Hacer daño sin que te demanden, o el mal del colaborador de cotilleo malo, en ‘Supervivientes’

José Antonio Avilés, hablando bien de alguien… ah, no. (FOTO: TELECINCO)

Anoche no emitieron Supervivientes, sino una versión del programa que se llama Superhirientes. Entre la prueba de recompensa, que obligó al médico a entrar en cuatro ocasiones y a que el programa se fuera a publicidad, el vídeo de Ana María que estuvo a punto de ahogarse e Ivana con las manos abrasadas, eso fue un sinvivir. Literalmente.

En esa gala la gente se hacía más daño que en una guerra. Los holandeses viendo llegar a los Tercios con ganas de degüello estaban más seguros que esta gente haciendo pruebas en la isla. Pero si hay algo dañino es una persona que inventa cosas, que tergiversa, que cuchichea y que busca el mal rollo con ansia enfermiza. ¿Hablamos de…? Sí: José Antonio.

Pero antes de nada: ¿Sabéis qué te hace sentir más seguro que llevar catorce airbags? ¡Seguirme en redes! Las tengo homologadas por todos los organismos de seguridad habidos y por haber: Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Y vamos con el resumen de la gala, amigas y amigos.

Jordi salió al plató mandando que la gente se sentara. Si llega a tener bigote y una pistola no le hacen más caso. Iba a comentar algo de su atuendo, pero es que Jordi González con la ropa arriesga menos que una vieja jugando al bingo con garbanzos.

Por contra, Lara iba muy guapa, con un biquini negro muy mono, del medio del cual le habían colgado un puñal como para matar búfalos de un tajo. Con eso colgando ahí no te puedes sentar porque a la que te echas un poco para adelante te haces el harakiri.

Anoche hubo dos protagonistas: las lesiones y José Antonio Avilés. Y las lesiones eran la parte buena.

Este muchacho se está portando en el concurso mal. Mal. Está siendo más toxico que beberte un termómetro de mercurio.

La primera de las broncas destacables de la semana la ha tenido con Elena. Y digo de las destacables porque a este muchacho hay que categorizarle las broncas para que no se junten unas con otras.

“Que te vayas a la mierda, que no te metas más con mi aspecto físico, diciéndome que si parezco no sé qué o no sé cuántos […] me has dicho que tengo el culo de Karmele Marchante“, le chillaba Elena en un vídeo, porque José Antonio siempre tiene una crítica para cualquier ser humano del planeta. José Antonio llega a conocer a Cristo y le saca defectos.

– Uuuuy, pues tres días ha tardado en resucitar, a saber qué habrá estado haciendo. Seguro que no estaba muerto ni nada.

Y ese mismo principio lo aplicó a Elena: “Teatro, teatro, teatro, teatro, teatro, teatro, teatro, teatro, teatro, teatro, teatro, teatro, teatro”, le dijo José Antonio a Elena. Sí, tampoco es que se curre mucho los argumentarios. “Te he querido pero ya sé lo que eres, estrategia”, le recriminó. Los amores de José Antonio duran lo mismo que un pedo en un tornado.

Y es que, además, José Antonio es como el dueño de una fábrica de armas: la paz y la concordia le vienen mal. Si no hay bronca no sabe vivir. A José Antonio le abandonas en el mundo de los Teletubbies y le dan ataques de ansiedad.

– Oye, Po, ¿sabes que Laa-laa va hablando mal de ti y que Tinky Winky se va dando abrazos frotando cebolleta a Dipsy? ¿¡¡POR QUÉ NO TE ENFADAS, PO, PORQUEEEEEEEEEEEE!!!? ¡AAAAARG! ¡¡ODIA, PO, ODIAAAAAAAAAAAAAAAAA, HOSTIA!!

Y así.

Vídeo: José Antonio comiéndole la oreja a Barranco y a Elena sobre quién iba a nominar a quién. Por supuesto, sembrando discordia entre el uno y la otra. Y es que José Antonio sembrando discordia es más eficiente que Don Simón plantando naranjas.

