Claus, porque la verdad es que Papá Noel no fue creado para ellos, y porque los consumidores, que jugamos a Santa Claus, somos indiferentes a su triste realidad”.

“Hay más de 100 millones de niños en esas comunidades rurales, en su mayoría viviendo en la pobreza, decenas de millones en pobreza extrema, debido en parte a nuestra indiferencia, pero principalmente, como consecuencia del cruel y neocolonial modelo de negocio de las empresas multinacionales que controlan esas industrias mismas que apoyamos diariamente con nuestro poder de compra y como clientes leales”.

De los inmensos beneficios económicos que obtienen con el café, el té y el cacao que bebemos todos los días, estas empresas comparten menos de un céntimo por taza con los productores, e incluso menos con los trabajadores agrícolas. Por eso, los hijos de estos agricultores y trabajadores agrícolas viven en extrema pobreza; no tienen tarea escolar que hacer, porque no hay escuelas en sus comunidades, y ellos, como sus padres, comen apenas lo suficiente y están desnutridos.

Morales denuncia que “muchas de estas empresas presumen de ser justas, sostenibles y éticas, con la complicidad de ONG, de gobiernos y políticos de naciones desarrolladas, de organizaciones multilaterales, incluyendo la ONU, las mal llamadas ‘certificaciones éticas’, e incluso las iglesias que se benefician de este modelo de negocios. La verdad, sin embargo, es que lo que todos estos se atreven a llamar ‘ético’ o ‘comercio justo’ en el café, el té y el chocolate perpetúa la pobreza; proporciona un beneficio adicional insignificante de menos de 4 céntimos de dólar por día, por persona, a los pobres de estas comunidades rurales”.

Cafe for change es una startup con una misión social y una comunidad global detrás, formada por amantes del café que no quieren permanecer indiferentes ante la persistencia de la pobreza en la producción de café.

Para ayudar a erradicar la pobreza, esta plataforma puso en marcha  la iniciativa 10CtvsPorTaza y vende café de calidad envasado ​​en cápsulas biodegradables y compostables, que son compatibles con las cafeteras más populares, también, café molido y habas enteras para casas y oficinas. Todos estos productos son de alta calidad e incluyen una compensación de 10 céntimos por taza para las regiones de cultivo de café.

“Cuando compartamos 10CtvsPorTaza de café, chai y cacao, o por barra de chocolate, podremos decir a nuestros hijos que nadie necesita ser un superhéroe, o el líder más influyente en Davos, para luchar contra la injusticia social y mejorar el estado del Mundo. Millones de nosotros juntos, compartiendo unos pocos centavos por taza, podríamos invertir miles de millones de dólares anualmente para eliminar el trabajo infantil y crear una clase media rural donde actualmente reina la pobreza y el hambre”.

Familiados, una plataforma de cuidadores de mayores, enfermos y personas con alguna discapacidad

familiados.com es una plataforma navarra, que comenzó a funcionar plenamente en marzo de 2016 para proporcionar cuidadores de personas mayores, enfermos y personas con alguna discapacidad. Es una comunidad de profesionales de los cuidados, de cuidadores de calidad, a los que poder recurrir cuando las circunstancias apremian, sabiendo que estás en buenas manos.

El objetivo del equipo fundador de la plataforma es mejorar la experiencia que se vive cuando una persona o familia necesitan encontrar ayuda de un cuidador de manera más o menos inmediata. Es decir, cuando hay una urgencia o un problema familiar y se necesita encontrar ayuda ya sin renunciar a la calidad y a la confianza.

El sistema es sencillo: se busca dónde y para cuándo entre los profesionales disponibles; se selecciona al profesional que se necesite: un profesional con titulación o simplemente un acompañante; y se contrata el servicio.

Los servicios que se ofrecen son cuidados especiales, higiene, compañía, comida, tareas ligeras o transporte.

Cuando se contrata a un cuidador de esta plataforma, el dinero del usuario casi íntegramente al cuidador, salvo la pequeña tarifa de mantenimiento de familiados y lo que cobra la pasarela de pagos Stripe a través de la cual se paga al cuidador (es una comisión de banca online). Por ejemplo, si se hace una contratación de 50€ a través de familiados, 2€ van para familiados, 0.95€ van a Stripe, y 47.05€ le llegan al cuidador.

