Jugarreta de ‘La isla de las tentaciones’ a uno de los participantes: le sacan tocándose en la cama y le hunden la vida sexual

Jesús, haciendo sonar la alarma él solo.

Formas de hundir a un hombre: agujerear el fondo de su barca, ponerle una piedra atada a los pies y echarle a un lago, llevarle a La isla de las tentaciones y sacarle tocándose las partes íntimas y que su novia diga que si se pone nervioso se le desencoleriza la cobra de cabeza púrpura.

Es lo que le ha pasado a Jesús, que si se mete en una olla de cocer pulpos sale menos escaldado que de la última hoguera. Os lo cuento todo, la gala entera apenas resumida, pero antes…

1.- ¡Seguidme en redes como yo os sigo en ellas (o no)! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow.
2.- ¡Todos los viernes mando una newsletter con un resumen humorístico de las noticias de televisión de la semana! –> DARSE DE ALTA

Seguimos con la hoguera, que nos la dejaron un poco interruptus cuando Lucía se fue con cajas destempladas

Decidisteis daros una oportunidad como pareja”, dijo Sandra. A mí me toca decirle eso a la cara a Lola y me descojono vivo. No me aguanto la risa.

A ver, Sandra, yo sé que le he hecho mucho, mucho, muchísimo daño“, respondió Lola. Lo único a lo que un dragón le teme es a que Lola le haga daño saliendo con él.

“Es la primera vez que hago algo así“, dijo Lola, recurriendo al típico “te juro que es la primera vez que me pasa”. “Me considero mala persona”, alegó, porque es tan mala que Bin Laden tenía una foto suya en la pared de la cueva para inspirarse.

“Teníamos una vida muy bonita, estábamos creando un futuro”, rememoraba Lola, que parece la guionista de una serie turca, qué dramas. Si Diego llevara bigote y pelazo negro podrían vender los derechos a Antena 3.

“Pero si solo vivo eso, tener una casa y una pareja no sabré si es lo que quiero, porque no habré probado otras cosas“, argumentó Lola.

– ¡¡MARÍA, QUÉ HACES CON EL CIRUELO DEL VECINO EN LA BOCA!!

– Paco, es por saber si me gusta el tuyo, por comparar…

– Ah, vale, vale, ¿y qué tal?

Y así.

Y le pusieron imágenes de Diego. ¿Sabéis esas pelis en las que al prota le disparan y parece que ha muerto pero una medallita de la virgen de su madre para la bala y se salva? Pues ese es Diego, después de todo. Estaba el jodido más contento.

“He dicho en la hoguera que quizá llego a perdonar”, decía Diego en las imágenes. En el cerebro de Lola sonó un UPS.

“Siento una vez más que le voy a decepcionar, primero a él y luego a otra mucha gente“, dijo Lola, que es como el final de Los Serrano, decepcionó a mucha gente.

“Quiero conocerme a mí misma”, decía Lola, que en cuanto vuelva a España se va a apuntar a la Facultad de Lolalogía y se va a hacer cinco años y un doctorado en Ciencias de la Dolores.

Si Marina estuviera mirando cómo una gaviota se come a una rata muerta pondría la misma cara que ponía mirando a Lola.

“Tengo 24 años y solo he estado sola tres meses en mi vida, sin pareja“, dijo Lola, que empezó a salir con chicos muy joven. El bebé de la incubadora de al lado flipó cuando Lola apareció en su cuna a pedirle salir.

Luego le pusieron las imágenes de Diego y Carla en el jacuzzi. Le vio comerle los morros a Carla y arrugó el entrecejo. Diego aparecía diciendo cosas como “el león caza siempre en silencio”. Es biólogo experto en la sabana, Diego, por eso no sabe que cazan las leonas. Los conocimientos de Diego sobre los felinos los sacó Del Rey León y de Tom y Jerry.

“Tú ahora mismo eres mi presa”, le dijo el maromo, que es tan inocente que no sabía que la presa era él. Tiene más mili Carla que siete soldados de la Legión.

“No me duele, me gusta ver esto, no me sienta tan mal, no ha pasado los límites que yo he pasado, pero tampoco han estado pensando en mí, me tranquiliza”, dijo Lola. La mancha de una mora con una mora se quita. Unos cuernos se quitan con otros cuernos. – x – = + y cuernos por cuernos es igual a fidelidad.

“Me alegro de que si está con alguien sea de verdad… no por hacer el tonto como… eh… ug… bruagd… defwe… Jesús o Manuel”, espetó Lola. Ahí Marina ya acabó por adorar a su compañera. Si Marina la escupe en ese momento, la lanza a seis metros de distancia. Los salivazos de odio de Marina tienen retroceso y todo.

