BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Diarios ¿hacia una muerte lenta?

(Lo escribí el miércoles 27)

Esta tarde he estado dando una pequeña charla.

En la Facultad de Ciencias de la Información, en un curso sobre innovación en los medios.

Se trataba de chicos y chicas de cuarto y quinto cursos, gente de poco más de veinte años.

Por lo que estudian se les puede suponer un interés por la información y los temas de actualidad algo mayor que la de otros jóvenes de su edad.

Una de las diapositivas con que apoyaba la presentación la había titulado como este artículo: Ya saben, cada vez hay menos gente dispuesta a

pagar por la información; el fenómeno se enmascara por el envejecimiento de la población (como los que seguimos pagando por leer somos viejos (o, digamos, un poquito mayores) cuando se analiza el fenómeno no se ve demasiado claro que los diarios de pago ya no consiguen captar lectores entre los jóvenes.

Pero cuando la iba a comentar me ha parecido que, por el sitio donde estaba, podía parecer excesiva.

He preguntado a los alumnos.

Piensen en la situación: de un curso al que tenían que haber asistido unas treinta personas, había menos de veinte.

He preguntado primero si alguno había leído un diario de pago hoy. Ni una sola mano se ha movido.

He vuelto a preguntar ¿quién ha leído un diario? Se han levantado cuatro tímidas manos.

He seguido…”no hace falta que sea en papel“. Las manos han llegado hasta ocho.

Aún así, menos de la mitad de los presentes y menos de la cuarta parte de los alumnos.

En una Facultad de Ciencias de la Información.

En plena campaña electoral, cuando se supone que el interés por la información puede ser mayor.

¿Se muere la prensa de pago?

¿Se mueren los diarios?

6 comentarios

  1. Dice ser j c

    Mala interpretacion de la evidencia: Yo estudie CC informacion hace mucho tiempo. Durante toda la carrera, el unico que leia el periodico a diario de toda mi clase era yo. Me lo robaba sistematicamente un amigo, asi que entre los 40/50 alumnos, solo dos leian el periodico.Ahora lo regalan en el vestibulo todas las mañanas. Pero ni por esas…

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser cibersapiens

    A ver, que yo no tengo 20 años, sino que estoy cercano a los 50 y hace ya un par de años que no he vuelto ni a comprar ni a desplegar antes mis ojos un periódico impreso.¿Para qué? Si me entero antes y mejor (con actualizaciones constantes e interactividad con el “medio”) a través de la prensa digital y a la cómoda distancia de un clic, de un golpe de mouse.La prensa impresa quedará para que se la orinen los perros en su caducidad prosaica y anti-ecológica.Claro que hay excepciones. ¿Sabes cuándo leo la prensa tradicional? Pues una vez al mes, en el barbero.Los periódicos impresos son un maldito dinosaurio.http://ciber-sapiens.blogspot.com

    29 Febrero 2008 | 07:11

  3. Dice ser mar

    Es verdad que los tiempos son distintos, que el informe Pisa alerta sobre la falta absoluta de comprensión lectora de los niños y jóvenes españoles, que internet y los móviles con su particular lenguaje sustituyen, poco a poco, a la palabra bien escrita, que la revolución de la sociedad de la información es imparable y también tiene sus cosas buenas, que los diarios quizá están demasiado politizados (partidistamente politizados en muchos casos) y eso aleja a una audiencia que cree que la política no forma parte de su vida (craso error)… todo eso es verdad y seguramente tendrá consecuencias importantes para la prensa escrita pero, querido Eduardo, yo que estudié en esa misma Facultad hace ya un montón de años, estoy segura de que si hubieras dado esa charla entonces, el número de manos levantadas para la primera pregunta hubiera sido casi similar. Así nos va. Supongo.Pero a lo mejor tiene más que ver con las circunstancias de la edad. Es posible que trasladada la cuestión a otros objetivos y otras facultades, la respuesta fuera equitativa. Es sólo una idea. A lo mejor es sólo un deseo.

    29 Febrero 2008 | 09:03

  4. Dice ser Ricardo

    La pregunta más adecuada desde el concepto de marketing será.Los compradores de periodicos en sus 64 paginas escritas encuentran sus necesidades de información, opinión, entretenimiento, información de servicios (etc) bien atendidas y a un precio razonable.DAFO. Debilidades Amenazas Fortalezas Oportunidades.Fortaleza:La ventaja del papel es que tiene soporte fisico, lleva aparejado concepto de propiedad. Multiservicios, posicionamiento.Debilidades:En entretenimiento no se adapta al mundo digital y avanzado.Coste.Amenazas:Ampliación de la red digital y telefonica.Acceso a red via telefonica y con todos los servicios en portales.Periodicos gratuitosNuevos habitos. Acceso domicilirio de RED.Oportunidades:¿Clubs de amigos-socios? Regalos promocionales o a precio percibido como bajo.o ¿grandes multimedias?¿infomación cercana y local?En mi opinión todo pasa por la calidad e independencia de lo publicado.Hoy en día resulta dificil encontrar articulos interesantes o no sesgados intencionadamente.El entretenimiento ya está digitalizado.El posicionamiento de que persona formada y con criterio lee prensa de pago es dificil de defender en la acualidad.

