Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘reforma’

La caridad mal entendida

Por Luis Fernando Crespo Zorita

Caja Madrid.A mediados del siglo XV, los Franciscanos crearon en Italia los Montes de Piedad para combatir la prepotencia y los abusos de los usureros de toda laya, que acumulaban los excedentes económicos y expoliaban a los más pobres, prestando a señores y siervos con precios próximos al cien por cien anual. El padre Francisco Piquer fundó en 1702 el primer Monte de Piedad español, germen de la que sería la Caja de Ahorros de Madrid (1838) que, como el resto de cajas de ahorro, nació sin ánimo de lucro, por lo que no podía tener un gobierno profesional, sino un Consejo de Administración compuesto por “organismos representativos de la sociedad”. Su objetivo era aliviar a los menesterosos con préstamos a bajo precio, incluso gratuitos, y proporcionar financiación para iniciativas económicas de menor cuantía. De hecho inventaron ya entonces los famosos “microcréditos”.

Las cajas de ahorro llegaron a representar más de la mitad del sistema financiero español. A partir de 1977, con la reforma bancaria de Enrique F. Quintana, se fueron convirtiendo en un instrumento muy útil para las Haciendas autonómicas y para sus gestores políticos, que creyeron que todo el Monte era orégano y, en consecuencia, procedieron a expoliarlas sistemáticamente, entendiendo que la caridad empieza por uno mismo, todo ello con el aplauso interesado de sus hermanos mayores los bancos privados, que esperaban fagocitarlas cuando declinasen inanes, como efectivamente ha ocurrido. De Guindos lo certifica en la cadena SER: “El rescate (por la UE) de España solo afectaba al sector bancario, pero había una condicionalidad: que desaparecieran las cajas de ahorros“.

Un ‘no’ a esta reforma del Código Penal

Por la Plataforma No Somos Delito

Desde la Plataforma No Somos Delito, a la que pertenecen más de 70 organizaciones sociales, consideramos que si la reforma del Código Penal está pensada para combatir a pederastas y a autores de delitos más graves, cabe preguntarse por qué se incluyen nuevos delitos para perseguir a colectivos sociales que no constituyen ni un peligro, ni una amenaza real para la sociedad como los activistas, los inmigrantes o las personas sin recursos y sin embargo, se suavizan las sanciones contra los delitos económicos de “cuello blanco”.

En un país afectado por la corrupción, nos parece muy grave encontrarnos con un nuevo Código Penal que será menos severo que el actual con los políticos que roben dinero público. En cambio llevarse sin pagar una botella de leche en un supermercado será delito y supondrá antecedentes penales.

Uno de los leones del Congreso de los Diputados. (EP)

Uno de los leones del Congreso de los Diputados. (ARCHIVO)

Haciendo referencia al titular de la noticia “El Código Penal pensado para combatir a pederastas lleva un año parado“, habría que hacer mención a la desproporcionalidad con la que se aplicará esta reforma, la cual podría sancionar de igual manera, con penas de dos a seis años de prisión para los responsables de webs que ofrezcan enlaces para descargar obras protegidas por derechos de autor así como para aquellos que abusen sexualmente de menores de edad.

[ “Este texto endurece los actos cometidos contra la libertad sexual de los menores e introduce por primera vez penas como la prisión permanente revisable en el ordenamiento jurídico español”.]

No es cierto que este tipo de pena sea necesaria. Nuestras penas ya son muy severas y los periodos de cumplimiento de las mismas son de los más elevados de la Unión Europea (art.70.4). Consideramos que una normativa que quiere imponer de nuevo la cadena perpetua camuflada bajo el nombre de prisión permanente revisable no puede tener cabida en un Estado que pretende considerarse social y democrático de Derecho. Con la introducción de esta cadena perpetua encubierta, el Derecho Penal del Estado deja de lado los principios de reinserción y reeducación exigidos en nuestra Constitución en su artículo 25.2.

