Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘arboles’

Madrid y suciedad: ¿El voto de Vallecas vale menos que el del barrio Salamanca?

Por Luis Moreno Alcalá

Imagen del árbol que destrozó mi coche (Luis Moreno).

Imagen del árbol que destrozó mi coche (Luis Moreno).

Restos del árbol podrido (Luis Moreno).

Restos del árbol podrido (Luis Moreno).

Soy votante de Carmena por lo que esperaba de ella y de su equipo. Pero cuanto más pasa el tiempo más dudo de su equipo, aunque no de ella. Vivo en Vallecas, a la altura de Portazgo, y este barrio, que era el último bastión rojo (ahora rosa, no por la bandera gay sino por el rojo desteñido) se ha vuelto el más sucio, abandonado en convivencia, seguridad, limpieza, mantenimiento de jardines, parques y árboles. Entre el perímetro de la M-30, Entrevías, Avda. de la Albufera y el campo del Rayo se encuentra la zona más abandonada y sucia de esta ciudad.

Calles sin barrer, parques sin limpiar, contenedores a reventar, árboles sin podar. Detrás de la Junta de este barrio se encuentra -día sí, día no- un mercadillo que avergüenza a los vecinos por el número de peleas, chanchullos, trampas y engaños que se desarrollan en plena calle.

El pasado sábado 28 de mayo, en la calle Rodríguez Espinosa, vinieron los bomberos durante el tormentón del mediodía a quitar una rama de un árbol podrido. Para no mojarse más se fueron enseguida, dejando el árbol podrido en su lugar. El sábado siguiente todo el árbol se derrumbó encima de mi coche. Mi compañía de seguros está en el tema de la indemnización.

Pero ¿por qué los responsables de la limpieza de parques y jardines esperan nuestras denuncias para dedicarse a lo que deben hacer? ¿Es que nuestros impuestos no valen igual que los del barrio de Salamanca donde no hay ni una colilla en el suelo? ¿Es que nuestras obligaciones no tienen correspondencia en derechos? ¿Es que nuestros votos valen menos? ¿O solo son ganancias de campaña electoral? ¿No era de Vallecas Pablo Iglesias, quien dijo que se ocuparía de su barrio? Si sale elegido y se ocupa del país como de su barrio, vamos bien… bien mal.

Señora Carmena, urge una poda en Ciudad de los Ángeles

Por Irene Díez Servant

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante un pleno en el Ayuntamiento (EUROPA PRESS).

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante un pleno en el Ayuntamiento (EUROPA PRESS).

Los vecinos del barrio de Ciudad de los Ángeles [en el distrito de Villaverde de Madrid] llevamos casi dos años rogando que nos poden los árboles: hemos llamado en numerosas ocasiones al Ayuntamiento, hemos puesto quejas múltiples, e incluso nos hemos personado en el mismo y nuestras súplicas siempre han quedado en terreno de nadie.

Nuestro barrio siempre ha estado olvidado por los denominados viejos partidos políticos y nos quedaba la esperanza de que Ahora Madrid, un partido que prometía velar por el bienestar de los barrios trabajadores no nos iba a defraudar y esta vez sí que íbamos a poder gozar del mismo mimo y cuidado que tienen los barrios de renta más alta.

¡Éramos unos pobres ilusos! Seguimos olvidados, los árboles siguen creciendo y nosotros no podemos seguir así. Los insectos y las ramas llegan a nuestras ventanas, por lo que no podemos abrirlas y pasear se hace imposible entre tanta vegetación.

Déjense de demagogia, déjense de engaños, basta ya de votos baratos. Todo es muy bonito sin las sillas del poder, pero en cuanto empiezan a sentarse hacen lo mismo que tanto critican. ¡Pónganse a trabajar por los ciudadanos y dejen de engañarnos!

¿Quiénes matan a los árboles?

Por Mª Victoria Leyte

No puedo dejar de pasar página ante los acontecimientos que se están sucediendo en el Madrid urbano, quizás mi educación cívica me da una un toque de atención para alertarme de lo que no va a bien y que tal vez con mi crítica pudiera aportar un granito de lógica para solucionarlo.

