Desidia en ‘Supervivientes’, de familiares que pasan de las videoconferencias a colaboradoras “idas” en plató

A Candice la pillaron con el carrito del helado.

Lo de anoche con los colaboradores y familiares en plató no tuvo nombre. Hay gente que va a colaborar a Supervivientes con la misma pereza que se va a sacar patatas del huerto de otro. A la hermana de Tom la pillaron deseando que aquello acabase cuando conectaron con ella por videoconferencia y Palito se quería dormir en el plató, por no hablar de Oriana, que se dedicaba a corregir al presentador o Julen, que no sabemos qué pinta allí pero nunca dice nada.

Lo vemos todo ahora, pero…

¡Seguidme en redes u os caerá la maldición del colaborador tostón! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow 

“El mareo es alegría, es fuente de felicidad”, dijo Sobera en un momento dado, dando un vuelco a todo lo que se sabía hasta el momento sobre los mareos. Atendiendo a su opinión, ahora los médicos los recomiendan en lugar de tratar de paliarlos. La gente ahora se preocupa si no se marea. La gente ya no quiere tener niño o niña, quiere tener mareo, que da más felicidad y no se te caga encima.

– Ay, Paco, que el niño se ha bajado de la montaña rusa y no se ha mareado.

– Al hospital, Maripuri.

Y así.

Lara iba muy guapa, solo que le habían puesto un triquini con un estampado como del papel pintado de un hotel de Benidorm en los años 70. Joder con el triquini. Es más moderno un tricornio.

Ya al principio de la gala vimos que Lola estaba triste por estar metida en el corralito. Es que Lola y la libertad no se llevan bien. Entre playa destierro y el corralito, cuando vuelva a España se le va a hacer raro poder ir a donde quiera. Lola no lo llama confinamiento, lo llama ‘un día cualquiera de mi vida’.

“Hoy empieza la unificación”, les dijo Carlos. Lara Sajen se puso a dar saltos y a aplaudir y cuando acabó dijo “Pero Carlos, ¿eso qué significa?”. Lara primero se alegra y luego pregunta. La respuesta de Sobera fue muy de académico de la RAE. “Pues es unific-ación, o sea, acción de unificar”, le dijo el presentador. Con dos cojones gordos como cocos. Que será verdad, pero que no se lo curró nada. A Lara le valió.

“Os vais a subir a una barca”, les dijo Sobera a las desterradas y Lola abrió la boca con gran sorpresa, como si le hubieran dicho que tenían que subir en un cohete espacial. A Lola cualquier transporte la sorprende. Si le dices “tienes que ir andando, Lola”, hasta llama a sus padres para contárselo. 

Sobera explicó que habría galas “Lunes, martes y jueves, lunes, martes y jueves, lunes, martes y jueves… ” y el público se puso a aplaudir al ritmo del “lunes, martes y jueves” y justo cuando empezaron Sobera dijo “bueno ya está bien”. 

Sassy Over It GIF by Nickelodeon

Vídeo. Lola cabreada porque no era capaz de reavivar el fuego a base de soplar. Es que hacer las cosas soplando no es lo más eficiente, que se lo digan a los tres cerditos y al lobo, que como método de derribo eligió lo más mierda. “Es que me chorrea el sobaco del esfuerzo”, afirmó Lola. Lo típico que te pones en la descripción de Tinder y te hinchas a follar.

Pero nada, que no conseguía prender la hoguera. Si todos los pirómanos fueran como Lola aún tendríamos bosques que en España las ardillas no es que pudieran cruzar la península saltando de árbol en árbol, es que no podrían bajar al suelo. Lola no fuma porque no era capaz de encender los cigarros.

Tienen 75 macarrones cada día para repartir entre 4, nos contó Lola. Lo malo no es que toquen a poco, es que tocan a 18,75 macarrones cada uno y hacer un 0,75 de macarrón es complicado. Mac-arrón, acción de hacer el macarra.

