Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘seguridad’

Se cuestiona el velo islámico

Por Pedro García

Una señora con un burkini en la playa (Atlas).

Una señora con un burkini en la playa (Atlas).

Francia ha reabierto el debate sobre la prohibición de la vestimenta islámica al vetar el “burkini” en muchas playas. Ahora Bélgica se plantea imitar al país galo mientras Alemania va más allá y propone sacar el velo de colegios y universidades.

Es curioso que sean los países menos próximos a las zonas de religión musulmana las que proponen estas prohibiciones. Es un asunto que, no obstante, puede causar fricciones, aunque también es cierto que la convivencia pacífica y la seguridad deben primar sobre los preceptos religiosos.

Apostemos por lo nuevo y olvidemos a los de siempre

Por Jaume Font González

Congreso de los Diputados (Europa Press).

Congreso de los Diputados (Europa Press).

En este mundo todo cambia y lo viejo desaparece aunque sea poderoso como lo fueron los dinosaurios. La ciencia es lo que nos hace cambiar, y aferrarnos a lo antiguo es una pérdida de tiempo y un gran atraso.

En el fútbol, tenemos un gran ejemplo que aunque siendo siempre el mismo juego, las diferentes formas de jugarlo convierten a un equipo en ganador. ¿Quiénes son los que hoy están cambiando la forma de jugar y encabezan las ligas y campeonatos? Pues no son otros que los más jóvenes que han cambiado sus tácticas y las han adaptado a la actualidad logrando así estar en la cabeza de todos los campeonatos desplazando a los más viejos que siguen empleando viejos sistemas.

¿Por qué cada día que pasa aprovechamos los adelantos y sin embargo seguimos votando a los viejos políticos? Es algo que tendríamos que reflexionar porque si lo nuevo siempre es mejor y nos adaptamos muy rápidamente, lo mismo nos pasaría con las nuevas y jóvenes formas de hacer política.

Los más importantes adelantos tecnológicos los están empleando las empresas para conseguir más logros y sin embargo, los viejos políticos siguen aferrados al papel y al lápiz por temor a lo que desconocen. Olvidemos la época de los dinosaurios y pensemos en lo nuevo y a la hora de votar hagamos lo mismo, votemos por lo nuevo y olvidemos a los viejos porque por más que intenten cambiar, no tendrán jamás la solución a lo que en poco tiempo han destruido como son la seguridad, la paz, la educación y el futuro.

Sobre los derechos humanos: solo somos cifras y nuestras vidas, billetes

Por Rocío Olivera Salazar

Refugiados sirios esperando entrar en Turquía (Sedat Suna/EFE).

Refugiados sirios esperando entrar en Turquía (Sedat Suna/EFE).

Adivina, adivinanza: se tiene en unos países y en otros no. Se puede perder con el tiempo o con los intereses económicos de las multinacionales y los que gobiernan. Pueden alterarse según el sexo que tengas o tus inclinaciones sexuales. Dependen de tu dinero y posición social. Crees que existen pero sólo son un ideal plasmado en un papel para que creas que velan por tu seguridad.

Se llaman derechos humanos. Sólo somos cifras y nuestras vidas billetes, cada cual con distinto valor, cada cual con distinto destino.

 

 

Nuestra indiferencia, pasividad y egoísmo ante los refugiados

Por Paula Radtke Ortiz

Refugiados (EFE).

Refugiados (EFE).

Quisiera creer que no. Quisiera creer que es una broma que estemos vendiendo la dignidad y la seguridad de miles de personas. Es como si Turquía fuese una especie de sicario que se ocupa del trabajo sucio mientras su jefe, la Unión Europea, se lava las manos y se sienta en su despacho, vuelve a casa y duerme tranquilo, con su familia a salvo.