[La Cámara Baja ha ampliado reiteradamente el plazo de presentación de enmiendas parciales y el Gobierno ha avanzado su intención de introducir nuevas penas, como es el caso de los yihadistas retornados.]

Para justificar esta reforma, el Gobierno está haciendo uso de la vieja estrategia del miedo con la intención de provocar una sensación ficticia de inseguridad entre la población. Hace pocos días, en declaraciones a los medios veíamos como el Ministro de Interior introducía en su discurso un mensaje de alarma hacia la ciudadanía sobre la posible amenaza de ataques yihadistas.

En No Somos Delito  nos oponemos claramente a esta reforma porque creemos que hay que revisar el Código Penal pero a favor de las personas no en su contra. Esta reforma criminaliza la solidaridad entre personas (Art. 318 bis), con sanciones a quienes ayuden a personas extranjeras en situación irregular, y vulnera derechos fundamentales como la libertad de expresión o la protesta social incluyendo delitos hechos a medida de las protestas sociales (incluidos en el Libro II – título XXII.- Delitos contra el orden público). Con el nuevo CP tuitear consignas de una manifestación que acabe en disturbios (Art. 559 bis). Las protestas contra los desahucios o las preferentes también serán delito (Art. 557 bis).

Con esta reforma el Estado pretende endurecer de forma injustificada el Código Penal, lo que parece demostrar que su único fin es la represión y el negocio carcelario, olvidándose de los fines sociales cuyo resultado beneficiaría a toda la ciudadanía ¿Qué preferimos, una efectiva reinserción de los condenados gracias a la cual no volverán a delinquir o llenar las cárceles de presos sin fecha de salida incrementando el coste que eso supone para el Estado?

Por todo ello decimos alto y claro No a esta reforma del Código Penal.

Castilla la Mancha: ‘habemus’ pucherazo

Por José María García Diago

Definitivamente esta tarde quedará aprobado un nuevo Estatuto de Autonomía de Castilla la Mancha cuya única modificación sustancial que introduce es el reparto de diputados por provincias. La tentación de manosear la ley electoral es demasiado grande para Cospedal; no en vano, esta será su segunda modificación de la Ley electoral en los tres años de gobierno del PP en la región. La primera modificación, la ley 4/2004, aumentaba el número de diputados en aras a una mayor “representatividad” aunque en realidad lo que aumentaba era el número de diputados que elegían las provincias más afines al PP.

Un año después María Dolores de Cospedal dejaba sin sueldo a los diputados regionales (claro que, ¿quién quiere sueldos habiendo sobresueldos?) y anunciaba una nueva reforma de la Ley Electoral regional (a través del Estatuto, claro) por la que reducía a la mitad el número de diputados a elegir en cada provincia por motivos “de ahorro y austeridad”. ¿Qué hay más económico que un diputado sin sueldo?

María Dolores de Cospedal (ARCHIVO)

María Dolores de Cospedal (ARCHIVO)

Esta nueva reforma lo que se traduce es en la perpetuación del bipartidismo ya que al reducirse el número de escaños a repartir aumenta el número de votos necesarios para obtener representación a casi el doble.

La reforma del Estatuto ha sido aprobada en el Congreso y en el Senado solo con los votos del PP, aun cuando existía el acuerdo tácito de no aprobar cambios en los Estatutos de Autonomía sin el acuerdo de todos los partidos de la Cámara, lo que da buena cuenta del carácter partidista de la reforma.

En definitiva, estamos ante “un auténtico golpe de estado. Recuerda los modos y maneras de Hugo Chávez”. No lo digo yo, lo decía Cospedal allá por 2007 cuando Barreda [ex presidente socialista] aumentó el número de diputados a elegir en Toledo y Guadalajara por su aumento poblacional. Los que votaron a Cospedal por “el cambio” están de enhorabuena: dos cambios de las reglas de juego en tres años.

