Solo Herodes daría más al botón rojo que Edurne en ‘Idol Kids’… y hace bien, los malos son Pantoja y Jean

Edurne, defendiéndose de los pelotas. (FOTO: TELECINCO)

¡Qué bien ha cantado ese niño, para mí es un sí, oleee, oleeeee!. No, Pantoja, es un grajo agonizando que se ha colado en el plató. ¡Pues ticket de oro para él, oleeeeeee, oleeee! Y así es el jurado de Idol Kids… excepto la irreductible Edurne, que es la única que no ha ido a quedar bien a Idol Kids y dice las cosas como son, lo bueno y lo malo.

Pero claro, esto es como cuando tú trabajas mucho y tus compañeros poco: les dejas mal. Así que están Carlos Jean y la Pantoja poniéndole motes, presionándola y montándole cirios cuando les hace apuntes a los niños, siempre justificados, de buena manera y con tacto, o le dice que no a alguno.

Pero volveremos sobre eso más adelante, porque ahora lo que toca es… ¡SEGUIRME EN REDES U OS DOY AL BOTÓN ROJO!

Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

El caso es que la emisión de este lunes de Idol Kids empezó con Edurne como protagonista. Salía ella hablando por teléfono y diciendo: “Tanto ver niños y niños y niños al final me estoy obsesionando con los niños“.

Como estuviera hablando con David de Gea el muchacho se pone tres condones a partir de ahora.

Y luego salió una especie de metáfora sobre el trabajo infantil en el que todos los miembros del equipo del programa eran niños. La inspección de trabajo se planta allí hoy mismo.

Bueno, una de las chiquillas dijo que quería ser como Rosalía. Joder, el día que un niño o niña diga “quiero ser como el doctor Cavadas“, me echo a llorar y le abrazo.

Además, la niña se santiguó y la Pantoja dijo “ahí vamos”, porque ella es católica, pero moderna, rollo “voy a comulgar a saco”, “me confieso, tron”, “aúpa el corazón, lo tenemos a full” y así.

Carlos Jean cada dos por tres dice que él hizo los arreglos o produjo ésta o aquella canción. Si tenéis una canción y no os la ha producido Carlos Jean, sois unos loosers.

El caso es que la pequeña lloró, luego lloró Pantoja, y acabó llorando el público. Orgía de lágrimas. LloroFest 2020. En el plató había un gato de escayola y lloraba también. Ahora le han construido una ermita al minino. 

“He llegado hoy a Mediaset y he dicho aquí huele a flow”, dijo otro el adolescente ese que sale unas veces sí, otras no, a recibir a los niños. ¿A qué huelen las nubes? ¿A qué huele el flow? Paco, ¿te has tirado un flow? Airea el edredón, anda.

Y cantó un niño que iba de rapero. “Tú que conoces a Omar, qué le habrá parecido esta actuación?“, le preguntó Edurne a Pantoja, porque Omar Montes es una eminencia en la música y claro, hay que preguntarse qué pensaría él.

Si fuera Fisical Kids Edurne le habría pedido la opinión a una amiga de Einstein. Tú que conoces a Albert, ¿qué habría pensado de esta teoría sobre el plegado geoespacial del universo profundo?

Pantoja añadió: “A mi Kiko Rivera le vas a encantar”, al suyo, al de ella. No al Kiko Rivera de otra. Ese niño estaría como loco, dos grandes compositores como Kiko Rivera y Omar Montes tienen los ojos puestos en él.

La Pantoja se puso a hacer beatbox, eso de hacer ruidos con la boca. Los labios se le movían como dos salchichas en un terremoto. Era como ver a un mero resoplando.

¿Os habéis fijado en que la Pantoja toma notas cuando los niños les dicen cosas? ¿Qué leches apuntará?

Niño bueno. Mú bien. 

Niño bueno. Uy, olé. 

Niña buena. Bravo. 

