No me creo nada a Fani Carbajo y su papelón corriendo tras Christofer: así arranca ‘La última tentación’

Fani, con más papel que el dueño de Scottex.

“Fueron los protagonistas de historias inolvidables“, dijo Sandra Barneda nada más empezar sobre los participantes. Y a ver, mentira no es, que mi abuela no se acuerda de lo que ha cenado, pero lo de Fani montando a lo cowgirl lo tiene grabado a fuego. Así que he puesto lo de historias inolvidables en el buscador a ver qué significaba.

Hay que reconocerle a Sandra Barneda y al equipo de sonido que la mujer estaba haciendo la presentación del programa en medio de un puto huracán, que de le movía el pelo y la ropa como las velas de Colón. Hacía tanto viendo que me pareció ver la casa de Dorothy volando por detrás. Y aun así se le oía a la perfección.

“Se dejaron llevar en todo momento, pero ¿tomaron la decisión correcta?”, se preguntaba Sandra. Pues a ver, depende de a quién le preguntes. Los que se fueron con la cabeza como un búfalo cafre lo mismo piensan que la decisión era un poco malilla.

“Todos ellos necesitan de manera urgente poner fin a sus cuentas pendientes”, nos explicó Sandra. Como yo con mi hipoteca, que me urge ponerle fin, pero antes de 30 años lo veo jodido.

Nos pusieron imágenes de los participantes. Lo malo es que por lo menos muchas de las chicas se han operado y puesto tantas cosas que la mitad me sonaban pero no acababa de saber quienes eran. Esta gente se renueva el DNI cada dos meses o no se las reconoce. 

“Yo vine a la isla con Jesús para recuperar la chispa que no teníamos”, dijo Marina, obsesionada todavía con lo de la chispa, que no sabes si quiere una relación o un mechero con la piedra nueva. Marina llevaba un vestido precioso, con mangas aparte, pero cosidas a los sobacos. Podías hacer el baile del robot sin esforzarte, porque tratabas de levantar los brazos y se te pegaban al cuerpo solos.

El caso es que la relación de Marina e Isaac duró seis meses. Quién lo iba a decir, si yo ya les había comprado el regalo para las bodas de oro. Recordemos que Isaac se fue con Lucía, la mejor amiga en la isla de Marina. Vaya por dios. Ni en una novela turca encuentras tanta desazón. 

Manuel también salió. El de la manita relajá, que la manita la tuvo relajada, pero con la lengua no daba a basto, que agujero que veía agujero donde la metía. En boca cerrada no entra Manuel.

“Isaac no es el novio perfecto porque me han llegado cosas de él que las puedo mostrar”, dijo Manué. Seguramente eran vídeos de Isaac dándole vaivén a Marina. Es que Isaac tiene más vídeos íntimos en internet que Nacho Vidal.

Manué dijo que viajó hace poco con Andrea a Ibiza y que “pasaron cositas“. De esto que vas andando, tropiezas, se te sale el pene y caes encima de una chica que hacía nudismo y pasan cositas. Cositas que pasan.

Stefany, la tentadora a la que le pusieron los cuernos, que manda cojones, también apareció. “Tengo cuentas pendientes con Jesús porque él no me dejó en buen posicionamiento“, se quejó la chica. No le hizo SEO y no aparecía en Google. Posicionamiento caca.

Jesús también regresó a La isla de las tentaciones. “Confía en mí, que no te cambio por nada en el mundo“, le dijo en su edición Marina. Por nada no le cambia, por Isaac sí. Porque Isaac no es de este mundo. Es como el hermano guapo de ET.

Bela también tenía cuentas pendientes. Ya estamos apurando concursantes. Un poco más y concursa el señor de mantenimiento de las villas porque le vandalizaron las alarmas de la tentación y se las va a romper en la crisma a los participantes. BOOM Bela dijo que Isaac se había liado con ella y que le escribía estando con Lucía y que su misión era desenmascarar a Isaac, que lo mismo sí que es ET, pero con un lifting.

Marta Peñate y Pinocho también regresaron a la isla.

“A Lester le voy a hacer un tutorial de cómo olvidar a Marta, porque es complicado, dejo huella”, afirmó Marta Peñate, que tiene el ego subido que si le pones una polea lo puedes usar para ir a la Estación Espacial Internacional. Cosas que dejan huella: una gaviota andando encima del cemento recién echado y Marta Peñate.

