Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘animales’

Esta navidad no compres, adopta

Por Alejandro Herrero

Un perro encerrado (ROYAL CANIN/MASCOTEROS SOLIDARIOS)

Un perro encerrado (Mascoteros Solidarios)

En estas fechas tan señaladas como son las navidades, miles de familias toman la decisión de ampliar la familia con una mascota, un ser muy especial, un compañero de vida.

Tenemos que tener en cuenta que cuando se toma la decisión de traer una mascota a casa va a ser para el resto de su vida, no solo hasta que llegue el momento en que estemos cansados o tengamos que irnos de viaje, y entonces regalarlo o lo que es peor aún, abandonarla.

Una vez se ha tenido esto en cuenta, es muy importante tomar la decisión de adoptar y no de comprar la mascota, de esta manera paramos la explotación animal y la cría desproporcionada.

Dos de los grandes motivos por los que debemos adoptar en lugar de comprar, es para conseguir que ningún animal doméstico se quede sin familia, abandonado a su suerte. Y por supuesto, para conseguir extinguir la explotación animal por la reproducción. Ya que las madres de estos adorables cachorros que compramos en las tiendas pasan toda su vida enjauladas en condiciones precarias y la mayoría de ocasiones sin ver la luz del sol durante años. Las mantienen constantemente embarazadas y un gran número de animales mueren a causa de esto.

Por estos y muchos más motivos, si tomas la decisión estas navidades, no compres, adopta.

Animales cautivos, semimutilados… ¿hasta dónde vamos a llegar?

Por Mónica Ramírez

Algunas de las palomas teñidas de colores decomisadas en Barcelona (Guardia Urbana).

Algunas de las palomas teñidas de colores decomisadas en Barcelona (Guardia Urbana).

Muchos países mantienen a animales cautivos, semimutilados, para que sea posible fotografiarse con ellos.

Hace poco leímos la noticia de que, en Barcelona, grupos de extranjeros pintan de colores y cortan las alas a palomas blancas para que los turistas puedan hacerse selfies. Me pregunto hasta dónde se llegará con este cruel hábito.

Parece que casi no hay límites ya. Hacerse un selfie es más importante que cualquier otra consideración moral. Se dice que la sociedad evoluciona, y yo me pregunto: ¿hacia dónde?

¿Esperar a qué en la tauromaquia?

Por Julio Ortega Fraile

Tauromaquia (Europa Press).

Tauromaquia (Europa Press).

Estadísticas como las de Gallup indican que el rechazo a la tauromaquia en la sociedad es mayoritario y creciente, consultas de ayuntamientos o periódicos en casi todos los casos demuestran que los ciudadanos no la quieren, que es una forma de violencia infantil; son palabras del Comité por los Derechos del Niño de la ONU.

Que el toro sufre está demostrado y que las corridas son inviables económicamente sin subvenciones salvo contadas ocasiones también. Va en declive y a eso hay que sumarle un pensamiento y costumbres que en 2016 no pueden ser las del siglo XVIII.

Sí, acabaría muriendo sola, pero mientras sigamos siendo cómplices de una práctica que da por lícita la violencia con animales por diversión, continuarán muriendo humanos y un dinero necesario para paliar tanto sufrimiento se estaría empleando en generarlo.

¿Los perros por delante de las personas?

Por Carolina López

Un perro beagle (Wikipedia).

Un perro beagle (Wikipedia).

Soy vecina del barrio barcelonés de Torre Llobeta. Desde hace un par de años, entre los vecinos estamos recogiendo firmas para que nos cierren una plaza entre edificios (sin salida a la calle) que se encuentra entre las calles Cubelles, Paseo Maragall y Avinguda Borbó. Dicha plaza, como ya se ha denunciado al Ayuntamiento de Barcelona en reiteradas ocasiones, es un nido de gamberrismo nocturno, perros sueltos y skaters sin horario.

En el pasado Consejo del Barrio que se celebró el pasado lunes, el Consejero Carlos Izquierdo Lázaro [Barcelona en Común] nos comentó a los vecinos que para nuestro proyecto de cerrar la plaza por la noche con unas verjas (como ha hecho otras comunidades) para evitar estos problemas y potenciar el descanso nocturno de los vecinos, no había proyecto ni estudio preparado, es decir, que todas las firmas que hemos recogido las deben haber tirado a un rincón. En cambio sí que dijo que se había presupuestado en 700.000 euros crear un pipi-can para los perritos del barrio y realizar acciones pedagógicas para sus dueños.

Pero ¿qué país es este en el que se les da más importancia a las cacas de unos perros que a los humanos? Es indecente que unos vecinos que solamente pedimos descansar por la noche, no tener que llamar a la urbana en verano cada día por chillidos, música, suciedad, olores, etc… tengamos que aguantar que nos pasen por la cara que nuestro dinero se emplea en los perros antes que en las personas.

