El ‘palmeroning’ llega a Supervivientes, con Hugo e Ivana desatando su pasión durante la noche

Rocío, que flores no, pero casi hace pinos. (FOTO: TELECINCO)

Hay sitios a los que hay que ir con las cosas ya hechas. A clase con los deberes, a un picnic con los filetes empanados y a una gala de Supervivientes con el vientre ligero. Porque si no te puede pasar como a Rocío Flores, que nada más empezar la gala de anoche tuvo que salir corriendo en medio de una conexión porque tenía al ratón asomando el hocico.

La gala de anoche de Supervivientes vino marcada por las necesidades fisiológicas básicas, porque Hugo e Ivana se han conocido en el sentido bíblico de la palabra. Y da igual lo que nos hayan vendido las películas. Entre los castigos divinos están los diluvios, convertirse en estatua de sal y el fornicio playero.

¿No estáis de acuerdo? ¡Decidmelo por las redes si os atrevéis! O seguidme, así, a secas. Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

El caso es que el tema del conejeo en exteriores fue el tema con el que abrimos la gala. Salió el presentador y dijo: “Ivana y Hugo no han podido resistirlo más y PATAPÁM“, dijo Jordi González, que no sabías si habían follado o se habían arrojado de lo alto de un campanario.

“Ha habido sexo bajo las estrellas”, añadió y no porque copularan en el sótano del museo de cera, sino porque era de noche cuando se metieron debajo de una manta que tenía más porquería que el rabo de una vaca. Haciendo cochinadas en esa manta no te coges una ETS porque a las ETS les da asco estar en esa manta. Ese pedazo de tela cochino te cura la gonorrea.

Lara iba vestida como un homenaje a Xena, la princesa Guerrera. Lo que pasa es que no le iba mucho el atuendo con el tiempo, porque se la notaba que estaba más helada que el fondo de un congelador. “Es la primera vez que os puedo decir que aquí en los Cayos Cochinos hace frío“, dijo la pobre, que en ese mismo momento la llevas a una discoteca y en lugar de pedir un cubata pide un caldo caliente de pollo.

Fue entonces cuando vimos las primeras imágenes del metesaca de Hugo e Ivana. Digo la primera porque nos las pusieron doscientas quince veces durante la gala. E insisto y os digo ya que enterrar la hortaliza en el bancal de una playa es lo peor de lo peor. Arena por todos los lados. Acabas que parece que te han lijado el pene / vagina. Te dejas las gónadas que te las pueden barnizar sin tapaporos ni nada.

El caso es que Hugo es súper pasional. Ah, no, me informan por el pinganillo de que no, que daba unos empujoncitos que parecía que estaba meneando una olla para hacer pil-pil. Creo que lo de “empotrar” no lo coge. A Hugo le dices “armario empotrado” y sólo entiende lo de armario. Hay más pasión en una orgía de caracoles.

Y nos fuimos a ver a las desvalidas. Yiya hizo su comentario de calidad hablando sobre su dedo herido: “Tengo el dedo recosido como un morcón”. Gracias Yiya, devolvemos la conexión.

Vídeo: Los siervos se pusieron a buscar leña. “Jorge, vente conmigo que tengo un tronco gordo“, dijo José Antonio.

Youtube Look GIF by Rosanna Pansino

Cómo da de sí el tema de la leña y la foresta para las analogías guarrindongas, como “¿Si yo no hago corcho por qué tengo este alcornoque?” o “tengo la rama que se puede poner un columpio”, son algunos ejemplos.

– Tengo el plátano que parece de Canarias.

– ¿Por las manchitas?

– No, por lo sabroso.

Y así.

El caso es que Jorge fue a agarrar una rama, pero no, era una tarántula. Jorge ve por la noche igual que un gato. Que uno de escayola. Jorge una vez estuvo llevando debajo del brazo un cocodrilo porque pensaba que era el bolso de su madre.

El caso es que capturaron a la tarántula y la liberaron unos metros más allá. Cojonudo. Bien por lo de no matarla, pero como solución soltarla a tu lado en medio de la noche es un poco rara. ¿Quieres estudiar unas oposiciones? Puedes tomar café o soltar una tarántula a pocos metros. Eso te despeja de la leche.

“Anoche hubo un problema con las esterillas y se echaron unos cuantos contra mi, por alguna mentirijilla de José Antonio”, se quejó Cristian en directo. El nivel de popularidad de Cristian en la isla no está bajo, está haciendo prospecciones petrolíferas. El día menos pensado en la playa aparecen unos radicales sospechosamente en biquini, con la cara tapada y quemando fotos de Cristian.

La última bronca vino por el reparto de las esterillas y las posturas para dormir.

