Los cuernos más veloces de ‘La isla de las tentaciones’: se viene resumen de la gala 1

Buena comidita de morros con buena excusa. (FOTO: TELECINCO)

Si La isla de las tentaciones fuera una carrera de maratón, hay dos chicas que van por el kilómetro treinta y quedan dos horas para que den la salida. Sí, amigas y amigos, esta tercera edición trae cuernos más deprisa que un cazador furtivo.

Lola y Marina se están dejando llevar como sombrilla en huracán y prometen emular a Kamala Harris. ¿En ser vicepresidentas? No, en lo de ser las primeras en algo. Ambas han congeniado mucho y muy deprisa con sus maromos. Fani las está viendo y le están pareciendo muy lanzadas, no sigo más.

¡Seguidme en redes, va, anda! Twitter: @realityblogshow / Instagram: @GusHernandezGH

¿Quién quiere un resumen de la primera gala de La isla de las tentaciones?

LAS PAREJAS

Hugo y Lara:

“Nosotros somos muy, muy celosos”, empezamos mal. Aunque claro, no van a llevar a La isla de las tentaciones a alguien que diga “nos suda la polla lo que haga el otro, por mí como si se tira a los siete enanitos a la vez”.

Hemos venido para intentar superar esos celos“, dijo Hugo, que es como si un diabético se va a una pastelería a intentar superar su enfermedad.

Hugo salió en Gran Hermano y dice que “ligaba muchísimo” y que “echa de menos esa época”. No hay más preguntas, señoría. Además, tiene bigote. En el siglo XXI. Seguramente tenga una televisión en blanco y negro y un orinal debajo de la cama.

Diego y Lola: “Me da miedo que se olvide de mí y se le vayan los ojos para todos lados”, dijo Lola, porque Diego tiene los dos ojos de cristal y a la que le das una palmada en la espalda, salen disparados. El día menos pensado en la lotería de Navidad salen los ojos de Diego.

Diego lleva en el antebrazo unos tatuajes super bonitos que parecen las chuletas para un examen de Sociales de 6º de Primaria. Tiene miedo de que su maromo se de cuenta de que le gusta más la vida de soltero que la vida con ella. Y él, que no, que no. Ya. Pero los dos salieron de MYHYV. Eso es como tener antecedentes penales. De pene, no de pena.

“Nos llaman los ratones porque en una cita empecé a llamarle ratón y él a mi ratona“, nos explicó Lola. Pues menos mal que no le llamó zarigüeya.

“Tuvimos una crisis por mi último videoclip, porque yo salía con dos chicas y hubo besos porque lo requería la canción”, dijo Diego. JAJAJAJA Lo requería la canción y él es un actor que se entrega al guion. Si la canción llega a hablar de quemarse el pene en el brasero de su abuela, él se incinera el pene porque es un actor de método.

“Soy una persona que nunca lloro”, aseguró el muchacho. Diego en medio de una manifestación con gases lacrimógenos sonríe y se divierte como Peppa Pig en un charco de barro. Diego tiene los lacrimales secos como la vejiga de un camello.

Raúl y Claudia… Bueno, hay que hablar con Raúl, porque ese pelo que me lleva que el día menos pensado le anida una cigüeña es para hablar con él. Entre la melena ensortijada y la barba tiene más pelo en la cara que Chewbacca.

“Yo solo le vi el pelo y dije ‘tengo que saber quién es'”, nos contó Claudia, que es pelofíbica. Claudia ve un perro de lanas y le tiene que conocer. La han echado de más de un cercado por abrazar ovejas que no eran suyas.

Jesús y Marina dijeron que “una pareja como nosotros estamos súper preparados para pasar una prueba así“. Sí, son opositores de la fidelidad. Entrenan y todo en casa y hacen test.

¿Está bien liarse con otra mujer?

a) No.

b) Sí,

c) Sólo la puntita.

d) Ups, tarde.

Y así.

Esto es como una chispa que nos va a dar a la relación“, aseguró Marina. Como una chispa en el cuarto de la pólvora, ¿qué podría salir mal?