“En la playa le echas muchos cojones a Nyno y en la palapa no le has echado ni la mitad, te has echado para atrás“, le dijo también José Antonio a Fani. Joe, claro, es indignante que Fani no le mordiera la yugular a Nino. José Antonio es de los que va al circo romano y siempre pide que el gladiador que gana mate al otro.

A Fani, después de la última gala, esa en la que ella y Rocío (pero nadie se acordó de Rocío, caramba, por qué será) la pusieron a parir, hasta tal punto que yo creo que las ondas de mal rollo hicieron que le diera un soponcio.

Se mareó y tuvieron que tumbarla y atenderla. Jorge, al que Fani había tachado de tramposo y ladrón, fue el que se preocupó de ella y le dio conversación y trató de que estucviera cómoda mientras llegaba el médico. Y con él, Ferre.

Mientras, José Antonio pasaba como de comer mierda. Mientras su amiga se encontraba como el culo él estaba sentado jugando con unos palitos a seis metros. Con José Antonio siempre puedes contar, pero sólo del 1 al 10. Para que te ayude si te mueres, no.

– Amigos en la salud y en la enfermedad y…

– Uy, no, no, a mí lo de la enfermedad me lo borras.

Qué cruz.

A Ferre la nominación de Barranco le sentó como una patada en los cojones. Pero no una patada normal, como una coz del caballo de Troya.

Barranco fue a pedirle disculpas y Ferre le dijo “creía que teníamos un vínculo más especial”. Ferre pensaba que los musculitos unen más que firmar una hipoteca. Y es que claro, la excusa de Barranco fue que todos los demás estaban por delante de él. No sé si jode más que te te traicionen o que te digan que eres prescindible.

Vídeo: Jorge habló con Elena. Jorge le dijo que Elena había resurgido de sus cenizas. Elena es como un rescoldo. Ella se quejaba amargamente de José Antonio y compañía. “Cuando se quejan a mi alrededor a mí me consumen. Su mierda la están echando fuera todo el rato y te la van echando y a ti, que no te quejas, y tienes que recoger su mierda”, dijo la muchacha.

La vida de Elena en Supervivientes:

bruce wayne batman GIF

Volviendo a la bronca Avilés-Elena.

Cuando Avilés se vio acorralado, metió la mano en el bolsillo, vio que le quedaban pocos escrúpulos y los tiró lejos: “Durante tres meses te has encargado de juzgar la vida de tu hija por el novio que tenía”, le soltó a Elena. “Eres tu la que decidía con quién estaba y con quién no, interesada“, añadió.

Qué buena persona que cuando se enfada se mete con tu vida personal, mentando a tu hija. Sí, José Antonio es la persona que todos querríamos tener al lado.

Lo siguiente fue José Antonio tratando de influir a Barranco en las nominanciones, para salvarse él. “Pues tonto eres, hijo mío“; le dijo porque no consiguió convencerle.

Y después se fue a hablar con Elena, para malmeterle igual con el tema de las nominaciones. JOSÉ ANTONIO AVILÉS ES IN-SO-POR-TA-BLE. Con tal de no salir nominado es capaz de vender su alma a todos los demonios que conozca.

– ¿Que José Antonio te ha vendido el alma, Belcebú? Me cago en la leche, pero si a mi también.

– ¡PERO QUÉ DICES, KALI! Si me la dejó en oferta la semana pasada…

Y así.

Al final Elena, que sí va de cara, se puso a preguntar a Barranco si la nominaría. Barranco respondió que no lo sabía (lo mismo que había dicho la noche anterior a José Antonio) pero José Antonio saltó y llamó mentiroso a Barranco. Qué cojones le importaba a él.

