BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

Westworld: la libertad para escoger el camino (análisis de “Les Écorchés” 2×07)

Atención, spoilers. 

Las piezas ya están asentadas sobre el tablero y la segunda temporada de Westworld se encamina hacia la recta final eliminando, uno tras otro, los misterios planteados y posicionando la narración en dos niveles fundamentales: la búsqueda de la verdadera identidad y libertad de los anfitriones versus la pervivencia del negocio de la eternidad digital.

Estos dilemas confrontados, una vez resuelta la primera fase del laberinto/enigma del parque, nos sitúan en un lugar muy distinto a lo que discernimos en la primera temporada.

Lee el resto de la entrada »

Estrenos y regresos que darán mucho que hablar en junio

Julianna Margulies en Dietland

El verano ya está a la vuelta de la esquina, el calorcito empieza a apretar y crees que no hay nada nuevo que ver. ¡Para nada! En el mundo de la Peak TV (o series en avalancha), cada mes hay jugosos estrenos y regresos para saciar tu voracidad seriéfila. Veamos cuáles son los más interesantes de junio.

El mundo de las dietas y Alicia Florrick

Uno de los títulos que tengo apuntado en mi calendario de series es Dietland (AMC). ¿Por qué? Porque Julianna Margulies (hola, Alicia) interpreta a una estirada editora de una revista de moda completamente obsesionada con su aspecto. Lee el resto de la entrada »

Drags, clubs undergroung y voguing en Pose, la nueva serie de Ryan Murphy

Uno de los realities que más disfruto es Rupaul’s Drag Race (ahora lo puedes encontrar en Netflix). Gracias al show descubrí el mundo de los clubs de baile en Estados Unidos y las historias de vidas de gays y personas trans que han encontrado en el drag una vía para dar rienda suelta a su arte y creatividad en un entorno donde puedan mostrarse tal como son.

Por eso, una de las series que espero con más ganas es Pose (FX), la nueva ficción de Ryan Murphy, Brad Falchuk y Steven Canals, que se estrena el próximo 4 de junio en HBO España.

La serie está ambientada en el Nueva York de los años 80 y se adentra en la escena social y cultural de la ciudad pero, sobre todo, en la ball culture o cultura del baile, donde el colectivo LGBTQ compite en varias vertientes como caminar (walk), bailar o categoría drag. Y donde los jueces puntúan las habilidades de baile (voguing), el vestuario, apariencia y actitud. Lee el resto de la entrada »

‘Ana de las Tejas Verdes’, el recuerdo de una serie entrañable

Hoy comienzo una nueva sección para nostálgicos de la tele, donde hablaré de aquellas series que vimos en los ochenta y noventa y que forman parte de nuestros recuerdos más entrañables frente la pequeña pantalla. La sección queda inaugurada con una de las series más exitosas en aquel tiempo: Ana de las Tejas Verdes, la adaptación de la novela de Lucy Maud Montgomery protagonizada por Megan Follows.

Una niña pecosa, de largas trenzas pelirrojas, recita The Lady of Shalott entregándose por completo a la fantasía. Es una niña huérfana, de once años de edad, parlanchina, soñadora, impulsiva, que habla de una manera poética y relamida. La niña se llama Anne Shirley (Anne con “e” final), aunque le encantaría que su nombre fuera Cordelia. Y cuando está triste, suelta frases como “nunca puedo comer cuando estoy en los abismos de la desesperación”.  Lee el resto de la entrada »

‘La verdad’, una serie tan estereotipada como carente de verosimilitud

Cuando terminé de ver el primer episodio de La verdad, la serie de los creadores de El príncipe que Telecinco ha tenido más de dos años guardada en el cajón, lo primero que me vino a la mente fue: “Pues podían haberse olvidado de ella”.

Con la excepción de la actuación de Elena Rivera como Paula, la serie no posee ningún aliciente que nos invite a continuar. Bueno, tal vez las quinceañeras quieran seguir disfrutando de las caídas de párpados del guapísimo Jon Kortajarena, pero a los amantes de las buenas series les invito a no perder ni un ápice de  tiempo con ella.

En una serie de intriga, lo principal para mantener el suspense es la verosimilitud argumental, y La verdad carece por completo de ella. Lee el resto de la entrada »

Posesiones infernales, casas encantadas y zombis posmodernos. Mis 10 series de terror favoritas (segunda parte)

La semana pasada hablábamos de la primera parte de la lista de mis diez series de terror favoritas. Para los amantes del horror en sus distintas variantes, esta nueva tanda de recomendaciones que incluyen psicópatas, posesiones demoníacas, casas encantadas y regresos post mortem. 

