La primera gala de MasterChef Celebrity en frases… comentadas con mala leche

Josie, intentando ver el olor a fritanga.

Hola amigas y amigos de los desastres culinarios y las tontás sensibleras. Porque al parecer para estar triste se te puede haber muerto el canario comido por el perro, al que se lo comió un tigre que después cogió tu coche y lo tiró a un canal o puedes cocinar, lo que a los concursantes de MasterChef parece ponerles muy tristes, porque lloran mucho.

El caso es que vamos a hacer repaso de algunas de las frases que esta gente suelta, o soltó, en la gala de ayer.

Celia Villalobos. “A mí nadie me ha visto llorar”. Bueno, de hecho la matrona que ayudó en el parto desapareció poco después dentro de una furgoneta blanca y nadie más ha sabido de ella. Nadie es nadie. Antes llora Thanos viendo Ghost.

Jesús Castro: “Bonito mutilado”, le llamó a su plato. Joder, este hombre vendiendo comida es un hacha. Le tiene que poner nombre a un pollo asado y le llama “pájaro decapitado al que le han dado calor”

“Si vives solo nadie te habrá dicho nunca cómo cocinas”, le dijo Pepe a Jesús Castro, que como vive solo no tiene paladar. La gente que vive sola tiene que etiquetar la mierda porque si no se la come sin querer, porque no saben a qué saben las cosas.

“Los platos son el reflejo de la persona”, aseguró Pepe. Jack el Destripador era una buena persona porque hacía un gazpacho muy bueno.

“Me he puesto delantal de capitana buscando el equilibrio de la parte racional masculina y la parte creativa y amorosa de la mujer”, dio Nicolás Coronado, que no es machista ni nada, porque él sabe que las mujeres deben vestir de rosa y son dulces y sensibles y los hombres de azul, porque son fuertes y no lloran y cazan mamuts.

“Vas a ver lo amorosas que somos cuando estemos dentro de la cocina… vas a verlo… MUA HA HA HA HA”, le respondió Raquel Sánchez Silva. A mí se me pusieron los cojones de corbata. Me amenaza así esta mujer y al día siguiente estoy ya viviendo en una aldea perdida en la selva de Nicaragua.

“Que no me aguantaba, tenía que ir al baño, me hacía de vientre”, dijo Juanjo Ballesta, que sí, confirmamos que es un adulto. Retiene el popó poco, pero es un adulto. A él le gusta que el ratoncito pardo salga de la madriguera cuando quiera, sin cortapisas. Bueno, sin cortapises.

“Tirando para allá o te arreo con mi nabo”, amenazó Jordi Cruz. No sé, es que esta frase no hace falta comentarla.

“En moda te pillan oliendo a fritanga y te echan y con razón”, dijo Josie. Los churreros no pueden desfilar en Cibeles, ahora lo sabemos. Y alegó: “oler a fritanga es una forma de protesta, porque no tienes por qué“. Eso es, en formas de protesta está ponerse delante de un tanque, lanzar cócteles molotov y oler a fritanga y sólo con la última se doblegan gobiernos.

2 comentarios

  1. Dice ser El del fondo

    Gente absurda

    16 septiembre 2020 | 10:32

  2. Dice ser Yo

    Que ganas de cargarse un formato que era medio interesante

    16 septiembre 2020 | 10:57

Los comentarios están cerrados.