Vomitonas interminables, cortes, dedos hinchados… Alexia, Palito, Canales son los primeros en perder la salud en ‘Supervivientes’ | Resumen de la gala

Alexia Rivas, dándolo todo. Literalmente (FOTO: TELECINCO)

Imaginad un huevo dentro de una lavadora. Pues aguantaría mejor que muchos concursantes en la isla de Supervivientes. Llevan cuatro días y la mitad están ya tan llenos de lesiones que si fueran caballos ya los habían sacrificado. Alexia Rivas ha vomitado tanto que se ha dado la vuelta y ahora tiene la piel por dentro y los órganos aireándose. Canales parece un ecce homo y Palito… bueno, a palito no sé qué le pasa, pero mal.

Os lo cuento todo con el mismo rigor que el Chiringuito de Jugones hablando de física cuántica, pero antes…

¡Seguidme en redes como yo os sigo en ellas (o no)! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow.

Los concursantes que están en la isla se quejaban de que no pueden hacer fuego. Sí, Notre Dame ardió hasta los cimientos y está hecha de piedra, pero ellos no pueden hacer fuego con palos y yesca. A esta gente la dejaron una vez cinco minutos a cargo del infierno y se les apagó.

Melyssa no ha aprendido nada de la experiencia de Alexia con los colores de la ropa interior y llevaba un biquini de color carne, por lo que parecía una barbi, ¿por alta y rubia? No, porque parecía desnuda, pero no tenía ni vagina ni pezones.

“Me ha entrado el bajón, porque llevo mal el no comer, en cuatro días noto el hambre”, dijo Melyssa, porque ella es especial. La mayoría de la gente no lleva mal el hambre. La gente hasta los seis meses sin comer o así no nota el gusanillo.

Gianmarco se había puesto su sonrisa. A Gianmarco lo mata la inquisición quemándolo en la hoguera y muere sonriendo. Si Gianmarco hubiera sido Neandertal le habrían encontrado en Atapuerca con la dentadura completa.

Marta López también ha tenido problemas médicos: “Me dio una alergia y con la medicación me ha dado por dormir“, dijo, porque ha estado en la isla más lenta que dos perezosos haciendo el 69. Duerme tanto que un día abre los ojos y se ha acabado el programa. Marta López se fue a dormir en la edición española y se despertó oyendo hablar en ruso.

Lara iba muy guapa, lo que pasa es que le habían puesto un biquini y un trozo de tela tapa ombligos con unos colores y un estampado que parecía que te estaba mirando un dios africano con cara de mala hostia.

En el barco ya ha habido tensión entre Sylvia y Alexia. No llegó a bronca porque el modo de discutir de Sylvia Pantoja es irse cantando. Si Sylvia hubiera desembarcado el día D en Normandía no habría muerto ni un solo soldado porque todos los alemanes la habrían disparado a ella.

El caso es que Alexia le dijo a Sajén que Sylvia había dicho que tenía ventaja “por su pasado” (por haber nacido hombre). Sylvia lo negó y llamó “lianta” a Alexia. Para qué queremos más. Sea verdad o no que Sylvia dijo eso, un poco lianta Alexia sí que es.

“Yo tengo mi carrera y mis estudios”, decía Alexia en un momento dado, no sé muy bien queriendo decir qué. Sylvia también tiene carrera: la del Mario Kart. Y qué.

“Estoy completamente en contra de los chismes“, dijo Sylvia. Pobres chismes, qué le habrán hecho.

“Esa tía, cuando me mira, me mira como oliendo a caca”, dijo Sajén de Sylvia, porque la cantante tiene una expresión facial que parece que está tratando de meterse la nariz dentro del cráneo.

En el barco para dormir tienen unos catres de 70 centímetros de ancho. Se duerme más desahogado en un papel de fumar. Canales cuando duerme ahí se cae de la cama. Por los dos lados a la vez. Canales duerme y su barriga se queda de pie, mirándole y esperando turno.

Durante el debate vimos a José Antonio Avilés como comentador. Yo le oigo hablar y sé a ciencia cierta que duele menos atravesarse el tímpano con un hierro oxidado. Qué necesidad había de llevar a ese señor a los debates. Es como Suso, pero en feo.

Conectaron con el barco.

Antonio Canales definió el barco como estar “en una cárcel flotante”. Sí, Azkaban. Solo saltan dementores por allí dándose garbeos. Lo curioso es que Canales sepa cómo es una cárcel flotante, para comparar. Ha estado en cárceles que flotan, que vuelan, algunas quietas, bajo tierra y hasta en la casita de caramelo de la bruja del bosque. Pero de esta última salió haciendo un butrón a bocaos.

