Conectan en directo con Anabel Pantoja y le hacen la pillada del año en ‘Supervivientes’ | Resumen de la gala

En ese momento cierran las líneas y Anabel cierra los ojos.

Por las venas de Anabel Pantoja corre la emoción, la pasión, la adrenalina… ¿Cómo, qué? Ah, no, me informan por el pinganillo de que por las venas de Anabel lo único que corre es sonido de sus ronquidos.

Pero ¿cómo juzgarla? Si es que ser colaborador o familiar y seguir la gala desde casa es una tentación al sueño que no la superaría ni el santo Job con seis cafés y Anabel Pantoja no es el santo Job y el café no le debe gustar.

El caso es que casi al final de la gala de ayer de Supervivientes conectaron con ella y estaba como una cesta de gatos al lado de una estufa. No la activaba siquiera el juego que dió su chico, Omar, alias ‘El Negro’, que como siga poniéndose moreno a las formaciones cósmicas que atrapan materia van a empezar a llamarlas Agujeros Omares.

Pero volveremos sobre esto un poco más tarde. Ahora, vamos con el resumen de la gala y antes… ¡Seguidme en redes que es como un OnlyFans pero gratis y sin chicha! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow.

Lara iba muy guapa, solo que le habían puesto un vestido como de ir a la comunión de su sobrino un domingo por la mañana. JJV llevaba una chaqueta que es lo que pasa cuando una costurera es fecundada por un macizo de rododendros.

Y comenzamos con una prueba de recompensa

El juego se llama el hacha de los dioses. Y de los dioses no sé si era, pero grande sí. El lema del equipo que construye los juegos es: ‘BURRO GRANDE, ANDE O NO ANDE’. El Burj Khalifa iba a ser una prueba de recompensa que se fue de las manos.

Total, que se trataba de tirar una cuerda, de forma que se hacía balancear el hacha, rompiendo una tablilla en el lado del contrincante. Esta prueba la ve un francés del 1.800 y se emociona tanto que las guillotinas se las tiene que llevar el chatarrero por falta de uso.

Oh, sorpresa: Valeria no había entendido las normas. Valeria aprendió a andar a los 25 años porque lo de “un pie primero y luego el otro” se lo explicaron en español y no acababa de pillarlo. Lara Álvarez es la persona con más paciencia del mundo. Ella repite, explica, toma aire… soy yo y le explico que tiene que poner la cabeza debajo del hacha y no moverse. Y aún así, ganó su ronda Valeria.

También ganaron sus rondas Agustín, Omar, Olga y Carlos y Sajén de rebote, que se quedó fuera pero por acertar quien ganaba también tenía derecho a recompensa. Ellos mismos elegían su recompensa, pero sin saber, porque estaba oculta en unas cajas. Era una elección, pero poco.

Agustín Bravo utlizó el método de contar con las sílabas de su mujer y su hijo para elegir su caja. “Su-sa-na-a-lex”, menos mal que su mujer no se llamaba María de las Mercedes y su hijo Nabucodonosor. Le tocaron unas gafas de buceo, lo peor de todo lo que había. En cuanto llegue a España se va al Registro Civil y le cambia el nombre al niño.

Omar se llevó pizza. Valeria un melón, aunque como nadie se lo explicó creo que pensaba que era una pelota. Olga, tortilla de patata, entera. Y Carlos Alba 500 gramos de pasta. “Con tu capacidad creativa seguro que le sacas partido”, le dijo Lara. Buah, ya ves, con pasta a palo seco y agua de mar te montas un platazo que se caga la perra.

– Y esta es mi creación culinaria, la llamo Pasta sin artificios al aroma de Imagínate el sabor porque no tiene.

– ¿Es pasta cocida y me vas a cobrar 80 euros por gilipollas?

– Si.

Y así.

Como Sajén no tenía recompensa propia tenía que elegir compartir una y eligió pizza. Omar dijo que no quería compartir. Omar es muy generoso. Omar una vez tuvo peste bubónica y él no contagió a nadie solo por no compartir sus virus.

