Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘evaluación’

Por unas pruebas Pisa a nivel autonómico

Por Antonio Jimeno

Las evaluaciones externas, como por ejemplo las pruebas Pisa, nos han permitido saber la situación real de nuestros alumnos respecto a los demás países. Sin ellas no lo sabríamos. Por la misma razón necesitamos establecer unas pruebas similares que nos permitan saber cómo van las diferentes Comunidades Autónomas y también los diferentes centros.

Examen PISA, (GONZOO)

Examen PISA. (GONZOO)

Sólo estas pruebas nos permitirán detectar si hay problemas y, en ese caso, aplicar posibles soluciones. Y se deben repetir cada año para valorar si las soluciones han sido eficaces.

Además, estas pruebas han de tener valor académico, es decir, ha de ser necesario aprobarlas para poder acceder a la siguiente etapa. Sólo así constituirán un estímulo para que los alumnos se esfuercen más en aprender, que es la situación escolar imprescindible para poder aprovechar la labor del profesorado.

Todos los partidos políticos deberían estar de acuerdo con su establecimiento ya que nos benefician a todos. Los responsables autonómicos de educación que se niegan a realizarlas deberían reconsiderar su postura. La preparación de nuestros jóvenes es nuestro futuro como país y eso ha de estar por encima de la lucha entre partidos.

La prestación de dependencia llegó demasiado tarde para mi padre

Comunidad de Madrid: La suma de todos menos uno

Por Roberto Maderuelo Galindo

Un hombre en una silla de ruedas. (ARCHIVO)

Un hombre en una silla de ruedas. (ARCHIVO)

Con la Ley de Dependencia los mandatarios de la Comunidad de Madrid nos tratan como a pedigüeños y sin embargo es una ley creada para dar soporte a las familias, en los momentos más duros, cuando tienes que cuidar a un familiar con un final programado.

Esta historia comienza en marzo de 2013 cuando se solicitó la evaluación de dependencia de mi padre; en octubre de 2013 le realizaron dicha evaluación y en noviembre del mismo año le confirmaron que, efectivamente, era dependiente y que le otorgaban una prestación económica que se haría efectiva “una vez aprobado el gasto”.

Ahora viene lo que serviría para una tragicomedia. Mi padre falleció el 1 de febrero de 2014; a principios de mayo le enviaron la carta comunicándole que con fecha 1 de abril le empezarían a pagar la prestación (sí, como lo leen, en mayo informan de que se recibe la ayuda en abril), a favor de su cuidador a tiempo completo por valor de 259 euros.

El 1 de abril llega tarde, han tardado un año en tramitar un expediente y siete meses en confirmar el pago, siete meses. ¿Qué ocurriría si alguien tardara siete meses en presentar su declaración de la renta?

Ante mis intentos por conseguir una explicación del director general de Coordinación de la Dependencia, Sr. Martínez Hervás, lo único que logré es que me dijeran que este Sr. no atiende llamadas telefónicas. ¿Pero quién se cree que es para no atender la llamada de un ciudadano con un problema ocasionado por su departamento?

Por último, lo más gracioso es que han empezado a pagar la prestación saltándose los plazos fijados para poder recurrir, el primer ingreso lo realizaron el 19 de mayo, días antes de las elecciones al Parlamento Europeo. ¡Curioso!