Llega la bacanal con récord: cuernos con dos solteras diferentes en la misma noche en ‘La isla de las tentaciones’. Resumen de la gala

Mis babas son tus babas, babas para todas. (FOTO: TELECINCO)

Que llega un momento en La isla de las tentaciones en el que la cosa se desata y eso parece un criadero de conejos, vale. Pero hemos asistido a un hecho inédito: uno de los chicos se lía con dos solteras la misma noche. Y dos de las chicas se lían con sus solteros… lo de este capítulo de La isla de las tentaciones es como poner PornHub y empezar a abrir pestañas.

Pero no adelantemos acontecimientos y vayamos con el resumen detallado, siempre y cuando…

¡ME SIGÁIS EN REDES!

Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow. 

Nos quedamos en Diego y las imágenes de Lola.

Lo de Lola no era como lo de Marina, que es como una usuaria de Uber, le gusta dejarse llevar, pero aún así era casi peor. Simone estaba en plan acoso y derribo y Lola pues si fuera un edificio que demoler se dejaría caer ella sola antes de que detonaran la dinamita.

“No me llames bimba, eh, no, no”, decía en las imágenes con cara de estar mirando el escaparate de una pastelería. “Bobaducas de esas no me hacen gracia”, decía Diego, que apretaba esa mandíbula de aligator de florida.

Las siguientes imágenes era de Lola poniendo a parir a Diego, diciendo que no le gusta viajar, que se pasa todas las vacaciones de agosto con su familia y que su gran amor es el gimnasio. Si hiciéramos caso a Lola, Diego si pudiera se follaba al gimnasio. Si hubiera una máquina que fuera un agujero en el centro de la sala de musculación, Diego se pasaba allí las horas.

“Yo le perdoné por el vídeo porque me preocupa que me quite el perro”, confesaba entre lágrimas Lola. “Sé tirar para adelante sin un hombre, pero el perro…”, se quejaba. Claro, porque los perros pueden tirar de un trineo y tiras p’alante, pero a Diego a cuatro patas y corriendo por la nieve no le veo.

“Lo de siempre… a ver, es una chavala que llora por nada, en realidad… voy a quedar de malo y de duro”, decía Diego indignado al ver eso.

“Es una mentira, yo estoy fuera de casa todo el año, por trabajo y todo agosto me voy a mi casa a ver a mi familia”, dijo el muchacho. Si Diego hubiera sido Cristóbal Colón no se habría descubierto américa, porque habría aprovechado las joyas de Isabel la Católica para irse a Santander a ver a sus padres.

“Lo del perro… pues obviamente el perro está a mi nombre. Si ahora se lía con el chaval este el perro se queda conmigo”. “Hace bien en llorar por el perro, porque vamos, como haya un beso…”, añadió Diego. ¡¡CUIDADITO CONMIGO QUE TENGO UN PERRO Y ESTOY MU LOCO, QUE SÉ COMO USARLO HIJOS DE PUTA!! Y así.

Oh My God Reaction GIF by moodman

El perro se llama Horus. Que apaguen la hoguera por el bien de Horus, que hay malos precedentes por Rosito. Como esto siga así a esta sección la van a llamar ‘El cubo de agua’.

Había más imágenes. “Me gustaría poder tomar decisiones sin hacer daño a nadie, en todo“, confesaba Lola, que se mete a médico y si te tiene que amputar quiere poder hacerlo con besitos y un arcoiris.

Las siguientes imágenes eran de mucho mamoneo, mucho pelar la pava, mucho tonteíto y cariñitos con más amor que un teletubbie abrazando a un oso amoroso.

“No reconozco a esta chavala”, alegó Diego, que una vez le tocó el culo a una señora de ochenta años con el pelo blanco y sobrepeso pensando que era Lola, porque no la reconoce. Él antes de invitar a Lola a cenar le pide el DNI para que no se le cuelen aprovechadas.