“Yo es que he ganado muchas cosas y la prueba esta muy rápido y la apnea 4 minutos y…”, Joder, Omar, cómo se lo cree. Si alguna vez notáis que tenéis la autoestima baja es porque se la está quedando Omar, que tiene mucha.

JJV conectó con Lucía Dominguín, que se había puesto otra vez flores en la cabeza, pero de ropa iba ya muy de estar por casa, que sólo le faltaba una gorra de Talleres Paco y un chándal viejo. Y encima estaba pintando un cuadro y haciendo manualidades. En la próxima conexión esta mujer sale cortándose las uñas de los pies. A esta mujer le suda el papo la vida. La adoro.

Lola y Palito se comieron el pollo que habían ganado. “Yo algún hueso me desayunaba”, dijo a la mañana siguiente Lola y se pusieron a roer los huesos. ¿Quién quiere huevos revuelos y bacon cuando puede rebañar un hueso?

Del pollo no quedó nada. Literalmente se comieron hasta los huesos. Las cacas de Palito y Lola son el sueño de un arqueólogo. Hay fosas comunes de batallas del siglo XV con menos huesos que las deposiciones de estas dos.

“Cuando los niños y los mayores se enteren qué tipo de ser ha estado viviendo con ellos… algunos ni lo nombran”, avanzó JJV sobre un vídeo que habían estado cebando. “Algunos ni lo nombran…”, hostia, Voldemort. El próximo expulsado de Supervivientes va a ser Harry Potter.

Olga está obsesionada con comer cangrejos. Cangrejo que ve, cangrejo que muere. A los cangrejos que haya una guerra nuclear se la trae floja, pero que Olga tenga hambre les da un miedo de la hostia. Si eres Cáncer, Olga te come el horóscopo.

También es bueno ponerse ante la audiencia para ver si te quiere o no”, dijo Sylvia hablando de nominaciones. Sí, está guay. Excepto si te echan, que ahí ya jode. Es como ponerse delante de un tren para ver si le funcionan los frenos.

“El cuerpo necesita gasolina, gasolina”, decía Sajen sobre el hambre. Lo mismo necesita mejor una ensalada y un filete. A Sajen le dejaron una vez el bebé de una amiga y le hizo biberones de diésel. Para Sajén la gasolina sin plomo es como la coca cola light.

Vídeo: Música triste y todos diciendo el hambre que tenían y poniendo caras de languidez como de dejarse morir. Era una oda a la depresión. Una vez se me murió una planta por falta de riego y estaba más contenta que los supervivientes.

Sylvia eligió a Tom para compartir su barbacoa de cumpleaños. Y eso enfadó a Omar, que le reprochó: “tienes a dos personas que te han alimentado en el barco y no las eliges”. Joder, Omar, con la comida se pone hiriente.

Nunca pidáis de comer a medias con Omar. Para Omar la última croqueta no es la croqueta de ‘la vergüenza’, es la ‘croqueta de la puñalada como la toques hijo de puta que es mía y te mato a ti, a tu perro, te quemo la casa y luego la apago meándome en ella’.

Omar iba en el vuelo ese de Viven, que se estrelló en Los Andes y que se tuvieron que comer a sus compañeros. Pues Omar iba comiéndose a uno ya antes de estrellarse.

JJV le preguntó a Agustín Bravo qué recuerdos tenía de Isabel. Agustín dijo que bien, que presentaron una gala juntos y que después “los recuerdos se van oscureciendo”. Pantoja coge tus recuerdos y los mete en el horno a 250 grados seis horas. Los recuerdos crujen y manchan después de que Pantoja pase por ellos.

Tú te acuerdas de que Papá Noel te trajo el juguete que querías y te coge Pantoja y te acabas acordando de que Papá Noel te atracó con una jeringuilla infectada.

“¿Fue Isabel Pantoja la que hizo que te quedaras sin trabajo en Canal Sur?”, le preguntó sutil JJV.

