Su novio… Chungo, pero nadie tuvo valor de decírselo a Dakota en el directo de Supervivientes

Dakota, bajo la uña, cacota. (Foto: Telecinco)

El señor que le dijo a Darth Vader que la estrella de la muerte iba retrasadilla y que murió estrangulado por hacerlo preferiría decirle “me cago en tus muertos” a Darth Vader que decirle a Dakota “eres soltera”.

Y por eso Dakota ayer se fue del plató de Supervivientes pensando que aún tiene novio. O que todo iba bien. Pero no. O eso parece, porque todo el mundo lo daba por sentado, por más que el padre de Dakota protegió el secreto que ríete tu del secreto de las pirámides. La verdad es que la chiquilla me da pena.

Pero lo veremos más adelante. Si queréis saber cosas íntimas yo prácticamente (de hecho, sin prácticamente) me desnudo en mis redes sociales: Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Vamos con los que aún están en la isla. Mónica ha iniciado su guerra final contra el mundo. Y en este caso el mundo es Omar, al que tacha de falso. “¿Tú te acuerdas cuando me venía a coquetear? Que era más falso…”, dijo del muchacho.

Mónica lo dice como si ella no le hubiera seguido el juego, que al inicio del concurso y con tal de tener un vídeo Mónica habría atendido los requerimientos de Omar aunque éste hubiera querido lactancia materna. Se saca la teta y lo amamanta allí mismo.

Y Omar también rajó de Mónica: “Ni que fuese ahora Beyoncé“. A ver, Omar, que vienes de salir con Chabelita, que muy de exigir tampoco eres.

El pirata Morgan le mandó un pergamino a Pantoja, donde le decía que “los meses que has pasado en el concurso te han hecho crecer“. El concurso es como la leche enriquecida en calcio. A los niños bajitos en lugar de darles hormonas les van a pagar un viaje a Honduras. Te vuelven los retoños que parecen Pau Gasol con tacones.

Pantoja ha perdido 9,5 kilos, “claro reflejo de tu esfuerzo”, decía el Capitán Morgan. Bueno, o de que Chelo no se esforzó lo suficiente. Cada uno de esos nueve kilos son una puñalada en el corazoncito cuidador de Chelo.

Y la vimos mirándose al espejo. En un vídeo, sin conexión en directo…

“Uy, qué delgada estoy, los huesos dios mío, cómo me he quedado“, exclamaba, que le pones ese audio a Paris Hilton después de ir al gimnasio y cuela.

Pantoja dijo lo mismo que uno que se quedó dormido tomando el sol con medio cuerpo apoyado en las vías del tren: “Me he quedado sin piernas“.

Me veo la cara huesuda, pequeña“, valoraba. Sí, Pantoja, cadavérica, ahora puedes protagonizar Coco II.
“El cutis bien, todo bien…”, se decía a sí misma. Pantoja piensa que Autocrítica es una autoescuela en una zona barrancosa.

De lo primero interesante de la gala fue que la prueba de líder la ganaron Fabio y Albert. Como recompensa tenían una lasaña como para dar de comer bien a unas cuantas personas. Más o menos, como las que caben en el Bernabeu.
No puede llevar más queso, ni más pasta ni más…“, decía emocionada Lara. Joder, es que en esa lasaña había metidas más vacas que en un anuncio de Central Lechera Asturiana.

El caso es que Albert y Fabio se la podían comer sin manos, en un espectáculo que le revolvería el estómago a un cerdo. Después, dejaron que los compañeros que habían perdido comieran lasaña… de los restos de la barba de Fabio y Albert. Ahí el cerdo ya vomitaba como un descosido.

Vídeo: Albert y Mónica lloraban por la marcha de Isabel Pantoja. Pero aunque parecían de pena en realidad eran esas lágrimas que sueltas cuando los Reyes Magos te traen lo que has pedido.

Chelo y Pantoja se reencontraron en la habitación de hotel donde está la tonadillera. O ha estado. O yo que sé, pero ha pasado más tiempo ahí dentro que en Cantora.