“Estoy mosqueado, pero super contento de haberme dado cuenta”, dijo el muchacho, que es como si le hubieran dado la cláusula de libertad.

Y llegó la hoguera de las chicas.

“Yo desde luego la connúa de la isla de las tentaciones no pienso ser“, dijo antes de llegar Lucía. “Estoy cagada de miedo, como todos los días”, añadió. Esta chica tiene el pompis más escocido que un bebé de seis meses. Lucía en la isla es como si compartiera piso con Annabelle y con la niña de The Ring: vive con miedo.

Lola y Marina dijeron que lo que les preocupaba era no ver nada. JAJAJAJAJAJA Desean tanto que sus novios caigan para que no les pese la conciencia que como no lo vean tiran de photoshop y le ponen la cara de su maromo a una foto de Nacho Vidal en una orgía solo para sentirse mejor.

Lucía le dijo a Sandra buenas noches sonriendo. Pero sonriendo como sonríe Lucía, que es con cara de esta apuñalándote con saña.

“Estoy como un flan, pero no creo que vaya a ver nada que me moleste”, dijo Lola. Nos ha jodido, porque ve a Diego montándoselo con tres mujeres, dos cabras y el cadáver de un marciano y no le molestaría. Se abre champán.

Empezamos con Marina. “He echado de menos a Jesús… eh… eh… una parte de… mi mente… está en el…“, respondió Marina cuando le preguntaron si echaba de menos a su novio. Una parte de su mente está en él. Una parte ahí, al fondo, dónde lo habré puesto, detrás de las cajas de “cosas que me importan una mierda”, “recuerdos malos” y “cumpleaños de mi suegra”.

“Necesito sentir que lo pierdo”, aseguró Marina, que a veces por la noche asfixia con la almohada a Jesús hasta que él deja de patalear, porque necesita sentir que le pierde. Jesús ha chupado más desfibrilador que un muñeco de prácticas de la facultad de Medicina.

Había imágenes de Jesús. Pero eran sólo frases inconexas, bravuconadas de machito, suposiciones… pero no se acercaba a una chica ni a dos metros. “Yo pensaba que él estaba enamorado de mí y que magia por su parte había”, dijo Marina. JAJAJAJAJAJA

POR SU PARTE, PORQUE POR LA MÍA EL CONEJO SE MURIÓ EN EL FONDO DE LA CHISTERA Y EMPIEZA A OLER MAL

La magia de Marina y Jesús:

magia GIF

“Dice que en tiempos de guerra cualquier bujero es trinchera, ¡qué bonito está eso!”, se indignaba Marina. Pero no por nada, si no porque ella no es de trinchera, ella es de ir al ataque.

Y luego las demás empezaron a indignarse también, pero en plan cabreo solidario, “Ha dicho que cualquier mujer es trinchera“, decía Claudia ya inventándose el refrán.

¡Ha dicho que no va a dejar bancal sin arar! ¡Que quiere penetrar hasta el hormigón! ¡Que ninguna mujer es fea por donde mea y que él se la menea y les da chimenea hasta con diarrea y…. NOTA MENTAL: para, Gus, para, va, que queremos seguir escribiendo esto. Gracias.

Tranquila, que yo también voy a ser muy perra“, dijo Marina. ¿Os imagináis a Fernando Tejero con la cabeza afeitada y diciendo que es Dwayne Johnson? Pues la indignación de Marina era más fingida.

“Lo de que tiene una amiga que le hace cosas en el pelo lo mismo se lo ha inventado, porque mi novio el problema que tiene es que siempre teme quedar por debajo mía, físicamente y en todos los aspectos“, reveló Marina, que lleva años sin hacer el amor ella arriba porque a Jesús le da miedo.

En 1962 los Estados Unidos amenazaron a Rusia con iniciar una guerra nuclear si no retiraban las bases de misiles que estaban instalando en Cuba. Pues esa amenaza era una puta mierda comparada con la de Marina: “Yo también me lo voy a pasar muy bien”. Y MARINA LA CUMPLIÓ.