QUÉ GANAS DE REVENTARLE EL ÁNIMO A LA GENTE, DE VERDAD

Al final acabó enfadado con José Antonio Barranco, Jorge, Elena, los cámaras, el realizador, los garífunas de la isla de al lado y hasta una señora de Palencia que ni ve el concurso.

¿Por qué la gente sigue contándole cosas a José Antonio si lo va a utilizar en su contra cuando le salga de los cojones? Ese muchacho no me parece de fiar.

Vídeo: Rocío se puso a cantar La Barbacoa, de Georgie Dann y a mover la cabeza como si estuviera en una barra americana. Sí, es lo típico para echar un polvo inolvidable y super erótico y morboso: velas, lencería sexy, sábanas de seda y Georgie Dann cantando. Y luego que si hay gatillazos.

Y si cantamos? ¿Y si cantamos?“, iba diciendo. Rocío parecía que llevaba un pedo del 12. Yo creo que se había bebido un coco fermentado.

Pero en directo Rocío ya no estaba tan feliz. “Hoy no ha sido un buen día”, “Díselo a tu amigo Avilés…“, espetó la muchacha.

“Es que he discutido con ella, Jordi… no voy a decir por qué, porque le tengo cariño y aprecio…”, dijo Avilés. Hola, amigos de lo sibilino. Aquí Avilés diciendo que la quiere, pero que no va a contar la discusión para protegerla. O sea, dejando caer que debajo de la alfombra de Rocío hay pelusas gordas.

Avilés, dice que le tiene cariño a Rocío, pero a lo que le tiene cariño es a las entrevistas que le hace. Es contaminante y tóxico porque se encarga en meter en conflicto a todos sus compañeros“, dijo en plató Miriam Saavedra. OLÉ TUS OVARIOS, MIRIAM. TI VI A HACÉ UNASTATUA INCIMA DUN CABALLO.

“Vamos a dar una noticia que lo va a cambiar todo, que va a dejar a la audiencia y a los concursantes en shock”, anunció Jordi y yo me imaginé un movidote grande.

LOS MORTALES DESCUBRIRÁN QUE EXISTEN LOS DESVALIDOS EL MARTES“, dijo el presentador con voz de noticia tocha como de estar anunciando que en la luna hay extraterrestres y que bailan reguetón.

Buah, se me heló la sangre. ¿El asesinato de Kennedy? Noticia superflua de mierda. Los concursantes van a saber que hay expulsados aún en la isla cosa que sólo se ha hecho en las últimas ocho ediciones, qué fuerte. QUÉ FUERTE. Me dicen que han pillado a Trump tocándose con una foto de Kim Jong-un y no me sorprendo más.

Vídeo: “Barranco va a ser uno de los que cuando salga le voy a llamar y dar por saco todo el rato cuando esté mal“, dijo Avilés y Barranco puso cara de estar escuchando una condena de diez años y un día. Yo soy Barranco y cambio de número de móvil cada mes.

Y PRUEBA DE RECOMPENSA

Se llamaba ‘Triángulo sin bermudas‘. Um… han vuelto los títulos picarones a las pruebas. Ese título lo pones en un VHS y ya sabes que dentro hay una película porno de los años 90.

(Gente millenial y posterior buscando en Google qué es un VHS)

La recompensa era dormir en un colchón con sábanas y almohadas, con un desayuno al día siguiente.

La prueba consistía en atar a los concursantes de tres en tres. Luego tenían que tirar cada uno para un lado para intentar coger unas espadas que después debían clavar en unos círculos. El primero que lo conseguía, ganaba.

Yiya, Ivana y Ana María empezaron. Ni se movieron del centro.

“¡¡TENÉIS CAFÉ CON LECHE, TOSTADAS, MANTEQUILLA, MERMELADA!!”, les gritaba Lara para motivarlas. No sé por qué no le dan un buen látigo o un cocodrilo para soltarlo a ver si tiraban con más ganas.

Lara se puso a hacer como en la petanca, a medir a qué distancia estaba cada una de sus correspondientes espadas.