“Hemos ganado para ir a peor”, era la idea de los de Cayo Paloma, sobre todo a Melyssa, que estaba tan cabreada por perder comida y comodidades después de ganar la prueba. Estaba tan enfadada que al próximo cámara que vea le hace tragar arena de la puta playa paloma. Si os gusta vivir nunca le digáis a Melyssa las palabras “soy de la organización”.

En plató estaba Oriana. ¿Por qué? No sabemos lo del triángulo de las Bermudas, como para saber lo de Oriana.

“Nada justifica lo súper mal hablada que es”, dijo Oriana de Lola, porque había dicho “joder”. Uy, sí, Oriana, el colmo de la educación y la finura, que cena con Isabel II y la deja de malhablada. “Me he quedado en shock”, afirmaba la mujer que piensa más en su físico que la esposa de Einstein. Ori-ana, acción de orinar en Ana.

Conectaron con los de playa destierro y lo tenían todo recogido porque estaban deseando salir de allí. Sobera les vaciló como si se fueran a quedar más días y Tom casi se pone a llorar. Llevaba puesta la sudadera que se quemó y entre eso, las lágrimas y la barba que ha criado como nido de golondrina leprosa, solo le faltaba al lado un perro y un cartel pidiendo limosna.

Con esas pintas Tom se asomó a la alcantarilla de IT y no le pasó nada. Bueno, sí, que el payaso le dio dos euros, porque no era pobre Tom, era pobretón.

“Estilazo from New York”, dijo Tom. Sí, del depósito de cadáveres de New York. “La próxima vez que vaya a Miami voy a ir así a Miami Beach”, dijo Tom. Le detienen.

ACLARACIÓN IMPORTANTE

Sin que sirva de precedente, voy a defender a Rocío Flores: “En cada sitio tienes tu comida correspondiente que te pone la organización”, dijo la muchacha que se maquilla como para un bautizo de los años 80.

“La organización no te pone nada, que parece que hay un supermercado allí”, le tuvo que corregir Sobera. Pero sí tienen unos gramos de arroz al día, es sabido y se dice y ve desde hace años que cuando avanza el concurso, más que nada para que no se mueran, que les dan una pequeña dotación de arroz.

“Es una cucharada de arroz por persona”, dijo Alexia en plató para aclarar las cosas. Quien dude de que en Supervivientes les dan comida es que no ha visto los antes y después de la gente ni los kilos que pierden.

Tom y Melyssa. Salieron ocho meses. Menos dos de confinamiento que estuvieron separados y un periodo que rompieron. Si siguen restando resulta que nunca han salido.

En un momento dado conectaron por videoconferencia con la hermana de Tom. Estaba hablando con alguien, más aburrida que un gato de escayola. “Pero voy a cortar en poco”, estaba diciendo la muchacha cuando pincharon su señal. No la pillaron cagando o cortándose las uñas de milagro. 

En plató Julen, que tiene cara de niño pequeño y que nadie sabe de dónde ha salido pero que ahora está hasta en la sopa, dijo que Sandra y él son amigos y que se conocen “poco a poco”. Ahora se conocen tan poco que no saben ni cómo se llaman. Lo mismo para cuando tengan 80 años se acaban de conocer.

“Algo habrás hecho en el jacuzzi porque no se rompen si solo te bañas“, dijo Sobera cuando el chaval contó que se le había roto la bañera cara esa. A saber cuántos jacuzzis ha roto Sobera. El destructor de presas, le llaman. Sobera es que ve agua y burbujas y se endemonia a empotrar. Una vez pasó cerca de él un buceador, salió el oxígeno a la superficie y cuando se quiso dar cuenta estaba Sobera copulándole.

“Compra uno nuevo, lo pruebas y ya voy yo a visitarte y probamos si se rompe el jacuzzi”; le dijo Sobera a Julen. Julen tragó saliva y miró de reojo a ver dónde estaba la puerta.

No acabo de saber para qué va ese chaval al plató de Supervivientes. Nunca cuenta nada, todo parece darle pereza. Solo dice obviedades vagas… parece mi madre cuando le pregunto qué hay de comer.

De ahí pasamos a la Dominguín, que tiene Jet Lag. Que está empanada por el viaje y el cambio de horario, vamos. “Me he quedado un poco como ida”, dijo Palito mirando al infinito, como en un anuncio de canutos. Malporro, la llama para hacer un comercial fijo.