Árbol caído junto al Templo de Debod de Madrid. (ÁNGEL CALLEJA)

Árbol caído junto al Templo de Debod de Madrid. (ÁNGEL CALLEJA)

Presumimos que Madrid es a nivel europeo, la capital que más árboles tiene como vegetación, para seguir presumiendo de este galardón deberíamos investigar a fondo el porqué día sí y otro también nos despertamos con la noticia de que se ha caído un árbol, de que un árbol ha matado o herido a un transeúnte, hay que poner freno y centrarnos de lleno en ello, máxime ahora que nos quedamos sin Alcaldesa presencial, sobre todos en actos de canapés, aunque tengo la sensación de no haberla tenido nunca.

Primero deberían prohibir que los dueños de las mascotas consintieran que éstas orinaran en los árboles, está comprobado que el orín daña la raíz y acaban por pudrirse, que respeten la vida de las plantas nadie tiene derecho a no dejarlas crecer y gracias a ellas nos aportan no solo ornamentación, sino filtros para respirar un aire más sano.

Segundo que se hiciera un seguimiento continuado de riego e inspección de los mismos, de nada sirve plantarlos si luego no los vigilamos, desde poner los postes con cintas para que éstos crezcan erectos, y comprobar que siguen vivos.

Y por último poner cartelitos en cada uno de ellos prohibiendo que los perros orinen, que los incívicos no tiren colillas, chicles, profilácticos ni guarrerías varias, estas infracciones en la vía pública sí que merecen ser sancionadas y repartir los vigilantes de movilidad ya que nos sobran, así tendrían que hacer algo de provecho y hay demasiados fastidiando al prójimo.

 

Sobre los árboles asesinos

Por Victorino Pastor Mena

El pasado sábado, día 21, un hombre de 38 años murió en el Parque del Retiro de Madrid, al caerle encima la rama de un árbol. Aunque no con consecuencias tan trágicas, se producen continuamente caídas de ramas de los mismos. (Por cierto, de grandes dimensiones similares a las del Retiro). Yo soy testigo de algunas de ellas ya que vivo en zona de muchos árboles.

Lugar del parque del Retiro en el que cayó una rama que causó la muerte a un hombre de 38 años de edad. EFE

Lugar del parque del Retiro en el que cayó una rama que causó la muerte a un hombre de 38 años. EFE

Afortunadamente no tenemos que lamentar desgracias personales, pero ha estado a punto de suceder varias veces. Este hecho se ha puesto de manifiesto en la Junta de Distrito; pero ni caso. Hay que morir, al parecer, para que te crean. Los árboles crecen normalmente hacia arriba. Las podas que hace el Ayuntamiento se limitan a las ramas laterales, dejando las centrales sin tocar. ¿Tan difícil es hacerlo con las grúas actuales? Aparte del peligro de lesiones evitarían que los tejados y canalones se llenen de hojas ya que sobrepasan la altura de los mismos; con problemas de retención de agua por la lluvia, que causan desperfectos en las viviendas.

Asturias, ¿paraíso natural ?

Por Rosa Villalba (*)

Los arbolistas europeos y artistas amantes de Asturias y de los árboles abajo firmantes, ante las consentidas agresiones cometidas hacia el asturiano “Tejo de Ables“, expresamos:

Nuestra indignación ante lo que vemos como muerte anunciada hacia este más que bicentenario ejemplar arbóreo. “La Matriarca de Ables” se encuentra amparando actualmente a la iglesia románica de San Juan, en Llanera. Tejo asturianoRecientes actuaciones urbanísticas han arrasado con la mitad de su zona de protección.

Según el Decreto “Plan de manejo del Tejo” desarrollado por el propio Principado en 2001  se prohíbe almacenar materiales o aparcar en un radio inferior a 2 veces su proyección. Nuevas e irrespetuosas actuaciones urbanísticas han hecho lo impensable, zanjeando precisamente esta zona vital tanto ecológica como paisajísticamente. La especulación no es el camino para salir de la crisis y menos a costa del patrimonio natural y cultural. Pedimos la paralización de las obras y la restauración, en lo posible, del daño cometido. No es este, el de la denuncia, el “turismo activo” que queremos hacer. “Vivir en Asturias” será,  si no se pone remedio urgente, “morir en Asturias”.

(*) Firman esta carta además de su autora otras 67 personas.