La plataformas verifica los datos de los cuidadores, y trabaja para asegurarse de que lo que publican en sus perfiles es cierto. No obstante, la mejor forma de asegurarse de que los cuidadores son de confianza son las valoraciones del resto de usuarios, señalan en  familiados, que revisa su base de cuidadores continuamente dando de baja a aquellos que de forma recurrente tienen valoraciones neutras o negativas.

Cada cuidador elige su tarifa horaria en función de sus características y experiencia. La plataforma no influye en las tarifas, excepto para asegurarse de que ninguna es inferior a los 8€/hora, que es el mínimo con el que un profesional puede cumplir con las obligaciones fiscales de manera adecuada.

“Buenos profesionales, pago seguro, transparencia y usuarios que evalúan el servicio recibido, van construyendo una base de cuidadores selecta”, afirman sus responsables.

Más adhesiones a la campaña para evitar el despilfarro de alimentos en los comedores escolares

Cristina Romero, una madre catalana que en enero de 2016 puso en marcha, en Change.org, una campaña para pedir al Ministerio de Sanidad medidas contra el despilfarro de comida en los comedores escolares, continúa con su lucha, obteniendo cada vez más adhesiones a su iniciativa.

Cada vez hay más escuelas, partidos políticos, asociaciones… interesadas y muy concienciadas contra el despilfarro en comedores escolares, afirma Cristina, que en el mes de noviembre se reunió con diputados del PSC en el Parlament de Cataluña, que tres meses antes habían presentado la propuesta de Ley sobre el Aprovechamiento del Excedente Alimenticio y que sigue adelante ya que ningún partido se opuso.

El próximo mes de enero, Cristina asistirá como compareciente para explicar el motivo de la campaña y para dar mi opinión sobre las posibles soluciones. Soluciones como la que ha puesto en marcha la compañía americana Kentucky Fried Chicken a través de su proyecto Harvest. Este proyecto existente hace años en EE UU permite aprovechar sus productos y repartirlos entre los más necesitados.

Esta empresa junto con la Fundación Altius ayudan a que 60 familias reciban diariamente menús compuestos por primero, segundo, postre y pan (menús confeccionados por amas de casa, en su mayoría, voluntarias, y que recuerdan muchísimo a las comidas de abuelas y madres).

Este mismo mes de diciembre, la promotora de esta iniciativa ha viajado a Madrid para visitar las instalaciones de KFC en San Sebastián de los Reyes y la sede de Fundación Altius. También se ha reunido con representantes de Fundación Banco de Alimentos de Madrid y Barcelona, que ven totalmente viable el aprovechamiento procedente de la comida de los restaurantes KFC ya que la proteína es unos de los pilares básicos de la alimentación.

La política del Ministerio de Sanidad favorece que cada se tiren a la basura toneladas de alimentos, mientras que hay familias que no pueden llevarse nada a la boca.

La Ley 17/2011 de Seguridad Alimentaria y Nutrición y los reales decretos que establecen la normas de higiene para la elaboración, distribución y comercio de comidas preparadas y la manipulación de alimentos señalan que “por razones higiénicas y sanitarias la comida sobrante no puede ser manipulada“.

El pasado 19 de octubre Cristina entregó en el Congreso de los Diputados, junto con la gran chef Ada Perellada y un experto en seguridad alimentaria, las más de 244.000 firmas que ha conseguido para hacer posible que el excedente de comida procedente de comedores escolares sean aprovechados, ayudando así a miles de personas que lo necesitan.

Slow Food pone en marcha una campaña para proteger los alimentos y las razas animales locales

2.608 huertos en África en los que se han implicado más de  50.000 personas.
513 Baluartes y 57 Mercados de la Tierra para apoyar el trabajo de otros 20.000 productores en 84 países. Más de 3.000 cocineros y cocineras que trabajan al lado de los pequeños productores. 6.000 recomendaciones del Arca del Gusto sobre productos en riesgo.

Todas estas cifras son el fruto del trabajo de la red de Slow Food, formada por más de un millón de personas de 160 países de todo el mundo.

Para seguir protegiendo un patrimonio inmenso de variedades vegetales, razas animales, productos y conocimientos que están desapareciendo, para apoyar a los pequeños productores y para poder proteger los recursos de este planeta contra la contaminación, contra la desforestación, contra los daños de la agricultura industrial, la organización ha puesto en marcha la campaña Ama la Tierra. Defiende el futuro.