“Es que Cristian dice que no puede dormir rozándose con un compañero porque él no duerme rozándose ni con su novia”, nos contó en directo José Antonio. Más allá de que de José Antonio no me creo ni la hora, ser la novia de Cristian debe ser duro. Le dices de hacer la chucharita y se desmaya.

La versión de Cristian era otra: “José Antonio quiere dormir con Rocío y quieren abarcar una esterilla y media y…” fue en ese momento en el que Rocío salió echando hostias del plano.

Jordi en el plató, sorprendido, la llamó y le dijo que volviera. Rocío volvió y estaba más blanca que una cara de Bélmez recién encalada. Además, tenía un curioso meneo y postura de estar apretando el culo como para prensar uvas.

Es que estoy mala del estómago”, explicó sutilmente Rocío, que no se cagó en directo de puro milagro. De hecho, sí que cagó en directo, porque Jordi le dijo que fuera y ella salió corriendo en busca de unos matojos donde evacuar. Rocío dejó la selva como el que abona con una escopeta.

¡Mírala Jordi, que va corriendo que no puede!“, dijo José Antonio porque es un gran amigo y no dudó en destacar que su amiga se iba de vareta.

“Quiero que os subáis todos a la barca… Rocío cuando termine también”, dijo Jordi, magnánimo. No te jode. No se va a subir a la barca con el culo fuera de la borda, dibujando estelas en el mar.

Y de ahí nos vamos al tema de la coyunda de Ivana y Hugo. “Han tenido una conversación picante”, dijo Lara. Eso picaba lo mismo que un vaso de leche.

Hugo le dio a Ivana un rosario. “¿Te lo vas a poner? Te lo voy a romper esta noche”, le dijo después. Ivana se veía ya con una cadera de titanio después de que Hugo la reventara y le dijo “vamos a ir despacio“. En la mente de Ivana se veía follando con una taladradora de las que hacen las zanjas para meter la fibra óptica.

Pero resulta que Hugo mete el ciruelo como si estuviera restaurando un cuadro de Veláquez, despacito, con cuidado, leeeeento. Generaciones enteras nacen y mueren entre que Hugo la mete y la saca. A mí me hacen eso y al tercer empujón me he quedado dormido.

Respecto al tiempo de ejecución, no lo sabemos, porque era un vídeo editado, pero tampoco estaba amaneciendo cuando acabaron, precisamente.

Tras culminar, al menos Hugo, el muchacho dijo orgulloso: “te doy más fuerte, ¿eh?”. No, no le des más fuerte, no sea que Ivana lo note.  Qué poca sangre, muchacho. Qué deSpacio. Hugo cuando ve porno lo pone a cámara lenta.

video looking GIF

Capítulo aparte merece Ivana, que… pasión, pasión, tampoco es que demostrara. Estos dos pueden follar en un minuto de silencio sin que nadie les oiga. Vale que no follando no gimas ni chilles, pero al menos un ligero silbido que lleve a pensar que respiras y estás viva o algo. A la muchacha le tomas el pulso en medio del polvo y te dan las mismas pulsaciones que una patata cocida.

Cambio de tercio. Fani no cuida el fuego por la noche porque le gusta dormir del tirón. No como a los demás, que nos gusta que nos despierten en medio de la noche con una patada en las costillas.

“Yo es que cuando duermo, duermo, no me entero, y lo advertí”, dijo Fani, que cuida del fuego peor que Liam Neeson de sus hijas, que se las secuestran cada dos por tres. El caso es que la excusa de Fani es cojonuda: “lo advertí”.

– Tengo los ovarios como sandías, no me levanto a echaros agua así estéis ardiendo y tenga un extintor a dos centímetros. Os lo advertí.

– Fani, es que estoy ardiendo, joder, ayuda.

– Lo-ad-ver-ti.

Más cosas. Como este año no hay un súper famoso se han buscado uno. Se supone que es la hija de Antonio David. “Rocío, lo que te pasa es que eres el pez gordo de la edición“, le dijeron, algo que a ella no le gustó. Justificaron lo de “pez gordo” porque es nieta de Rocío Jurado. Joder, qué CV, qué méritos más directos. ¡¡ERES EL PEZ GORDO PORQUE UNA VEZ HICISTE PIS EN UN VÁTER QUE HABÍA USADO EL MAYORDOMO DE ROCÍO JURADO!!

Lo cierto es Rocío trabaja menos que el cortauñas de Rosalía. Pero eh, que nadie se meta con ella. En el plató había nada menos que tres defensores de Rocío: su padre, su mejor amiga (y tía) y su tía abuela. El día que Rocío se case va a tener menos familiares que en la gala de anoche. En ese plató sólo faltaban un par de pitbull que mordieran a todo el que criticara a Rocío.

