BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

El aumento del consumo colaborativo en España

Compartir, reutilizar, alquilar, intercambiar un articulo y aprovechar las habilidades de cada persona son los principios de la economía colaborativa, el modelo económico basado en el intercambio y uno de los 10
conceptos que van a cambiar el mundo, según la revista TIME.

“Disminuir la velocidad de crecimiento, las dificultades económicas de una gran parte de la población, el aumento de exigencias éticas, el desarrollo sostenible y la vida cotidiana cada vez más conectada son los factores que conducen al consumo colaborativo”, según se señala en El aumento del consumo colaborativo en España, una especie de libro blanco sobre este modelo de economía, cuyo autor es Adrián Sancho, co fundador de la app TratoJusto.

Consumo colaborativo en España

“Desde el inicio de la crisis, señalan, hemos asistido al boom del consumo colaborativo. Una gran cantidad de startups han
desarrollado herramientas que permiten esta nueva forma de consumir. Alrededor de 150 están disponibles
en España.

El consumo colaborativo ha creado nuevos mercados que hace unos años no se hubieran considerado como tales.
Un taladro en un cajón de un garaje se convierte en una fuente de ingresos para el propietario, al alquilárselo por
unas horas a una persona que lo necesita para montar un mueble en casa.

Además -se dice en el Libro blanco- este modelo ha reforzado los lazos sociales y la colaboración.

Rachel Botsman, autora junto a Roo Rogers en 2010 de Lo que es mío es tuyo: el auge del consumo colaborativo, afirma: “Nuestra participación en plataformas sociales y en las redes sociales definen cómo nos expresamos. Nos olvidamos y salimos de la cultura del hiper-individualismo para compartir con los demás nuestra vida. Esto es lo que podemos llamar la transición de la cultura del yo a la cultura del nosotros”.

Y también es más ecológico, ya que aboga por la utilización de un mismo producto por varias personas, optimizando su uso, satisfaciendo las mismas necesidades, pero reduciendo el número de bienes en circulación y, por tanto la presión sobre los recursos naturales.

Esta forma de consumo significa un nuevo modelo de negocio que da prioridad a compartir y reutilizar, concluye el libro blanco.

6 comentarios

  1. Dice ser Mónica

    El otro día buscando un lugar donde dejar a mi mascota en vacaciones di a parar con esta web: http://www.iamvo.com en ella otros usuarios cuidan gratuitamente a tu mascota cuando estás de vacaciones, ahorrándote los gastos de las residencias y guarderías.

    Por si os es de interés! Saludos!!

    17 diciembre 2014 | 10:59

  2. Dice ser usuario perdido entre tanta app

    Creo que no tardarán en prohibir muchas de estas aplicaciones. En cuanto se quejen las empresas que alquilan maquinaria, o lo que sea menester . Verás. Si yo tengo una empresa de bricolaje y ademas alquilo maquinaria , que las hay, no me haría ninguna gracia que el paisano de la esquina lo haga también desde su garaje. Opio. Y así con todo.
    Aún así me parece muy bien como usuario perdido entre tanta app.

    17 diciembre 2014 | 11:26

  3. Dice ser Antonio Larrosa

    Los intercambios harán que los taxistas los que alquilan máquinas y hasta las putas se empiecen a quejar de competencia desleal.Yo no estoy de acuerdo , los que pagan impuestos creo que tampoco.

    Clica sobre mi nombre

    17 diciembre 2014 | 11:49

  4. Dice ser Arturo

    El de la empresa de bricolaje tendrá que adaptarse al nuevo modelo, y quién sabe si así consigue clientes que antes no hubiera conseguido? La cuestión es adaptarse a las opciones que te ofrece el nuevo mercado… Yo uso Airbnb y blablacar, carpooling o amovens para viajes compartidos y me va de perlas… Ahora estoy buscando darle provecho a mi espacio de trabajo que no utilizo con la plataforma Spacebee y también funciona… Compartir es la clave!

    17 diciembre 2014 | 11:50

  5. Dice ser Pedro

    Me parece muy bien, un nuevo cambio en el modelo, como ha pasado siempre, tendremos que adaptarnos, no hay que ir en contra de ello. ¿Acaso las empresas no han tenido que adaptarse a las nuevas tecnologías? ¿A la venta por internet? ¿O la industria de la música adpatarse al cambio de la música online? Esto se impondrá tarde o temprano, hay que adaptarse y será bueno para todos.

    17 diciembre 2014 | 16:24

  6. Dice ser albitaguapa2

    y acabaras adaptandote que te paguen en cuencos de arroz

    17 diciembre 2014 | 16:36

Los comentarios están cerrados.