AIBALALECHEQUEMEPARIÓ. Apareció Pablo, pero de repente tenía pelo. Era como si un Nenuco hubiera viajado a Turquía. A este hombre sí que era imposible reconocerle con el gato ovillado que llevaba en la cabeza.

Pablo fue el que quemó a Rosito. ROSITO NEVER FORGET.

Apareció Óscar, de La isla de las tentaciones 1. Un señor con el pelo rubio que se compenetró con Andrea. En su vídeo de presentación Óscar cogía piedrecitas en la arena de la playa. Si le dejan se pone a hacer castillos y luego le pide a su madre un bocadillo de mortadela para comérselo debajo de la sombrilla. Adultos funcionales. Óscar es de los que miran así como intentando poner miradita profunda, pero en realidad parece que tiene dioptrías como para ponerlas en oferta y repartir.

Cristian es otro que repite. El programa a estas alturas me estaba dando una pereza como de meter la cabeza en el horno, porque era una sucesión de gente que tiene las mismas habilidades afectivas que un gato atropellado. El caso es que Melody le dio calabazas para irse con Beltrán. Fuera del programa él se lió con Andrea.

Esta gente con tanto intercambiar babas les hacen una prueba de ADN y salen todos mezclados. Si eres de La isla de las tentaciones siempre tienes algo de qué hablar con otro, porque al menos tendréis una persona con la que os hayáis liado en común.

Apareció un tal Julián, tentador de la primera edición. Deben haberle dado muchos sustos desde entonces, porque tenía el pelo blanco como para protagonizar una serie sobre Miliki. No, no, esperad, era como rosa. Vale, retiro lo dicho, no quería reírme de una persona que sufrió un accidente en una máquina de hacer algodón de azúcar. No, leche, era como morado. Vale, su peluquera es la vaca de Milka.

Gonzalo Montoya taaambién ha vuelto. Susana era su pareja en la primera edición. Esa muchacha se fue sola de la isla y hay gente a la que le han tocado los euromillones que ha tenido menos suerte que ella. Según Gonzalo tuvo un desliz con Maika, con la que se lió. “Quedó prendada de mis huesos, pero no soy hombre de una sola mujer”, aseguró, humilde. No gasta en espejos ni en psicólogo. Crowfounding para que tenga ambas cosas ya.

Vimos a las parejas en el aeropuerto. “No tengo ganas de ir, me cago por las patas abajo”, dijo Lucía, que es una persona muy extrovertida y no teme hablar de sus diarreas. Ahí, normalizando los problemas gastrointestinales, que necesitan visibilizarse. Lucía, si estás secuestrada haznos una señal. 

“Vamos a reforzar nuestra relación”, dijo Maika, que no ha aprendido nada de la primera vez que fue a la isla. En este programa las relaciones no se refuerzan. Llevo este jarrón de cristal a que le pase por encima una apisonadora, para reforzarlo. La lógica de Maika.

“Comienza la última tentación”, dijo Sandra. Lo que pasa es que aquí las tentaciones son como las copas un sábado por la noche, siempre son la penúltima.

En los avances vimos que ha habido mandanga. O sea, que ha habido sexo en la isla, por lo que la luz de la tentación va a sonar más que la de los bomberos en agosto.

Hay una novedad llamada “el círculo de fuego”, dentro del cual habrá enfrentamientos. Esto cada vez se parece más a una tribu chunga. Se empieza por círculos de fuego y se acaba sacrificando gente en un altar.

Y vimos a Fani corriendo con un vestido rosa al grito de “¡CHRISTOFER, PARA, CHRISTOFER PARA!”. No me la creo para nada. Pero para nada. Esa carrerita, imitando a la de Christofer con su ¡Estefaniaaaaaaaaaaaaaaa! estaba preparadísima. Esa escena la han forzado más que la moto de Falete.

¿EN SERIO QUIEREN QUE NOS LO CREAMOS? Pues yo a Fani y a Christofer ya no les creo ni aunque me den la hora mirándola en mi propio reloj.

¡¡En fin… pronto lo veremos!!

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Luz

    Espero que no te de pereza y nos comentes:)

    08 septiembre 2021 | 22:25

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.