Primer susto en ‘Supervivientes’, con Antonio Canales: “¡No puedo respirar, no puedo respirar!” y Lara Álvarez rescatándole | Resumen de la gala

Antonio Canales, atorado que menos mal que no está en el canal de Suez.

El reality Supervivientes ha vuelto a punto de convertirse en Desfibriladorientes, porque a Antonio Canales estuvo a punto de darle un parraque intentando imitar a un topo con un balón de Nivea dentro. Como siempre, ahí estaba Lara Álvarez, que lo mismo te presenta un programa que te rescata a una familia de un incendio.

Pero antes…

¡Seguidme en redes como yo os sigo en ellas (o no)! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow.

La cosa comenzó con un vídeo en el que se veía una caravana de coches donde iban los concursantes pasando por la Gran Vía. Les van a crujir por entrar en Madrid Central. Se arruina Mediaset a multas.

En el vídeo de introducción Marta López dijo: “Quiero vivir esto a corazón abierto, porque estoy mudando la piel y ahora quiero mudar el interior“. Joder con Marta tanto despelleje, es como la imagen de marca de la Lepra.

“Vengo porque creo que era el momento”, dijo Canales, que le habían dicho que le recogían a las tres en la puerta de tu casa y claro, supo que era el momento.

Los llevaron a todos a un salón de bodas abandonado. No sabías si iba a empezar Supervivientes o La matanza de Texas hostelería edition. Si aparecen fantasmas de camareros repartiendo langostinos fantasmitas ni me sorprendo.

Las primeras en entrar fueron Marta y Alexia. Por casualidad, que seguro que el orden fue por sorteo y les tocó a ellas.

“Por mí se acabó todo, no te tengo ningún rencor, pero si quieres una guerra empezamos una guerra“, le dijo Marta a Alexia, en la declaración de paz más rara de la historia.

– No te tengo rencor, pero ese tenedor que está ahí tiene el tamaño perfecto para clavártelo en un ojo, hija de mil pústulas.

Y así.

Lo que pasa es que los siguientes en llegar fueron Tom Brusse y Melyssa. Ja ja ja qué coincidencias. ¿Os imagináis que alguien pudiera pensar que los hicieron ir llegando por conflictos a posta para que se arañaran la cara? jajajaja No.

Se nota la carga de ADN de los Dominguín y de los Bosé“, le dijo Agustín Bravo a Palito. No estoy seguro de que fuera un piropo.

Del salón de bodas donde murieron seis adolescentes en 2005 cuyos cadáveres nunca se encontraron, se subieron a un avión pijo y llegaron a Honduras. Para que no se acojonaran, les recibieron un señor y una señora que no sabemos quiénes eran, pero que les contaron que allí había habido un huracán de fuerza 5 hacía no mucho. Cuando llegas al infierno te meten menos miedo.

A todos les hicieron leer un manifiesto lacrimógeno. No sé si es porque el texto era triste que lo lee Alex Ubago y le parece ñoño o si porque el papel estaba impregnado en jugo de cebolla, pero todos lloraron al leerlo.

“No quiero volver a tener miedo nunca más”, fue el deseo de Marta, que quiere entrar a los incendios mientras le arde un brazo sin inmutarse. Marta quiere encontrarse un payaso diabólico al llegar a casa por la noche y que no le de ni frío ni calor.

“Espero a un Alejandro más fuerte de lo que soy“, dijo Alejando Albalá, que piensa que ha ido a Fitnessvivientes y va a hacer pesas. Lo mismo cuando acabe el programa está más fuerte que la mostaza.

“Quiero aprender cosas nuevas”, dijo Lola. En el caso de Lola nunca se sabe si lo que quiere aprender son posturas o cosas normales.

“Salud, que con ella se puede todo”, dijo Canales, que se piensa que la salud es como una Visa sin límite de gasto. Canales se deja las llaves de casa puestas y abre con la salud, que vale para todo. Se te pincha una rueda del coche, pues le pones salud hecha una pelotita y tiras.

Y salió JJV. Su chaqueta era preciosa. Lo malo es que en la solapa derecha le había vomitado Vincent van Gogh. El pelo lo llevaba blanco, peinado de punta pero de lado. Le habían peinado con una vaca lamiéndole la cabeza.

Y a Lara la vimos en el Barco Encallado. No estaba encallado ni de coña, porque le habían tenido que poner un ancla. Qué estafa. Qué falta de medios. Joder, si quieres un barco encallado, lo encallas, coño. ¿El Titanic? Fue una cosa de Supervivientes EE UU, que querían tener una localización de Barco Encallado, pero se pasaron.