“Marina poco a poco me fue engatusando y a día de hoy sigo enganchado a ella“, dijo Jesús, que habla de su novia como de la heroína. Este muchacho no coge el coche para ir a verla, hace cundas.

El padre de Marina apareció en el vídeo de presentación y me costaba distinguirle del propio Jesús. Raro.

Manuel y Lucía son gente que tienen mucha confianza en el otro. “Puede fallar ella, puedo fallar yo… está en el aire”, dijeron. Esta gente cogiendo un avión debe ser insoportable. “Puede fallar un motor, puede fallar el otro, el tren de aterrizaje, morir el piloto…”, y así las ocho horas de vuelo.

“Lo que más me preocupa es que nos estemos despidiendo para siempre”, le dijo Lucía y Manuel se echó a llorar. Madre de dios. Están las drama queen y luego Manuel, que es drama prince.

“Una vez una vidente me dijo que iba a ser el Jesulín de Ubrique de Puerto Real“, dijo Manuel. Manuel es muy de consultar a profesionales acreditados. A mí me dice eso una vidente y se traga la bola de cristal.

Manuel lleva un tatuaje con una arritmia dibujada y Lucía, un colgante a juego, porque son fans de las disfunciones cardíacas.

Total, que todos llegaron a la isla y ahí estaba Sandra haciendo gestos con los brazos, no fuera que el capitán del barco se pasara y acabara dejándolos en el puerto de Algeciras.

Nada más pisar la playa Manuel se puso a llorar. No había nadie en esa playa que no se sintiera incómodo. Lucía miraba para todos lados con un poquito de vergüenza ajena. Manuel no mea, todos los líquidos los elimina por los ojos. A Manuel le dices algo triste y le pones a caminar por un bosque y te apaga un incendio forestal.

Sandra les preguntó a ellos y ellas cuáles eran sus límites, que eran cortitos, y les presentó a la luz de la tentación, que se encenderá cada vez que alguien cruce el límite. Madre de Dios qué tensión. “Va a ser un agobio, una ralladura de cabeza”, dijo Lara. Por eso lo han hecho, muchacha, no para daros tranquilidad.

Y llegó el momento de conocer a las y los solteros. Algun@s destacadas.

“Hostia”, dijo Raúl al ver a las solteras. Ja ja ja ja

“Nosotras somos más guapas”, trataban de convencerse las chicas al ver a sus competidoras.

A Diego le habían llevado una de su videoclip, a la que Lola definió como un “mojón”. Y las dos se engancharon al minuto, como dos chonis peleándose por unas extensiones en oferta.

Isaac: “Todo el mundo me conoce como el lobo”, creo que es porque no se depila y tiene los testículos como el felpudo de un cazador.

Carla: “Soy la mujer perfecta”, eso es, Wonder Woman tiene un poster de Carla en su habitación.

Simone: Es italiano. Habla el español como yo el arameo antiguo.

Tony: Es tal alto que se da en la cabeza con la luna y puede ver a los soldados de Cataluña, de cataaaaa luuuu ñaaaa.

Nahia: “Cuando salgo todos me miran”, dijo. A lo mejor debería probar a no salir en pijama.

Stefany: “Soy adicta a los bolsos y a los zapatos, me considero pija y caprichosa”, dijo. Es psicóloga y muy centrada ella. Vas a su consulta y sales con un trastorno de compra compulsiva.

Mónica: “Todo el mundo me conoce como la diosa de ébano, piernas infinitas”, pero mentía, porque yo le vi los pies al final de las piernas. A lo mejor se desnuda y le llegan las piernas a los sobacos, no sé.

David: “Mis ojos no fallan, sus miradas no mienten”, dijo el tío flipado. Está obsesionado con las cosas oculares. En lo primero que se fija de una mujer no es en las tetas, es las córneas.

Inamol: No es Arias, es más maromo, cago en la leche, Merche.

Susan: “Soy Miss. Mi belleza ha sido inspiración para miles y miles de chicas”, dijo. Millones, decenas de millones, diría yo, de todas las épocas, no te jode. A Nefertiti la inspiró esta muchacha.