A mitad de gala se puso a llover a cántaros así que se tuvieron que mudarse a la palapa. Bien por Lara, que estaba a punto de empezar a perder dedos por la congelación.

Los desvalidos hicieron su prueba de recompensa. El premio era un bocata de calamares que llevaba tantos calamares que no queda un solo caladero de calamares en todo el hemisferio sur. La prueba iba de mantener con el pie un balancín al cabo del cual había una vasija que debían mantener intacta. Fuera llovía que daba miedo. Eso no era llover, eso era el tirar de la cadena de Dios.

Para hacer más compleja la prueba tenían que poner un brazo en alto y parecía que estaban esperando a que llegara Hitler. Luego tuvieron que poner los dos brazos a los lados, como en la técnica de la grulla. Sólo faltaba el señor Miyagi. Por último tuvieron que cerrar los ojos. Pavón hacía unas trampas tan grandes que se podían cazar osos con ellas. Yiya tiene un equilibrio que la pones encima de un toro de rodeo y el toro se cansa y Yiya está encima con un vaso de agua sin derramar. Ganó ella.

Bronca por la leña.

Ana María se lió a echar leña a la hoguera como si fuera a fundir metales y tuviera un alto horno. Y se quedaron sin nada que quemar, excepto el tronco en el que se sientan a mirar al mar. Era un tronco que estaba mojadísimo. Ese tronco se lo echas a la Biblioteca de Alejandría y no se quema.

“Que en una sola noche eche toda la leña… no puede ser“, dijo Fani. JA JA JA JA La madre que la parió. Ella, que no se levanta a echar leña, se pone a criticar a los que sí lo hacen.

Conexión con Bea, la expulsada. “Lo mejor que me llevo de Supervivientes son las estrellas y los atardeceres“, dijo Bea, que no le bastaba con llevarse las toallas y el albornoz como todo el mundo. Están en Honduras todo cabreados porque les faltan dos constelaciones. Ya verás como pillen a Bea con eso en la aduana.

Y Bea se vio en el espejo. “Tengo las cejas como dos gatos tumbados”, dijo. Las tenía que parecía que se le había tumbado Luis Tosar.

Y el grano éste que estaba deseando vérmelo“, añadió, por un grano de la cara. Bea echa de menos ver a su familia y a los granos grandes. Ha perdido 3,8 kilos.

Bronca con Elena y… ¡¡JOSÉ ANTONIO!! Qué sorpresa, José Antonio metido en una bronca. A José Antonio le pones una valla alrededor y tienes una fábrica de broncas.

A José Antonio le haces cualquier reproche y se te echa al cuello. Drácula fue una vez a morder a José Antonio, pero como antes le dijo que no le gustaba el color de su jersey, acabó José Antonio mordiéndole la yugular a Drácula.

“Yo no he ido a buscar el enfrentamiento”, dijo después. Los cojones. Lo buscaba como un cerdo trufero de los enfrentamientos. José Antonio tiene un radar para las broncas. Te puede compartir por whatsapp el posicionamiento de todas las discusiones que haya en 100 km a la redonda. ¿Os acordáis de la peli La vida de Pi, en la que un niño tenía que vivir con un tigre en una barca? Pues esa convivencia era fácil al lado de convivir con José Antonio.

Y prueba de recompensa. Lo mismo de los balancines pero por parejas. La mayoría miraban al frente sin parpadear. José Antonio, al que le tocó Elena (ME DESCOJONO) miraba la vasija con una concentración que daba miedo. Creo que estaba pensando en montarle una bronca al pobre florero.

Durante la prueba vimos la pierna tensa de Jorge. Eso no es una pierna, es un catálogo de músculos. Tiene una pierna que parecen tres jamones tratando de subir a un árbol.

Tapad los ojos a vuestro compañero“, dijo Lara. JA JA JA JA y lo hicieron, pero todos dejaron la mano tan abierta que se veía mejor que por el parabrisas de un autobús.

“Cerrad los ojos”, dijo después Lara, pero excepto Jorge y Alejandro, los demás hacían trampas abriéndolos cada dos por tres. Lo de Cristian y Rocío era ya un canteo. Y claro, al final tuvieron que descalificarles. Y Rocío puso cara de “¿por quéeeeeeeeeeeeeeeeeeee? Y la muchacha, encima, no dudó en echarle la culpa a Cristian.

Ganaron Jorge y Alejandro. “Más que el bocadillo es la sensación de saborear la victoria“, dijo Jorge, pedante como él solo. JA JA JA pues nada, tú te comes la victoria y yo el bocadillo. Así está el jodío, comiendo todo el día victoria, que no engorda nada. Cuando los apios quieren hacer dieta comen victoria.