El propósito es la recaudación de fondos para sostener una agricultura mejor, en condiciones de garantizar a todos una alimentación buena, limpia y justa y para que esta que esta actividad pueda continuar libre e independiente. Pero también pretende  incrementar la conciencia pública sobre la grave pérdida de biodiversidad que amenaza la seguridad alimentaria y contribuye al cambio climático.

La red aborda una amplia gama de problemas y propone soluciones eficaces desde los propios territorios y de la tutela de variedades de plantas, razas animales y culturas culinarias locales que a lo largo del tiempo han permitido mantener los recursos locales sin deteriorarlos.

“Son muchísimos los defensores de un futuro más rico, diferente y sano”, señala la organización.”Un futuro que solo se puede garantizar preservando la biodiversidad y defendiéndonos de los efectos de una agricultura cargante, que contamina el suelo y el agua y que apuesta por la homologación sin conseguir alimentar al mundo; de una economía que tiende hacia el crecimiento infinito sin tener en cuenta los límites de un planeta finito; de un crecimiento como un fin en sí mismo, que destruye la naturaleza y el tejido social y mantiene a la humanidad constantemente insatisfecha e infeliz”.

Slow Food es  una organización sin ánimo de lucro sostenida por sus socios, fundada en 1989 para contrarrestar el auge de la comida rápida (fast food) y la vida rápida (fast life), impedir la desaparición de las tradiciones gastronómicas y los productos locales y combatir la pérdida de interés de la sociedad por los alimentos, su origen, su sabor y las consecuencias que cada una de nuestras decisiones alimentarias ejerce en el mundo.

Regalos artesanos y solidarios para el amigo invisible

No hay fiesta más extraña que “el amigo invisible” y sin embargo, no suele faltar en ningún grupo de amigos o empresa en navidades. El espíritu más consumista de estas fiestas se expande más allá de los círculos familiares y parece inundarlo todo en estas fechas.

La plataforma FairChanges, que promociona los productos verdes y pro derechos humanos, donde cientos de creadores y productores sostenibles muestran sus artículos responsables producidos sin esclavitud ni trabajo infantil, presenta una serie de propuestas sostenibles con tres sencillas claves: Limitar a un solo regalo por persona en todas las navidades, limitar el presupuesto y elegir regalos con impacto positivo.

Es la mejor oportunidad para apostar por la compra de producto de comercio justo, solidario o ecológico. De este modo, además de hacer un regalo, se colabora con un emprendedor social o una causa benéfica. Incluso, se puede plantear que el amigo invisible sea temático y sólo se hagan regalos de la temática elegida. Más navideños, más sociales, más responsables y por suerte, cada vez de mejor diseño y calidad.

FaiChanges propone una selección de regalos para el amigo invisible: accesorios para jardines verticales de interior, juguetes de madera, complementos de moda de comercio justo, cosméticos saludables… Es una muestra que presenta el marketplace verde pro derechos humanos:

  1. Para lo urbanitas más verdes: Jardines verticales para interiores como los de Citysens o Biokits de germinado de V de Vegetal.
  1. Para los amantes del diseño local. Una selección de nuevos creadores locales como los que reúne Antik.
  1. Para las presumidas y detallistas. Bisutería de diseño y tocados hechos a mano por Emebe o Joyería inspirada en los bailes de la India y confeccionada con telas recuperadas de sarees, de Estudio Varali.
  1. Para los que tienen una mascota. Productos artesanales para la mascota de Tqel Dog Trends.
  1. Para los amantes de la música. Altavoces de madera artesanos para móviles y tabletas creados por Ecophonic.
  1. Para los comprometidos con el comercio justo. Complementos de fibra natural de alpaca baby con certificado de comercio justo de Allpaqa.
  1. Para los más exclusivos.Creaciones artesanales en edición limitada son la propuesta de PIPOL-art.
  1. Para sibaritas que no renuncian al sabor. Una experiencia para gourmets como el  aceite de oliva virgen extra de Oilive.
  1. Para los que tienen hijos. Propuestas de ropa sostenible para los niños.  Biobuu.
  1. Para los más comprometidos con la igualdad. Diseños confeccionados a mano por mujeres en situaciones de riesgo de exclusión social Dona Kolors.