Y regresó Lucía de entre la foresta, que no sé si se fue porque estaba cabreada o porque se había ido a hacer pis entre dos palmeras.

Susto Animales GIF by Luli Pampin

Lucía piensa que Manué es una crema de noche y por eso dijo que quería “echárselo” a la cara.

“¿Me estás pidiendo una hoguera de confrontación?”, le preguntó Sandra Barneda. El “sí” de Lucía fue bastante alto de volumen. En China había en ese momento un señor que estaba en casa tocándose los huevos y de repente dijo “¿que sí, qué, Yun Lee?, qué dices, que me tiés to loco”.

Claudia dijo que le había sentado mal que Raúl se ofendiera por sus imágenes con Toni. “Me dijo que me iba a dejar y que iba a dar rienda suelta”, dijo Claudia. INVENT. Raúl es un bendito y Claudia tiene una mala leche que flipas. ¿Soy yo o está buscando una excusa para dejarle?

Y luego le pusieron unas imágenes en las que Raúl y Lara parecían besarse, pero era el típico caso de plano cogido con pinzas para que parezca que sí, pero no. Los realizadores de la Isla de las Tentaciones se ocupan de una conferencia de la ONU y son capaces de sacar un plano en el que salga Nicolás Maduro besando a Angela Merkel mientras le toca el culo a Joe Biden.

Turno de Marina, oiga. “Jesús en cuanto me vea se va a romper”, dijo. Joder… había oído que hay miradas que matan, pero Marina es que además te rompe. Los del ejército de EE UU ya no llevan misiles, ponen a Marina a mirar una base enemiga y la destruyen.

“A esta chavala se le ha ido la perola, se dará cuenta y dirá ‘la que he liado'”, opinaba Jesús en las imágenes.

Y pusieron imágenes de Jesús solo en la habitación, en la cama, en lo que parecía una pajilla. Lo mismo se estaba rascando los huevos, dándoles las buenas noches o lo mismo estaba escurriéndose la anchoa, quién sabe.

La línea que separa un rascarse a un estrangular al calvo de cuello largo es muy fina.

A Lucía, que es tan monja que podría salir en Sister Act sin caracterizar, le dio mucha vergüenza y echaba risitas tontas. Sandra Barneda, de nuevo, desafió los límites de su dominio facial y logró no reírse, aunque tenía las comisuras de los labios como amenazadas de muerte para que no se movieran.

Ay mi Jesús, pobre muchacho. ¿Sabéis esos camiones o autocares que hacen PSSSSSSSSSH muy alto y de repente? Pues eso hacía Jesús, liberando presión del sistema hidráulico.

“Yo me pensaba que se iba a rascar”, dijo Lucía. Sí, se rascaba, pero mucho y de arriba a bajo. Se la estaba lijando, no te jode. Ahora tiene la polla Jesús más pulida que el sable de Napoleón.

“Te juro por mi vida que me la pela, me la pela [que Marina se líe con Isaac]”, decía Jesús, al que visto lo visto se la pela todo. Empezando por él mismo, que se la pela.

“El que se va a dar la hostia grande es él”, dijo Marina y se le llenó la boca con la palabra “hostia”. Ese “hostia” no le cabía en la boca a un cocodrilo.

“Sé que no le da igual, por dentro está roto“, dijo Marina, que piensa que su novio es un huevo de Fabergé en una lavadora. Marina piensa que el Partenón está en ruinas por un mal de amores.

En las imágenes Jesús se besaba con Stefany y Marina, que cuando se besa con Isaac hace que de la piscina se evaporen hasta los azulejos, dijo que era muy frío y que si no acababan por follar era… “Si no lo hace es porque piensa que no va a estar a la altura de la situación”.

Sandra sabe cómo meter el dedo en la llaga. Si hubiera un campeonato mundial de meter dedos en llagas Sandra Barneda sería plusmarquista. Así que preguntó: “¿qué querías decir con no estar a la altura?”.

“Tiene miedo de ponerse nervioso y no hacerlo bien… a ver cómo te lo explico… que se venga abajo“, dijo Marina con una mala leche que si ordeñas a una vaca zombi te da leche mejor que esa mala leche.

¡AL QUE NO LE HAYA DADO UN GATILLAZO QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA!

Animated GIF

Si a Jesús no se le levanta es porque al parecer se pasa la vida matándose a pajas y eso tiene un límite. El vacío existe en el espacio exterior y en los testículos de Jesús, que se los vacía a base de bien.