Peligro, humanización de animales a la vista

Por Cristina Sardón Galicia

Una mula (Archivo).

Una mula y su cría (Archivo).

La noticia de que cuatro jubilados se disponían a cruzar España para llegar al Rocío (en una carreta tirada por dos mulas) me sorprendió y emocionó. Que cuatro ancianos se dispongan a realizar su sueño a esa edad es digno de admirar por cualquiera.

Tengo que decir que más me sorprendió las casi 37.000 firmas que pedían el fin de este viaje. Señores, a ver si nos damos cuenta de que los animales están hechos para estar en movimiento, para ser eso, animales.

No defiendo el maltrato a los mismos, al contrario, no creo que nadie haya podido cuidar mejor de esas dos mulas que estos cuatro caballeros. ¿Qué será lo próximo? Quizás recoger firmas para hacer un hotel de cinco estrellas donde los animales tengan spa y masajes.

Mi caballo herido… así son de dañinos los vallados de alambre de espino

Por María Sánchez

Guindilla, el caballo herido por la valla de alambre de espino (María Sánchez).

Guindilla, el caballo herido por la valla de alambre de espino (María Sánchez).

Guindilla, el caballo herido por la valla de alambre de espino (María Sánchez).

Así quedó el hocico del caballo (M. S.)

Guindilla, el caballo herido por la valla de alambre de espino (María Sánchez).

Sus patas también resultaron dañadas (M. S.)

Hace millones de años el pueblo de Poyales (La Rioja) era un valle donde habitaban los dinosaurios.

En pleno siglo XXI aquella época no parece pertenecer al pasado en algunos aspectos, lo cual podría estar bien si no fuera porque el hecho de no evolucionar afecta seriamente a las personas y a los animales.

¿Cómo es posible que se esté utilizando vallado de alambre de espino para cercar pueblos y el monte? Desde el pueblo no podemos acceder al monte sin rasgarnos la ropa o la piel y los animales, tanto los salvajes como los domésticos, se quedan enganchados en los espinos al intentar pasar de un lado a otro. Esto es lo que le pasó el mes pasado a mi caballo Guindilla.

Si la solución era vallar el pueblo para que las vacas no bajaran, lo más civilizado sería poner un vallado de rejilla o malla de manera que nadie pueda dañarse; además de poner puertas señalizadas cada pocos metros para poder acceder al monte. Este sería un trabajo bien hecho.

Por favor que cambien este tipo de vallado para que las personas podamos acceder al monte y no cause más daños.

Adiós a los gorriones

Por Pedro Serrano

Gorrión.

Un gorrión posado sobre la rama de un árbol. (ARCHIVO)

Mi infancia estuvo llena de gorriones. Si echo la vista atrás, aún puedo verlos saltar por el corral robándoles el grano a las gallinas. Aún puedo ver sus revoloteos y escuchar su repertorio de cantos en aquella casa de tierra llena de escondrijos. Pero, en aquella época ruda y de supervivencia elemental, humanos y gorriones éramos enemigos irreconciliables. Todo porque que las pobres criaturas nos hurtaban un puñado de granos de aquellas míseras cosechas y sembrados. Pobres ignorantes, solo considerábamos los daños que nos infligían; nunca los beneficios, que eran muchos y variados.

Afortunadamente, ahora ya sabemos que la singular asociación entre humanos y gorriones, en pueblos y ciudades, siempre ha sido fructífera para ambas partes. Según los estudiosos, no solo ayudan a controlar plagas y dispersar semillas, sino que son un excelente indicador de nuestra calidad ambiental. Y esa calidad ambiental no debe de ser muy buena cuando se les ve más tristes que antaño y se constata que están disminuyendo drásticamente, sobre todo en las ciudades.

Al parecer, las ondas electromagnéticas en las ciudades, la contaminación, la escasez de alimento y la falta de lugares para nidificar son algunos de los principales enemigos de los gorriones urbanos. Y, en el campo, la especie se enfrenta a la intensificación agraria, el empleo abusivo de plaguicidas y el abandono rural.

Si, como parece, nuestras vidas están íntimamente ligadas a las suyas, ¿compartiremos el mismo destino?

Promover la conciencia ciudadana para dejar de destruir el planeta

Por Rosa Robledo

La contaminación que el ser humano está generando afecta directamente a la Tierra y destroza todo ecosistema llevándonos irrevocablemente a la destrucción absoluta del planeta.