“Me voy muy contenta porque creo que hemos un buen concurso las dos“, le dijo Chelo, que le habría dicho a Pantoja que ha hecho un buen concurso aunque Pantoja se hubiera dedicado a quemar la selva y practicar ritos satánicos descuartizando iguanas.

“He superado las crisis que he tenido”, destacó Pantoja. Ayudó que cada vez que tenía una crisis le proporcionaban la llamada de un familiar, o una visita a la al hotel mientras se lo pensaba, o aparecían latas de comida…

Las crisis de Pantoja son como pedidos online. Esta mujer se coge un disgusto y tiene entrega en 24 horas. Amazon va a copiar el sistema de Pantoja y ahora en lugar de comprar cosas on-line se van a comprar on-crisis.

Pantoja también se reencontró con Dakota y también en la misma habitación de ubicación desconocida. Es más fácil encontrar una cárcel secreta de la CIA que esa habitación.

Se supone que Pantoja se va por problemas de salud, pero eso da igual. “Muy mal, Isabel, tenías que haber aguantado”, le dijo Dakota, que si se encuentra a Julio César lleno de puñaladas después de la traición de Bruto le dice “pero muy mal, César, tenías que haber aguantado”.

“Me siento ganadora”, dijo la Pantoja. Y yo me siento Miss España, no te jode. Ah, venga, vamos a jugar a sentirnos cosas que no somos. Las grandes rebajas del sentimiento.

– ¡Me siento ganador, me siento ganador!

– Capitán, han matado a toda la compañía y nos están interrogando con brasas en los pies.

– ¡Ganador, ganador, que he llegado hasta aquí!

Y así.

“La fiesta que nos vamos a montar”, le decía Dakota dando saltitos, porque lo primero que va a hacer cuando llegue a España es mirar biquinis para la piscina de la finca de Cantora. Bueno, eso y una desbrozadora para hacerse el bigote.

Es curioso, porque para la mayoría de los sitios tienes que sacar entradas en tiketmaster y pagando en euros, pero para Cantora se sacan en tiketesclaver y se paga con peloteuros.

Las conexiones desde la habitación del hotel. Los reencuentros desde la habitación del hotel… empiezo a pensar que la Pantoja es como los niños de Los Otros: no le puede dar el sol. A lo mejor los niveles que tenía altos eran los de la fotofobia. O eso o le ha mordido un murciélago y se ha convertido en vampiro. Entrevista con la Pantoja. En los mejores cines.

Volvimos al directo. “No le doy la mano porque tiene los dedos más gordos que los míos y seguro que me destroza”, dijo Sobera del padre de Dakota. ¿Pero querías darle la mano o pedirle que te buscara algo dentro del ano, muchacho? Qué complejo con el tamaño de verdad. ¿De qué sirve un dedo gordo si no es capaz de ponerse duro?

Sí: es una metáfora de penes y dedos. Soy sutil como escupir en la cara como muestra de descontento.
En una de las pausas vimos que, a modo de anuncio, habían sentado a la muñeca de Annabelle a ver la gala entre el público. Varias consideraciones al respecto:

1.- A la mujer de Chelo la hacen cambiarse porque el color morado da mala suerte, pero tener una muñeca poseída en el plató está bien. Y la gente usando patas de conejo, cuando puedes tener un muñeco poseso y asesino en casa al lado de los décimos de lotería.

2.- Ponen a Annabelle a tragarse cuatro horas de comentarios de Oriana. Normal que la pobre muñeca adquiera ganas de hacer daño a la gente.

Vídeo: Mónica tiene la sensación de que la excluyen del grupo. No, Mónica, lo que pasa es que te quieren tanto que el contador llega a 9999999999 y se pasa y se pone a cero y entonces no te quieren.

Has quedado bien con todo el mundo durante todo el concurso“, le reprochó Mónica a Omar, como si llevarte bien con la gente fuera algo malo.

– Era un cabrón, un hijoputa, merecía morir por las tropelías que cometió.

– Joder, ¿y qué hizo?

– Quedaba bien con la gente.