En cualquier caso, me parece medio mal tirando a mal del todo que se cebaran así con Jesús. El programa y las chicas, la verdad. Criaturita.

Imágenes para Lara. No le pusieron, claro, a Hugo derretido por ella, llorando por el amor que le tiene. No. Sacaron a Hugo diciendo tonterías de aburrimiento sobre las solteras.

Al volver los chicos a su villa, comenzaron a contarle a las solteras que la cada de las chicas era Sodoma y Gomorra en versión para adultos

“Allí no hay ni respeto, ni valores…”, dijo Hugo, como si en su villa no corrieran las babas y los cuernos que parece que es la Happy Hour de los cuernos y las babas.

“Se van cambiando los novios como cartas”, decía escandalizado Raúl, que piensa que el poliamor es cuando te enamoras de un policía.

“Se pasan a los hombres, me parece increíble y surrealista”, insistía Hugo, que no dijo nada de Fiama y Stefany pasándose a Manué, por ejemplo. HIPOCRESÍA baja del cielo, que sube Hugo.

Carlos le había escrito a Lola en la cama “Princesa” con unas florecitas. “Venga, hoy duermes aquí”, le dijo Lola. Pero eh, que si no le hace lo de las flores no duerme allí, no te jode.

“Salía Jesús diciendo que me estás comiendo la oreja”, le dijo Marina a Isaac. JAJAJAJA Isaac se reía, porque la oreja no se la está comiendo, a no ser que se pueda oír con el papo.

Tony, a la desesperada, le había hecho también el truco de escribirle cosas en la cama a Claudia, esta vez con piedrecitas. Joder, esos no son tentadores, son monitores de manualidades.

“Después de la última hoguera ha nacido una nueva Lola”, dijo la susodicha, que para ser una nueva Lola hacía más o menos lo mismo que antes de reencarnarse: pegarse a Carlos. Mucho. El dermatólogo de Carlos le dijo que tenía un lunar grande irregular y luego que no, que era Lola.

“A mí me encantan los masajes”, dijo Lola, porque como hay mucha gente a la que le dan asco por dejar claro que a ella sí.

– Cariño, ¿te hago un masaje?

– Uy, no, Raimunda, qué asco, qué dolor, mejor sexo anal con una zarigüeya disecada.

Y así.

Carlos le dio un masaje por la espalda, por las piernas, por dentro… “Con Carlos es una fogosidad que yo no me la explico”, dijo Lola, que se ha propuesto exprimir a Carlos hasta que se le queden las mejillas metidas para dentro como una momia. Ella quiere saber el límite. Hasta que no deje a Carlos tumbado en la cama con la mirada perdida no para de montarlo.

Jesús se pasó la noche diciendo que Marina iba a pasar mucha vergüenza cuando se sentara con él en una hoguera. JAJAJAJA Eso lo dice porque no sabe que han puesto imágenes de él tocándose y que Marina ha dicho que si se pone nervioso no se levanta la tienda de campaña.

Manué se despertó a la mañana siguiente que si Fiama quería tocarle los cojones lo tenía que hacer acariciándole la garganta. La hoguera le rondaba que habría preferido ir a la guerra de Vietnam y pasear por la selva con una camiseta naranja.

Manué está convencido de que Lucía se ha liado con Isaac. Nadie se lo ha dicho, pero él piensa que se han liado, que han follado, que la ha preñado, ha tenido hijos y que comen en casa de los padres de Isaac los domingos.

Sandra apareció y le dijo a Manué que si quería hoguera. A más de una bruja en la Alemania del 1600 le habría gustado que le dieran a elegir si ir a la hoguera o no, como a Manué.

Manué vio las imágenes de Lucía pidiendo la hoguera y se iba acojonando por momentos. Un mastín viendo un filete traga menos saliva que Manué viendo a Lucía enfadada.

En la otra villa, las chicas preparaban a Lucía para la hoguera. “Yo espero que llore, para yo sentirme mejor y tener más fuerza para decirle lo que le tengo que decir”, comentaba Lucía, que cuando te quiere decir algo primero te dice que tu hermano ha muerto devorado por hienas, para que llores, y ahí ya decirte lo que sea.

“Tú déjale como le tengas que dejar”, le decía Marina, que es una coach de los enfrentamientos. Marina entrena a tu abuela y le parte la cara a Mike Tyson mientras hace croquetas.

En la cabeza de Marina las hogueras de confrontación son así:

golpe boxeo GIF

Y llegó el momento. Lucía se había puesto para la hoguera una blusa de ganchillo plateado que parecía una armadura medieval. Pero sin mangas, que puedes ir a la batalla sin renunciar al estilo.

