La gran pillada: Cristian encontró en su casa y encamados a Melody y Beltrán de La isla de las tentaciones

Cristian se encontró a Melody en su propia cama con Beltrán y Melody se encontró a Andrea en la casa de Cristian, que es su propia casa. El hogar de estos dos tiene más huéspedes que un hotel de Benidorm en agosto. Melody y Cristian entran a su casa siempre acojonados por no saber a quién se van a encontrar.

Qué duro debe ser ir al baño a mear por la noche sin saber con quíén te puedes cruzar. Están los pasillos de Barajas y luego el pasillo de la casa de esta gente. ¿Os acordáis del vídeo que apareció de la bronca de Melody y Cristian en la calle? Pues era por esto: porque Cristian se encontró a su ex y a Beltrán encamados.

¡PERO ANTES DE LOS DETALLES MORBOSOS Y ESCABROSOS, SEGUIDME EN REDES Y COMPARTID EL POST! Y si no lo hacéis entraréis un día en vuestra casa y me encontraréis en vuestra cama.

Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández

Vamos con el resumen de lo que pasó 3 meses después de La isla de las tentaciones.

Todos lo vivieron como si cada día fuera el último“, dijo Barneda, pero eso el único que lo vivió fue Rosito. Para él sí que fue el último día. Savonarola, Hypatia, Miguel Servet, Juana de Arco, Rosito… grandes personajes de la historia que murieron en la hoguera.

El caso es que había una sala llamada “De visionado”, donde las exparejas veían hablar a sus ex antes de entrar. Sala de Te Vas a Cabrear Hasta que el Asesinato se te Parezca Poco Castigo, debería llamarse esa sala.

Mayka y Pablo.

Llevaban juntos tres años. Poco para Pablo, mucho para Mayka, que se juntó con Óscar que hay átomos rotos con reacciones más lentas.

Y vimos a Pablo. “Revivirlo todo es como que me revuelve“, dijo él, que iba con un retortijón de los de apretar ano y nalgas, al parecer.

Mayka escuchaba en la sala de los puteos. “Tengo el corazón a mil“, dijo ella, que sufre taquicardias viendo la tele. Mayka ve Cine de Barrio y tiene que tomar valeriana.

Pablo vio los cuernazos que le pusieron. Grandes, hermosos. Los niños llevan camisetas de unicornios y los unicornios llevan camisetas de Pablo.

“Yo podía aguantar algún juego, algún comentario… lo pasé mal”, dijo el muchacho, que guantó sonidos de babilla intercambiada, suspiros, refortes y todo tipo de ASMR jodido. 

Mal lo pasamos todos“, dijo Mayka. JA JA JA Lo pasaría mal porque no llegó al orgasmo, porque otra cosa… Qué gemidos de pasarlo mal daba la pobre.

“Mayka me quiso, pero no sé lo que le pasó por la cabeza“, se preguntaba el asesino de Rosito. No, por la cabeza no le pasaba. Le pasaba por otro sitio que no te voy a decir, Pablo, pero era el coño.

Y se fue Pablo a la sala de las puteaciones y llegó Mayka, que sigue sin saber su talla y los vestidos le quedan cortos. Creo que esta chica lava siempre con agua caliente y las cosas le encogen. Qué de luz debe entrar ahí. Lleva el parrús sentado siempre en ventanilla.

“Me dejé llevar bastante”, dijo Mayka. Está la gente que se va hasta la India haciendo autoestop y luego está Mayka en eso de dejarse llevar.

Vamos a recordar, vamos a repasar…“, eran las frases estrella de Sandra. Es como una profesora de Historia, está obsesionada con que te acuerdes de las cosas.

Mayka se vio haciendo cositas con Óscar y dijo “es duro ver esas imágenes”. Quizá quiso decir “es duro ese pene”.

“Me dejo llevar por los sentimientos… me acuerdo de que me sentía bien“, dijo ella, que parecía que hablaba de cuando estaba metida en la heroína e iba a pillar a la Cañada Real.

