Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘erasmus’

Más impedimentos a las ayudas económicas de las becas Erasmus

Por Teresa González Míguez

La nueva orden ( ECD/527/2014), publicada en el BOE el  1 de abril, por la que se establecen las bases reguladoras de la convocatoria de ayudas Erasmus, financiadas por el Ministerio de Educación, recorta todavía más las ayudas económicas, exigiendo un nivel B2 de idioma a todos los alumnos, acreditado mediante escuelas oficiales de idiomas, no reconociendo los certificados expedidos por las propias Universidades, que a su vez dependen del Ministerio.

Estudiantes españoles en Hungría en una protesta por los recortes que sufre la educación en España. (ARCHIVO - EFE / Marcelo Nagy)

Estudiantes protestan por los recortes. (ARCHIVO – EFE)

Sin embargo las Universidades para conceder la beca de movilidad han exigido un nivel B2 para Inglés y un nivel B1 para el restos de lenguas, lo que el Ministerio no acepta ni siquiera para los Grados bilingües, estando autorizados por él mismo.

Todo ello nos lleva a que el objetivo es limitar las ayudas económicas todavía más, sin tener en cuenta que el fin principal de las becas Erasmus es perfeccionar el idioma del país donde se van a cursar los estudios.

Mi hija se queda sin su Erasmus

Por Lis Fernández

Estudiantes de Erasmus españoles en Bruselas. (Alfredo López Calbacho/EFE)

Estudiantes españoles de Erasmus en Bruselas. (Alfredo López Calbacho/EFE)

Mi hija es estudiante universitaria de último año de grado de Fisioterapia en la Escola Garbí de Salt, adscrita a la UdG (Universitat de Girona). El 31 de enero de este año nos desplazamos hasta Bruselas para acompañarla y ayudarla a llevar todas las cosas necesarias para quedarse en Bruselas durante los cuatro próximos meses para realizar el practicum que consta de 30 créditos (750 horas). En la escuela de acogida Haute Ecole Pol Henry Spaak no saben nada cuando ella llega allí y le emplazan a ir el día tres de febrero para hablar supuestamente con una persona que debería saber qué hacer con ella. Según esta persona, la encargada de Relaciones Exteriores “está muy lejos y no se puede hablar con ella”. Le dicen que las prácticas empezarían un mes más tarde de lo previsto y que mientras puede asistir como “oyente” a las clases en el centro (mi hija lleva todas sus asignaturas aprobadas).

Mi hija regresa a casa ya que no disponemos de medios suficientes como para que pase un mes haciendo turismo y pedimos explicaciones en su Escuela Universitaria. Por no sabemos qué razones, mi hija ya no podrá hacer su Erasmus después de realizar unos pagos de alquiler de residencia, de desplazamientos, etc. de los que nadie quiere saber nada porque de nadie es la culpa. Nos dicen que “de entre 150 Erasmus esto le ha pasado a ella, como cuando ocurre un accidente y te preguntas por qué te ha tocado a ti y no a otra persona”.

No tenemos ni idea de dónde ir a reclamar. Esto es complicado. Las cosas estaban bien hechas y desde Bruselas no han querido dar explicaciones, si quiere puede poner una denuncia pero como esto está coordinado desde el Gobierno central, puede ser largo. Todo eso y más para lavarse las manos y no buscar responsables. Los perjudicados son los estudiantes que con estas horas en el practicum de Bruselas hubieran tenido un plus en su expediente universitario y que ahora no tendrán. Evidentemente este Erasmus ha salido tan caro como si se hubiera hecho.

Que no le pase a nadie más, aseguraos antes de salir del país de todo lo que os vais a encontrar.

Recortando el futuro

Por Patricia Morales

José Ignacio Wert. (EFE)

José Ignacio Wert. (EFE)

La educación española está pasando por un duro momento, quizás tan duro como el de nuestra economía, y es que parece ser que nuestros gobernantes no tienen suficiente con los recortes que están llevando a cabo, sino que además están pisoteando el futuro de los más jóvenes a base de leyes absurdas y la reducción en las materias más importantes en la educación.

He podido leer recientemente comentarios u opiniones de gente a favor de los recortes en las becas Erasmus, de gente tan cerrada de miras que creen que los jóvenes que estudian en el extranjero tan solo piensan en fiestas y en derrochar el escaso dinero que la administración pública otorga a los afortunados que pueden disfrutar de esta experiencia. Pues señores, yo les he de decir que estamos cometiendo un craso error, la beca Erasmus, aparte de ser una experiencia totalmente enriquecedora para el estudiante, aúna culturas y países, consigue que las diferencias y rencillas típicas entre países queden en un plano secundario, y hace que los susodichos alcancen un nivel más que notable en el idioma del país de destino. Mientras que para nuestros vecinos europeos es casi obligado el salir fuera del “terruño” para enriquecer a la persona y lograr así individuos con mayor cultura, preparación y formación para el futuro laboral y del propio país, en España nos estamos dedicando a poner barreras e impedimentos a la cultura, eso sí, seguimos pagando con nuestros impuestos los colegios privados multilingües de los hijos nuestros políticos. Señores: ¡paren el tren que yo me bajo!

Educación, que no nos desarmen

Por Marta García López

¿En qué punto del camino hemos (han) perdido el norte? ¿Desde cuándo la educación se considera un lujo y no un derecho? No sé en qué momento han cambiado nuestras ideas, no entiendo cuándo nos han hecho creer que la educación pública es un lujo para los españoles y no un derecho de todos nosotros. ¿Por qué debemos recortar becas universitarias (véase la beca Erasmus o la beca Séneca)  y no recortamos de otros lados? ¿Por qué ahora un estudiante universitario que desee moverse dentro de su propio país o viajar a otro países para aprender, para formarse, para adquirir experiencia, tiene que vivir por encima de sus posibilidades para ello? ¿Por qué he tenido que pagar un suma de más de 2.000 euros por una matrícula universitaria (en una Universidad Pública de Madrid) mientras existen sinvergüenzas con sueldos vitalicios de 7.000 euros mensuales que pagamos entre todos? ¿Por qué tengo que apretarme yo el cinturón y ellos no? ¡Que se lo aprieten ellos!

No os dejéis engañar, un agujero económico no justifica cualquier medida, cualquier recorte. Tenemos derecho a una educación pública accesible para todos; y es importante que la defendamos porque al fin y al cabo nosotros la hemos creado y nosotros la hemos mantenido. Y como dijo Nelson Mandela, “la educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”. ¡Que no nos desarmen!, porque el mundo necesita seguir cambiando.