“El otro día vi que mi madre se quedó dormida aquí y estoy por hacer lo mismo”, dijo Palito. Pues mira, sí. Todo lo que haga Lucía Dominguín está bien. No he visto mujer más libre y a la que le sude más el rododendro lo que piensen los demás.

A Lola la pillaron de nuevo robando galletas. Lola ha sido declarada persona non grata en Fontaneda. Lola es el hombre del saco de las cookies. Cuando una galleta pequeña no quiere comer, su madre la amenaza con que va a venir Lola y se la va a llevar.

Oriana, que le tiene a Lola una envidia que no puede con ella, dijo que el castigo no debió ser corralito, si no la expulsión. Ella, a la que le han perdonado abandonos tres veces. Sí, amigos, Oriana es la hipocresía hecha carne. Y silicona. Las dos cosas. 

“¿Aquí hay algo personal, Iván le tiró los trastos a Lola?”, le preguntó Sobera a Oriana, porque llevaba toda la noche criticando a Lola.

“No quiero volver a ser como soy...”, amenazó Oriana, que es como Hulk pero con ínfulas pijas, osea, es Oseulk, cuando se transforma además de los pantalones le aguantan sin romper los tacones.

Es verdad que eso fue un golpe bajo de Sobera, pobre Oriana, que nunca conoce a chicos, conoce a futuros exnovios.

“¿Podemos despedir a guionistas y así hace Marta la escaleta?”, dijo Sobera a Marta López, porque se quejaba ella de que pusieran el vídeo de Lara poniendo parir a Gianmarco. No lo van a poner, si fue una rajada épica y clarificadora.

“La persona más calculadora, más egoísta, más fría y más falsa es Gianmarco”, dijo Lara Sajen. Están los del récord Guinness hasta los cojones de que Lara Sajen les llame por teléfono para que metan a Gianmarco en el libro como el más fasdo y egoísta y frío. Lo que más, frío. Gianmarco es tan frío que te mete los testículos en el cubata y te lo enfría.

“Hay algo en él, en su mirada, en su forma de actuar, que no me siento cómoda […] me tiene la lupa puesta, si abro cocos, porque los abro, si no los abro, porque no los abro”, hizo ver Lara. Ah, vale, que Gianmarco es malo porque no le deja hacer lo que le sale del parrús. Acabáramos.

Juego de recompensa.

Había que desenterrar una cuerda y seguirla por un circuito hasta llegar a una puerta. El primero fue Gianmarco. Era una estafa, porque tras la puerta estaba Lara Sajen. Gianmarco se encuentra tras la puerta al cadáver de su bisabuelo y le hace más ilusión.

Le tocó a Tom y se encontró con Lola. Ahí sí que le hizo ilusión, porque la cogió en volandas y la manteó hacia arriba que con el sol se han quemado Ícaro y Lola.

“¿Está aquí todo el mundo otra vez? ¿Pero cuándo nos vamos?”, se quejaba Olga al ver aparecer gente una y otra vez. Pero cuando la que apareció fue su hermana sí que se alegró.

Ambas se abrazaron. ¿Fuerte? En medio pillaron a Ironman y lo mataron, no os digo más.

“Estoy en choc“, dijo Olga. Shock debe ser una provincia muy bonita y muy barata, porque todo el mundo se queda allí.

“A ver que te vea de verdad, ¿eres tú?”, le dijo Olga a su hermana, no vaya a ser que le hubieran llevado a Carlos Latre con peluca.

La hermana miraba a cámara todo el rato. Parecía un anuncio de lo mucho que miraba. La hermana miraba a cámara más que Pedro Piqueras. Si encima del objetivo de la cámara hay una foto de Brad Pitt enseñando el banano mira menos a cámara.

Carlos Sobera le recordó a la hermana que no se puede contar nada del exterior. Con los antecedentes que ha habido de filtraciones raro es que no le hayan arrancado la lengua para asegurarse. Ya veremos… no me fío nada. 