Lara iba muy guapa. Lo que pasa es que le habían puesto unos harapos con estampado de leopardo agarrados con un aro. Si echas un vestido a una trituradora de papel te montas el look de Lara.

Los que vayan a playa irán a Cayo Paloma, que ahora se llama la isla del Pirata Morgan. Pirata Lina Morgan. Una terrible pirata que cruzaba los pies y vivía en el Hostal Royal Manzanares.

Lucía Dominguín estaba en el plató. Había ido en moto y se había estrellado contra un rosal, clavándoselo en el cráneo y por eso tenía la cabeza como el balcón de mi abuela.

Se puso al lado de JJV y le sacaba medio metro. Lucía Dominguín parecía la chamana de una tribu del bosque a punto de sacrificar a un niño contrahecho.

Los concursantes llegaron al Barco No Encallado. Se pusieron a cantar el Alabaré. Es por esto que Dios manda diluvios universales.

Lola se besaba la muñeca cada cinco segundos, supongo que para mandarle mensajes a su novio. O eso o es que sabe a regaliz y se estaba devorando a sí misma.

Total, que se pusieron a explorar el barco, como si eso fuera una antigua ciudad egipcia. Tardaron seis segundos. Hay conejos que tardan más en correrse que esta gente en explorar un barco.

“No es que sea para el agua, es que hay agua, agua de verdad“, dijo Canales al encontrarse un bidón donde ponía “AGUA”. Madredelamorhermosoqueputogenio. Claro, como es Canales, entiende de cosas de agua. Él ve una botella de Bezoya y sabe lo que hay dentro sin probarlo ni nada.

Dijeron los tres primeros que iban a saltar del helicóptero. La primera fue… ¡MELYSSA!

Ella se puso muy contenta. Llevaba una red encima del bañador, como si hubieran tratado de capturarla unos balleneros japoneses.

El siguiente fue… Omar. Omar llevaba un gorro y un bañador que es el equivalente en look de estar empadronado en Benidorm.

Y la última de la primera tanda… ¡LOLA! Se puso a saltar que casi perfora el casco del barco. “Jorge, yo me cago de miedo”, dijo. Ah, por eso los saltos, se hacía popó. Lola es como un mastín con la tripa suelta. Van a subirla al helicóptero con una bolsita para recogerle las cacas.

Y los vimos en el helicóptero ya subidos. Lola sudaba y no era por el calor. Es que son tontos. Le dicen que en el agua hay maromos musculosos que le van a decir cosas bonitas y se tira con ansia.

El helicóptero estaba tan bajo que más que saltar tenían que nadar hacia la superficie. A ocho metros, dijeron. Sí, ocho metros de gnomo. Para los que miden la altura de ese helicóptero un peldaño normal mide seis metros. Hubo concursantes que podían probar la temperatura del agua con el pie antes de saltar.

Melyssa saltó mirando hacia arriba, como si tuviera mal de amores y se estuviera arrojando de un acantilado. Entró bien en el agua.

Omar fue el siguiente. Su discurso y su salto fueron sosos. Como él.

Le tocaba a Lola y lloraba como una magdalena haciendo jumping. Jorge le dijo que estaba su novio en el plató y se puso a llorar más. Lola le dedicó el salto “a la cecina de León”. Así es Lola, le dedica cosas a la carne de vaca curada.

Lola se tiró al agua con el valor que le aportan los embutidos ahumados. Entró en el agua sentada. Lola se ha hecho un lavado de colon por la vía rápida. Ahora tiene el ano como una pecera tropical.

Hubo vídeos de presentación. Como si no les conociéramos ya, no te jode. Anónimos son. Si de la mayoría puedo decir más cosas que de mi madre.

Albalá, Tom y Marta fueron los siguientes en salvarse del barco y tirarse del helicóptero. Que dicho así no parece un buen cambio.

Vídeo del curso de superviviencia que les han dado. Les enseñaron a abrir un coco golpeándolo contra un bordillo de cemento. Están las islas vírgenes llenas de bordillos de cemento. Los puso ahí Dios por si había que abrir fruta.

Les pusieron un vídeo tutorial que parecía hecho para niños de seis años. Y no de los niños más listos de la clase, precisamente.

Vídeo: Broncas previas de Marta y Alexia, a tenor de que Alexia salía en un vídeo con Merlos, que era el novio de Marta. que fue corneada por su novio con Alexia. ¿Ha quedado claro?