Ni siquiera es la crueldad de los grandes dirigentes lo que más duele. Lo que hiela la sangre es la indiferencia, pasividad y egoísmo que ha surgido entre la gente del montón, la gente como tú y como yo. Esa gente de a pie que habla con odio y asegura que solo deben recibir ayuda los españoles, porque claro, hay españoles en paro y nosotros queriendo ayudar a los de fuera… ¿En serio pensamos que es equiparable estar en paro a huir de la guerra?

Con esto no quiero quitarle importancia a las personas que están pasando un momento difícil, solo quiero que reflexionen un momento y se imaginen en esa situación, viendo cómo matan a sus familias, siendo ultrajados como personas, dejando todo atrás y arriesgando su vida para meterse en un bote a la deriva en busca de algo de seguridad y cuando piensan que por fin ven la luz, que por fin están a salvo, se chocan de frente con el desprecio, nuestro desprecio, nuestro racismo, que les obliga a sufrir represiones en las fronteras. Ahora serán devueltos a Turquía a cambio de un puñado de millones y unos cuantos favores, como si de ganado de tratase, ante nuestros impasibles ojos.

Estamos viendo cómo niños duermen en el barro, cómo mujeres dan a luz sin ningún tipo de cuidados.
Y yo me pregunto, cuando nuestros nietos estudien nuestra historia… ¿se llevarán las manos a la cabeza por los horrores que estamos cometiendo y permitiendo como hicimos nosotros cuando se perpetró el Holocausto Judío?

Quizá en un futuro ellos sean mejores que nosotros. Quizá en un futuro la vida valga mucho más que los intereses económicos.

 

Buscando trabajo en una ‘startup’

Buscando trabajo

Una mujer busca trabajo desde su ordenador. (ARCHIVO)

Por Javier Rico Briceño

Ya hacía tiempo que no iba a una entrevista de trabajo, más de un año. Ya que de forma más o menor regular iba consiguiendo mis propios ingresos gracias a algunos proyectos de cosecha propia.

Pero teniendo en cuenta el pago de autónomos de cada mes, y todos los gastos fijos que conlleva trabajar en Internet, todos los meses empezaba con un déficit de 350 euros, y con tantos gastos me estaba resultando muy complicado generar un dinero suficiente como para vivir de forma autónoma. Así que la necesidad de contar con unos ingresos fijos me hizo acercarme a realizar una entrevista de trabajo y ver mis opciones dentro de una startup.

A dicha empresa la venía siguiendo desde hacía algún tiempo. Era una nueva startup que según sus cifras estaba en pleno crecimiento y que había anunciado en su página web que estaba buscando a gente, con un perfil de webmaster. Eso quiere decir que debía ser gente que dominara un amplio espectro de conocimientos relacionados con las páginas webs y su monetización (SEO, Diseño, Programación, Community Manager, etc.).

Tras unos 15 minutos de charla en la terraza de un bar, con uno de los reclutadores y el creador del proyecto me di cuenta de dos cosas: la primera que no iba lo suficientemente convencido de entrar a trabajar en esa empresa y la segunda que, según sus propias palabras, no sabían exactamente el perfil que estaban buscando y entrevistaban a todo el mundo que mostraba interés en su oferta de trabajo. Así que sumando esas dos cosas, el resultado estaba claro, no conseguí el trabajo.

Pero como cualquier experiencia buena o mala, fue una situación que me sirvió para reflexionar. En este caso, sobre los procesos de selección poco rigurosos y mis opciones de seguir adelante mejorando mis propios proyectos.

Al día siguiente me levante con ganas de aprender más sobre mí mismo y sobre lo que actualmente se estaba demandando en mi sector. Así que me decidí por empezar a leer algunos libros y guías que me ayudasen a entender cómo funcionaban los procesos de selección de una empresa y de qué forma podría aprender a preparar mi próxima entrevista.

Tras unos meses de estudio, reflexión y contacto con varios asesores laborales, me decidí por poner todos esos conocimientos por escrito y empezar mi propia guía sobre las entrevistas de trabajo (entrevistadetrabajo.eu), algo que me ha servido para avanzar en mi carrera profesional y que espero sirva a mucha gente para enfrentarse a un proceso de selección con una mayor seguridad.