“Con Óscar actualmente no tengo trato”, reveló. OH, SORPRESA, lo de Óscar no ha funcionado. Ella se fue a verle a Málaga y él pasó como de comer caca en bocadillo.

Óscar mirando cómo empadronarse en República Dominicana para ir repitiendo en La isla de las tentaciones hasta que se le caiga el pene a cachos. Él busca el amor. Es un cerdo trufero del amor. Pobre, que no encuentra.

Mayka primero dijo que le notó frío, a Óscar y luego que ella fue la que le dejó. JA JA JA

¡ALERTA CONTRADICCIÓN, ALERTA CONTRADICCIÓN!

“Pablo me ha decepcionado, no abuses del problema, no quieras alargarlo, porque le pedí perdón”, dijo, una vez más tratando de dejar mal a Pablo, El que hace arder, Rompedor de osos, Padre de Cuernotes, Khal de los Rapadis y del Gran Mar de Alopecia, Rey de los Almas de Cántaro, los Rumiar y los Pobres Hombres, Señor de los Siete Injertos y protector del Nomepeino, Príncipe de la Tentación, Rey de Magopís.

Y apareció Óscar. Su teoría es que Pablo lastraba a Mayka. Claro y se rompió la cadena y se soltó como Gabete.

“Te dio el 100% en la isla y fuera no te daba ni el 30%“, dijo Pablo, que es capaz de atribuir porcentajes a la entrega de las personas. Pablo te mira darle un beso a tu madre y a tu padre y te dice si quieres más a papá o a mamá con un margen de error del 1%.

“Óscar, ahora sí, tu experiencia en la Isla de las tentaciones ha terminado“, le dijo Sandra. Sujétale el cubata, Sandra. Óscar vive en el día de la marmota. Se levanta cada mañana y sigue tentando a muchachas casaderas.

Y llegó Pablo.

Apareció Pablo con un Rosito de pega. Mayka no lo quería. “No es por el físico, es por el sentimiento que le tenía al osito”, aseguró. Anda que no me han dicho a mí eso veces para darme calabazas. “No es por el físico”. Y lo decían mientras reprimían las arcadas, eso me hacía sospechar.

Es rosa y es un osito“, constató Sandra Barneda, como diciendo QUÉ COJONES MÁS QUIERES y hasta los ovarios del puto oso. Si llega a tener una hoguera lo tira ella de nuevo y a Mayka y Pablo detrás.

Entre Mayka y Óscar había tilincito. Se reían, se peleaban… Casi copulan en el sofá, delante de Barneda y de Rosito II.

“¿Le vas a llamar Rosito?”, inquirió Barneda, flipando. “Sí”, dijo Mayka ilusionada como una persona adulta se ilusiona con un puto osito falso. “Porque es rosa y es un osito”, le dijo Barneda, sin mover un puto músculo de la cara en el mayor vacile que se recuerda en televisión. JAJAJA Y Mayka, que empiezo a pensar que le faltan dos hervores, tres horneados y dos frituras, le dijo “claro”.

Marta y Lester.

Verla impresiona“, dijo Lester, como si en lugar de Marta hubiera entrado Godzilla. La verdad es que Marta se había maquillado un poco. Un poco que llevaba tanta pintura que podía estar a la intemperie en invierno.

“Me cago en la puta…”, dijo Marta, fina como es ella, al ver sus imágenes.

“Qué bonito es el final, estoy en el camino de la felicidad”, dijo ella tras ver las imágenes de su salida de la isla. Marta está recorriendo el camino de baldosas amarillas. Solo que ella se habría tirado al espantapájaros, que no es tonta.

“No me da pena ninguna él, todavía tengo rabia. A lo mejor dentro de seis o siete años nos vemos y nos reímos de esto“, dijo Marta sobre Lester.

Siglo XXVII, unos arqueólogos desentierran una tablilla de barro donde dice “Aún no me río”, firmada por una tal Marta, y fechada en 2095.

Patri me ha escrito, para pedirme consejo, el típico consejo que le pides a la ex de tu novio”. ¿EL TÍPICO QUÉ? A mí me llama el novio de mi ex y les denuncio a los dos por la Ley de Protección de Datos.