La cosa es que Marta lo ha superado. Ah, no, que aún tiene rencor dentro que parece un almacén del rencor. Marta López podría hacerse donante de rencor.

Más saltos de helicóptero. Alejandro Albalá, que me cae bien como comerme un perro envenenado, saltó del helicóptero. Entró en el agua como salió de Cantora: con los pies por delante.

Tom Brusse fue el siguiente. “Bueno, voy a saltar, ¿vale?”, dijo, como si se le acabara de ocurrir. Entró en el agua de lado, más torcido que el rabo de un cerdo. Ahora Tom tiene el lomo como un cardenal de Roma: morado.

Turno de Marta: “Vengo a pecho descubierto”, dijo, pero no se le veían las tetas ni nada. Marta López se pone un abrigo y se piensa que está haciendo topless. Saltó y entró en el agua bien. El problema vino al salir del agua, porque no avanzaba. Se le estaba moviendo la isla para que no llegara. Albalá se tuvo que meter para sacarla como el que encuentra un fardo flotando.

Volviendo al barco, había un cubo de metal con una cuerda atada. Es el cubo donde tenían que hacer sus necesidades. Un cubo para ocho personas. Ese cubo quería morirse en ese mismo instante.

“En sitios peores he metido mi mortero”, dijo Lara Sajén, que ha cagado en sitios donde no mearía ni una cabra. A Sajén le dices que haga caca en una fosa llena de muertos de peste negra y se lleva el periódico para leer mientras.

Y los siguientes en ir a la isla fueron Gianmarco y Olga. No sé por qué, pero me extraña.

Volvemos al barco.

“Ahora cuando nos hable la voz del oráculo…”, estaba diciendo Canales, que piensa que JJV es un oráculo. JJV le dice a Canales que va a tener seis hijos y canales compra patucos.

“¿Cómo vamos a echar los mojones al mar?”, decía él preocupado por lo de cagar en el cubo. “¿Eso se lo comen los pescaos, no?“, se preguntó Sylvia Pantoja, que se piensa que a los peces les gusta comer mierda porque son gilipollas. Hay tiburones a los que les das a elegir entre un banco de atunes y un cubo de mierda y se comen la caca.

Gianmarco y Olga a punto de saltar del helicóptero. El flequillo de Gianmarco agitado por el aire parecía la cola de una mofeta atrapada en un ventilador. Saltó moviendo las patillas en el aire. Gianmarco piensa que patalear como defendiéndode de un ataque de lobos te estabiliza.

Olga comenzó el discurso lacrimógeno. LAVADO DE IMAGEN FLORES MODO ON. “El concurso el 80% es de aquí”, dijo Olga señalándose la cabeza. “Si lo sé no voy”, dijo, como si no supiera de qué iba el tema. El caso es que dijo que tenía la cabeza “aquí y no allí”. Olga es como María Antonieta después de la guillotina.

“Me llamo Palito porque me gustan los palos. Mi madre me llevó a coger flores, espárragos y volví con un ramo de palos”, nos explicó Palito. Menos mal que no la llevaron a un campo de coles. Colita Dominguín. O a un campo de minas.

“Cuando coja un pez, ¿qué hago, le muerdo la cabeza? Y me dijeron que no, que me podía tragar el anzuelo”, añadió la muchacha, que en cosas de finura y sutileza están los caimanes del Nilo y luego ella. No obstante, me cae bien.

¡¡Y juego!!

Era un circuito cuyo objetivo era que los concursantes acabaran con más mierda que el cubo del barco. Tenían que pasar por una piscina de barro de la que se sentiría orgullosa Pepa Pig.

Canales se tiró por el tobogán sin mirar y estuvo a punto de matar a Lara Sajén, que aún estaba abajo.

Como tenían que llenarse de barro para pesar más, Valeria se llenó la parte de abajo del bikini de barro. Ahora tiene el rododendro lleno de arcilla que puede mear botijos ya cocidos.

Una de las partes del circuito era pasar por debajo de un tronco, para lo que tenían que excavar un poco. Lo malo es que Canales tiene una barriga que para pasar por ahó hacía falta una tuneladora.

“NO PUEDO RESPIRAR, NO PUEDO RESPIRAR”, decía Canales atascado y Lara tuvo que ir a sacarle de allí.

Antonio Canales se ladea mal y te bloquea el Océano Pacífico.

Palito había conseguido pasar de 58 kilos a 64 sólo de barro. Joder, más que palito parece Contenedorcito. Se lleva más barro en Palito que en una cesta de mimbre. La van a empezar a usar los albañiles en las obras para mover cemento.

