Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘prestacion’

Las ‘huidas’ de Rajoy

Por Ángel Villegas Bravo

No se cansan el presidente del Gobierno, sus ministros, los altos cargos de su partido y la brigadilla mediática afín, de ensalzar la buena marcha de la economía; pero ocurre que los números son los números, y al final dejan con el trasero al aire a todos estos propagandistas de la mentira.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Palacio de la Moncloa (EFE).

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Palacio de la Moncloa (EFE).

Y los números dicen que ahora hay menos personas trabajando en España que cuando Rajoy llegó al Gobierno; dicen que hay menos parados que reciban prestación de desempleo y dicen que este Gobierno se ha ‘fumado’ más de la mitad de la hucha de las pensiones. Dicen, también, que hay menos parados, sí; pero ya se encargan los interesados en ocultar los cientos de miles de inmigrantes que han dejado nuestro país y los muchos miles de españoles que se ha visto obligados a emigrar. Dicen que los comedores sociales no dan abasto, que los sueldos han bajado y que hay millones de ciudadanos que, aún trabajando, son pobres.

Un breve repaso por la legislatura de Mariano Rajoy nos lleva a que las cosas, para el ciudadano de a pie, no solo no han mejorado, sino que han empeorado, que la desigualdad ha aumentado, que seguimos emigrando, que la sanidad pública se sigue privatizando, que la corrupción no se castiga e, incluso, se encubre, que se intenta mediatizar a los jueces y que se promulgan leyes represivas, como la llamada “ley Mordaza”.

Por ende, el gestor ‘magnífico’ de este país, se niega a debatir con los demás candidatos. Las huidas del presidente empiezan a ser tan conocidas como las de aquel torero famoso por sus espantadas.

¿Por qué no incentivan la contratación de mujeres embarazadas con ayudas directas?

Por Granada Santos García

Uno de los graves problemas que padecemos en la actualidad es la dramática situación del paro, miles de historias detrás de los más de cinco millones de personas desempleadas. Entre ellas quiero hacer especial mención a una realidad concreta: “mujer joven embarazada busca…”

Foto de una mujer embarazada. (ARCHIVO)

Foto de una mujer embarazada. (ARCHIVO)

Existen muchas herramientas, tanto públicas como privadas, que nos ayudan a la búsqueda activa de empleo, pero el problema se suscita cuando sabes a ciencia cierta que esa búsqueda será infructuosa, que aunque te llamen mil veces para una entrevista, solo el mero hecho de aparecer ya es motivo de rechazo porque tu hija está dentro de ti y se hace más que evidente.

El tiempo corre siempre en tu contra y la luz al final del túnel está fundida.

Puedo comprender los motivos de una empresa, pero entonces, si realmente no voy a tener posibilidades de encontrar un empleo en mi estado, ¿por qué tengo que consumir un derecho adquirido por todos los años trabajados como es la prestación por desempleo?, ¿por qué no existe una figura en las administraciones que contemple esta situación?, ¿por qué no hay ayudas directas a empresas que incentiven en un momento determinado la contratación de mujeres embarazadas?

Perder la prestación por desempleo al salir del país

Por Paula Coto

El pasado diez de junio acudí al INEM a preguntar por lo siguiente. Yo debía salir de España el catorce de junio por vacaciones contratadas con anterioridad a la notificación de mi despido.

Dado que el despido no era efectivo hasta el quince de junio, yo debía solicitar el alta inicial de la prestación por desempleo entre el quince y el treinta de junio conforme a la legislación vigente.

El diez de junio me informaron de que, sin problema, podría solicitarla un representante en mi nombre, junto con la notificación de viaje de treinta días por turismo en el extranjero y los billetes ya adquiridos.

Una fila de personas hacen cola ante una oficina de empleo. (GTRES)

Una fila de personas hacen cola ante una oficina de empleo. (GTRES)

A mi regreso el quince de julio solicité cite previa y el veintidós de julio acudí al INEM (oficina de la calle Acacias en Madrid) a llevarles las tarjetas de embarque y visados que me habían solicitado y me notificaron que mi prestación, me correspondían dos años y la máxima cuantía, se había revocado por haberla solicitado tras mi salida del país por viaje de ocio y me dejaban sin nada.

¿Cómo puedo reclamar ya que ni el diez ni el dieciséis de junio nos informaron de este requisito, sino que los dos funcionarios que me atendieron a mí y a mi representante dijeron que no habría problema y nosotros nos limitamos a seguir las instrucciones que nos indicaron?

Si ha sido una negligencia del funcionario, ¿cómo puedo reclamar mis derechos con éxito y sin coste (nótese que la negligencia ha ocasionado una reducción de mis derechos y potenciales ingresos)? Ya he presentado reclamación, pero se niegan a responsabilizarse de las consecuencias de su error.

Errar es humano, pero rectificar también. Si no lo hacen, ¿de verdad tenemos los ciudadanos que soportar la carga, y el coste, de un funcionario inhumano e ineficaz?

La prestación de dependencia llegó demasiado tarde para mi padre

Comunidad de Madrid: La suma de todos menos uno

Por Roberto Maderuelo Galindo

Un hombre en una silla de ruedas. (ARCHIVO)

Un hombre en una silla de ruedas. (ARCHIVO)

Con la Ley de Dependencia los mandatarios de la Comunidad de Madrid nos tratan como a pedigüeños y sin embargo es una ley creada para dar soporte a las familias, en los momentos más duros, cuando tienes que cuidar a un familiar con un final programado.