Vengo conciliadora, pero no sé cuánto voy a poder aguantar“, dijo Marta, que en una situación de esas en la que dos personas se apuntan a la vez… es la que dispara primero.

Se fue Marta y entró Lester.

Lester vio las imágenes y dijo que no era fácil para él. El muchacho estaba emocionado y suspiraba como un caballo agonizando.

Marta le veía desde la sala de las espiaciones y no, muy conciliadora no iba. Miraba con la misma cara que te miraba un vikingo antes de decidir si te mata cortándote el cuello o ensartándote.

Y llegó Patri.

“Viene de cenicienta”, dijo Marta, pero Patri llevaba un vestido rojo súper escotado. Yo no sé qué versión ha visto Marta de la Cenicienta. Semencienta, Vino Cenicienta y le dieron entre ochenta y Hasta la placenta, Cenicienta son los remakes que ella ha visto.

Patri dijo que llamó a Marta porque no entendía qué le había hecho Lester, porque con ella era guay. Y SE LIÓ PARDA. Marta se bajó a por ellos que he visto asaltos a castillos menos feroces.

“MENTIROSA”… “Vamos a ver, pinocho y pinocha“, dijo casi corriendo hacia ellos que si llegan a tener un pañuelo rojo salen echando hostias y se montan un sanfermín.

Me resulta simpático que pudiera existir una Pinocha y cómo ella podría aprovechar ciertas habilidades de Pinocho durante el cunilingus, pidiéndole a su compañero que mintiera.

Dime que te has portado mal conmigo y me quedo tranquila“, le dijo Marta, que se arrodilló de nuevo, montando una escena trágica que la ve Spielberg y se olvida de las pulseras rojas y hasta de su madre.

TÚ DE QUÉ TE RÍES, PARA QUÉ SE RÍE… SI NO TE QUIERE”, decía Marta, porque, según ella, Patri se reía. Cuando la gente coincide en un velatorio con Marta no enseña los dientes ni para respirar, no sea que piense que se están riendo y les eche la peta.

Te lo reconozco, yo no soy un santo, ya está“, le dijo Lester, más que nada para que Marta no acabara por arañarle la cara a su Patri. Lester vio que iba a tener que salir con una chica con la cara como lonchas de mortadela y pidió perdón bajo coacción.

Se fueron Lester y Patri y apareció Dani.

Qué haces aquí, por qué no me dijiste que venías“, le dijo Marta, con cara de oler pedos de los que pesan, como contrariada.

Pero cinco segundos después las bragas de Marta cayeron a plomo. ¿Sabéis un ascensor con los frenos rotos? Se cae más despacio que la ropa interior de Marta viendo a Dani.

Ángel e Inma

A Inma le pusieron las imágenes y se puso a llorar. “Lo que nadie se esperaba, que mi relación con Ángel ha finalizado y me ha afectado, me ha afectado mucho”, confesó Inma y Sandra Barneda abría los ojos que eso parecían las bandejas de servir de mi abuela.

“Volví mucho menos celosa, pero tuvimos una discusión e intenté hablar después con él y no”, contó Inma. Lo de que volvió menos celosa no se lo cree ni ella.

“Por una pelea no se finaliza una relación“, dijo Inma, bueno, eso que se lo digan a Scar y Mufasa. Ellos un poco sí que la terminaron.

“Se te ve que lo estás pasando mal“, le dijo Sandra. Tampoco había que ser un lince, porque Inma tenía los ojos como el culo de un mono escocido. La luz roja de los semáforos se calibra con los ojos de Inma.

Y entró Ángel. Ni miró a la Penélope Cruz de su pueblo. “Es que acabamos muy malamente“, explicó. “Yo no puedo discutir con una persona y que lo primero que haga sea pisotearme”, explicó él, que lo que más le jode en esta vida es que le pisen. Si Ángel llega a ser una uva lo habría pasado mal.

“Fue una discusión tonta, empezó a subirse y…”, empezó a decir Ángel, pero Inma intervino de una forma muy serena y lógica y… “TODAS LAS PAREJAS TIENEN DISCUSIONES”, alegaba a voz en grito. Era el mantra de Inma. Para Inma lo de Caín y Abel se podía arreglar hablando un poco.