“No puedo afirmar a que ella lo hiciera, pero estoy seguro a que no ayudó a que yo continuara”, aseguró Agustín. Joder con la Pantoja, ha mandado a más gente al paro que la crisis de 2008. Aquí vemos a Isabel Pantoja, abrazando a Agustín Bravo, de espaldas.

the dictator kill GIF

Sylvia salió por la noche del corralito por un ataque de ansiedad, cosa que está prohibida. Salir del corralito, las crisis de ansiedad, no. Y Carlos, que había estado con ella consolándola, decidió que la castigaran de nuevo por saltarse las normas. “Hay que tener mano firme”, dijo Omar, que es inflexible. Pero inflexible que antes doblas una columna de granito que a Omar.

Y claro, Sylvia se enfadó. “Estamos como en una jaula de monos, que solo falta que nos echen cacahuetes”, dijo. Qué más quisiera que que le echaran cacahuetes. Si fuera así había hostias por entrar al corralito.

“Sois todos unos cabrones…”, dijo Sylvia y Carlos se ofendió. “Es una falta de respeto”, dijo Omar. Estos dos maromos tienen la piel tan fina que les puedes ver los órganos internos. Uy, me ha dicho cabrón, voy a llamar a mi madre llorando.

Al final todos los demás votaron que no la castigaban y Omar se enfadó. Qué sadismo por dios. Omar tiene más mala baba que una serpiente haciéndose una endodoncia.

“Es lo que ponía en el pergamino”, se excusaban Omar y Carlos. Y si en el pergamino llega a poner que se coman el corazón de Sylvia mientras aún palpita lo único que preguntan es que si pueden echar sal.

Y momento protagonismo de Tom y Melyssa, que está hasta los ovarios de Tom.

“Estoy un poco perdido, muy cansado, pero voy a luchar con la cabeza alta“, dijo Tom, que piensa que mirando al suelo no puedes luchar. Un antepasado de Tom se ahogó porque estaba luchando con la cabeza alta en el abordaje de un barco y se precipitó al mar por ir con la cabeza alta.

“Yo tengo un alma limpia, soy feliz y nunca intentaré hacer daño a Gianmarco o Melyssa, que todo el día hablan mal de mi”, dijo Tom, que se mira en el espejo y se ve alitas blancas salir de la espalda. Tom es tan puro y tan limpio que puede dormir dentro de una patena.

Y sí, reconoció haberle pedido una segunda oportunidad a Melyssa, pero dijo que e “era para vacilar, para vacilar”. Eh aquí una foto de la cantidad de personas que se creen eso:

Bored No One GIF

“Es que yo creo que en ese contexto es poco serio pensar que te lo dijera de verdad…”, intervino JJV, poniéndose de parte de Tom y en contra de Melyssa.

“Me lo dijo bajito”, reveló Melyssa. Y las bromas no se dicen bajito y todo el mundo lo sabe.

“Nunca más va a volver a salir de mi boca nada de este tema, porque quienes no me dejan en paz sois vosotros”, dijo como ultimátum Melyssa, que ya la puede torturar Torquemada con un soplete que ella de no habla más de Tom. Nunca. Tom no lo dice nunca más. Melyssa va a pedir las ensaladas con lechuga y Ate.

“Cuando una persona dice la verdad se ve y se palpa”, dijo Melyssa, que soba las verdades como el que elige un aguacate en un supermercado

Vídeo: Melyssa encontró una serpiente y Carlos fue muy valiente a verla, haciendo bromitas y sustitos a Melyssa. Pero en un momento dado pensó que la serpiente estaba colgando de una rama y chilló: “AY ME CAGO EN LA MAR”. Los pantalones de Carlos se llenaron ahí de medio kilo de caca.

“Como le sigan tocando el toto a la serpiente le va a picar en un huevo a uno de ellos“, dijo Sajen, porque Carlos le estaba dando con un palito, que parecía un niño tonto jugando con una paloma muerta.

Sylvia Pantoja solo preguntó: “No se puede comer, no?”

“No debía tener hambre como nosotros Carlos la ha tocado y no nos ha mirado y se ha ido”, dijo Melyssa. No, Melyssa, se ha ido porque ha oído a Pantoja y la serpiente ya se veía en la hoguera.