Esta historia comienza en marzo de 2013 cuando se solicitó la evaluación de dependencia de mi padre; en octubre de 2013 le realizaron dicha evaluación y en noviembre del mismo año le confirmaron que, efectivamente, era dependiente y que le otorgaban una prestación económica que se haría efectiva “una vez aprobado el gasto”.

Ahora viene lo que serviría para una tragicomedia. Mi padre falleció el 1 de febrero de 2014; a principios de mayo le enviaron la carta comunicándole que con fecha 1 de abril le empezarían a pagar la prestación (sí, como lo leen, en mayo informan de que se recibe la ayuda en abril), a favor de su cuidador a tiempo completo por valor de 259 euros.

El 1 de abril llega tarde, han tardado un año en tramitar un expediente y siete meses en confirmar el pago, siete meses. ¿Qué ocurriría si alguien tardara siete meses en presentar su declaración de la renta?

Ante mis intentos por conseguir una explicación del director general de Coordinación de la Dependencia, Sr. Martínez Hervás, lo único que logré es que me dijeran que este Sr. no atiende llamadas telefónicas. ¿Pero quién se cree que es para no atender la llamada de un ciudadano con un problema ocasionado por su departamento?

Por último, lo más gracioso es que han empezado a pagar la prestación saltándose los plazos fijados para poder recurrir, el primer ingreso lo realizaron el 19 de mayo, días antes de las elecciones al Parlamento Europeo. ¡Curioso!

Engañada por un curso del Inem

Por Ana Isabel Cotera

Imagen de archivo de una oficina del INEM. (ARCHIVO)

Imagen de archivo de una oficina del Inem. (ARCHIVO)

He leído quejas sobre el Inem y he descubierto el motivo por el cual algunas academias que imparten cursos son tan ruines. Lo digo de primera mano porque estoy apuntada a uno de esos ‘cursos trampa’.

Lo primero, el nombre del curso, Diseño y publicación web, es erróneo porque sólo nos dan programación. Pasamos cinco horas diarias aprendiendo como podemos, porque los profesores explican las cosas en medio minuto y no te lo vuelven a explicar. Andamos siempre entre alumnos consultándonos dudas, por lo que cada persona lleva un ritmo.

Ni nos dan teoría ni tenemos libro. Todo lo enseñan con capturas de pantalla donde ponen un ejemplo unos segundos y adiós.

Por otro lado, yo entré al curso voluntariamente y no cobro prestación. Pensaba que si no me gustaba o iba mal podría dejarlo sin problemas pero, ¡nada más lejos de la realidad!

Si no presentas un contrato de trabajo (mercantil no vale, aviso) apuntan como que has renunciado y según me explicó la directora, no te vuelven a avisar de ningún curso desde el Inem. ¡Como si avisaran de muchos! Es rarísimo que avisen de uno si no cobras prestación y en mi caso, está claro que solo me han avisado para cubrir las plazas reglamentarias y cobrar la subvención.

Paro para los autónomos: una patraña

Por Karla Casillas Bermúdez

Me gustaría dirigir esta carta a todos los autónomos de España, que en su momento creyeron, de manera ilusa, que pasarían a ser ciudadanos de primera categoría al aprobarse la ley que nos otorgaba el derecho a cobrar el paro.

Las cifras oficiales dicen que casi al 70% de los autónomos que solicitamos este derecho se nos deniega por “aspectos técnicos”, y es que a ninguno de nosotros, se nos ha explicado que esto es una monumental y vil patraña. Durante los tres años que mantuve abierto mi negocio de hostelería (en el que invertí todo mi capital) pagué religiosamente mi cuota como autónoma, la cual ascendía a 280 euros mensuales e incluía el concepto de “Protección por cese de Actividad”, que en teoría me daba derecho a pedir la prestación en caso de que mi negocio quebrara.  Al tercer año y debido a la crisis, no solo acabé en números rojos, sino que acumulé una enorme deuda e iniciaron contra mí una demanda de desahucio por impago de alquiler.

ParoEn octubre de 2012, ya con el negocio cerrado por quiebra, comencé a tramitar mi prestación y después de presentar a FREMAP -la mutua que gestiona la concesión de prestaciones- un archivo interminable de documentos para comprobar mi “cese de actividad por causas económicas”, ésta me fue denegada, por segunda y última vez a finales de enero de 2013.

El proceso que tuve que afrontar estuvo plagado de agravios, arbitrariedades y humillaciones. He llegado a la conclusión de que la mutua no hace más que plantear objeciones con la clara intención de que el trabajador autónomo desista de su derecho de cobrar el paro, cayendo en una situación más dramática aun si cabe tras la quiebra de su negocio, lo cual me parece una actitud francamente indolente.

La mutua ha elaborado un ‘manual de quiebra’ que establece una rígida  y poco realista definición de lo que se entiende por quebrar: dos años con un 20% de pérdidas, seguidos por un tercer año con más del 30% de pérdidas. De esta manera, me parece que el paro de autónomos es una tomadura de pelo, pues hay tantas maneras posibles de quebrar, como negocios mismos hay. Y si no, que se lo digan al 70% referido anteriormente. En mi caso concreto quebré en un solo año de manera fulminante.

Tras tres meses de papeleos un empleado de FREMAP me recomendó que “mejor acudiera a los juzgados” pues es a través de esta vía como se resuelven de verdad los casos. ¿Alguien cree que es ésta una buena manera de incentivar a los emprendedores?