Niña buena. Quita el sentío.

Niño Bueno. He llorado. 

Pan. 

Acelgas. 

Harina. 

Papel higiénico. 

Flores para echárselas a Omar. 

Eso apunta.

“Esta canción le ha tocado a Carlos la patata”, dijo Edurne, que es muy refinada.

“Michael Jackson era y es mi ídolo, aunque ya no esté entre nosotros físicamente“, dijo Pantoja, porque piensa que la materia se destruye y que al morir nos teletransportamos a otra dimensión no-física. “Tuve la suerte de conocerlo personalmente”, dijo Pantoja, que le conoció cuando aún estaba físicamente.

Le vi delgadísimo, estaba en lo peor“, aseguró la Panto, que no le vio gordo, como solía estar Michael. Básicamente es que la Pantoja y sus amigos ayudaban a Michael Jackson a huir de la prensa. La película de La Gran Evasión está basada en la vida de la Pantoja.

“Aquí se viene a cantar solo, tengo que confirmar si puedes cantar con el oso“, le dijo el chaval recepcionista a una pobre niña que había llevado un osito de peluche. La niña casi llora. Joder con las bromas.

– Uy, pues tengo que confirmar si tenemos que sacrificar al oso…

Y así.

La chiquilla cantó una canción dedicada a su madre y todo el mundo lloró de nuevo.

Lo más importante de las canciones son las canciones“, dijo Carlos Jean. BOOOM. Nos explota la cabeza. Y nosotros pensando que lo más importante de las canciones son las patatas fritas.

“¿Te estás emocionando Carlos? ¿TE ESTÁS EMOCIONANDO?”, dijo en un momento dado Edurne, porque no, ella no lloraba. Edurne es dura como el granito. Edurne vio el final de David el Gnomo echándose unas risas.

La niña miraba a todos esos adultos llorando y flipaba, probablemente pensando en que ella había ido a Idol Kids, no a Idol Plañiderids.

Edurne le dio al botón rojo a la niña. Edurne no se deja doblegar por una carita tierna y una voz dulce. A Edurne le echas spray de pimienta y llora la pimienta, pero Edurne no.

Antes de dedicarse a la música Edurne trabajó en el departamento de calidad de la fábrica donde hacen los Terminators. La echaron porque ningún robot le aguantaba media hostia de lo dura que es.

– Te voy a hacer una pregunta… dime tu nombre.

– Álvaro.

– OLEEEEEEE

Conversación real de la Pantoja con un niño. Qué exigente es esta mujer. Si la Pantoja diseñara los planes de estudios de la ESO los niños salían del instituto sabiendo controlar esfínteres y poco más.

Un niño cantó que flipas de bien, pero muy, muy, muy bien. El jurado estuvo media hora elogiándole. Y va Jesús Vázquez y le dice a la familia: “Yo creo que va a ir bien… a ver si adivino“. Joder, Jesús Vázquez, qué lince el tío haciendo predicciones.

– No me preguntéis por qué, pero creo que mañana va a salir el sol. Es una corazonada. A ver si acierto.

“No se me ha visto nada cuando me he agachado, ¿no? que la falda es muy corta”, preguntó Edurne en una ocasión en la que fue a abrazar a un niño, con miedo de haber enseñado el mejillón del amor a todo hijo de vecino.

“Se parece a una que cantaba yo, a dos milímetros escasos de tu bocaaaaaaaaaaaaaaa“, decía Jesús haciendo un revival de su canción. Las hombreras, los herpes y la canción de Jesús Vázquez son cosas que no hacen falta que vuelvan.

Estás obligado a devolverle a la música lo que la música te ha dado“, le espetó Carlos Jean a un chiquillo. Y si no se lo devuelves, la música va y te parte las putas piernas. La mafia Calabresa no le pide prestado a la Música por miedo a no poder pagar.