6. Harper’s Island (CBS, 2009)

Como el famoso libro de Agatha Christie Diez negritos, Harper’s Island se sitúa en una isla. Las celebraciones de una boda empiezan a torcerse cuando aparece un psicópata que hará de las suyas entre los asistentes. Sin ser una serie de una gran calidad, sus trece episodios entretienen (si no esperas mucho de ellos) y pueden hacerte botar en el sillón.

De qué va: En una isla cerca de Seattle se va a celebrar una boda, pero el feliz acontecimiento hace aguas cuando empiezan los extraños asesinatos de los asistentes. Cualquiera puede ser el asesino.

Puntazos: Secretos, sospechosos everywhere y muchas similitudes con pelis de terror adolescente como Halloween o Sé lo que hicisteis el último verano.

Lee el resto de la entrada »

‘La catedral del mar’: bostezos, clichés y feria medieval

En los últimos tiempos, la ficción española ha dado un salto cualitativo considerable. Fariña, La peste o La casa de papel han logrado que los espectadores más avezados no frunzan el ceño cuando se habla de series patrias.

Por esta razón, y porque el público cada vez es más exigente y está acostumbrado a narraciones más sofisticadas, La catedral del mar no alcanza el aprobado. Ni siquiera raspadito.

El arranque del promocionado título de Atresmedia, lejos de llegar a las expectativas generadas, me ha parecido tan irrelevante como insustancial. El guion es tan convencional y poco innovador que resulta absolutamente soporíferoLee el resto de la entrada »

Mis 10 series de terror preferidas: pesadillas aseguradas (primera parte)

Fotograma de Dead Set.

Uno de mis géneros predilectos es el terror. Desde bien pequeña leía la revista Creepy y, cada viernes, religiosamente, sacaba del videoclub de mi barrio dos películas: una de ellas siempre era de miedo. Lo mejor de todo es que soy una cagueta. Mi padre se partía al recordar cómo salí zumbando hacia mi cuarto al escuchar la música del comienzo de La noche de los muertos vivientes después de dar la brasa durante toda la semana para que me dejaran verla. Según él, rompí la barrera del sonido. En mi defensa diré que tenía ocho años.

Total, que durante mi vida he visto innumerables películas de terror, porque las series todavía no proliferaban como hoy en día. A estas alturas, sin embargo, ya se han creado las suficientes para confeccionar una aceptable lista de diez series de terror con las que pasar un buen-mal rato.

Una cosa hay que dejar clara: en este género (con algunas honrosas excepciones como Twin Peaks o Carnivàle), no se puede hablar de calidad excelsa. Al igual que pasa en el cine, el terror suele tener un punto un tanto cutre que considero parte de la diversión como ver zombis gomosos o sangre que parece el pintauñas de mi abuela. Aquí os dejo la primera parte de mi selección.  Lee el resto de la entrada »

Ocho años sin ‘Perdidos’. Así viví el gran final de una serie mítica

Ayer, 23 de mayo, hizo ocho años del final de Perdidos (Lost), la serie con la que dio comienzo la locura por las narraciones serializadas y que a todos nos atrapó con su misterio, las historias de vidas de sus personajes y unos cliffhangers que nos dejaban al borde del infarto. Recuerdo a mi madre viéndola y diciéndome con ojos como platos: “Esto es droga“.

Así es.

Perdidos se convirtió en mucho más que una serie de televisión: fue un fenómeno que arrastró a millones de espectadores y que forma parte del imaginario colectivo de la cultura pop, con su iconografía (el vuelo 815 de Oceanic, el símbolo de la Iniciativa DHARMA, la isla, el humo negro, los números 4 8 15 16 23 42 y la escotilla), sus inolvidables personajes y, por supuesto, la polémica de su final.
Lee el resto de la entrada »

Looser, los desfases de una youtuber pringada de culto

Tiene un aire de moderna hipster-cool-undergroung fagocitada por el sistema. Como John Waters con el paso de los años. Como Almodóvar y McNamara. Como Alaska y Mario. Como los Javis.

Esty Quesada o Soy una pringada, como se la conoce en YouTube, que ahora ha lanzado la webserie Looser, pertenece a la misma escuela de artistas que han sabido aprovechar lo patético, abyecto e, incluso, repulsivo para hacer comedia gamberra y de culto. Y que, además, han tenido éxito más allá de un circuito cerrado.

Esta joven youtuber, que ha abrazado la pose asco-de-mundo millenial para construir un personaje que ha triunfado en la red con su lengua viperina, inconformismo, aspecto estrafalario y un humor mordaz y sincero, mezcla en la serie y en sus monólogos lo más alternativo y lo más mainstream de la cultura pop-rock.
Lee el resto de la entrada »