“Y yo cortándome”, dijo Marina. JAJAJAJAJAJAJA A Marina no la corta ni la espada de He-Man.

En un vídeo Jesús hablaba de su relación con más aburrimiento que si estuviera leyendo una sentencia en un caso de patentes de Botsuana. “No cierro puertas“, decía. Ahora mismo la relación de Jesús y Marina está en modo Carrefour 24 horas. No cierra puertas.

Y fuimos con Lara. Pero antes, Lucía, que estaba acojonada por si la dejaban la última y el suyo era el peor. Habla de Manuel como su fuera su hijo el día de las notas.

Imágenes de Hugo. Salía el muchacho sentándose entre las chicas. Pero Lara se indignó con Mónica, porque fue a despertar a Hugo a la cama. “Córtate”, dijo. Joder, qué obsesión con lo de cortarse, esta gente, que parece un atún en un japonés, con tanto corte.

En las siguientes imágenes salía Hugo bailando. Bueno, bailando no, convulsionando. Era como si estuvieran agitando un muñeco de trapo.

exorcismo espeluznante GIF

“Ha dejado que le toque el bigote”, se quejaba Lara. Y eso que había sido peligroso para Hugo, porque con las uñas que tenía la que se lo tocó a punto estuvo de rebanarle toda la cara. Yo antes me dejo hacer una gayola por Eduardo Manostijeras.

Tú no te pongas límites, si tienes que bailar, baila“, recomendaba Marina, que va a empezar a repartir condones y lubricante por toda la villa.

“Yo no pienso en ella… con vosotras aquí no pienso en ella“, decía Hugo y cosas como “por la noche estáis bien todas”, en las imágenes y… “a la venezolana para una noche me la follaba”. UPS.

“Estoy sintiendo asco”, dijo Lara. “No quiero estar con Hugo”, añadió. “No quiero volver a verle”. MOVIDÓN. Si llega a haber un beso se planta en la otra villa y nadie vuelve a ver a Hugo. NADIE. Los dinosaurios una vez le pusieron los cuernos a Lara. Hace ahora 65 millones de años justos.

Vamos con Claudia. Había imágenes de Raúl.

“Aquí hasta las moscas follan”, “vamos a jugar a la piragüa, como el teto pero en el agua” y estando en el agua de jacuzzi dijo “está caliente, esto, está caliente”. Eso a Claudia le dio asco y se puso a llorar.

“¿Por qué crees que lo dice?”, preguntó Sandra Barneda. JODER, PORQUE ESTABA EN UN PUTO JACUZZI QUE ESTÁ CALIENTE, COÑO.

– Hostia, me he quemado con el té.

– ME DAS ASCO, ¿POR QUÉ LO DICES, POR QUÉ LO DICES?, ¡ASCO, ME DAS ASCO!

Y así. Si en las imágenes de Raúl pones encima a la Madre Teresa de Calcuta no te rechina, pero aún así Lara se sofocó.

Y turno de Lola. “¿Quieres mano?”, le preguntó Lara, como el que ofrece un gramo de farlopa.

“Yo si una chica me gusta y tengo feeling estoy en mi derecho, no de liarla, pero de disfrutar”, decía Diego, que le gusta que le abonen el ego. Lola dijo que eso ya se lo esperaba y empezó a decir que ella veía su instagram y cuando se dio cuenta de que estaba metiendo la pata (porque se lo espía) dijo “y eh… brurl”. JAJAJA

Eso sí, Lola se indignaba mucho, como Marina. Las que más. JAJAJA Las demás trataban de convencerla de que no había nada.

“A partir del día 4 yo estoy ya para disfrutar, lo que surja surgió“, dijo Diego, que seguramente se refería a jugar al ajedrez y a disfrutar con largas charlas sobre la influencia de la filosofía de Kant en el mundo occidental.