    29 Febrero 2008 | 09:49

  5. Dice ser Goliat

    Sin quitar protagonismo a la evolución de los diarios de pago o no, que luego te comentaré, tengo que decirte que cometes un error en una de las premisas de tu análisis: ni los asistentes ni mucho menos los matriculados en 4º o 5º de Ciencias de la Información tienen por qué tener un especial interés en la información y los temas de actualidad.Dependiendo de las fechas y del horario de la charla, quizá un 67% de asistencia es todo un éxito a una charla cuya asistencia no es obligatoria. Sabido es que menos de un 20% de las enseñanzas universitarias se aprovechan en el mundo laboral, así pues el tiempo de los chavales de esa edad puede tener mucho mejores ocupaciones que no necesitaré recordarte, ¿verdad? Je, je, je… Lo mismo aplica a consumir información a horas tempranas con lo subjetivo del horario de cada cual. Si hubieras preguntado en un lapso de tiempo mayor (¿3 días?) seguramente el 90% habría levantado la mano.¿En cuanto a la prensa de pago? Está muerta, sólo falta ya enterrarla. Para ser exactos morirá el día que descienda por debajo de la masa crítica necesaria para mover esas rotativas; desaparecerá con la generación que será ya la próxima en jubilarse, le quedan como mucho 30 años. Como muchísimo. En los quioscos se venderán las publicaciones que lleven regalos, o incluso los regalos sueltos. Ya hay mucha gente que compra Cosmo sólo por el bolso que regalan, y a los dos días el Cosmo está ya en la basura. Bueno y también venderán tabaco, bonobuses, chicles, y tarjetas telefónicas. Los quioscos seguro que no desaparecerán.En cuanto a los diarios gratuitos, no sé en otros países, pero aquí seguro que no desaparecen en la vida. La forma de ser de los españoles hace que cuando se reparte algo gratis, algo que además se agota, todo el mundo quiera cojer uno para no ser el tonto que se quedó sin ello. Asegurada la distribución, ya que tienes en la mano un diario que habla de las cosas que pasan, “¿por qué no leerlo?”. Asi se asegura también el consumo publicitario y la re-distribución nace del sentimiento de agradecimiento: “ya que me lo dieron gratis, ¿por qué no compartirlo con otro?”.Sólo así se explica la subsistencia de cuatro gratuitos con PO solapado y a veces con cabeceras editoriales que mienten como bellacos.Para verano es para cuando yo sugería que a Prisa la venderían a trocitos, o algo parecido, ¿no? Pues a ver cuál de los tres gratuitos (evidentemente, el de Recoletos no) se queda con alguno de los cuartos traseros.

    29 Febrero 2008 | 11:05

  6. Dice ser Adicto

    La cuestión no es si la información escrita viaja a lomos de los diarios tradicionales, de los gratuitos o de internet. Detrás de todas ellas están los mismos medios y las mismas plantillas de profesionales. Aunque hay diferencias muy notables entre la calidad (sí, «calidad») de la información de un diario de pago, uno gratuito y un portal de internet.El lector tampoco exige el mismo rigor periodístico a un diario de pago que a uno gratuito. Si un diario de pago titulase, por ejemplo, «El ‘NO’ al canon digital ganó en votos en el 9M» (como hace hoy ’20minutos.es’), sin más, estaría ahora mismo ante los tribunales.Los diarios gratuitos, además de no igualar en cantidad ni en calidad a la oferta de un diario de pago, están subordinados sólo a una fuente de ingresos: la publicidad, por lo que su independencia (no confundir con objetividad) es prácticamente inexistente. Y no olvidemos que, hoy por hoy, la inmensa mayoría de la información que recibimos gratuitamente por internet es, o ha sido anteriormente, publicada en un medio escrito que ha corrido con los gastos de su producción. Esto quiere decir que si los «dinosaurios» desaparecen, el coste de toda esta información elaborada (reportajes de fondo, firmas punteras de opinión, humor gráfico, críticas, análisis, etc.) tendrá que repercutir en el lector de otro modo.Creo que la cuestión no es si los diarios de pago están a punto de morir o no. Si estos productos de pago en papel tienen que convertirse en diarios digitales lo harán. Ya lo están haciendo, sólo que ahora pueden permitirse ofrecer esa posibilidad gracias al diario tradicional, que corre con los gastos.El problema, a mi juicio, es que, llegado el momento, la sociedad decida prescindir de la información de pago y se conforme con la información gratuita dependiente únicamente de la publicidad (ya ocurre en lo informativos de televisión, convertidos en espacios promocionales con cada vez mayor descaro).Este terrible horizonte me recuerda a un acertado capítulo de Los Simpsons que analizaba la educación futura financiada por la publicidad: la profesora enseñaba la tabla periódica de los elementos con un panel de una marca de salchichas y, por supuesto, los elementos tenían que ver con los productos que vendía. Si un niño quería participar y contestar una pregunta debía pronunciar primero el eslogan de la marca. ¿Será así la única información que nos llegue dentro de 30 años?

    17 Marzo 2008 | 17:57

Los comentarios están cerrados.