“Todos los familiares han traído comida y mi hermana qué”, dijo Olga, quejándose. Olga si van de visita a verla sus familiares bien, pero como no traigan comida les suelta a los perros.

Llegó el juego de recompensa de verdad

Por parejas debían ir avanzando en equilibrio sobre dos taburetes y moviendo unas bolas de un lado a otro. Me refiero a unos cocos de colores, no a esas bolas, malpensadas, que sois unas malpensadas.

Era un juego de rozarse mucho. De juegos como esos salen embarazos no deseados. A mí llamadme loco, pero en un momento dado Albalá tenía la mano donde la teta de Lola comienza a llamarse teta. Que, por cierto, es maravilloso el tetaral de Lola (tetaral, lateral de una teta), que está blanco como el lomo de un armiño. Va a tener que tomar el sol de canto para igualarse.

Tom y Sajen consiguieron el máximo de bolas, Gianmarco y Melyssa también y con los cocos que tenían podían usarlos de proyectil para conseguir recompensas empotrándolos en una diana.

Tenían la misma puntería que un caniche tratando de montar a un pastor alemán.

Lola lanzó una de sus bolas flojito. Con esa fuerza le disparas a una hormiga y no le haces daño. “Jopetas”, dijo contrariada. Lola pasa de quejarse con calificación por edades de +18 a quejarse con expresiones que quedarían ñoñas en Heidi.

Gianmarco lo hizo al revés, lo lanzó tan fuerte que el coco acabó en el mar. Gianmarco podría haber participado en la guerra naval del Pacífico con un tirachinas.

Tom logró la barbacoa y Lara la lasaña. Alejandro embutido y pasta con tomate, Olga tortilla de patata…

Lola miraba con cara de empezar a comer arena, porque ella no logró nada. Ay por dios qué pena me dio. Yo estoy ahí y le doy un pie para que me lo roa si hace falta.

Olga ganó también una ducha para tres y se bañaron con ella Melyssa y Lara. Olga y Sajen se pusieron a lavarse el mejillón a base de bien. Se metieron ahí abajo tanto gel que van a hacer burbujas de jabón cada vez que hagan pis. Se han dejado el ph hecho polvo. En lo más íntimo quieren Fairy.

Lara se arrodilló para llevarse más agua, pero lo que se llevó fue la mierda de Melyssa y Olga que estaban arriba enjuagándose. Ahora Lara es como una coleccionista de roña. 

Tom tenía que elegir a quienes compartían con él la barbacoa y eligió a Lara, que fue su compañera en la prueba y a Olga, su “nueva amiga”. Qué asco más grande. Más pelota y no lo cuenta.

De vuelta a plató, Oriana, que es tan fina y tan elegante, se puso a gesticular con las manos y las uñas para adelante, como si estuviera luchando a garra descubierta con un oso siberiano y acabó por lanzar el pintalabios que casi le saca un ojo a Palito. 

Es lo que pasa cuando llevas unas uñas como tricerátops, que agarras mal las cosas. Eduardo Manostijeras ve esas uñacas y le parecen peligrosas.

Y acabamos con una reflexión de Gianmarco: “Nos hemos visto todos desnudos, cagando, vomitando… eso une, pero como amigos”, dijo Gianmarco. Sí, totalmente.  Ver a otra persona cagar te convierte en su amigo inmediatamente. EE UU y Corea del Norte se ven cagando y se hacen amigas.

Y se acabó lo que se daba.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser eva

    Ayer le dieron mucho bombo a la gala pero yo me quedé más fria que el reencuentro de Olga y su hermana. Me ha faltado comentario del bikini (que no es meterse con ella ni su cuerpo ni nada que la gente es muy pesada!!) pero te vas de visita con un bikini 3 tallas más pequeño? menuda familia.

    01 julio 2021 | 10:22

  2. Dice ser pepa

    Normal que haya desidia, es con diferencia la edicion mas aburrida que ha habido nunca. El Tom, la Melisa y las dos del palafito le dan un poco de alegria y contenido, y ya ni eso. menudo bodrio de edición, ha hecho un casting nefasto este año

    01 julio 2021 | 11:32

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.