El Código Penal y el miedo

Por Fernando Crespo

El PP no lo prometió en su programa electoral pero todos sabíamos que podía ir más lejos en el “endurecimiento” del Código Penal y, efectivamente, lo ha hecho. La reforma aprobada “endurece” por enésima vez el Código Penal (que era ya el más estricto de la etapa democrática). Sus propuestas más rancias satisfacen a una opinión pública atemorizada por miedos irreales, intangibles y alentados demagógicamente. La sociedad española no está asustada por la delincuencia —tenemos uno de los índices de criminalidad más bajos de la UE—, sino por otras causas menos controlables judicialmente como son la inestabilidad absoluta del sistema económico y la liquidación política del estado social, que tanto nos ha costado establecer, y que ahora nos aportan sólo inseguridades y riesgos ineludibles. Alberto Ruiz Gallardón

El sistema penal, sobre todo la privación de libertad, supone la agresión más directa que el Estado ejerce sobre el ciudadano como sujeto de derechos y como persona individual. Se trata de mantener una represión continuada sobre los condenados, apartándoles absolutamente de las estructuras de participación y vertebración social. El nuevo CP reduce los beneficios penitenciarios, aumentan las restricciones para acceder al tercer grado y a la libertad condicional y establece un severo paquete de medidas complementarias a la pena.

No podemos limitar por la fuerza los intereses, las motivaciones y las capacidades de nuestros conciudadanos durante espacios temporales prologados (de hasta 40 años) y después seguir dudando, cínicamente, de su capacidad para reiniciar la vida cotidiana con autonomía personal suficiente, imponiéndoles penas añadidas durante años, como es la libertad vigilada. Al negarles su condición humana perdemos también la nuestra.

¿Son las reformas un asunto de hombres?

Por José Antonio Pozo Maqueda

Víctor Pérez DíazResulta curioso observar que en el comité de expertos que se creó para la reforma de las pensiones, de sus doce miembros uno solo era mujer (el 8,33%), Mercedes Ayuso, catedrática de Econometría, Estadística y Economía Española de la Universidad de Barcelona; y que en el comité de expertos –“profesionales económicos y tributarios de reconocido prestigio” en palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría– para la reforma integral del sistema tributario español, recientemente constituido, entre los nueve miembros que lo componen no hay ninguno que sea mujer (el 0%). Debe de ser que las pensiones y los impuestos, al igual que aquel famoso brandy español, son solo cosa de hombres.

La respuesta que me dio en persona el PP a la reforma sobre la ley del aborto

Por Nerea Prados (Castelldefels)

Hoy he visto que en mi pueblo por la fiesta mayor estaban colocando stands de los diferentes partidos políticos. Acordándome de la reciente noticia sobre que el PP pensaba realizar cambios en la ley del aborto he decidido aprovechar para preguntar qué cambios y bajo qué directrices querían modificar esta ley. Me he acercado al stand y he dicho : “disculpen, ¿puedo hacerles una pregunta?”. Al principio todo ha sido “sí, sí, claro”. Acto seguido he dicho: “era sobre la reforma de la ley del aborto que quiere realizar su partido, me gustaría saber qué cambios y sobre qué directrices van a realizar la reforma”.

En ese momento casi todos han mirado a otro lado, un hombre (que debo decir que ha sido la persona más respetuosa y amable en todo momento y no tengo queja alguna sobre él) me ha indicado que podía enviar un correo al partido para que me hicieran llegar toda la información. Le he indicado que la información podía conseguirla yo, que lo que quería era saber la opinión en persona del partido y aclarar mis dudas. En ese momento un hombre bastante mayor se ha prestado amablemente a contestarme y lo cierto es que al principio ha sido una conversación amable en la que yo realizaba preguntas y este hombre, como bien podía, me iba respondiendo.

Hasta que las preguntas que le hacía ya no parecían (por algún motivo) ser de su agrado, concretamente la pregunta: “si me dice que los médicos no informarán a las niñas menores de edad que tienen que acudir a un asesor en caso de no querer acudir a sus padres por un posible embarazo, ¿quién las informará?”. Tras esta pregunta, el hombre intentaba contestarme pero visiblemente algo alterado hasta el punto de tener que indicarle que yo le estaba hablando con respeto.

