BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Qué fue de… Robbie Fowler: las celebraciones más míticas de la Premier

Fowler, con el Liverpool en 2007 (WIKIPEDIA).

Fowler, con el Liverpool en 2007 (WIKIPEDIA).

El Liverpool es (estoy casi seguro de ello) el club inglés más querido en España, por diferentes razones. Hoy voy a hablar de una leyenda de este equipo, un jugador de esos singulares que salen de vez en cuando, mezcla de genio y niño terrible, que aún es recordado en Anfield Road y que seguramente vosotros recordaréis también. Es Robbie Fowler.

¿Quién era?: Un delantero inglés de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los más talentosos atacantes ingleses de su época, una leyenda del Liverpool FC y por su extrovertido carácter, a veces polémico, en el terreno de juego.

¿Qué fue de él?: Pues ha estado jugando hasta hace muy poco, puesto que formaba parte de un club tailandés, el Muangthong United, donde estuvo jugando hasta 2012. Tras colgar las botas y tener una breve experiencia como entrenador de este club siamés, Robbie Fowler es ahora entrenador en las categorías inferiores del Liverpool. También ejerce de comentarista eventual en cadenas como ITV, Sky Sports o Abu Dhabi Sports Channel. Y además, es empresario inmobiliario y posee, junto a su íntimo amigo Steve McManaman, numerosos caballos de carreras que le reportan pingües beneficios. De hecho, Fowler está en la lista de los 1.000 británicos más ricos, con una fortuna estimada de cerca de 30 millones de libras esterlinas.

¿Sabías qué…?: De niño era hincha del Everton.

– Debutó con el primer equipo del Liverpool con 17 años.

– Es el único jugador de las grandes ligas europeas (Inglaterra, España, Alemania e Italia) que marcó 30 o más goles en sus primeras tres temporadas.

– Es el autor del hat-trick más rápido de la historia: lo logró en la 94/95 ante el Arsenal. Marcó tres goles en cuatro minutos y 33 segundos.

– Precisamente ante el Arsenal, en 1996, protagonizó una de sus anécdotas más famosas. El portero de los gunners, David Seaman, lo derribó en una jugada y el árbitro pitó penalti. Fowler se dirigó al colegiado para decirle que Seaman no le había tocado, pero a pesar de su insistencia, el árbitro no cambió su decisión. Fowler tiró el penalti flojo y con desgana y Seaman lo paró. El rechace lo recogió el red Jason McAteer y marcó. Pese a que Fowler nunca admitió haber lo fallado a propósito, la UEFA lo premió por su actitud.

– Fowler era muy famoso por sus celebraciones de goles, como adelantaba en el titular. Por ejemplo, popularizó una que consistía en darle la vuelta a su camiseta, sin quitársela, para mostrar de cara su nombre y su dorsal. En otra ocasión, cuando los jugadores del Liverpool se abrazaban en una banda para celebrar un gol, Fowler abrazó también al juez de línea, que andaba por ahí. Otra vez, en un partido europeo, marcó y mostró una camiseta de apoyo a los estibadores del puerto de Liverpool, que estaban en huelga. La UEFA lo sancionó. Pero su celebración más famosa fue en 1999, en un derbi ante el Everton. Fowler marcó y se dirigió a la línea de fondo, sobre la que se agachó y empezó a hacer el gesto de que esnifaba la cal del terreno de juego, en respuesta a los fans del Everton, que lo acusaban (sin fundamento) de consumir drogas. Aunque el técnico del Liverpool de entonces, Gerard Houllier, quiso excusarle diciendo que era una celebración típica de Camerún que le había enseñado su compañero Rigobert Song, Fowler fue sancionado con cuatro partidos.

Fowler, en su presentación con el Muangthong United (Archivo 20minutos).

Fowler, en su presentación con el Muangthong United (Archivo 20minutos).

– También en 1999, Fowler se vio envuelto en otra polémica, esta vez con el jugador del Chelsea Graeme Le Saux. Si seguís el blog, recordaréis que Le Saux era constamente tildado de ser homosexual, sólo porque se trataba de un tipo alejado del paradigma de futbolista actual: era culto, tenía intereses en el arte y en la política y no caía en los excesos de sus compañeros de profesión. Pues bien, en un partido entre el Chelsea y los reds en 1999, Le Saux se disponía a sacar una falta. Fowler se puso en la barrera pero de espaldas a él… y meneando el culo, en una clara provocación. Le Saux se indignó y se negó a sacar la falta. El árbitro le amonestó por retrasar el lanzamiento de la pena y al final fue otro compañero el que lo hizo. Minutos después, Le Saux le dio un cabezazo a Fowler que el árbitro no vio. Le Saux diría después: “Aquello me ofendió más que cualquier otra cosa en mi carrera. Lo que hizo (Fowler) estuvo mal y el nunca lo admitió. Todavía habla de ello como si fuera una anécdota graciosa”. Es cierto. Fowler incluyó esta anécdota en su autobiografía con mucha guasa.