Melyssa y Olga fueron “al baño” y Olga preguntó: “¿Era gorda y grande? ¿Y larga?”. Si pensáis que iba a hacer una broma a tenor de esas preguntas como si en lugar de una serpiente estuvieran hablando de una polla como la pata de un perro envenenado, estáis muy equivocados.

Yo no hago bromas de penes. Lo que pasa es que Melyssa dijo que era “gorda como mi brazo”, y eso parecían las memorias de Nacho Vidal.

Valeria habló sobre si cuida o no cuida el fuego. Como estaba un poco enfadada, no se le entendía bien, pero vamos, que dejó clara su postura: “Io fuego dqwdbw e 2d2e f32ef 2ded  dormida  dd1331ib 13q r3g ma no mentira, efg3 jyrdjdhk dgwt`´dhd”.

“Me siento como la cenicienta”, dijo Valeria, porque la escrutinan y regañan. Lo que pasa es que si Valeria llega a ser la cenicienta se deja los dos zapatos y los pies y la carroza y quema el palacio y al príncipe le pisa los pies bailando.

Y se fue a la calle... ¡¡AGUSTÍN!!

Carlos Alba se puso las manos en la cara, haciéndose una mascarilla que parecía un montón de salchicas cosidas. Pobre, que se le llevan a hermano gemelo, a su otro yo, a su inseparable. Ver a Agustín irse lejos de Carlos era como presenciar la cirugía para separar a dos siameses.

Poco después Agustín llegó a la isla de las desterradas. “¡QUÉ PASAAAAAAA!”, les dijo con el saco puesto en la cabeza. Era la vieja del visillo recibiendo colegas en casa.

Palito solo sabía decir “que guaaaapo, qué guaaaaaaaaaapo”, como si se hubiera bajado de la barca Brad Pitt recién llegado de Troya.

Esta semana han estado practicando la apnea. “Aguanta, aguanta, un poquito más, mete cabezaaaaa, un poco más, ahora te pedirá oxígeno el cuerpo, convulsiones, pero tú sigue”, decía Carlos Alba a Tom.

Un poco más, sí, ahí, instrucciones seguras y ahí, ahí, ahora entra agua en los pulmones, así, un poco más, ahora pierdes el conocimiento, aguanta, aguanta, se te para el corazón, aguanta… ya puedes salir, Tom. ¿TOM?” Tom flota y se lo están comiendo los peces.

Y llegó la prueba. Había un oleaje que más que prueba de apnea era una prueba de no ser arrastrado por el mar y acabar en otro continente.

Y ganó Tom con 2.07 minutos sin respirar, que es el mismo tiempo máximo que ha estado sin pedirle a Melyssa una segunda oportunidad.

Hicieron una última ronda de conexiones con los familiares en sus casas. Lucía Dominguín enseñó el cuadro que estaba pintando. “Os lo enseño, a ver si lo vendo”, dijo. En la siguiente gala va a enseñar un Renault Modus viejo, una estantería que ya no usa, una bici estática… Lucía Wallapopping.

Y llegó la pillada a Anabel. Pusieron en pantalla la imagen de su web cam, pues estaba siguiendo la gala desde casa y estaba más dormida que un gato momificado. La cara de Anabel Pantoja era como un anuncio de somníferos. Anabel no da cabezaditas, da cabezados. No se queda traspuesta, se queda trasquitada.

He visto gente perder la consciencia por coma etílico con unos ojos más vivos que los de Anabel Pantoja. Es que ella es muy de vibrar con las galas…

Nominados. Valeria, Lara, Silvia por el grupo y Gianmarco por Tom, que es líder y que le tiene ojeriza al bueno de Gianmarco.

¡Y se acabó lo que se daba!

 

 

 

 

1 comentario

  1. Dice ser Usuario3

    Chico, qué mal me caen omar, carlos y olga.
    Gianmarco ganador!
    Que no ganará porque siempre ganan chicas, pero bueno, por desearlo que no quede, desear que gane, no a Gianmarco porque… (alerta jardín!) me callo.

    22 mayo 2021 | 00:55

Los comentarios están cerrados.