Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘aventura’

La importancia de la lectura para un niño

Por Jesús Martínez

Un niño leyendo (Gtres).

Un niño leyendo (Gtres).

Ahora que comenzamos un nuevo curso escolar, los profesores nos recuerdan constantemente la importancia y necesidad de la lectura diaria. Y es cierto que debería de ser una de las tareas más importantes que los niños llevan a casa, si no la única, puesto que están demostrados, después de innumerables estudios, los muchos beneficios que esta aporta en el progreso intelectual de los niños.

Pero los beneficios van mucho más allá de los puramente académicos: no hay nada como una buena lectura para que nuestros niños crezcan o estimulen su capacidad de imaginación, creatividad, pensamiento abstracto

Una buena lectura ilumina todo lo demás. Nos ayuda a crecer en libertad, a adquirir todo tipo de conocimientos y experiencias, a ponernos en el lugar del otro, e incluso comprender y querer hasta los defectos de nuestro querido “protagonista” porque nos sentimos totalmente identificados. Que las nuevas tecnologías no nos hagan olvidar los grandes beneficios que comporta una buena afición a la literatura.

Aventura audaz… ¿y al coste que sea?

Por María del Rey

Hay que buscar experiencias a tope, la vida es tan aburrida… viva la emoción de la aventura, sea cual sea y al coste que sea, lo importante es vivir en un frenesí aunque eso haya supuesto la muerte de 7 policías pakistaníes.

El ciclista Javier Colorado, durante su vuelta al mundo en una imagen tomada en Irán. (JAVIER COLORADO / COLORADO ON THE ROAD / MEN'S HEALTH)

El ciclista Javier Colorado, durante su vuelta al mundo en una imagen tomada en Irán. (JAVIER COLORADO / COLORADO ON THE ROAD / MEN’S HEALTH)

Qué emocionante, verdad, cogerte la bici y ¡hala! a recorrer el mundo entero. ¡Yupi! Y mucho más emocionante es además cruzar países con un elevadísimo riesgo, advertido por las embajadas y por el sentido común. Para que al chaval no le pase nada, nada como ponerle escolta, y el resultado ha sido que 7 personas han perdido la vida para proteger a nuestro aventurero audaz. Siete familias destrozadas, siete mujeres e hijos probablemente condenados a una vida de miseria. Son los daños colaterales de la sed de emociones, ante todo vivir la vida loca narrando cada día sus sesudas observaciones mientras pedalea por los caminos.

Seguirá tan ufano con su hazaña mientras esas personas destrozadas pasarán el resto de su vida pensando en lo absurdo de su destino, sin entender por qué tenían que morir para preservar la diversión de otro. Un altísimo precio que no sé si el ciclista llegará a pagar jamás.