Yo me paso un pueblo y tú te pasas siete“, dijo Ángel. Inma no ha actualizado el Google Maps. Una vez iba para Albacete y sospechó que se había pasado cuando vio la Torre Eiffel.

El amor no está por encima de todo“, dijo Ángel. EXACTO. No, no lo está. Briconsejo: Si el amor destruye, no es amor, sino martillo.

“Si te parece bien siéntate al lado de Inma“, les dijo Barneda, que sólo le faltó sacar un bote de lubricante y condones para tratar de reconciliarles.

Pero ni por esas. Ángel no estaba por la labor. Bien por él.

“Yo a él lo quiero a reventar”, dijo Inma. Menos mal que marcó bien esa “a”, porque sin ella era ya sacar la faca y airearle las tripas con un descosido de barriga.

El caso es que Ángel se fue e Inma se quedó allí que a su lado la señora que esperaba en el Muelle de San Blas tenía más posibilidades de volver con su ex.

Dame un abrazo, anda“, le dijo Barneda, que le saca a Inma cuatro cabezas. Sandra casi se parte tres vértebras agachándose a abrazar.

Melody y Cristian

Entró Cristian. Melody le veía desde la sala de las espiaciones y decía “está muy serio”. Mujer, no va a entrar como si viniera de ver un monólogo.

“He intentado hablar con ella, pero me decía mentiras, me decía que no le gustaba el chico con el que se fue“, alegó el muchacho “me decía que estaba agobiada” y “yo le daba tiempo”, continuó. Me parto con “el chico con el que se fue”. Quién ya tu sabes. No se nombra a Voldemort y no se nombra a Cristian.

“Qué fuerte, cuando yo le decía haz tu vida, HAZ TU VIDA, SE LO DECÍA BIEN CLARO“, se quejaba Melody.

Año 2095:

Me dijo “te quiero y por la noche me dijo que le dejara tranquila y me di cuenta de que era porque estaba con el chico ese”, contó Cristian, que se piensa que un “te quiero” es como un contrato de arras. Un TEQUIERO para encontrarlos, un TEQUIERO para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas.

Me he hecho una coraza de hierro y me da igual todo“, aseguró Cristian, que es el Iron Man del Hacendado.

“He abierto la puerta de mi casa y me los he encontrado a los dos, con mis fotos del salón boca abajo”, dijo él. HAN CANTADO BINGO, OIGA.

“De eso no voy a hablar”, dijo Melody. JA JA JA JA

“Me volví loco”, dijo Cristian. Normal, anda que no jode que te toquen la decoración de la casa. Yo me encuentro a mi chica con catorce tíos y vale, pero como me hayan cambiado de sitio el barquito de conchas que me compré en Torrevieja, me cojo un puteo…

Salió Cristian y entró Melody.

O era el gloss o a Melody le habían inyectado los labios como el que infla una colchoneta de Nivea.

“Fue un descubrimiento de sensaciones“, alegó. Hay quien descubre sarcófagos egipcios, ciudades enterradas y luedo está Melody, que descubre sensaciones.

– ¡¡POR FIN, HEMOS ENCONTRADO UNA SENSACIÓN!!

– ¿Amor, pasión, entrega?

– No, ganas de cagar.

Y así.

Para mí lo cómodo era casarme con él, tener hijos…“, dijo Melody. Cómodo, cómodo, tener hijos no es, Melody, que los tienes que sacar por el papo y luego aguantarles los berrinches.

Yo le decía cambia, Cristian, que me estás perdiendo“, dijo Melody, que hay que resintonizarla, como la TDT. Salir con Melody es como ir de viaje con el coche y dejar de oirse la emisora de la radio. O cambias o la pierdes.

Y a Melody le enseñaron las imágenes de Cristian de cuando iba a pedirle matrimonio. “Me da pena”, alegó. Sería por el anillo. 

Y entró Cristian. Melody miraba al suelo, como buscando una lentilla.