Palito lleva cuatro días en la isla y ya parece una hippie de las primeras que llegaron a Ibiza en los años 70. No tiene el pelo encrespado, lo tiene que cada puto cabello está peleado con los demás y no se juntan.

Y vamos con el estado de salud de Alexia.

“Me levanté mareada y vomité cinco veces, no digería ni el agua”, dijo en directo Alexia, que digiere el agua. Alexia está estos días como la niña del exorcista. Regurgita más que un cernícalo alimentando polluelos.

Alexia y Palito ya han sufrido soponcios esta semana. Alexia se mareó y le dio por vomitar.

“Luego cuando podáis incorporaros mirad a un punto fijo en el horizonte“, les aconsejó Canales, con su sapiencia médica. Si tienes una piedra en el riñón del tamaño de un melón tienen que operarte para quitártela o puedes mirar a un punto fijo en el horizonte y se te pasa.

Hola soy el Doctor Canales y le curo lo que sea mirando al horizonte. Si Canales hubiera salido en Urgencias la serie se habría llamado Guardia Tranquila

Carlos se empeñó en que Alexia bebiera. “No me engañes que esto no ha bajado“, le dijo tras llevarle agua en un coco. Joder Carlos es como una madre controlando la leche del desayuno. Y cualquiera le dice que no si te da el vaso con esos brazos de darse un abrazo con un oso y que el oso se quede sin aire.

“Ya estás echando lo último que tienes en el cuerpo“, le dijo Canales a Alexia. Creo que se refería al último soplo de vida.

El juego de recompensa consistía en ponerse en la piel de Desatranques Jaén. Se trataba de añadir palos y cuerdas en un pasillo hecho con palos para que los otros no pudieran atravesarlo. Y claro, la tarea de los contrarios era desatascarlo para poder pasar. Como comer puré de ciruelas y kiwis.

Palito debería haber tomado la voz cantante, por ser los materiales como ella misma, pero no se la vio mucho.

Carlos es un animal. Se puso a tirar de los palos y casi revienta todo el puto túnel. Le daba unas hostias a la estructura que si llega a estar anclada al suelo mueve la isla. Carlos le suelta una hostia a Hulk y lo mata. A Carlos se le abren solas las puertas, aunque no sean automáticas.

El caso es que ganaron los supervivientes, sobre todo porque en el otro equipo estaba Canales, que es a las pruebas lo que el arroz al tránsito intestinal: atasca. De hecho, los otros ya habían ganado y aún así él llegó como venido arriba a ponerse encima de la tarima que hacía de meta.

“Me han dado para cenar un poco de pollo así como… hervido… horroroso”, se quejó en directo Jordi González, porque le daba envidia la lasaña que se ganaba en la prueba. “Me han dado de cenar”, no sea que se haga él la cena y sufra un colapso por demasiada independencia.

El caso es que Jordi, que duerme caliente, tiene tres comidas al día y se puede duchar, tenía envidia de ver comer a los supervivientes, que llevan sin comer días. Jordi ve a una rata comiéndose un bocata pocho y le da envidia. 

Lara les ofreció a los de la playa cambiarles la lasaña a cambio de una cerilla. No sé, yo creo que una cerilla llena menos que una lasaña.

Tom preguntó si se podía cambiar por un chisquero para hacer fuego. Sí, claro Tom, te dan un lanzallamas, Tom, porque lo pides con educación. Un puto dragón si ta va mejor.

Eligieron comer, claro. “Si hubieran elegido la cerilla, aún así les habríamos dejado comer lasaña“, les dijo Lara a la puta face para que les jodiera más.

Como solo podían comer con una mano y si usaban las dos les penalizaban, Lola comió con la mano sobrante metida en el culo. Menos mal que no tenían que comer con un pie, porque acaba rascándose el intestino con el talón.

“Tranquilos, que tenemos dos minutos, no tengáis prisa“, dijo Omar. Dos minutos, ya ves. Eso te da para primero, segundo, postre, copa, puro, enamorarte, casarte, tener hijos, verles crecer y morirte todavía con tiempo de sobra. A Omar dos minutos le parecen mucho tiempo. Yo no sé cómo Anabel Pantoja tiene ganas de sonreír.