Qué panda de bravucones machitos son estos chavales, que parece que viven aún los quince años. He visto plátanos verdes más maduros.

Diego salía en el vídeo empeñado en grabar un videoclip en la isla. Ese chico es peor que un youtuber, siempre quiere hacer vídeos. Como vaya a un funeral y vea ambientillo se marca un temazo y videclip que te crió. Lo de los enterradores esos que bailan con el ataúd fue idea de Diego.

“Yo no he desconectado, yo me he dejado llevar, pero luego he llorado”, dijo Lola para excusarse. JAJAJAJA.

– Sí, señoría, vale, he atracado cuatro bancos y he matado a seis viejas para robarles la pensión, pero luego he llorado.

– ¿Que ha llorado? ¡Absuelta!

Y así. Para Lola, siempre que estés triste puedes hacer lo que te dé la gana. Secuestrar un avión no es delito siempre que lo hagas bajo de ánimo, por ejemplo.

“Lucía, es tu turno”.

Lucía:

Había imágenes de Manuel.

Salía diciéndole a Stefany “contigo puedo llegar a tener más cercanía, más tú a tú”.

Lucía dijo que ella venía a que Manuel sintiera miedo de perderla, pero que la que estaba sintiendo miedo era ella. Lucía trabajó una vez en el tren de la bruja y lo dejó porque le daban sustos a ella los que iban en el tren.

En otras imágenes salía Manuel cogiendo sobre sus hombros a Stefany, ella con el parrús haciéndole ventosa en la nuca y en un plano que repasaba la anatomía de la chica como el que repasa el temario de unas oposiciones: a fondo.

En otro momento, Stefany le daba un beso en el hombro. Ahí Lucía se derrumbó. Un beso en el hombro, maldito cerdo lujurioso. “Se deja mucho de tocar”, alegó Lucía.

“Tú todo el día ‘mi Manuel, mi manuel…’ ¡tu Manuel está de putísima madre!“, le dijo Marina a Lucía, poniendo cara de sadismo. Al demonio que aparece en el hombro izquierdo para tentarte lo entrena Marina. Esta muchacha está empeñada en hacer de la isla una bacanal.

Follaaaaaa, liaateeee con toooodoooos, vaaaamoooos, mua ha ha ha

¡SOLTAROS, SOLTAROS TODAAAAAAAAAAAAS, VOLVAMOS A LA CASA SIN BRAGAAAAAAAAS MUAHAHAHAHAHAHA!

Me quiero ir para mi puta casa“, dijo Lucía afectada. ¿Y cómo la animó Marina? Le dijo: “Sólo es la primera hoguera, te queda tanto por ver…”. JAJAJAJAJA Me parto con Marina.

Los ángeles no tienen sexo sólo porque no han ido a una hoguera con Marina.

Retorno a las casas tras las hogueras.

Diego dijo que lo que había visto le iba a servir “para abrirse un poco más”. En el idioma Diegonés, “abrirse” significa “me voy a despendolar que voy a ir por la vida con el rabo como el de un mastín: suelo y meneándolo”. Sí, el Diegonés es un idioma muy rico.

Lucía en la casa de las chicas intentó vengarse en plan despechada y dijo “¡QUIERES FIESTA, PUES LA VAS A TENER!”, pero lo único que hacía era dar con las manitas en la mesa diciendo “venga, venga”. JAJAJAJA Qué desfase. Hay fiestas privadas en Ibiza donde no se atreven a eso. Pobrecilla Lucía. La verdad es que me cae bien.

Por la noche hubo Jacuzzi. Uno de los solteros, no sé quién es, se quitó la toalla y llevaba un tanga y enseñó el culo. Eso no era un culo, joder. Eso eran dos putas pelotas de mármol forradas de cuero. Con ese culo te sientas en la cima del Everest y lo partes por la mitad.