“Cuando está conmigo es el novio perfecto y por detrás, mira”, dijo Lucía. Uy, por detrás.

Y MANUEL APARECIÓ

Lucía no sabía qué cara poner viéndole venir por el pasillo de las antorchas. He visto fusilamientos en los que el condenado iba más alegre al paredón que Manué a sentarse con Lucía.

“No llores… más vas a llorar, cuando llegues a la realidad…”, le dijo Lucía nada más verle, porque Manué venía con los ojos como el camión que baldea las calles.

“No seas tan fría tampoco”, balbuceó él como pudo. Si se pone un gorila a estrangularle la garganta habla con más soltura que mirando a Lucía.

“Deja de hacer gestos de llorar, que no tienes ni una lágrima, a mí me vas a dar ya coba”, le espetó Lucía. BRAVA LUCÍA

“Eres un pedazo de sinvergüenza, un desagradecido, un asqueroso, no tienes perdón de Dios… ¿hasta ahí de acuerdo?“, le dijo Lucía y Manué asintió con la cabeza por no pedir un abogado y/o a su madre.

Y Lucía empezó una retahíla de reproches que salían disparados. Si Rambo llega a conocer a Lucía se la lleva a ella y no las ametralladoras.

“¡RESPONDE CON LA BOCA, RESPONDE!” le gritaba Lucía y cuando Manué intentaba decir algo le soltaba “¡QUE TE CALLES!”, punto, set y partido. Lucía le había atrapado en un bucle de culpa del que no se podía salir. A Manué sólo le quedaba tocar el violín con la orquesta mientras se hundía el barco.

“Venías cachondo perdido”, acusó Lucía a Manué. Lo sabe porque cuando llegaba a puerto el barco uno de los marineros confundió un cojón de Manué con la boya de atraque de lo gordos que los traía.

“He sentido cosas y no he podido pararlas”, dijo Manué. MALA IDEA Eso fue como estar peleándose con una pantera y enseñarle la yugular señalándosela con el dedo.

“¿Con quién sentías cosas, son Stefany o con Fiama, porque te comes la boca con las dos”, le dijo rauda Lucía. BOOOM. LUCÍA ES UNA JEFAZA. OLÉ SU PAPO.

“Tú te has besado con dos también, prima”, le dijo Manué. “Eso es mentira, cuando lo veas te vas a tragar las palabras”, le dijo Lucía, que aclaró que sólo se había besado en juegos.

“¿Y entonces por qué lo has hecho?”, preguntó Manué, dejándosela a huevo de nuevo a Lucía.

¡PORQUE ME HA SALIDO DEL COÑO, MIRA ÉSTE!“, le dijo Lucía. CATACRACK. Se pudo oír cómo las vértebras de Manué salían despedidas de la hostia dialéctica de Lucía.

GIF de aplausos de barack obama por Obama

“Yo te juro que como te he querido a ti no he querido a nadie y yo he metido la pata aquí porque me he dejado llevar, por lo que he sentido, porque no quería hacerte daño“, dijo Manué llorando ya a todo lo que le daban los ojos.

“Te tengo que dar las gracias, porque yo te quería a ti muy por encima de mi y eso yo no lo permito más en mi vida y eso me lo ha enseñado Isaac”, le soltó Lucía. Manué la miraba que no sabía de dónde le llegaban las hostias.

He tenido una presión en el pecho durante años”, dijo Lucía que no sabías si era ansiedad o una talla errónea de sujetador.

“No conozco a esta persona, le miro y no tiene ni la misma cara“, dijo Lucía. Manué se va a cagar en el aeropuerto porque no le van a dejar volar con su pasaporte. Va a tener que hacerse nuevo hasta el carnet de la biblioteca.

“Follando en una ducha…”, le reprochó Lucía con una voz de desprecio como si Manué hubiera follado en un contenedor de la basura.

Llegó un momento en el que Sandra Barneda le tuvo que decir a Lucía: “Por favor deja hablar a Manuel”. Un poco más y Lucía acaba la hoguera amordazada.

La culpa no es de ella, la culpa es tuya, que eres el que tiene novia”, hizo ver Lucía, que estaba repartiendo estopa de la buena.

Yo a Lucía la quiero y la voy a querer para siempre”, dijo Manué, pero como Lucía ni se giró a mirarle, él se derrumbó y se echó a llorar apoyándose en las rodillas, porque las lágrimas le pesan que hay gente en los gimnasios que entrena con sus lloros.

“Cuando le veo llorar no le creo”, dijo Lucía, inmutable. Manué se levantó entonces y dijo “yo no lloro de mentira”, como si le hubieran dicho ¡Corten! y le jodiera repetir una escena.