¿Sabéis esas escenas de pelis en las que los protas están por la mañana a punto de irse a trabajar y se ponen a magrearse y uno le dice al otro “oh, cariño, llegaremos tarde”? Pues a Omar no le pasa. 

Vimos bronca en la barca de vuelta de los encallados, porque Sajén iba diciendo que alguien no había apretado los nudos de la prueba. Sylvia, que pensó que se referían a ella, se puso a cantar. Así es Sylvia, una vez la pilló una banda de atracadores con navajas, les cantó y acabaron los atracadores yéndose, andando hacia atrás para no dejar de mirar a Sylvia, por si se echaba a morderles.

Total, que los encallados tenían que elegir entre ellos cuál de sus compañeros se iba a la isla. Podían votar a otro compañero, pero no a sí mismos.

La mayoría votaron por Carlos, porque era “el mejor superviviente”. Ah, claro, como es el mejor superviviente pues lo mandan lejos y así se aseguran morir de hambre.

– ¡El avión va a estrellarse, hay que aligerar peso!

– ¡Tiremos los paracaídas!

– ¡Ideaca, Paco!

Y así.

Total, que Valeria, porque le tocó, desempató entre los segundos y eligió a Canales. Así que ellos dos optaban a ser concursantes oficiales de supervivientes, pero sólo podía quedar uno. No tenían que cortarse la cabeza ni nada, votaba la audiencia.

“Ojalá la audiencia castigue a Carlos”, dijo Avilés, porque claro, como Carlos es educado, se cuida, cocina, tiene modales y no chilla, a Avilés le molesta.

Canales, enseñando un catálogo de penes. (FOTO: TELECINCO)

Más detalles de salud: Canales tiene las piernas que parece que se ha intentado follar a un gato. Y además, se clavó el cuchillo en la mano y ahora tiene el dedo corazón que parece un chopped. No entiendo la relación entre pincharte un poco en la mano y que se te ponga el dedo como para taponar una alcantarilla. Ese dedo podría acomplejar a Nacho Vidal, no sé si me explico.

“Es muy duro para mí porque estoy enfermo… no estoy en buenas condiciones”, dijo Canales con voz lastimera, que si estoy ahí le echo un euro en la gorra. Sólo le faltaba un perro al lado y un cartel de “TENGO 6 HIJOS”. Ha habido gente que ha dictado sus últimas voluntades con voz menos triste.

“Quiero enseñarles muchas cosas imprescindibles para sobrevivir, darles mi sapiencia”, dijo a continuación para justificar por qué él debería ir a la isla. Pero si casi no pasas de la primera semana, Canales, qué cojones les vas a enseñar. A lo mejor Canales quiere enseñarles lo que NO HAY QUE HACER.

– En un par de días estaré muerto por varias patologías y lesiones, fijaros bien en lo que hago y no lo repitáis.

Y así.

“Prefiero que se vaya Canales”, dijo Carlos, pidiendo a la audiencia que votara a su compañero. Y ganó el pase Canales.

Así que le llevaron a saltar del helicóptero.

¡Bájalo un poco chiquillo, que de aquí no se tiran ni los héroes de las películas!“, exigió Canales, al que ya se le estaban mojando los cojones de lo bajo que estaba el helicóptero.

Antonio Canales nadando es ágil como una paloma atropellada. Pero claro, es que Canales se había tirado con una sudadera puesta. Lo típico para ir ligero en el agua. Michael Phelps nadaba con abrigo de plumas.

Llegó a la playa y se puso a contarles a sus nuevos compañeros su historia más distorsionada que un Picasso pintado en un caballo al galope.

“Carlos No… ¡La audiencia me ha elegido a mí por un 72%!”, dijo Canales al llegar a la playa. Se le olvidó decir que Carlos le había dejado a él y había pedido que no le votaran.

“Hicimos una prueba que había que votar y salimos los dos”, dijo Canales también, al que se le olvidó un poco decir que Carlos había tenido 4 votos y él 1.

FLIPAO.

No has contado de forma completa la secuencia de tu elección…“, le dijo por fin Jordi y ahí sí, ahí se acordó Canales de todo. Así es Jordi González, te da una pista y te acuerdas hasta del temario para las oposiciones a Correos.

“Sí, bueno, a Carlos le han votado el que más… y Valeria a mi y Carlos ha dicho ‘prefiero que se vaya Canales'”, dijo por fin Canales, pero como quitándole importancia… 

A buenas horas.

¡Seguiré informando!

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Luz

    Me encantan tus resúmenes y además me rio!!!

    12 abril 2021 | 09:24

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.