Último homenaje a Raoul Cauvin, el “dinosaurio del cómic” que creó ‘Los casacas azules’

 

Por Pablo Lozano es director del Festival Internacional de Cómic Europeo (en Facebook,  Twitter e Instagram) y colaborador especializado en cómic histórico en XX Siglos. Le podéis seguir en Twitter, Facebook e Instagram, y escuchar en el podcast de cómic La buhardilla de Venger.

Este artículo tendría que haber aparecido en el mes de agosto debido a que ocurrió a final de ese mes la triste noticia del fallecimiento  del guionista Raoul Cauvin. Incluso en esas fechas me encontraba en el país galo y por diferentes motivos no nos fue posible sacar  el artículo.

Un mes después cumplo la asignatura pendiente pues estoy en deuda con uno de los cómics que me acompañó en algunos momentos de mi infancia. Digo en algunos momentos pues que no siempre en España se podían conseguir fácilmente o se publicaban. Por eso seguramente, Los Casacas Azules son más desconocidos para la mayoría del público, aunque en el país vecino, como vais a comprobar, estos curiosos personajes gozan de una popularidad cercana a la de Astérix, Lucky Luke o Tintín.

Como ocurrió con la muerte del dibujante Uderzo, en esta sección no podemos dejar de rendir homenaje y hacernos eco de esta triste noticia.

Raoul Cauvin

El guionista belga de cómics Raoul Cauvin, padre de la exitosa serie Los Casacas Azules y del cómic juvenil Cédric, falleció el jueves 19 de agosto a la edad de 82 años, tal como lo anunció su editorial francesa Dupuis.

Frantogian / WIKIMEDIA

“Es con inmensa tristeza que  comunicamos la muerte de Raoul Cauvin, uno de los hombres más grandes del mundo de la historieta”, dijo el editor el viernes 20 de agosto, tres meses después de que el autor anunciara que padecía un cáncer incurable.

El guionista de Los Casacas Azules, una serie de éxito de una rara longevidad, que ha vendido  millones de ejemplares durante medio siglo, narra con humor las aventuras de dos soldados americanos, un militarista convencido y otro comprometido a su pesar, que luchan contra los sudistas durante la Guerra de Secesión (1861-1865),

Con más de 15 millones de álbumes vendidos en francés – sin contar las traducciones al inglés, español, alemán, holandés y otros idiomas -, estos Laurel y Hardy del cómic ayudaron a descubrir el conflicto americano a muchos europeos. Raoul Cauvin había creado Los Casacas Azules en 1968, ocho años después de su debut en Dupuis. Había concebido primero a sus dos héroes, el sargento Cornelius Chesterfield y el cabo Blutch, con el dibujante Louis Salvérius, que murió en 1972 y cedió el testigo a Willy Lambil.

 

Este último siguió siendo el cómplice inseparable de Cauvin hasta el álbum número 64 que aparecerá en unos días en Francia, el último álbum firmado por el guionista, que fue anunciado el pasado mes de mayo. El propio Willy Lambil comentaba al conocer la noticia del fallecimiento de su amigo ” Es la tristeza. No puedo trabajar hoy, estoy abatido”. También dijo que Cauvin “Era un dinosaurio del Cómic. Como yo. Y ya no somos muchos”.

El éxito popular de Los Casacas Azules llevó a Cauvin a convertirse en un autor prolífico para su editorial Dupuis, colaborando con muchos otros dibujantes, entre otros Berck (Sammy y Lou), Nic (Spirou et Fantasio) o Kox (L’Agent 212).

Adepto a todas las formas del gag visual, Cauvin evolucionó en los años 80 hacia producciones más incisivas, cercanas a menudo al humor negro y a la parodia. Se destaca así en las series Pierre Tombal (con Hardy), Les Femmes en blanc sur le univers de l’hôpital (con Bercovici en el dibujo), y Cédric (con Laudec), que se reveló como un éxito del cómic juvenil con 34 álbumes publicados hasta la fecha.

A principios de mayo de 2021, pocos días después del lanzamiento del último número de Los Casacas Azules, el autor había vendido más de 50 millones de álbumes de todos sus personajes, según la editorial. Su último Los Casacas Azules escrito por Cauvin, será ¿Dónde está Arabesque? El álbum será publicado por Dupuis este mes de octubre.


En la nueva aventura Blutch descubre que Arabesque, su preciosa yegua, ha sido requisada por otra unidad norteña. Lleno de rabia, destruye todo a su paso, incluyendo el comedor de oficiales, pero consigue convencer a Chesterfield de ir en busca de su caballo. Una peligrosa e hilarante road movie espera al célebre dúo, durante el cual van a poner de relieve los horrores de la guerra de Secesión, se cruzarán con un viejo enemigo y la posibilidad de perder la vida varias veces…

¿Dónde está Arabesque? será el álbum número 65, que aparece después del titulado El Enviado Especial, aparecido en octubre de 2020.

La serie continuará y ya sabemos que habrá un álbum número 66 con el título Irish Melody, que se publicará en octubre de 2022. La pena es que por el momento solamente podemos leer estos últimos números en francés.

Para aquellos que estéis interesados en empezar a leer la serie el mejor camino es ir adquiriendo los nuevos tomos recopilatorios que está publicando actualmente la editorial Dolmen. Ellos han tenido para nuestra suerte la voluntad de empezar a publicar en orden cronológico todas las aventuras de Los Casacas Azules. Hasta el momento son 14 volúmenes los que han aparecido y recogen todos los álbumes franceses entre los años 1971 y 1999.

Espero poder ir dedicándole en el futuro comentarios a algunas de sus aventuras como estamos haciendo con Blueberry, Asterix y Lucky Luke. Así que estad muy atentos a nuestra sección si queréis saber más sobre estos personajes.

Un español dibujando los Casacas Azules

El número 65 de la serie aparecido en 2020 estuvo realizado por el francés Beka y el español José Luis Munuera.

El autor granadino es actualmente uno de los mejores dibujantes españoles en el mercado franco-belga, que además cuenta con un gran éxito en nuestro país vecino. Fue el encargado de dibujar la primera aventura de una nueva etapa de la serie sin Cauvin.

En esta historia llamada El enviado especial nos sitúa en Londres en 1861. William Russell, periodista del Times, cubre una huelga en una fábrica, para disgusto de sus superiores que le reprochan de estar del lado de los obreros. Para deshacerse de él, la redacción del periódico lo envía al otro lado del Atlántico, donde la guerra de Secesión hace estragos. En América, en el campamento del ejército norteño, el cabo Blutch y el sargento Chesterfield están encargados de escoltar a este curioso observador inglés, flemático y distinguido, que toma notas en el campo de batalla montando en una mula.

“¡La verdad es cuestión de perspectiva!” exclama Blutch en esta nueva aventura de Los Casacas Azules. William Howard Russell (1820-1907) fue un periodista inglés, considerado el primer corresponsal de guerra. Cubrió la Guerra de Secesión Americana.

Esperamos que no tengamos que esperar mucho para disfrutar de estas últimas historias en España.

Mientras tanto seguiremos informando.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

Los comentarios están cerrados.