Total, que volvemos con Edurne. En un momento dado, ella le pidió a un chaval bien crecidito ya que repitiera un trozo de canción haciendo las notas de una manera determinada, para decidir si le daba el pase.

No me lo pongas en esta tesituraaaaaaaaaaaa, ay que me da penaaaa“, se quejó la Pantoja, como si Edurne estuviera apuntando con una escopeta recortada a los padres del niño.

¿Pena?, que no estoy diciendo nada malo…”, se tuvo que defender Edurne y el muchacho que cantaba la apoyó, diciendo “estoy bien”.

Y Pantoja “¿estás bieeeen?“, asegurándose de que no estaba bajo el influjo del síndrome de Estocolmo.

Y el chaval cantó de nuevo y lo hizo mejor, siguiendo las indicaciones de Edurne. Silencio. Ahí no se quejaron ni Carlos Pelota Jean ni Isabel Toniñoesgüeno Pantoja.

Alguien del público pidió que cantara la Pantoja. Y ella les mandó callar lo primero a ellos, no sea que no se la oiga a la perfección. Humilde que es. Y luego cantó. Botón rojo para la Pantoja.

“Edurne es Miss ‘Pero’, Miss ‘Bad'”, dijo Carlos Jean en otra ocasión, porque Edurne les dice a los niños qué han hecho mal, aunque a la mayoría les de el pase verde. Para Carlos Jean es mejor no corregirles y que vayan por la vida felices. Si por él fuera, un niño pone que 2 + 2 son 345 y no le dice nada, por no ser él “Mr Pero”.

Y él y la Pantoja cogieron una pera y se fueron al camerino de Edurne a presionarla. “Que se de cuenta”, dijo Pantoja que cree que Edurne debe entender cómo se hacen las cosas y quién manda en Idol Kids. Si Edurne no se acojona y empieza a dar verdes a todo niño viviente, lo siguiente que llegará a su camerino será una cabeza de caballo cortada.

“No es justo que me estén poniendo de mala del programa. Porque doy al botón rojo, todo el mundo en contra mía“, se quejaba con razón Edurne, que es la única miembro del jurado que ha ido a juzgar. Para Panto y Jean todo es bueno.

Y en un momento dado, Pantoja dio al botón rojo a una chiquilla. ¿Y qué pasa cuando siempre das al botón rojo y de repente le das al rojo? Que es mil veces más humillante para la niña. Y encima puso cara de orgullo, de hacer las cosas bien.

La única que vale, Edurne.

5 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Javier

    A Carlos Jean le tenía gran estima al principio cuando daba sus valoraciones de forma totalmente coherente e independiente con respecto a sus compañeras de jurado. Conforme han ido pasando los programas se ha dado cuenta que quien manda es la Pantoja y se ha arrimado al árbol que más sombra da, dejando en ridículo a Edurne cuando nota que la Pantoja no está de acuerdo con ella. La única que pone un poco de sentido común en el jurado es Edurne. Qué sentido tienen como jurado entonces si a todos los niños les dicen que todo está perfecto?

    22 septiembre 2020 | 09:19

  2. Dice ser CSN

    Pero vamos que Edurne vaya de entendida cuando no canta nada de nada, pues dice mucho de ella también.

    22 septiembre 2020 | 09:43

  3. Dice ser Anónimo

    Pues sí Edurne hace bien su papel, porque los otros..la Pantoja hace espectáculo y del malo llorando y venga teatro. Si por cada olé un chupito dieran, todos borrachos oigan. Cuánto vocabulario tiene.

    22 septiembre 2020 | 09:54

  4. Dice ser Yomismo

    Muy bueno Gus, como siempre, únicamente un apunte, Carlos Jean llama a Edurne Miss But (pero en inglés) no Miss Bad 🙂

    22 septiembre 2020 | 09:55

  5. Dice ser Ann

    Quien es el critico?
    Gus?
    Ole tu!!!!

    22 septiembre 2020 | 14:28

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.