Esta situación degenerativa mueve pocos hilos a la hora buscar una solución al problema por parte de las instituciones políticas. Creo que este asunto es tan importante como las circunstancias económicas que está viviendo el país en estos momentos. Si a esto no se le busca un remedio de inmediato, puede que entremos en un estado de no retorno, en el que lo único que nos quepa esperar sea ver cómo la Tierra va directa a un exterminio creado y garantizado por la raza humana. Tenemos el orgullo de ser la única especie que se autodestruye a sí misma, a sabiendas del desenlace tan fatídico al que va a desembocar.

Osos polares en un iceberg en deshielo, debido al cambio climático (Gtres).

Osos polares en un iceberg en deshielo, debido al cambio climático (Gtres).

El gobierno debería llevar a cabo unas medidas, tales como regular el consumo de productos con plásticos, restringir el uso de los mismos en productos naturales y prohibir la venta de envases de plástico, pudiendo volver a usar garrafas de vidrio, así como también botellas de este mismo material y botellitas pequeñas de materiales como el acero que, aunque también es contaminante, no se tendría que renovar con tanta frecuencia como las de plástico. También podríamos delimitar el uso del transporte personal y poner en práctica las alternativas a las fuentes de energía más contaminantes.

Hay que promover la conciencia ciudadana y que todo el pueblo se sienta identificado con la causa y busque su pequeño lugar en la tarea diaria de hacer de este planeta un lugar más limpio y habitable.

 

 

Estas son las alternativas a la actual gestión de animales muertos

Por Carlos Carretero

Esta vez escribo sobre la actual ley que regula la gestión de animales muertos. Según dicha norma, cuando se muere un animal en una explotación ganadera, el dueño tiene que avisar a un servicio de recogida, que previamente tiene que tener contratado, para que se lleven a incinerar al animal.

Foto de ovejas. (GTRES)

Dos corderos junto a su madre. (GTRES)

Dicha recogida se hace con un camión el cual va pasando por las distintas explotaciones recogiendo los animales muertos en cada una de ellas con una grúa que lleva incorporada el propio camión. Consecuencias de esta legislación: el camión va regando de virus y bacterias las sucesivas explotaciones por las que va pasando, se gasta combustible en el trasporte de los animales y se contamina la atmósfera con los residuos provenientes de incinerar al animal.

Por todo esto, propongo las siguientes dos soluciones alternativas —que no son ni más ni menos que lo que se ha hecho durante siglos—: enterrar al animal fuera de los cauces de los ríos o de acuíferos o habilitar lugares alejados de los asentamientos humanos donde se puedan dejar los animales para que sean consumidos por la fauna carroñera, principalmente los buitres.

Denunciado por dar comida y agua a los gatos callejeros en plena ola de calor

Por Silvia Rodríguez

Le escribo porque quiero denunciar una injusticia doble que se está produciendo en mi barrio (Tablada, Sevilla) desde hace un mes.

En primer lugar, el acoso que estamos sufriendo de una vecina que está vulnerando nuestro derecho a la intimidad y al honor. Se cree la dueña del barrio y lo hace fotografiando a vecinos dentro de la intimidad de su casa, de noche, con flash, nocturnidad y total alevosía. Realiza acusaciones indebidas sobre la privacidad de algunas familias del barrio o, como en el caso de mi padre, le graba con su teléfono móvil, escondiéndose detrás de él, con total descaro e impunidad.

Imagen de archivo de un gato.

Imagen de archivo de un gato.

¿La causa que molesta a esta mujer? Que demos agua a unos gatos callejeros. Con temperaturas de unos 45 grados a la sombra, pienso que es más la humanidad que nos mueve que el querer crear una colonia de gatos descontrolada que cause problemas de neumonía a sus hijos, tal y como nos acusa.

Ha denunciado a mi padre, militar en la reserva desde 1998, de ser un hombre que capaz de agredirla porque ella vive en un piso bajo, y pide al juez que le retire su arma-desactivada desde dicho año. Mi padre es un señor de 73 años pacífico y operado del corazón, por lo que no debe alterarse, con un historial militar impecable y sólo ha cometido el ‘delito’ de dar agua a los gatos. Hecho que, por otro lado, consta en la Ley de Defensa Animal como no censurable. Al contrario, está penado denegar el alimento y el agua.

Por toro lado, esta mujer deja las bicicletas en los pasillos del portal donde vive con total impunidad cuando le viene en gana y cuelga carteles “recomendando” a los vecinos que recojan los excrementos de los perros como si no lo supieran, creando un ambiente asfixiante al máximo.

Una situación de vergüenza en un barrio de Sevilla que parece anclado en tiempos pretéritos donde no se podía alzar la voz y donde los derechos más básicos debían ser silenciados. No respetar a los mayores ni a los seres vivos es el germen de las posteriores situaciones de injusticia de la vida diaria. Una pena.