– (Desmayo del interlocutor por impresión ante semejante barrabasada)

Un error típico de quienes van a Supervivientes es considerar que eres un falso si alguien te caía mal y después ya no. Para los colaboradores y concursantes aún deberíamos estar matando franceses y degollando guiris belgas.

Fabio metemierda. Pero metemierda que le dices que te llene un camión de abono y antes de que hayas acabado la frase está el camión de mierda hasta arriba.

Le dijo al grupo que empezaran a comer sin esperar a Omar, porque “Omar estará comiendo kebab” con Albert.
Y Mónica dijo “ah, claro”.

Y como a Omar le sentó mal, Fabio se fue y le dijo: “Mónica ha dicho que empezáramos a comer porque tú estarías comiendo”.

JA JA JA JA JA JA

En dureza están el acero, el diamante y la cara de Fabio, que puede rayar a los otros dos. Y se montó un cipostio de padre y muy señor mío entre Mónica y Omar. Y Fabio siguió comiendo como si nada, mientras los otros dos se mataban. Creo que la Segunda Guerra Mundial la provocó Fabio un día que quería merendar.

En Cayo Paloma incluso se recupera peso“, dijo Colate en directo sobre la nueva ubicación de los concursantes. De hecho, cuando le pusieron el nombre a la isla dudaron entre Cayo Paloma o Cayo Tocino.

Broncas puntuales aparte, ahora en la isla están todos a partir un piñón. Se aman. Hace unos días se habrían puesto cicuta en el café los unos a los otros, pero ahora son todo abrazos y terapia de grupo.

En el plató Sobera tuvo que pedir una manta para Oriana, porque tenía frío. Y es que el vestido de Oriana tenía poca tela. Muy poca. Si los vestidos se compraran al peso a Oriana vestirse le salía a devolver. Oriana puede poner su ropa a lavar en una sola colada. TODA LA ROPA. Total, siempre usa vestidos que le llegarían por la rodilla a un Baby Born.

Hay que ser pivón para estar guapa con esta manta tan fea encima“, dijo Oriana, que es muy agradecida y cuando le dejan algo para no morirse de frío encima le parece feo. Oriana necesita un trasplante de riñón y lo rechaza si no le hace juego con el otro. Oriana y los valores, esa relación de odio.

“A mi si me entran con poesía ya no me entran… a mi me gustan más los científicos“, dijo Mahi sobre su prototipo de hombre. Porque a ella le dices un poema y bah, pero le dices la fórmula del polietileno y moja las bragas.

“Tú no has visto un laurel en tu vida”… le dijo la muchacha a Omar, porque trajo unas hojas que no sabían qué eran, pero que igualmente le echaron a la comida. “Más de una, que si no, no da sabor“, dijo ella, insisto, sin saber qué eran.

Si de Omar y Mahi hubiera dependido la raza humana se hubiera extinguido envenenada. Estos dos en japón pedían pez globo, pero la parte venenosa.

Colate le tiró los tejos a Oriana en directo. Lo que pasa es que Colate coquetea con cualquier mujer. Su único requisito es que esté viva. O que lleve poco muerta, incluso.

En la isla se estuvieron poniendo las pelucas de Mahi. Ahora se han hermanado. ¿Por el aspecto, por las risas? No, por las colonias de piojos, que son todos parientes en las distintas cabezas. Esa peluca tenía más uso que el pomo de la puerta del metro.

Me voy a comprar una peluca“, dijo Albert tras la experiencia. Y así es como uno se hace Drag-Queen.
Fabio dijo que se parecía al capitán Jack Sparrow. Sí, al doble de las escenas de riesgo que salieron mal. Omar con la peluca es el puñetero Bob Marley. Bob Montes.

Y vamos con Dakota y su shock amoroso:

Al padre de Dakota le preguntaron por el novio de Dakota, que al parecer la ha dejado sin esperar a que volviera y sin saberlo ella, claro. “Las intimidades de la vida familiar se cuentan fuera de un plató“, dijo Paco, el padre. JA JA JA JA ¿Habéis visto ese resplandor? Era la cabeza de Belén Esteban explotando al oír eso.