Marina por su parte se fue a la piscina con Isaac, ya liberada de todo tapujo. “Cuando estoy con Isaac en la piscina sube la temperatura“, dijo Marina. Le va a dar asco a Claudia, ya verás.

Lola hizo lo mismo con Simone. Yo no sé, pero en esa piscina no me baño, que te metes ahí y sales preñado. Madre mía, a esa piscina no le echan cloro, le echan líbido. En esa piscina fue donde se inventaron las aceitunas rellenas de anchoa, porque es meterse algo y entrarle ganas de rellenar.

“Me abrazaba, me daba besitos en el cuello y me volví un poco loca. Me gustaría hacer de todo con él”, decía Lola. HACER DE TODO. Montar puzzles, quitar la roña del váter de un bar, analizar los vaivenes de la bolsa… TODO, JODER, TODO.

“Pero me acuerdo de que tengo pareja y eso me enfría un poco“, alegó después. Sí, helada salía de allí.

Jesús Pidió que los otros chicos quitaran de su cuarto una foto que tenía con Marina, que no la quería ni ver. “Me da igual lo que hagan mis compañeros con esa foto”, dijo. JAJAJAJAJA Esa foto puede que acabe como las páginas de las revistas para personas mayores.

Llegó la mañana y había reunión con Sandra Barneda, que se come unos marrones que está deseando ponerse bótox sólo para no poder gesticular y dejar de aguantarse las expresiones para parecer distante.

“Siento que le he fallado porque estoy con otro chico abrazándome… esto no me lo esperaba… venía tan segura que tengo el mes pagado de mi casa con él”, dijo Lola llorando. JAJAJAJA

– AAAAY, QUÉ PEEEENA, AAAAY, QUE SE HA MUERTO MI VECINO

– Joe, ¿y estábais muy unidos?

– No, pero le había dejado 20 euros, y a ver quién me los devuelve.

Y así.

“Simone, ¿entiendes a Lola?”, le dijo Sandra al italiano. Pero el italiano no se entera ni del nodo.

Y llegó el momento expulsión. La cosa era que echaban a uno y entraba otro nuevo. Fue decirlo Sandra y se podían ver los cojones en la garganta de muchos de los solteros que ni han aparecido en los vídeos. Eso era como cuando el cocinero se acerca al tanque de las langostas, que no saben a cuál va a coger.

Sin demasiados problemas, las chicas decidieron echar a la puta calle al soltero llamado David. “No pasa nada”, dijo él, pero sí pasaba, porque se puso a llorar.

Y OH, SORPRESA. El nuevo soltero era Rubén, de la primera edición. Rubén lleva un peinado como si llevara en lo alto de la cabeza un nido de abejaruco. Ahí le pueden criar palomas. Ese peinado es como una protección contra la caída de macetas de los balcones. Cuando va en moto se pone un casco para él y otro para el estropajo de lo alto del melón.

Y la mañana y reunión con Sandra en casa de los chicos.

Jesús dijo que estaba dolido, pero que bueno, ya que estaba pues se quedaba allí disfrutando un poco. Diego, igual, que bueno, que ya que estaba allí pues oye… que se pilla cacho, vamos.

A los chicos tampoco les tembló el pulso eliminando una soltera para que entrara una nueva. Echaron a Mónica. “No me lo esperaba”, dijo ella. “Me siento agradecida”, dijo ella. Soy yo y me voy dejándoles un pedo en toda la cara.

Y entró de nueva soltera… OH, SORPRESA: Fiama, de la primera edición.

Llegó la noche y llegó la fiesta.

En casa de los chicos jugando a lo de atrevimiento, Carla tenía que darle un beso en el cuello a Diego. Le dio un beso como si fuera una vaca tratando de limpiar a un ternero recién nacido. Y claro, en casa de las chicas se encendió la luz de la tentación.