Y llegó el primer susto, lesión, descoyunte de la noche.

“Me estoy haciendo mucho daño en los ovarios… ¡¡No quiero parar, pero me está haciendo mucho DAÑOOOOO!!” gritaba Ana María, que tiene ahora los ovarios que no los distingues de dos uvas pasas. Cuando vea eso su ginecólogo le va a hacer fotos con el móvil.

Ana María al final de la prueba se puso a chillar que parecía un gorrino en una matanza. Pegaba unos berridos desgarrados que los pones en la celda de al lado de un preso y le dices que eso es lo que le espera y te confiesa lo que quieras.

Sueltaaaaa, no tiréis maaaas“, chillaba la mujer y eso que ya no había nadie tirando. Luego dio un poco de pena porque la pobre se puso a llorar y tuvo que entrar el médico.

Al mismo tiempo a Ivana tuvieron que ponerle bolsas de hielo en las manos, porque las tenía quemadas y tuvo que hacer la prueba con guantes. Más tarde también necesitó hielo Fani, Barranco… anoche el médico de Supervivientes usó más hielo que una lonja de pescado.

Las mediciones de Lara, que tuvo que hacer marcas con el pie a ver dónde se había quedado cada una, tenían las misma precisión que medir un kilómetro a palmos. El caso es que ganó Ana María, que se va a pasar la noche en el colchón despatarrada para que le corra el aire por la parte del bivalvo.

El siguiente turno fue para Pavón, Hugo y Nyno. Acababan de empezar y Hugo ya sudaba como la junta pasada de una tubería. Ese escape te lo cubre el seguro porque te pilla en el salón y le calas a la de abajo.

Y luego se puso a chillar. YEAAAAAAAAAAAAAAH YEHAAAAAAAAAAAAAAAAH YEHAAAAAAAAAAAAAAAAAH como si estuviera diciendo que sí en inglés y muy fuerte. Luego cambió la onomatopeya y era como si estuviera agonizando un rinoceronte, así como BRIEEEEEEP, AAAAAERGHPF, GROUUUUUMP, etc.

Poco después empezó a decir “joder, joder, jodeeer… me duele todo, boludo”. Y es que el arnés que llevaban aprieta la entrepierna. Creo que Hugo va a tener que follar estos días sólo con la puntita, porque debe tener los huevos rojos como fresones de Aranjuez.

Nyno y Hugo estaban cerca de sus espadas. Pavón estaba tan lejos que si quería llegar a las suyas tenía que coger el Metro. Si se queda un poco más lejos necesita pasaporte para llegar a sus espadas.

“¿Estáis bien? Hugo, ¿me haces un gesto, por favor?“, les dijo Lara, porque para qué tomar constantes vitales si le pueden hacer un gesto. Lara se encuentra a una persona tumbada en el suelo y le da con un palo a ver si de mueve. Uy, al tío Paco le ha pasado un tractor por encima. Paco, hazme un gesto.

– Lara, ¿cómo está la concursante?

Twin Peaks Laura GIF por Twin Peaks en Showtime

– A ver… yo creo que está muy bien, porque viene hasta con plástico protector.

– Gracias, Lara.

¿Habéis visto a Nyno empujar la espada?” preguntó Lara tras la prueba, porque había usado esos chismes para marcar las posiciones de los concursantes antes de medir. No se fía de Nyno un pelo. Y ganó Nino por tres centímetros. Luego que si el tamaño no importa.

Y VÍDEO DEL CASI AHOGO DE ANA MARÍA

La muchacha salió a pescar y logró pillar un pez. Pero con el pez en una mano y tratando de sacarlo del agua no podía nadar, y empezó a pasarlas putas.

“Que me ahogooooo, me ahogooooooooo“, decía desesperada de verdad, angustiada. Y en la playa Yiya y Pavón la miraban diciendo “parece gordo el pez…”, sin entender lo que estaba pasando. Te atragantas con una alita de pollo delante de Yiya y Pavón y en lugar de hacerte la maniobra de Maniobra de Heimlich comentan el rebozado de la alita.

