BLOGS

¿Cuál es el origen de los ‘Rayos X’?

El físico de origen alemán Wilhelm Konrad Roentgen estaba interesado por los rayos catódicos y la luminiscencia que irradiaba uno de los dos alambres que se hallaba aislado al vacío, dentro de un tubo de vidrio Crookes, y bajo la tensión de un voltaje.

Durante la tarde del 8 de noviembre de 1895, mientras estaba trabajando solo en su laboratorio del Instituto de Física de Munich, tras dejarlo a oscuras, protegiendo el tubo Crookes con una cartulina negra como pantalla protectora contra la luz que emitía, se sorprendió al descubrir que, cuando conectaba la corriente, se iluminaba simultáneamente un pequeño objeto sobre su mesa de trabajo, muy parecido al efecto de una nube de color verde pálido.

Pensó que sería debido a una fisura de su blindaje de cartón, encendió una cerilla y vio que el objeto era una pequeña pantalla de cartulina fluorescente que había recubierto con cianuro platinado de bario. El tubo estaba produciendo algo más que rayos catódicos, pues éstos no viajan por el aire más de tres centímetros.

Roentgen dedujo que se trataba de una nueva radiación y, como desconocía su origen, la denominó X.

 

 

(Fuente: ¡Que divertida es la Ciencia! suplemento de la revista MUY INTERESANTE nº 249 correspondiente a febrero de 2002)

Los comentarios están cerrados.