“Yo no quiero perder contigo aunque sea la amistad”, dijo Manué. “Estás tú flipao, Manué, de verdad, estás por las nubes ahora mismo”, le soltó lucía riéndose flipando en colores. Antes se hace amiga Lucía de Freddie Krueger y se queda a dormir en su casa que tener una amistad con Manué.

“Yo me tiraba a Lucía, la veo guapa y la veo aún más guapa por cómo es“, salía diciendo Isaac en un vídeo y a Lucía le daba la risa tonta.

“NOS ESTAMOS ECHANDO AGUA, CÓMO TE LO DIGO”, le explicaba Lucía a Manué, que pensaba que se estaban besando. “Lucía, eso es un quiero y no puedo, Lucía”, decía Manué tratando de agarrarse a algo.

“A mí me han dicho que sí te has dado un beso”, dijo Manué, que venía ya intoxicadito por lo que le dijeron sus colegas que fueron los que vieron las imágenes. Están los cuatro para opositar a notarios.

Al final Manuel dijo que quería salir de la isla conociendo a Fiama.

Y claro, Lucía decidió que se iba de la isla sola.

LUCÍA, TE VAMOS A ECHAR MUCHO DE MENOS.

Y según se iba lucía por el pasillo de las antorchas salió corriendo Manué a su encuentro. Sandra Barneda le miraba como diciendo “ande cohone vá ese”.

Perdóname Lucía, dame un abrazo“, le rogaba él.

“Yo te doy un abrazo y cuando llegues allí te abrazas a la otra, ¿no? A mí ya me has humillado bastante“, le dijo Lucía separándose de él. “Un abrazo o tocarte el brazo”, insistía Manué, que poco más y le pide una uña del pie para tenerla de recuerdo y tocarle algo.

“A mí ya no me tocas más”, dijo Lucía volviéndose y siguiendo su camino.

QUIERO UNA PUTA ESTATUA DE LUCÍA EN LA PLAZA DE MI PUEBLO. YA.

Total, que llegó Fiama, porque debía decidir si se iba con Manué o no. Casi se mata por el camino de cabras por el que llegan, para el que se ponen unos tacones como para hacer agujeros que si te subes en un submarino lo hundes.

“La palabra enamorarme es muy grande... pero igual lo que estoy sintiendo es el principio de cuando uno se enamora”, alegó Fiama poco convencida.

– Lo mismo, a lo mejor, pudiera ser qué quizá, en un supuesto posible que esto que siento pudiera parecerse a un borrador vuelapluma de algo similar o equiparable a un poquito de cariño.

Fiama decidió irse con él.

Me voy a acordar de ti toda la vida, Sandra“, se despidió Manué de una forma un poco ambigua, por lo que Sandra le dijo: “Manué, espero que sea para bien“. No tiene cojones Manué de decirle que no después de la que le había montado Lucía. Lo coge Sandra Barneda y lo destroza. Se lo tiene que llevar Fiama en una caja.

Las despedidas fueron emotivas y tristes. Jesús y Manué se abrazaron mucho al despedirse, porque comerse las babas el uno del otro, une. Si llega a poder, Manué elige irse con él para seguir conociéndole.

En la villa de las chicas no sé si estaba más triste Marina o Isaac. “Lucía era un pilar en la villa“, dijo Marina, porque fue irse Lucía y perder la cédula de habitabilidad la villa. Han ido los bomberos a apuntalarla.

Marina e Isaac, que estaban tontines, se dijeron “te quiero“. Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para Marinaac.

Mientras, Tony se le declaró a Claudia, le dijo que la quería, que iba a ser muy duro perderla y le lloró. “Yo creo que tienes sitio conmigo fuera”, le dijo Claudia. “Esto no es el fin, si no el inicio“, añadió. A Raúl le da un parraque cuando vea esto.

Lola se metió en la ducha con Carlos y se pusieron a frotarse. “Carlos me ha abierto un mundo nuevo“, dijo, pero no se refería al mundo, porque a continuación dijo que era en el ámbito sexual. Lola va al ginecólogo a que le revise el mundo.

Y termino diciendo que SE VA A LIAR PARDA. Porque las próximas hogueras son con los tentadores y no con imágenes. Arde Troya.

1 comentario

  1. Dice ser Napoleon Ragland

    Buen trabajo con el titular, consigue el efecto deseado incluso yo he clickeado esperando ver a esa persona tocándose, una vez más gracias por ser el Emisario de la Telebasura, señor Telebasuras.

    12 marzo 2021 | 21:03

Los comentarios están cerrados.