El profesor Jesús Neira, un héroe en tiempos modernos

Por Emilio Sancho Lozano

Este pasado sábado, 29 de agosto, nos ha dejado el profesor Jesús Neira. Un auténtico héroe de los tiempos modernos que hace 8 años fue capaz de olvidarse de su propia seguridad para salir en defensa de una mujer que estaba sufriendo una brutal agresión. Una actuación que a la larga le ha costado la vida, después de continuados sufrimientos…

Foto del profesor Jesús Neira. (EUROPA PRESS)

Jesús Neira. (Archivo)

Nos deja su ejemplo de gran persona. Está claro que esta sociedad tan inhumana que estamos creando le debe, como mínimo, a la familia que proceda de inmediato al abono de las indemnizaciones que en su momento le fueron garantizadas a D. Jesús Neira. Y le sea concedido al mismo, a título póstumo, la mayor condecoración que exista actualmente al mérito ciudadano, como mínimo desagravio que merecen el profesor y su familia por su valor y por el injusto trato recibido. ¡Descansa en paz, amigo, y gracias por tu lección de vida!

 

Un viaje en AVE desde París hasta Barcelona sin revisión de equipaje

Por María Camarero

Viajo regularmente a Madrid en el AVE. Cada vez mi equipaje es escaneado y mi billete controlado dos veces; una en la entrada, y otra antes de acceder al tren. El pasado mes de abril, al final de un viaje a París, también en el AVE, salí de mi hotel con la maleta hasta la Gare de Lyon; subí al vagón sin que nadie revisara el equipaje, y llegué a Barcelona, seis horas después, sin que nadie me pidiera el billete. Podría haber llevado cualquier objeto en mi equipaje como cualquier otro viajero, y nadie se habría percatado. Teniendo en cuenta estas medidas de seguridad en el país vecino, no es extraño el ataque sufrido recientemente en otro tren similar.

Foto de unos agentes franceses realizando controles ante uno de los trenes Thalys. (EFE)

Foto de unos agentes franceses realizando controles ante uno de los trenes Thalys. (EFE)

Ahora se habla de poner en marcha medidas de seguridad en los trenes, quizá antes habría que estar alineados con los países que sí las aplican. Me pregunto que de qué sirve controlar a los pasajeros que suben al AVE de Barcelona, si a los que ya viajan en este tren no se les ha siquiera pedido su billete.

 

 

¿Trabajador de Renfe o torniquete?

Por Ana López Faraldo

El pasado viernes día 13 de marzo de 2015, entre las 19.00 y las 19.30 horas en la Estación Puerta de Atocha de Madrid, acudí en mi vehículo con mi hija de dos años y mi marido a dejar a éste último en dicha estación para que cogiera el AVE dirección Barcelona que tenía prevista su salida a las 19.30 horas de Atocha.

Aparqué mi coche en el parking y le acompañé dentro de la estación. Debido a un descuido, mi pareja se quedó con las llaves de mi vehículo, percatándome yo de este hecho cuando él ya había pasado la puerta de embarque. Fue en este mismo instante cuando me dirigí a la puerta para comunicárselo a quien allí pudiera atenderme.

Cuando le comenté mi situación a la trabajadora que allí se encontraba, su respuesta fue literalmente: “Aquí no pasa nadie sin billete; llámale al móvil”. Le informé de que ya lo había hecho y que mi marido se había quedado sin batería y su única respuesta fue: “aquí no pasa nadie sin billete”, desoyendo mi situación y haciendo caso omiso de mi desesperación.

La estación de Atocha (JORGE PARÍS)

La estación de Atocha (JORGE PARÍS)

 Vivo fuera de Madrid, por lo que me encontré en la estación sola con mi hija de dos años y sin nada, pues todas mis pertenencias se encontraban en el coche.