Tras acabar respondiéndome que el medico informaría a dicha niña, he comentado “disculpe, pero antes me ha dicho que los médicos no darían la información y ahora me dice que sí, ¿en qué quedamos?”. Tras esto, el hombre ha tenido que ser sujetado por dos compañeros suyos del PP y apartado debido a que ha empezado a gritarme: “¡tú no estás liada, tú has venido aquí a liarme a mí!” mientras sus compañeros decían por detrás “¿esta para qué ha venido?”, “esta ha venido aquí a liarla”, todo con tono muy despectivo.

embarazoLes he indicado que yo les estaba hablando con respeto en todo momento, que no había levantado la voz y que solo había venido a informarme sobre esta ley que al fin y al cabo me influye y es su partido el que la está promoviendo.

El hombre amable y educado que comenté anteriormente, con respeto y educación me ha indicado que podía solicitar toda la información necesaria a través de la página web. Me ha entregado un folleto donde estaba escrita dicha página y le he dado las gracias tras indicarle que de ahora en adelante solo me informaría por Internet. Me ha ofrecido un bolígrafo gratis y he de admitir que le he indicado: “no gracias, no lo necesito”. Mientras me iba de vuelta a mi casa seguía escuchando cómo los militantes del PP bajo la carpa de su stand seguían diciendo “esta viene aquí a liarla”. Solo quería informarles de la mala imagen que a mi parecer ha dado hoy su partido en Castelldefels y recalcar el muy buen comportamiento de ese hombre que tan amablemente me ha atendido incluso cuando sus compañeros han perdido por completo la compostura, la educación y el respeto hacia mi persona.

Espero que tengan a más gente como ese buen compañero de su partido que ha sabido mediar en una situación tan delicada y menos de esas otras personas que hoy han hecho gala de muchas cosas pero desde luego de educación y respeto, no. Un saludo de una votante de Castelldefels.

Pd: no es necesario que me faciliten información sobre dicha reforma de la ley del aborto, hoy he aprendido que es mejor buscar la información por medios propios que no a través de un partido político que hasta el día de hoy tristemente me representaba.

Nos engañaron otra vez

Por Irene Cabero

Manifestación de estudiantesAtónita me quedo cuando leo que el mejor físico europeo se queda sin beca en España. Imagino que a muchos no les ha pasado lo mismo. La comisión que juzgó su solicitud señaló su “poca relevancia internacional’. Más pasmada me quedo.

Las protestas contra los recortes, las subidas de tasas y la reducción de becas se han trasladado a las calles. Se supone que el objetivo de la educación es la accesibilidad de toda la población a la eduación y generar niveles formativos deseables para la obtención de una ventaja competitiva. Una ventaja para quién y sobre quién es la pregunta.

La reducción de las inversiones en educación solo tiene como resultado crear una sociedad más desigual y mucho más injusta. No es ningún secreto que solo la educación pública es capaz de integrar a todos los ciudadanos, a estudiantes de todas las clases sociales, etnias y culturas. Y necesita como es evidente más medios que una privada que selecciona a su alumnado en función a su pertenencia a su nivel socioeconómico. Educación de calidad para todos como un derecho y no como un privilegio.
La conocida como ‘Ley Wert’ es la séptima reforma educativa desde el inicio de la democracia. Realmente nos engañaron otra vez.

Contra la reforma Wert pero desde clase

Por Dani Casado y Eric Esteban

Delante del ordenador de clase escribimos este artículo de opinión. Hemos decidido asistir a clase puesto que mucha gente piensa que los estudiantes hacen huelga por entretenimiento y por el hecho de faltar a clase, cuando no siempre es así. Creemos que la reforma propuesta es cuando menos deficiente, muy alejada de lo que el país realmente necesita, que es desarrollarse creativamente y no seguir un camino predefinido por el miedo al error, como muy acertadamente cita Ken Robinson: “El único error en un colegio es penalizar el riesgo creativo”. Tome nota señor Wert.