“Vente, Hugooooo”, pedía socorro la pobre mujer. “Que me ahogaba, Hugo, que me ahogaba…“, le decía al maromo, que fue en su ayuda. “Veía que me ahogaba, que me ahogaba y el pescado no lo soltaba…”, añadió. JA JA JA Antes con los pulmones llenos como un botijo que perder el pez.

Ortega Cano casi se queda viudo“, reflexionó Ana María, como si el señor no se hubiera quedado viudo nunca.

“Ana María no sabe nadar y ha perdido los pieses del fondo“, explicó en plató Antonio David, dándole una patada al diccionario y a la gramática con una bota con punta de acero.

Juego: Rocío contra Elena y Fani. Igualadísimo. Elena llevaba las de ganar, de hecho, con sus cincuenta kilos de peso… Sí, es ironía. Elena se fue a la mierda en medio segundo. Fani se quedó a la espera. Rocío se puso a tirar como un buey de arar.

Las dos contra mí… ¿pero cómo puede ser? Estoy flipando en colores”, decía Rocío, sorprendida porque no la dejaran ganar. Al final estaban Fani y Elena tirando de la cuerda de Rocío que parecía que la estaban sacando a pasear.

Lo que hace una puta cama y unas tostadas“, se quejaba Rocío, como si ella estuviera tirando de la cuerda por la paz en el mundo. “Están tirando las dos”, echaba pestes Rocío. Jo, tía, qué malas que también querían ganar.

Al final Elena dio un cambio y se puso a tirar de Fani para ayudar a Rocío. Vaya bajada de pantalones. Elena vio que perdía igual y eligió ayudar a la señorita Rocío. Y claro, ganó Rocío.

Hola amigos, vamos a aprender inglés. Elena, en inglés, se dice:

basketball ball GIF by Super Simple

Y turno de Jorge contra José Antonio. Mal que me pese, José Antonio fue más listo que Jorge, porque se dedicó a esperar que Jorge se cansara y a moverle la cuerda para que se cayera. Así que Jorge se cansó seis veces más.

Pero Jorge es un maromo de los que lo mismo te levanta un tronco que te empotra contra él y logró coger una espada y meterla en su anillo. Y justo entonces a José Antonio le dio un parraque y hubo que parar la prueba e ir a publicidad. Y otra vez el médico a currar.

Y los siguientes fueron Ferre y Barranco. Ferre llevaba todo el cabreo de la nominación y se puso a tirar que le atas a una excavadora y la revienta. Los dos acabaron boca arriba y tirando el uno del otro tan cerca que como se les escapara un pie se pisaban un cojón.

A Barranco también le dio un chungo. El médico de Supervivientes trabajó anoche más que en toda su vida.

– ¡Va a entrar el médico y…!

– No, Lara, si todavía no he salido.

– Ah…

“Ivana y Hugo están desorientados y abatidos porque piensan que la audiencia no les apoya por no dejarles pasar la noche a solas”, nos avanzó Jordi. Cuando les dijeron que podrían pasar la noche y que se le había preguntado a la audiencia Hugo ya se vio con medio pene dentro. Y resultó que no. Coitus interruptus antus de tiempus.

“Nunca vi una cosa igual… en España nunca… qué fuerte, qué asco. A mí me odian“, rezongaba Hugo. Anda que si nos tuviéramos que poner así tod@s cada vez que nos hemos quedado a dos velas… “Vamos, que juntos no nos quieren”, dijo Ivana, resignada.

Vídeo: Yiya diciendo “yo no he venido aquí a hacer amigos, ni enemigos, he venido a que me dejen en paz“. Qué sociable es esta mujer. A Yiya le pasa lo de las pelis apocalípticas de despertarse y que todos los demás humanos hayan desaparecido y se lleva un alegrón.