Y llegó al plató Dakota.

Su padre la recibió en medio del plató y con los brazos tan abiertos que no sabías si quería recibirla o si estaba explicando lo que es una crucifixión.

Lo primero que hizo ella fue preguntar dónde estaba su novio. Y le dijeron que no había podido venir. ¿Por qué? preguntó ella con más moscas detrás de la oreja que un cadáver de seis días. Pero la distrajeron y ahí quedó la cosa.

“Un poquito duro, bastante, pero bien. Lo podría haber hecho mejor, pero lo he hecho muy bien“, valoró su paso por el concurso. Si le preguntan a su abuela no le pone más cariño a las descripción.

“A lo mejor, las formas…”, dijo ella, que no era capaz de sostenerle la mirada a Sobera.

“Intenté cambiar, pero a veces mis formas me fallan”, concedió Dakota, cuyas formas son como los frenos de un Dos Caballos: fallan cuando vas cuesta abajo.

“Al público le caigo bien porque soy yo misma“, dijo la muchacha. Claro, porque la gente que es otra cosa no cae bien. Por ejemplo, las personas que son minerales caen fatal.

Vídeo de Dakota. Decía la palabra “coño” cada dos segundos. ¿Sabéis eso que dicen los padres y madres cuando les llamas mucho de ¡Me vas a gastar el nombre! Pues el nombre de la partes íntimas de Dakota está ya más gastado que la portada del Antiguo Testamento.

“Yo no he sido superviviente, yo hacer he hecho poco“, reconoció Dakota, ni corta ni perezosa. Bueno, perezosa sí.
“Me llevo peor con algunos, pero he de reconocer que son buenos supervivientes, aunque no me lleve bien con ellos”, concedió. Minipunto para ella.

A mí Isabel me trataba muy bien, pensaba que era muy prepotente, pero me ha sorprendido y es una mujer estupenda”, defendió Dakota, que si supiera escribir cartas de recomendación a Pantoja le escribía una enciclopedia de recomendación.

“Mis compañeros estaban incómodos conmigo, pero me tenían que aguantar”, alegó Dakota, que es como la cama plegable de casa de la playa de tus abuelos. Incómoda, pero te tienes que aguantar.

“La exposición de razones de Albert no ejercen ningún cambio en mi, lejos de eso, hacen que mis poros exhalen despreocupados”, dijo Dakota. Ah, no, perdón, dijo que “Albert me la suda lo que diga”. Qué bien resume esta muchacha.

“Ha dañado mi imagen diciendo que yo le había agredido”, se quejó Dakota de Colate. Vaya por Dios, lo mismo ya no la llaman de Chanel para que sea la prota de su próximo anuncio. La imagen de Dakota es como la parte de dentro de la puerta del baño de una discoteca. Puedes dañarla, pero limpia no está.

Y a la vuelta de una publi Colate no estaba en el plató. Al poco le vimos llegar de detrás de las cámaras: “Me voy a ir, porque me han operado hace menos de 24 horas y no me encuentro bien, mis disculpas pero me voy”, dijo Colate y se piró.

Pero me da a mi que le dolía más Dakota que la clavícula rota. Se fue del plató a tomarse un Antidakótico.
Y llegó al plató Chelo.

El abrazo con su mujer estaba más apretado que el remache de un puente. “La he echado de menos, porque nunca me había separado de ella en 29 años de convivencia“, dijo Chelo. Joder, hay siamesas que tienen más vida independiente.

“Llevaba cuatro años tratando de ir a Honduras“, dijo Chelo. Pobre. Hay gente que ha tardado menos en sacarse las oposiciones a registrador de la propiedad.

“Soy la superviviente más vacunada de todas las ediciones, porque me pusieron las vacunas dos veces”, añadió Chelo, que puede comerse un mono muerto por ébola y ni se resfría. Chelo tiene tantos anticuerpos que puede potabilizar agua haciendo gárgaras con ella.

