BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Fósforo en la orina [Anécdota]

En 1669, el químico alemán Henning Brandt descubrió el fósforo mientras examinaba unas muestras de orina.

Su propósito no era otro que encontrar en este fluido corporal la piedra filosofal, el elixir mágico capaz de convertir en oro metales menos nobles.

Hennig Brand había recogido cierta cantidad de orina y la dejó reposar durante un par de semanas. Después la calentó hasta su ebullición y quitó el agua, quedando reducido a un residuo sólido. Mezcló este sólido con arena, calentó la combinación a alta temperatura y recogió el vapor que salió de allí. Una vez enfriado el vapor, formó un sólido blanco y cerúleo. Este sólido era fósforo y la sustancia brillaba en la oscuridad. Lo bautizó como fósforo, que en griego significa “portador de luz”. Su luminiscencia se debe a la combustión espontánea que hace con el aire.

 

 

(Fuente: ¡Que divertida es la Ciencia! suplemento de la revista MUY INTERESANTE nº 249 correspondiente a febrero de 2002 ampliado con información extráida de la Wikipedia y de wiseupkids)

Los comentarios están cerrados.