Mari: “Soy modelo internacional, aunque soy de murcia”, dijo la muchacha, que llevaba el pelo como si se hubiera cosido tentáculos de calamar.

Jennifer: “Desde pequeña siempre llamaba  la atención por mis ojos verdes y mi pelo rubio”, aseguró y debe ser porque en las tiendas intentaban engañarla con el cambio pensando que era guiri.

Entre las emparejadas y las solteras hubo un intercambio de vaciles y borderías que sólo faltó que les dieran unas navajas y se liaran a mojás allí mismo. Ahí había más tensión que en la goma del calzoncillo de Obélix.

Durante la ceremonia de la colocación de collares de flores, que los solteros les ponen a las emparejadas. La que más triunfó fue Claudia. Acabó con el cuello que parecía una floristería. Claudia estaba encantada, pero a Rubén se sentía como si hubiera dejado un bocata en el suelo y viera llegar una horda de buitres y hienas.

Lola tenía dos collares también. Diego decía que estaba tranquilo, pero temblaba más que una lavadora vieja centrifugando. Marina tenía dos collares y Jesús se cabreó porque ella es “más vistosa” y se esperaba más. Jesús no tiene una novia, tiene un Opel Corsa tuneado con alerones y pintado de color oro.

Es que estas cosas son así… a tu pareja no le ponen ningún collar y te quedas preguntándote si no será tu novia o novio el más feo. Y eso es lo que pasó con Raúl. Ninguna chica le puso un collar.

“Cuando le vean bien de día cambiarán de idea”, dijo Claudia, como si su novio fuera un piso en alquiler que luce más cuando hay sol. Seguro que si le ven con una bolsa en la cabeza también cambian de idea.

La muchacha del videoclip no le puso el collar a Diego por “no amargarle la noche” a Lola, pero Lola se amargó sola. “No me amargas la noche, tranquila que no me la amargas”, dijo, pero con un tono más amargo que una endivia mojada en hiel dentro de un café.

Manuel se puso a hablar de sus collares y… sí, se puso a llorar. Lucía, su novia, le miraba y decía “no, otra vez, otra vez”. JAJAJAJAJAJAJA Este muchacho llora con demasiada facilidad. Hay actores con Oscar a los que les resulta más difícil llorar que a Manuel, que tiene incontinencia lacrimal.

Y comenzó la convivencia.

Yo tengo 27 y claro, quiero una estabilidad, quiero una familia y uno, dos o tres hijos“, le dijo Lara a los solteros, porque su referente en la vida eran las niñas del sigo XV pariendo a los dieciséis y claro, a los 27 ya va tarde. Los solteros, que no quieren más que enterrar el tubérculo en un bancal, la miraban espantados.

“Quiero tener hijos ya, YA, ¡¡¡AHORA!!!”, como método para quitarte de encima a los babosos en las discotecas.

Simone, el italiano, trataba de hablar con las chicas, pero habla tan mal el español que era como si fuera un indio arapahoe. Como pille cacho va a ser complicado: “yo meto querer en cosa tuya oscura, hasta bolas espachurrar”. Y así.

En la villa de los chicos la cosa era diferente, había mucha más soltura. Hugo, de hecho, rompió el hielo y abrió hueco entre las solteras para sentarse él en medio, a lo Jesús Gil en el jacuzzi. “No le voy a cerrar las puertas a ninguna”, dijo

“Me he quedado más tranquilas porque me han dicho las chicas que tenían dudas sobre ponerme el collar”, dijo Raúl, pero se lo dijeron después de que se recogiera el pelo. Le están queriendo decir algo y él no pilla la indirecta.

Unos y otras acabaron metiéndose en la piscina. Empieza el mercado de carne.

Las emparejadas fueron más prudentes y no se pusieron en biquini. Sólo les faltó ponerse un burka de hormigón encima.