– Todas estas cosas tienen un contexto. Robbie Fowler era uno de los ‘Spice Boys’. Si recordáis el artículo sobre Jamie Redknapp, os conté que a finales de los 90 se produjo en el Reino Unido el boom  de las Spice Girls. Coincidiendo con este asunto, en Inglaterra y más en concreto en el Liverpool, surgió un grupo de jugadores que se hizo famoso no por su buen juego, sino por todo lo relacionado con ellos fuera de los terrenos. Eran David ‘Calamity’ James, Steve McManaman, el irlandés Jason McAteer, Robbie Fowler, el ex oviedista Stan Collymore y el propio Redknapp. Eran famosos, ricos, tenían cochazos, salían en los tabloides, se acostaban con las modelos topless de esos tabloides, eran los ídolos de las quinceañeras… La imagen más icónica de los Spice Boys tuvo lugar en la final de la FA Cup del 96 (Liverpool-Manchester United, que ganaron estos últimos), cuando antes del partido, los ‘Spice Boys’ saltaron a darse un paseíto por el césped de Wembley ataviados con unos trajes Armani en color beige, re-peinados y con gafas de sol, que se quedaron en la retina de la siempre maliciosa prensa inglesa, que criticó esa excesiva preocupación por el glamour y el bajo rendimiento de los chicos en el campo. En esta foto, Fowler, McManaman y Redknapp luciendo palmito ese día. Y para más inri, la prensa inglesa publicó que Fowler había mantenido un romance con la ‘spice girl’ Emma Bunton.

– Las polémicas de Fowler no tienen fin. Fue sancionado por ‘hacerle un calvo’ a los hinchas del Leicester; se lio a puñetazos con su compañero en el Liverpool Neil Ruddock después de que Fowler le rajara al defensa unos zapatos de Gucci de 300 libras; en una ocasión destrozó una habitación de hotel; en un viaje con la selección, montó una buena con Paul Gascoigne en un avión, estando ambos algo tocados por el alcohol; hasta tres veces se vio envuelto en peleas en discotecas; se publicó que McManaman y él participaron en una orgía; solía practicar un juego llamado ‘pass the pound’ (pasa la libra), que consistía en que los jugadores se iban pasando una moneda durante los partidos y el que la tuviera en su poder cuando el árbitro pitara tenía que invitar a copas a los demás.

Biografía, palmarés, estadísticas: Robert Bernard Fowler nació el 9 de abril de 1975 en Toxteth, Liverpool, Inglaterra. Debutó como profesional con el Liverpool FC en 1993 y en el equipo de Anfield Road permaneció hasta 2001, cuando se fue al Leeds United. Dos años después firmó por el Manchester City, donde estuvo hasta 2006. Ese año regresó al Liverpool pero se volvió a ir en 2007, esta vez al Cardiff City. Tras un breve paso por el Blackburn Rovers, en 2009 hizo las maletas de veras y se fue a Australia. Jugó en el North Queensland Fury en la 2009-2010. La temporada siguiente la pasó en el Perth Glory y la 2011-2012, la última en activo, en el Muangthong United de Tailandia. En su palmarés tiene una FA Cup, dos Copas de la Liga, una Community Shield, una Copa de la UEFA y una Supercopa de Europa. Con Inglaterra jugó 26 partidos y marcó 7 goles.

Os dejo con un reportaje sobre Fowler:

Hasta mañana.

6 comentarios

  1. Dice ser MrBrightside

    Creo que no queda mucho más que añadir sobre tamaño personaje. Fowler es uno de los grandes ídolos de los 90. Eso si, con esa cara dice que no es inglés y nadie le cree.
    Independientemente de que le recordaremos por sus celebraciones y salidas de tono, era un muy buen delantero, sin ser top que diría Mou.

    21 Agosto 2014 | 09:27

  2. Dice ser Stephen

    Me gusta el artículo. Fowler era un gran delantero pero después de sus años en el Liverpool el nunca era el mismo jugador. Los fans del Leeds no recuerdan sus esfuerzos con cariño.

    21 Agosto 2014 | 12:06

  3. Dice ser Cris

    Bueno, aburrirse no se aburria.
    Y luego, hay gente muy susceptible con los comentarios.
    La foto de los trajes está muy chula.

    21 Agosto 2014 | 16:01

  4. Dice ser fer

    Lo que debería ser un futbolista y no los muermos de aqui….

    A dsifrutar, ¡leñe!

    21 Agosto 2014 | 20:56

  5. Dice ser ruomalg

    Bueno, vaya elemento, anda que no llenaba titulares con sus celebraciones ni nada. La anécdota de los Spice Boys paseándose por el campo con sus trajes de Armani es bestial, y la indignación generada tras el partido no era para menos; si yo viera algo parecido en mi equipo pediría un pasillo de collejas para que los jugadores implicados espabilaran.

    22 Agosto 2014 | 00:45

  6. vaya elemento, anda que no llenaba titulares con sus celebraciones ni nada. La anécdota de los Spice Boys paseándose por el campo con sus trajes de Armani es bestial, y la indignación generada tras el partido no era para menos

    http://www.new–balance.net/

    26 Agosto 2014 | 08:37

Los comentarios están cerrados.