En FairChanges y otras plataformas especializadas se pueden encontrar más propuestas de creadores responsables de cualquier rango de precios. Apoyando su trabajo, se contribuye a favorecer el autoempleo, el retorno a núcleos rurales, la preservación de técnicas antiguas de fabricación, la inserción social o la conciliación de la vida familiar. Y además, un amigo invisible más justo, ecológico y solidario sin renunciar a la calidad, el diseño y la originalidad.

Cuánto les cuesta a los universitarios volver a casa por Navidad

gopili.es, el buscador de billetes de tren, autobús, avión y viajes en coche compartido, ha analizado más de 80 millones de tarifas de billetes de tren, avión, autobús o viajes en coche compartido para saber cuánto les cuesta a los universitarios españoles volver a casa por Navidad.

Los datos recogidos por la plataforma revelan que a los universitarios españoles les costará una media de 76€ por trayecto viajar desde las ciudades donde estudian hasta sus ciudades de origen en estas vacaciones de invierno. Lo que supone un gasto de 152€ de media para un viaje de ida y vuelta desde la universidad a casa.

En España hay matriculados alrededor de 1,4 millones de estudiantes universitarios. El informe La Universidad Española en cifras de la Conferencia de Rectores (CRUE), cerca del 12% de estos universitarios estudian en una comunidad autónoma distinta a la de su procedencia. Para estas fiestas se prevé que alrededor de 170.000 estudiantes se desplacen desde sus ciudades de estudio hasta las de origen para pasar las navidades junto a su familia.

 

Por modos de transporte, el coche compartido resulta la alternativa de viaje más económica, seguida por los autobuses. Un viaje de ida y vuelta del 23 de diciembre al 8 de enero compartiendo coche cuesta en promedio 74€, mientras que un viaje similar en autobús rondará los 85€.

Los estudiantes que deban hacer un desplazamiento en tren o en avión durante las mismas fechas deberán desembolsar un precio más alto, dadas las comodidades y rapidez de estos transportes. La vuelta a casa por navidad en tren cuesta de media 122€. En avión el precio asciende a 335€, lo cual es una mala noticia para los residentes en las zonas insulares, quienes no cuentan con ninguna otra alternativa.

El estudio señala que el autobús será la alternativa preferida por los universitarios, un 33% de ellos elegirá esta opción para desplazarse. Un 29% se decantará por viajar en coche compartido, mientras que 26% lo hará en tren. Los vuelos serán la alternativa menos utilizada por los jóvenes, sólo un 11% de ellos volverá a casa por navidad en avión.

El coste de volver a casa por navidad cuenta con importantes diferencias según la comunidad autónoma a la que se desplacen. No le costará lo mismo a un estudiante canario que a uno valenciano.

Los universitarios canarios que estudian en la península son los que deberán afrontar un coste más alto por viajar a su tierra. La lejanía de las islas y la alta demanda de vuelos para estas fechas explican que un billete para viajar a Canarias del 23/12 al 8/01 cueste de media 299€ (con descuento para residentes incluido).

Tras los canarios, son los aragoneses, gallegos y asturianos quienes más pagarán por volver a sus casas estas fiestas. 232€ les costará a los aragoneses; 193€, a los gallegos; y 184€ a los asturianos.

En contrapartida, los universitarios castellano manchegos, navarros y riojanos que estudian fuera de sus comunidades son quienes menos deberán pagar para regresar a casa: entre 71€ y 75€ para un viaje de ida y vuelta. Sorprende también que los universitarios baleares sean los cuartos que más barato podrán viajar esta Navidad. Cuentan, en promedio, con los billetes de avión de ida y vuelta más baratos entre todas las regiones de España, 116€ de media.

En el estudio se analizaron alrededor de medio millón de búsquedas realizadas por los viajeros españoles en www.gopili.es durante las últimas 3 semanas, así como más de 80 millones de tarifas para viajar en tren, autobús, avión o coche compartido. Los precios promedio se calcularon para viajes de ida y vuelta desde las 14 ciudades universitarias más importantes de España hasta las 3 ciudades con más población de cada comunidad autónoma. Como fecha de ida se consideró el 23/12 y como fecha de vuelta el 8/1 coincidiendo con el periodo de vacaciones estudiantiles.