Como Rocío no había pillado comida, José Antonio se quejó y Elena estaba llorando, a Lara se le enterneció el corazoncito y dijo “Jorge, Alejandro, ¿me dejáis darle un calamar a vuestros compañeros?“. Madre mía, Lara es como tu abuela, que te ve siempre delgado y quiere que comas. Y sí, les dieron un calamar a cada uno. A lo puto loco. Una sala de engorde era eso.

Turno para los mortales. Fani llevaba en el pelo algo así como un lacito de cuerda, pero era lo más parecido a una cagada de paloma que he visto en mi vida.

Ana María cerró los ojos y tenía menos equilibro que un borracho en un vuelo con turbulencias. Otro que tuvo problemas fue Nyno, porque les pidieron que estiraran los brazos hacia arriba, pero como los tiene tan musculados que parecen una colección de cojines, pues no podía subirlos del todo. Ese tío para rascarse la espalda tiene que frotarse con un árbol.

El caso es que la cosa empezó a hacerse ya pesada, porque no se caían las vasijas de nadie. Así que al final les dijeron que si todos aguantaban podría compartir los bocadillos. Y así fue. Alborozo general.

Otro vídeo de Fani, que se está ganando enemigos rápido. “Yo no voy a tener cuidado por si a alguien le molesta, es que si no, no sería yo”, dijo Fani en un vídeo.

Cómo me ha atufado siempre ese tipo de razonamientos. “Yo no voy a dejar de atropellar viejas con mi camión, es que no sería yo”, “No voy a tener cuidado con la dinamita por si alguien explota, no sería yo” o “si mi hobby es empujar a gente al paso del tren no lo voy a cambiar, porque yo soy así”, van en esa línea.

Vídeo: Rocío decidió irse a buscar a Fani para pedirle explicaciones por ponerla a parir a sus espaldas. “Yo nunca he hablado de ella por detrás”, dijo Fani, pero sí que lo ha hecho. JA JA JA Y matizó: “Poner a parir a una persona es insultar y hablar mal y feo”, se excusó Fani, que ha puesto a parir a Rocío, pero a parir no un bebé, la ha puesto a parir camadas enteras.

Nota: ¿Soy yo o Rocío se pasa el día agarrándose las tetas? Es como si quisiera comprobar que siguen ahí. Hazme una perdida que no sé dónde he dejado las domingas.

Total, que al final Rocío acabó gritando “¡¡Para mentir tienes que tener las patas muy cortas!!”. A tomar por culo el refranero. No sabéis lo difícil que es ser jugador de baloncesto, que como tienen las patas largas no pueden mentir.

– ¿Cariño, esta ropa me hace más gorda?

– Sí.

Esa gente tiene una tasa de divorcio altísima.

Ha sido el cumpleaños de José Antonio. Joder, vale ya. ¿Es que nadie cumple en octubre, coño? ¿No van ya cuatro cumpleaños en lo que llevamos de concurso? Esta gente ha falsificado el DNI para comer tarta fijo. Os hablan mi envidia y mis ganas de comer tarta.

“La gente que me conoce se conoce que soy antipática y borde, pero en realidad soy tímida“, dijo Rocío Flores. Sí, eso mismo le pasa a Hulk, que es tímido.

– Paco, ¿qué haces pegándole a ese señor?

– Le estoy mostrando mi timidez, Puri.

Y así.

En esta gala se han superado todas las barreras entre Supervivientes y programas del corazón. Ya no sólo nos tragamos publicidad y que vayan todos los de Mujeres y Hombres y Viceversa, es que además hablaron de no sé qué había dicho Amador Mohedano en el Sálvame, lo que había dicho la madre de Rocío en una rueda de prensa… QUÉ ASCO.

“Los supervivientes han recibido un poco de ayuda del pirata Morgan, que era cebo para pescar“, nos contó Jordi. La edición más extrema, ojo. Les dieron como un kilo de boqueroncillos. De hecho, en lugar de usarlos para pescar, se dedicaron a comérselos. La próxima remesa de cebo se la dan ya pasada por harina y bien frita con un poquito de limón por encima. Y una caña fría, que a los peces les gusta.

Y es que están siendo unos auténticos desastres para pescar. Los Cayos Cochinos son el lugar del planeta más seguro para ser pez. La esperanza de vida de una dorada allí es de 70 años.

Y se acabó lo que se daba, amores. ¡Buen lunes!

2 comentarios

  1. Dice ser Le71

    En el plato si que estaba el Pitt bull que criticaba a Rocio y es Belen Rodriguez, la amiguita de su madre y de Fidel

    09 marzo 2020 | 10:47

  2. Dice ser Mg

    ¿¿¿MaLLordomo???? Aunque sea utiliza el corrector ortográfico…

    09 marzo 2020 | 12:13

Los comentarios están cerrados.