BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

El español disecado del museo d’Allard

El museo d’Allard de la ciudad francesa de Montbrison (centro-este) guarda en su acervo el cuerpo de un hombre español disecado a principios del siglo XIX. El cuerpo, que fue exhibido brevemente a la prensa, pertenece al “único europeo conocido que se ha conservado así”, aseguró el conservador del museo, Henri Pailler.

El cadáver disecado reposa desde hace más de 150 años en un modesto ataúd de madera situado en el museo, donde antaño residió un rico aristócrata. La apertura de la tapa del ataúd respondió a la solicitud de un periodista catalán que realizaba una investigación sobre los soldados españoles que cayeron prisioneros de Napoleón I a partir de 1809, después de la invasión de la Península Ibérica por el ejército del emperador. Algunos se exiliaron en Forez, en el centro-este de Francia.

El periodista ha descubierto, en el marco de esta investigación, el destino excepcional del muerto de Montbrison, disecado por un famoso taxidermista parisino. Según los historiadores de la región, el hombre fue contratado en suelo francés por el un acaudalado de la ciudad, Jean-Baptiste d’Allard, para trabajar como albañil en la construcción de su palacete.

Al parecer, el trabajador murió al caer de un andamio cuando tenía unos 30 años de edad. El rico aristócrata tuvo entonces la idea de disecar el cuerpo para colocarlo junto a otras especies animales -osos, tigres, jirafas y varias aves-, a las que sometió a idéntica suerte con el fin de exponerlas en la ‘sala de curiosidades’ de su nueva vivienda.

Al menos otros dos cuerpos de seres humanos como el del ‘español de Montbrison’ salieron del anonimato en los últimos años: ‘el negro de Banyoles’, devuelto a Botswana desde España, y la ‘Venus Hotentote’, que debía ser entregada a Sudáfrica por parte de Francia.

 

Fuente: C&P de insolitasdiarias

1 comentario

  1. Dice ser Luis Albertp

    Ese tipo tiene cara de catalán. Al pobre se le quedó el susto en la cara al caerse del andamio.
    Lo chungo de la historia es qeu si fuese negro, se hubiese tildado su tenencia de “racista”, pero como es español, no se le deja descansar en paz.

    29 Marzo 2011 | 13:00

Los comentarios están cerrados.