Cómo generar empleo para personas en riesgo de exclusión, evitar residuos y crear bienes con valor

Reciclaje y segundas oportunidades para personas en riesgo de exclusión se dan la mano en Fundació Deixalles que trabaja desde hace más de 20 años en las Islas Baleares.

Sus trabajadores recuperan prendas, electrodomésticos y muebles desechados o recogen neumáticos para convertirlos en suelos blandos para parques infantiles.

La Fundación es finalista este año en la tercera edición del Premio Triodos  Empresas, que reconoce la labor de organizaciones que promueven un cambio positivo en la sociedad.

Deixalles comenzó su andadura con la formación de personas desempleadas en situación de especial dificultad, capacitándolas para reparar residuos voluminosos de carpintería y electrodomésticos y hoy, más de doscientas personas trabajan en la recogida selectiva y el reciclaje de residuos, además de extender su actividad a áreas como la limpieza, la educación ambiental y la promoción del comercio justo.

La mitad de las personas que trabajan en Deixalles han sido recuperados de la exclusión social.

La Fundación asume los principios de la economía solidaria y tiene como objetivo contribuir a construir una sociedad más justa y sostenible favoreciendo la inserción sociolaboral de personas en situación o en riesgo de exclusión de las Islas Baleares, mediante actividades relacionadas, principalmente, con los residuos y la mejora del medio ambiente.

 

Formación gratuita a cambio de un kilo de alimentos

Un kilo de comida. Es el único pase de entrada para la quinta edición del Social Media Care, una actividad solidaria en la que se intercambia formación en emprendimiento marketing y social media por kilos de alimentos, que tendrá lugar el próximo 16 de diciembre en el Museo de Diseño de Barcelona (DHUB).

Con el reto de superar las 3,5 toneladas de productos de alimentación conseguidos en la anterior edición, el Social Media Care se consolida para ofrecer formación gratuita de calidad y conocimientos de reconocidos profesionales a cambio de recaudar la máxima cantidad posible de comida envasada para donarlo al comedor social de El Raval.

El impulsor del evento, Víctor Martín, experto en marketing online, social media y asesor de marca personal, afronta un año más este desafío con la confianza de superar lo conseguido en la edición anterior. “Desde el primer año, profesionales del marketing online, social media y el emprendimiento se han volcado al máximo con esta iniciativa como todos los asistentes que han colaborado con varios kilos de alimentos en todas las ediciones”, explica.

socialmediacare

 “La jornada está dirigida a emprendedores, estudiantes universitarios y cualquier persona interesada en aprender de los grandes del sector, pero también animo a cualquier persona que quiera colaborar con esta causa a que se acerque ese día a aportar lo que pueda”, añade Martín, que asegura que el marketing no sólo son técnicas para vender más sino que también puede tener un fondo solidario.

Junto a Víctor Martín, se subirán a la tarima del auditorio ponentes de la talla de Anxo Pérez, autor del libro Los 88 peldaños del éxito y creador del método 8Belts, que enseña un idioma online en ocho meses, o Raimon Samsó, autor de 15 libros de desarrollo personal y profesional, y creador del Instituto de Expertos en el que entrena y realiza sesiones de mentoring.

También estarán el autor del blog Ciudadano 2.0, Berto López, que ayuda a través de su plataforma a profesionales y pymes a cómo sacar el máximo provecho y rentabilidad de las nuevas tecnologías, Jorge González del Arco, formador especializado en redes sociales, Isabel Jiménez y Juanmi Olivares, ingenieros informáticos y fundadores del blog Mas y mejor, y Romuald Fons,  fundador de la agencia de posicionamiento web Bigseo.

El aforo está limitado a 320 personas, capacidad del auditorio, por lo que es necesario inscribirse previamente en www.socialmediacare.org. Además, también para aquellos que no se encuentren en Barcelona o no puedan desplazarse, pueden inscribirse para recibir la grabación en vídeo de la jornada.

En total, las cuatro ediciones celebradas han recaudado más de 7 toneladas de alimentos.

Economía de proximidad, arraigada en los barrios

La plaza de Catalunya de Barcelona se convertirá a partir del sábado 17 de diciembre en el escenario de la Feria de Consumo Responsable (Economía Social y Solidaria), que se celebrará hasta el 4 de enero.