Y AVILÉS, OH, SORPRESA, METIENDO MIERDA

Kiko, que es el novio de Sofía Suescun, le ha puesto los cuernos, según Avilés. “Que no es que sea la enciclopedia británica“, dijo Jordi. Yo, de José Antonio no me creo nada. NADA.

Antes de nada, Cristian, hermano de Sofía entró por videollamada. La conexión con Cristian era casera, casera. Como unas lentejas con chorizo de casera. Se veía el techo más que a él. Es la típica imagen que verías por la web cam de uno que está poniendo en el buscador cosas guarras.

Estaba comiéndome un bollo de chocolate“, nos informó. Nada, Cristian, como si la gala en directo no fuera contigo. Menos mal que no le apretó el vientre en ese momento, porque conecta mientras empuja.

Se le oía mal. “Es que la tele va con retarder“, explicó Cristian, que en lugar de tener una tele con HDMI tiene una tele con retarder.

11,5 kilos ha perdido el muchacho.

Y vídeo de los supuestos cuernos.

Cuando estás muy enamorada te la pueden pegar“, dijo Cristian, por decir, una noche hablando de Sofía y su amor por Kiko. Y ahí José Antonio vio la llaga en la que meter el dedo. El dedo, la mano, el brazo y medio cuerpo.

– ¡José Antonio, mira, una oportunidad de meter mierda!

– ¡¡UEEEEEEE!!

fail long jump GIF

Pregúntale a Kiko si conoce el Bar el Jamón… como hace dos meses… BUENO SI YO TE CONTAAAASEEEEE”, dijo Avilés, llenándosele la boca.

Tú madre no le quiere y si tu madre no le quiere, es por algo“, fue el argumento de José Antonio. Y ya. Para José Antonio las pruebas son los padres. Para José Antonio ‘contrastar’ es llenar un trastero con trastos.

Por encima de todo, José Antonio es cobarde. Es El mal del colaborador de cotilleo malo: no dices nada, pero insinúas, para que no te demanden, pero lo justo para hacer daño, hacer ruido y que te llamen otro día para ir a la tele. LAMENTABLE. La cualidad necesaria para llevarse bien con José Antonio es la credulidad.

Mi madre adora a Kiko“, dijo Sofía en plató. “Kiko y yo ni nos separamos un momento, José Antonio no para de inventarse historias”, añadió la muchacha.

Y así como Cristian hizo su conexión como si viniera de buscar cobre, Vicky hizo la suya vestida como si viniera de una boda yeyé. Se había emperifollado con un esmero que si va el rey a darle mano se pone menos elegante. Y se lió a dar un discurso motivacional que a mí me dieron ganas de salir a la calle a gritar ilusionado.

Y se acabó lo que se daba, amigas. ¡Se os quiere!

2 comentarios

  1. Dice ser Yo

    Ana Maria es una gran teatrera como chillaba en la prueba para que las demás no siguieran tirando, pero cuando la estaba atendiendo el medico que pendiente estaba de decirle a Lara cual era su marca…. Teatrera
    Que hay de malo en que Elena que sabía que ella no iba a ganar ayudara a Rocio que es la que llevaba más ventaja y la que tenía más probabilidades… eso es ser buena compañera

    30 marzo 2020 | 10:02

  2. Dice ser Mariaa

    Gracias por el blog. Tienes razón con la ropa de Jordi, mira qué es soso este hombre, a mí es que no me gusta no lo puedo remediar.
    Lo de José Antonio ya no tiene ni nombre.
    Creo que lo más reseñable fue que haya desaparecido la Belén, esto se merece un aplauso.
    También estoy encantada con que hayan llevado a Miriam. A mí me gusta mucho.

    Por cierto, creo que después de lo que pasó la última vez les habían dado un toque de atención … la Sofi estuvo correcta já

    30 marzo 2020 | 10:18

Los comentarios están cerrados.