“Yo con Andrea hablé porque estaba fatal. Nos fuimos de fiesta y me di unos besos con Andrea. Fuimos a mi casa y yo me acosté en mi cama y ella en la otra habitación”, dijo Cristian, que también se llevó gente a la casa que tienen en común.

JODER QUÉ PICADERO. Ahí hay más sexo que en una bacanal romana de diez días.

“Te ríes de Beltrán”, la acusó Cristian. “¡¡¡ERES UN DESGRACIADO!!!”, le chilló Melody, cabreándose y poniéndose más nerviosa que un pavo en Navidad.

“Somos como si fuésemos una pareja pero no podemos decir que somos novios porque ella quiere estar sola”, dijo Beltrán sobre su relación con la muchacha. Somos como que no somos porque no somos porque ella es. Ni puñetera idea qué ha dicho.

Y para que no faltara intensidad, entró Andrea. Éramos pocos y parió la abuela. Quintillizos. De ocho kilos cada uno.

jon stewart wwe GIF

Andrea se abrazó a Cristian rozándole tanto que se fusionó con él a nivel molecular. Andrea se encuentra con una pitón y la que sale constreñida es la serpiente. 

Me pitaban los oídos porque no parábais de hablar de mí“, dijo Andrea, que se cree prota.

Y la bronca fue subiendo de nivel. “Yo no he subido a tirarme a nadie a mi casa“, dijo Cristian, que sí, que subió a Andrea.

“La veo que quiere dar imagen de tranquila y serena pero no es su imagen verdadera“, se quejó Andrea de Melody. Andrea piensa que Melody es un lagarto de V y come ratas.

Melody se puso a hablar sacando el dedo índice y puedo decir dos cosas:

1.- Lleva unas uñas que se las envidiaría un águila real.

2.- Arquea el dedo para atrás que parece una espiral. Melody es capaz de señalarse a sí misma señalando hacia adelante. No tiene nudillos, tiene bisagras reversibles.

¿Habéis intimado?”, les preguntó Barneda a Cristian y Andrea y ella respondió “pues claro”, como si lo contrario fuera inconcebible.

Melyssa y Tom

Vamos con lo gordo.

Melyssa se había puesto un vestido de plumas blancas con el que podías infiltrarte en una manada de patos albinos. Te pones ese vestido y te dan ganas de ir a África cuando llega el invierno.

“Hizo cosas que no eran dignas del caballero que decía ser“, aseguró la muchacha. Quién lo iba a decir, oye.

“Después de la isla hubo engaño de nuevo: me suplicó que volviera con él, que me quería, me convenció de que seguía enamorado de mi y le dije que le perdonaba”, contó Melyssa. Esta chica no escarmienta. A Melyssa le dices perdón y le puedes hacer lo que quieras.

– Me has robado la casa, te has comido a mi gato con patatas y te has liado con mi hermana, con mi madre y con mi abuela y eso que está muerta…

– Perdón.

– Bah, olvidado. Tan amigos, ¡dame un beso, trasto, que eres un trasto!

Y así.

“Ella me llamaba y me decía que se quería morir, que me necesitaba en su vida“, decía en la sala de las visiones Tom, descojonándose.

“Tom insistía en mantener relaciones y acabamos teniendo una relación sexual y cuando me di cuenta estaba de nuevo con ella”, dijo Melyssa. Oh, sorpresa.

Tom apareció con la camisa sin abotonar. Esta gente se piensa que los botones los ponen de adorno. ¿Los maromos de hoy en día pasan mucho calor en el ombligo y por eso llevan las camisas abiertas hasta el límite exacto del cipote?

“No quiero una persona que me controle, no me quería, era una obsesión“, dijo Tom. Nooooooo, no es amooooor…

No me arrepiento de nada, porque yo soy así”, dijo Tom, que se folla a una cabra, la deja embarazada y no se arrepiente.

“Melyssa no paraba de llamarme, todo el día llorando y gritando“, dijo él. “Yo no quería volver con ella, ella quería volver conmigo y perdonarme”, alegó. OJO A ESTO, Tom diciendo que era Melyssa la que quería volver y no él.