Le rogué educadamente a dicha empleada que, por favor, se pusiera en contacto con sus compañeros para que, de alguna forma, pudieran entregar las llaves a alguien y éstas llegaran a mí; quedaban entre 15 y 20 minutos para que el tren efectuara su salida. Al percartarme de que no me iba a ayudar en nada solicité la ayuda de un guarda de seguridad de los 5 que se encontraban allí y su respuesta fue : “aquí no pasa nadie sin billete, llámale al móvil”, suplicando que por favor me ayudaran simplemente giraron su cabeza hacia otro lado y la única alternativa que me dieron  fue que acudiera a megafonía; sabiendo que cuando llegara a megafonía el tren ya habría partido. Angustiada, y como última opción, me dirigí a megafonía para explicar mi situación pero cuando lo hice ya había salido el tren.

Me quedé sin nada hasta las 18.00 del sábado que me llegaron las llaves desde Barcelona.

Quería pedirle disculpas a esa trabajadora ya que al final perdí la cabeza y llorando como una loca, con mi hija asustada dándome besos mientras me acariciaba la cara diciendo “mama llora”, regresé a la puerta de embarque a insultarla. Pero por favor no se olvide usted de que todos somos humanos. Sí, el error fue nuestro pero ustedes pudieron haber hecho algo más que mirar hacia otro lado y si no su puesto de trabajo debería desaparecer y ser sustituido por un torniquete que lea los billetes para dejarte pasar.

Realmente entiendo que vivimos en un mundo loco, más preocupados de los ataques terroristas que de lo que le pueda pasar a un niño de 2 años. Solo espero que tanto la trabajadora como el agente de seguridad nunca se encuentren en una situación desesperada y vean que nadie de los que les rodea son capaces ni siquiera de intentar ayudarle.

Las armas no resuelven conflictos

Por Alejandro A. Tagliavini,

Un miembro del servicio secreto presta guardia en el Ala Sur de la Casa Blanca. (EFE)

Un miembro del servicio secreto presta guardia en el Ala Sur de la Casa Blanca. (EFE)

La reciente entrada a la Casa Blanca de una persona con un cuchillo evidencia que la fuerza con armas no aseguran nada.

Después de todo, es el país que cuenta con la mayor “seguridad” —en términos de tecnología, gasto estatal en armamento y hombres, etc…—pero el que más droga consume; es decir, donde más se trafica.

O sea que los datos empíricos corroboran lo que la ciencia dice: los conflictos solo se resuelven pacíficamente, nunca a través de la fuerza armada, de la violencia.

Incidente en el Metro de Madrid

Por Maria Jesús Arribas

Un vigilante de seguridad del metro de Madrid. (JORGE PARÍS)

Un vigilante de seguridad del metro de Madrid. (JORGE PARÍS)

Domingo 11 de mayo a las 11:45h, ascensor que une la línea de metro 7 con la 10, en Gregorio Marañón. El ascensor está averiado y una chica en silla de ruedas motorizada no puede acceder a la citada línea.

Con ayuda del personal de seguridad, se le ayuda a subir por la escalera mecánica, aunque les suponga problemas. Les acompañamos hasta las taquillas donde se pregunta a la jefa de estación por el estado del ascensor. Responde que la solución es que viaje hasta otra estación donde si funcionen los ascensores. Debido a su respuesta, nuestra siguiente pregunta fue si dicha persona tendría que viajar por toda la línea en caso de que en la siguiente estación no funcionen tampoco. Su respuesta fue nula.

Así mismo, nos dice que no hemos de creernos toda la publicidad que se dice sobre el metro, y lo peor de todo, llegó a decir que “gente” así, no tendrían por qué viajar en metro.

La señorita de silla de ruedas, y su acompañante, una persona mayor, reclamaron un taxi que las llevara a su lugar de destino: estación Puerta del Sur. Espero que el personal de seguridad no sea sancionado por esa acción solidaria, fueron los únicos que se dignaron a prestar ayuda.

Que sirvan estas líneas para afear la conducta de la jefa de estación, y pensar que puede que en algún momento, nos puede pasar a cualquiera de nosotros.