Lucía se puso a llorar de inmediato, porque ella es una chica positiva y optimista y pensaba que era por ella. A Mónica, sin embargo, le sudó el parrús. A Lola también le dio un poco de soponcio, pero no pasó a más porque ahí estaba Simone, que la sigue como un perrillo.

Luego a Manuel le tocó besar alguna extremidad a alguna chica y le lamió el brazo a Stefany como el que rebaña un plato después de días sin comer. Le hizo un peeling que ahora Stefany tiene pelito en un brazo y en el que manuel le lamió, no. Manuel chupa que puede se pone a fregar con la lengua y le gana a la Roomba.

Fiama tuvo que besar al chico que más le gustara y eligió a Jesús. Y OTRA LUZ DE LA TENTACIÓN en casa de las chicas. Y Diego renía que darle un pico a una chica y eligió a Carla. Y OTRA LUZ DE LA TENTACIÓN.

Ya iban 3-3 en alarmas.

A Raúl le tocó bailar un perreo con una chica. Pero el baile que hizo fue tan puro y casto que se lo puedes hacer a una hermana sin problemas.

“Yo estaba centrado en Stefany, pero llegó Fiama y…”, dijo Manuel, que dijo que Fiama le “intiminaba”. En Manuelanés “intimida” significa “me la pone como el cerrojo de un penal”. Y claro, se montó, porque Stefany se puso celosa.

Y luego se fue a Stefany a decirle “no tiene nada que hacer Fiama”. JAJAJAJA Eso es jugar a dos bandas. Y si llega a haber más, juega a tres bandas y a siete y a las bandas que de.

Fiama, ya más borracha que un piojo en un vaso de vino, se pegaba a Manuel como los sellos a las cartas, pero de los modernos, los que llevan pegatina y no hace falta chuparlos.

Y sí: tenía razón Lucía. FUE SU MANUEL. Porque acabó comiéndose los morros con Fiama a los pocos minutos. O sea que sí que tenía algo que hacer. La luz y la sirena de la tentación volvió a sonar en casa de las chicas y solo sonó y no explotó de puto milagro.

Pero tócate los cojones a dos manos, qué jeta más grande. Acabó con Fiama y se fue a hablar con Stefany. “Y me olvidé de Fiama, para qué te voy a engañar”, dijo y acabó comiéndose los morros con Stefany también. FIESTA DE LAS BABAS.

Y otra alarma en casa de las chicas. JAJAJAJAJAJAJA Justo cuando Lucía había empezado a tomárselo bien. “Cuando suena varias veces te vas acostumbrando”, dijo la pobre muchacha.

Jesús, muy indignado, se llevó a Manuel a un aparte y le empezó a echar la bronca por liarse con dos la misma noche, porque su novia “sufre”. A Manuel le entró por una oreja y le salió por la otra. “Tu novia te quiere y cuando vea esto es una vergüenza”, le dijo.

Y se metieron juntos en la cama los dos y en calzoncillos que no pilló morro Manuel una tercera vez aquella noche de puro milagro.

Mientras, Marina a lo suyo. “Siempre he estado poniendo un freno, un freno”, decía. ¿Y qué freno? El culo, porque se lo puso en la cara a Isaac en la piscina. Se le llega a escapar un pedo y el chaval se quema los pulmones.

¡Y hubo beso, oiga! La alarma sonó en casa de los chicos y pasaron como de comer mierda. ¡CHICOS, ALARMA, ALARMA! decían las solteras y ellos pasando.

“Nos miramos, sí, pero no”, dijo Marina mientras Isaac le sobaba el culo como el que amasa pan. Nos miramos y Sí pero Sí, Marina, hija. Y todo eso mientras las otras chicas la espiaban, jajaja. Voyeurismo isleño.

Y amigos y amigas… la cosa está que arde. Y quema.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Alicia

    El tentador que está en tanga es Victor

    05 febrero 2021 | 10:15

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.