Los siguientes hicieron la prueba también. En el caso de Carlos, el madero se apartó solo porque se acojonó al verlo llegar. Menuda mala bestia de persona. Las puertas automáticas cuando pasa Carlos ya no vuelven a cerrarse.

Sylvia trató de pasar por un madero sobre el que había que hacer equilibrios. Se cayó, con el madero entre las piernas y ahora Sylvia Pantoja puede montar un elefante a horcajadas sin hacer esfuerzo.

Más rondas. Tom se puso a acumular barro como si en lugar de en una piscina de lodo estuviera en la sala del tesoro de Moctezuma. Se metió barro en los cojones que ahora los lleva como dentro de un jarrón. El pene de Tom hacía de extra en la escena del torno de Ghost.

Lola eligió como receptáculo la parte de las tetas. Hay quien paga caras operaciones de silicona y luego está Lola, que se deja las tetas que cuando se le seque la arcilla va a tener la misma sensibilidad que la Venus de Milo.

A Melyssa le daban unos balonazos que flipas. Agustín Bravo se los lanzaba con una mala hostia que Vlad el Empalador pinchaba a la gente con más amabilidad. Pero eh, Melyssa pasaba de todo, no se inmutaba. A Melyssa la pillaron a porrazos una vez entre diez antidisturbios y volvió a casa como de un SPA. Qué dura es la jodía.

Total, que ganó Tom. Claro, porque llevaba barro en los calzoncillos como para hacer una choza africana. A Tom hay veces que no le dejan volar con Ryanair si no mete los cojones en el medidor de maletas.

Escuchar dramas de los demás te salvan de los tuyos”, dijo en plató Anabel Pantoja.

– ¡¡Joder, Paco, que te has pillado las piernas con la sierra radial y te estás desangrando!!

– Nah, tranquilo, que me está contando Manolo que se ha divorciado, me salvo fijo.

Y así.

Total, que los puntos que consiguieron en el juego los podían cambiar por utensilios, como los de las gasolineras. Lara parecía que regentaba un mercadillo, sólo le faltaba anunciar a voz en grito que lleva las bragas regalás, que dan talla, señora, tres por una, calidá.

“¿En el kit de cocina qué entra? ¿Y los huevos cuanto cuestan?“, preguntaba Carlos, poseído por el espíritu de una señora en un mercado de los años 80.

El caso es que era turno de nominaciones para los concursantes de la isla del Pirata Morgan. Melyssa fue elegida líder por ser la que mejor saltó del helicóptero a opinión del público. Ojo con Melyssa que viene fuerte. Si no la caga mucho la veo en la final.

Omar y Lola fueron los primeros en nominar. Omar le cascó el punto a Tom. Lola, poniendo caras como de estar aguantándose el pis, nominó a Tom.

Tom y Marta nominaron también. Se pusieron los mismos auriculares que los anteriores. Entre la cera, el barro y la arena, esos auriculares tenían porquería como para darle asco a una rata.

Tom nominó a Gianmarco, porque dice que hace comentarios que le dejan mal. Tom enterrándose echándose encima a los gianmarquistas. Marta nominó a Lola.

Nominaron Albalá y Gianmarco. El italiano, a Tom, porque se llevan como el culo y le ha “tirado insultos”. Albalá nominó a Lola, por afinidad.

La última en nominar fue Olga: le cascó punto a Lola, por poco trato. Joder Lola, ¿qué ha estado haciendo en la preconvivencia que no ha tenido afinidad con nadie? Creo que Lola ha ido escupiendo a la gente y dejándoles cagarros en sus almohadas.

NOMINADOS: LOLA, TOM Y GIANMARCO, por el grupo. Y Melyssa, como líder nominó además a OLGA.

Y se acabó lo que se daba. Saco una conclusión: MELYSSA GANADORA.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Luz

    Gracias Gus, me encanta como has empezado, mucha risa.

    09 abril 2021 | 13:06

  2. Dice ser Yo

    Lola a la calle

    09 abril 2021 | 17:04

  3. Dice ser Mariela Cyzone

    en este reality siempre va a haber riesgos y van a tener que ver la forma como sobrellevar todos esos obstaculosy ni que decir de Melyssa tiene muy buena pinta desde el inicio, yo creo que para este programa nada esta dicho pero para mi una de las favoritas es melyssa, no se que opinen los demas

    10 abril 2021 | 01:39

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.