Todos nos hemos utilizado a todos“, aseguró Chelo sobre juntarse o no a Pantoja. Lo que pasa es que la Pantoja utiliza más. Pantoja ve a sus compañeros sentados en la palapa y ve una caja de herramientas.

Vídeo: Chelo peloteando a Pantoja. Era de puro bochorno. Hay programadores informáticos que dan menos órdenes que Pantoja a Chelo, que si Panto se empeña Chelo aprende a buscar droga en las maletas.

Para Pantoja las palabras “hacerlo yo” no tienen sentido. A Chelo la frase “hazlo tu” le suena a japonés. Para Chelo ser amable es que a su interlocutor se atrofien los músculos de no usarlos. Si está Chelo nadie se mueve. Chelo te invita a su casa a tomar el té y sales de allí necesitando fisioterapia y rehabilitación musculoesquelética por desuso.

“Como yo no me sabía poner un enema Mahi me ha puesto un enema”, reveló Chelo. JODER. ¿Sabéis lo que es un enema?

Os dejo las imágenes:

Cut Whale GIF

Mahi merece ganar sólo por eso.

9 comentarios

  1. Dice ser Juan

    Pero la fiera corrupia Dakota tenía novio??
    Nunca lo habría dicho, yo pensaba que tendría esclavo-víctima, pero novio para nada.

    10 julio 2019 | 09:55

  2. Dice ser Juan

    Nunca habría imaginado yo que la fiera corrupia Dakota tuviera novio.
    Lo más que le habría supuesto es esclavo-víctima machacado y pisoteado por ella.

    10 julio 2019 | 10:03

  3. Dice ser Marta

    Siempre te leo porque me parece muy divertida tu forma de redactar. Nunca escribo nada en comentarios pero hoy me veo obligada a decirte que el último gif es bastante desagradable, incluso ofensivo para los amantes no sólo de los animales sino del sentido común, y te agradecería que lo quitaras. Es de muy mal gusto. Gracias.

    10 julio 2019 | 13:18

  4. Dice ser HastaLosHuevos

    Marta a mi me ofende que te ofendas, por favor, te agradecería que te quitaras de la existencia, eres de muy mal gusto. Un besi wapa

    10 julio 2019 | 14:32

  5. Dice ser ww

    Me abstengo de decir lo que pienso sobre telecirco y su gente, si hablára entro en la cárcel esta misma semana.

    10 julio 2019 | 16:14

  6. Dice ser para Marta

    Amiga Marta, algunos cada día tienen la piel mas fina, y mas vale que nos empecéis a hacer duros, pues el mundo no es amable, y te va a devorar. Las ballenas que llegan a tierra, explotan, y explotan en mil pedazos, debido a que el sol calienta los gases de su interior, que son fuertisimos debido a los tejidos en descomposición del animal.

    Lo que está haciendo el hombre del gif, es mas que necesario, y siempre se hace, se les realiza un corte en el estómago para que la explosión sea dirigida hacia un lado, de lo contrario acabaría explotando hacia arriba y esparciendo su sangre y sus vísceras en todas direcciones, lo cual sería un verdadero problema de salubridad.

    No veo donde está el problema, de mostrar la naturaleza de la naturaleza, tal como es.

    10 julio 2019 | 18:14

  7. Dice ser Amanda

    Hombre, si un novio, ve el comportamiento barriobajero a más no poder y grescas de barrio bajo, y su comportamiento es que lo raro tenga novio, es para salir corriendo.

    10 julio 2019 | 19:19

  8. Dice ser xaer

    DAKOTA = Intransigencia, Intolerancia, Inflexibilidad, Inadaptacion…
    Todo un ejemplo…y da pena? jajajajaja…asi, que tiene excusas para ello, se me olvido que esta niñata tiene excusas para todo…ASCO!!!!!

    11 julio 2019 | 08:28

  9. Dice ser Lucía

    Fantástico todo lo que escribe, no necesito ni ver las galas. Ahora una pequeña critica: ha cometido una falta de ortografía, degoyando se escribe degollando.

    11 julio 2019 | 10:30

Los comentarios están cerrados.