La segunda edición de esta feria, que organiza el comisionado de Economía Cooperativa, Social y Solidaria y Consumo del Ayuntamiento de Barcelona, vuelve con los productos, los servicios y las actividades de empresas y entidades que promueven un modelo de consumo responsable y de proximidad.

En la feria, se pueden encontrar proyectos, entidades y empresas que impulsan la economía de proximidad arraigada en los barrios, un modelo de actividad económica que no se deslocaliza y que está orientada a dar respuesta a las necesidades de las personas.

fira_consum_responsable_710x379_0

La feria contará con un espacio en el interior de la plaza denominado la Tribuna de las Personas, donde se llevarán a cabo actividades, por la mañana y por la tarde, hasta el 31 de diciembre. También habrá 44 estands ocupados por unos sesenta proyectos y entidades que participarán en la feria en dos turnos: del 17 al 24 de diciembre y del 27 de diciembre al 4 de enero.

La oferta de los diferentes participantes incluirá buena parte de los ámbitos de la economía social y solidaria: alimentación; ropa, cultura y conocimiento; restauración: formación, comunicación e información crítica; ocio y turismo responsable; finanzas y seguros éticos y cooperativas; salud y cuidados; energía y telefonía responsable, y otros servicios como los que ofrecen fundaciones y empresas de inserción socio-laboral.

Entre las actividades, destacan, entre otras, actuaciones musicales con contenido social y transformador, teatro y proyección de cortometrajes, presentaciones de libros, recitales de poesía y un amplio abanico de actividades de educación en el consumo responsable para todos los públicos.

El 17 y 27 de diciembre, presentarán al público las posibilidades existentes para apuntarse a las alternativas de la economía solidaria en los campos de las finanzas, la luz, la telefonía, la prensa y otros servicios. Los interesados deben acudir con sus datos bancarios y un comprobante de titularidad, la última factura de luz o teléfono para cambiarse a propuestas que favorecen el consumo responsable y solidario.

La feria permanecerá cerrada los días 25 y 26 de diciembre y el 1 de enero.

Una plataforma colaborativa para opinar sobre los alquileres de pisos

Yoviví  es la primera plataforma colaborativa, en la que los inquilinos de pisos pueden emitir su opinión sobre la vivienda que tienen alquilada y valorar su experiencia de alquiler para que futuros inquilinos puedan obtener de primera mano información real, tanto positiva como negativa, de cómo se vive en esa casa.

También va dirigida a los propietarios, que podrán ofrecerse para ser valorados por sus inquilinos.

La plataforma, que han puesto en marcha hace dos meses Teresa Castaño y Jorge Guillén, tiene dos funciones principales tanto para el inquilino como para el  arrendador: el inquilino deja su opinión sobre la experiencia de alquiler y el  propietario sube su piso a la web para que los inquilinos lo valoren.

yovivi

De esta manera, quienes quieran alquilar una casa pueden conocer de primera mano datos reales sobre el alquiler, sobre el que ya han opinado otros inquilinos de la vivienda. El objetivo es convertirse en el nexo de unión entre inquilinos y  dirigirse a los propietarios, quienes pueden ofrecer a sus inquilinos la posibilidad de opinar sobre su experiencia durante el alquiler y obtener una buena valoración como arrendadores.

También se puede saber cómo es el barrio, los servicios y comunicaciones con las que cuenta para tener una visión más amplia de dónde se va a vivir.

Según la manera de funcionar de la web, quienes vayan a alquilar un piso en el que ya están interesados, pueden buscarlo en la plataforma introduciendo la calle, el número y el piso y comprobar si ya tiene una valoración, que habrán dejado anteriores inquilinos.

Además, los responsables de Yoviví han preparado un documento que puede ser muy útil a ambas partes. Es un inventario que aconsejan hacer a todo el que entra a vivir en un piso de alquiler para valorar el estado de la vivienda. A este documento, se deberían añadir además fotos de todo lo que vean tanto en impreso, para que lo firme, como por mail, para que conste que se envió dentro de los 15 primeros días.

También consideran importante dedicar tiempo a testar todos los elementos tecnológicos de los que se componga la casa: lavadoras, lavavajillas, ver si enfría frigorífico, horno, microondas, caldera, aire acondicionado, etc.

La finalidad es dejar todo lo que hay y que funciona por escrito, para que luego no haya sorpresas a la hora de devolver la fianza.