Después de habernos acostado le dije ‘por favor, coge tu maleta y vete’ y después de haberme acostado con ella me dije Tom, no, quiero estar con Sandra”, contaba Tom, que es un fantasma de manual. Tom entra en una casa encantada y tienen miedo los espíritus.

“Sandra y yo somos novios oficiales, estamos viviendo juntos, no hemos discutido ni una vez”, dijo el muchacho. Daos tiempo, Tom.

Y se reencontraron.

“Cuando salimos de la isla TÚ querías volver conmigo, TÚ querías venir a verme“, le dijo Melyssa y Tom, ahí, aún manteniendo el tipo, se tiró un farol: “COMOOOOOOOO, ¿NO HAY UN POLÍGRAFO AQUÍ?”

Ya lo que faltaba es que entrara Conchita con los cables. Pero es que a Tom le pones un polígrafo y la máquina explota.

¿A quién creemos? A TOM, NO. No importa cuándo o en qué situación leáis esto: A TOM, NO.

Barneda les sacó el anillo de pedida y como Melyssa no lo quería, Tom lo cogió echando hostias, que eh, ruptura, pero la pela es la pela.

Y entró Sandra. Vaaamonoooos. Nada más entrar se dieron un beso en la boca. “Me ha sorprendido porque se han dado un beso y no he tenido ningún tipo de reacción”, dijo Melyssa, sorprendida ella misma de no haberles arrancado los ojos.

“¿Tom te ha contado que al salir de la isla le pidió a Melyssa volver?”, le preguntó Barneda a Sandra.

No, tú me lo pediste a mí”, dijo Tom MUY SEGURO DE SÍ MISMO.

¿Saco el móvil?“, dijo Melyssa. Y TOM SE CAGÓ LA PATA ABAJO.

Ah, no, pero es que estoy un poco… ¿puedes repetir?“, decía el muchacho, como si le hubieran pillado copiando en un examen. Qué cosa más patética de verdad. Daban ganas de darle un abrazo y decirle que vale, que por lo menos lo intentó.

“Ah, si, sí, lo he dicho, para tranquilizarte”, alegó Tom. La excusa más mala de todos los tiempos.

JAJAJAJAJA

La cara dura de Tom es antológica.

Melyssa sigue obsesionada con Sandra y con meterse con ella, que qué culpa tendrá. Bastante tiene con estar con Tom.

Melyssa contó que estaba con alguien. Y que quiere que sea para siempre. Melyssa quiere que todo sea para siempre. Melyssa quiere que si se muere antes de su pareja, lo entierren vivo con ella.

Tom se fue mirando el anillo, a ver si le habían dado el cambiazo o algo. Le faltó morderlo a ver si era oro. Tom piensa que los del programa le han tangado y le han dado un anillo de palo.

Patry y Alessandro.

Fue entrar ellos y el interés cayó en picado. Tú coges a un cerdo y lo lanzas desde un avión y cae menos que el interés con estos dos.

Patry seguía obsesionada con que Alessandro tenía complicidad con Lía.

“La vuelta fue un proceso casi igual de duro que la isla”, dijo la muchacha, que dijo que han “discutido mucho”, pero que encontraron “un punto medio”. La relación de Patry y Alessandro es una cumbre es más complicada que una reunión de la ONU.

Les pusieron un vídeo de Lía hablando de Alessandro que parecía que lo estaba vendiendo en la teletienda.

Ambos hablaron de preñarse, pero Alessandro decía que “primero hay que buscar una estabilidad” y que si eso ya le gustaría ser padre “algún día”. Un día de dentro de muchos días. Algún día del calendario nunquiano.

Y adiós a la isla… por el momento. ¡PRONTO LA CASA FUERTE! ¡NOS VEMOS ALLÍ!

1 comentario

  1. Dice ser Javiiiii

    Qué asco de gente.
    No veais este tipo de programas, os vuelvan gilipollas, sí, aún más.
    Qué sepáis que así es como NO hay que ser.

    22 octubre 2020 | 13:38

Los comentarios están cerrados.