“Encontrarte de repente con diez chicas tan despampanantes siempre da un poco de miedo”, dijo Manuel, que lo dejas en una sala con el payaso de It y el muñeco de Saw y se suelta en seguida y les cuenta chistes, pero las chicas despampanantes le dan miedo. La madre de Manuel aún tiene que mirar debajo de su cama y en el armario antes de que él se duerma por si hay chicas buenorras escondidas.

Llegó la primera mañana

“Me ha gustado conocer a Isaac [uno de los maromos] porque al fin y al cabo vamos a pasar mucho tiempo juntos y es bueno conocer a la personas, qué le gusta…”, dijo Marina con una sonrisa bobalicona en la boca. “He notado esa conexión que se nota”, añadió y no hablaba del Wifi.

Lola está con Simone, el italiano, que no caga. Bueno, más que nada porque estaban en la piscina y hacerse pis es arriesgado, caca es un suicidio.

El caso es que llegó la primera elección de citas. Los novios y novias se pusieron a decirse cosas en bajito como en un examen. Era tan infantil que daba vergüenza ajena. ¿Vergüenza de decirles algo? No, vergüenza de llevarles al despacho del director.

CITAS:

Claudia eligió a Toni y Raúl dijo “HOSTIÁ”. Este muchacho está inseguro. Una langosta en una marisquería está más tranquila. Si yo fuera él me iba haciendo el Tinder.

Lara se la dio a Javi. Hugo dijo “lo sabía“. Hugo podría dar clases de videncia en Hogwarts.

Lola se lo puso a Simone. “Espagueti para todos”, dijo Diego, en un alarde de originalidad para meterse con un italiano. El muchacho se cogió un puteo… si los celos se pudieran vender, los de Diego estarían en la sección gourmet. Lola es firme candidata a batir el récord de cuernos rápidos.

Marina escogió a Lobo, un adulto que ni siquiera tiene un nombre de verdad. Lobo le hizo un gestito chulo a Marina y ella se partía de la risa tonta. Si hay que hacer una porra, apuesto por Marina como primera opción.

“Yo no soy tonto y ella menos, la miro y sé que en nuestra mirada hay algo”, dijo Lobo. Y Marina, en lugar de decir nada, dijo “buah”, pero un buah que de fondo se oía un deslizar de tanga. “Vengo a ponerme a prueba”, dijo Marina, como si estuviera opositando a bombero.

Lucía saldrá con Víctor. “Me llevo mejor con otro chico, pero mis compañeras han tenido más afinidad con él”… o sea, que ella también quería a Isaac, pero había quedado con Marina en que se lo quedaba ella. JAJAJAJAJA

Raúl va a tener su cita con Lara. Claudia se hizo la dura, pero no se lo creía ni ella, estaba más cagada que un hipopótamo con diarrea.

Hugo saldrá con Estefani, “por afinidad”. El día que borren esa palabra del diccionario esta gente se bloquea. Es su palabra preferida.

Diego cogió a Jennifer. Adivinad… porque había hablado más con ella.

Jesús se lo dio a Bela. “Físicamente no tiene nada que ver conmigo”, dijo Marina. “Sí, es un cambio a mejor”, dijo Bela. ZASCAZO

Manuel se le puso el collar a Naia, porque es simpática. “Me parece una chica maravillosa”, añadió. El adjetivo le encantó a Lucía. Le encantó como si le hubiera escupido a la cara un leproso.

Y hasta la próxima amigos…

4 comentarios

  1. Dice ser Otomano

    Éstas ya llegan al programa con el guion bien aprendido, y por las fotos parece que el casting lo han sacado de Mujer y hombres y viceperras.
    Ni vi la primera temporada, ni veré ésta, ni veré las siguientes si es que las hay, que las habrá porque en Tele5 gustan mucho de la basura, el morbo y el puterío.

    22 enero 2021 | 12:16

  2. Pero las tías han ido a ese programa a follar a destajo o a ver peces?

    22 enero 2021 | 13:05

  3. Esta temporada se pone interesante.

    22 enero 2021 | 21:47

  4. Dice ser Marta

    Gracias. Me he echado unas risas leyéndolo 🙂

    27 enero 2021 | 13:58

Los comentarios están cerrados.